Categorías
Así Crece

5 claves sobre las alergias alimentarias

5 claves sobre las alergias alimentarias

Tu hijo puede tener una alergia alimentaria, identifícala y trátala a tiempo, aquí te decimos cómo.

5 claves sobre las alergias alimentarias

Un alimento no siempre cae bien a todos, hay quienes al comerlo presentan malestares. En algunos casos, solamente puede ser resultado de una intolerancia, pero en otros podría tratarse de una alergia. Lo importante es no confundirlas.

¿Qué es una alergia?

La Academia Americana de Alergia e Inmunología define a una alergia como un grupo de síntomas que aparecen de manera local en el aparato gastrointestinal o en órganos distantes.

¿Tu hijo tiene asma?

10 tips para ayudar a tu hijo a aliviar el asma

Los niños son blanco fácil

Los niños de 0 a 5 años son blanco fácil de las alergias debido a que la inmadurez inmunológica y la gastrointestinal es la principal causa de que se desencadenen alergias a ciertos alimentos. Sin embargo, el especialista afirma que también influyen factores como: que un niño sea prematuro, que no reciba lactancia materna, que se inicie tempranamente la ablactación (antes de los 6 meses) y el hecho de tener antecedentes alérgicos familiares.

Mira cómo cuidar a tu bebé…

10 cuidados básicos del bebé en verano

Síntomas

Varían mucho de una persona a otra, dependen de factores como la edad, tipo de alimento y de alergia. En un niño pueden presentarse reacciones como estas:

  • Dermatitis atópica o por contacto
  • Urticaria
  • Vómitos
  • Diarrea
  • Dolor abdominal
  • Gastroenteritis
  • Esofagitis
  • Rinitis
  • Asma
  • Broncoespasmo (dificultad para respirar)
  • Secreción nasal
  • Mareos

Tratamiento

De acuerdo con los especialistas, la mejor forma de tratar las alergias es evitando los alimentos que las desencadenan. También se recomienda estimular el sistema inmune para poder inducir la tolerancia a esos alimentos. En este tipo de alergias no están indicadas las vacunas (inmunoterapia), tampoco se aconseja la automedicación (con antihistamínicos o esteroides).

Si detectas que tu hijo es alérgico a algún alimento, consúltalo con el pediatra y evita que lo consuma.

¿Tu hijo es alérgico a algún alimento?

Foto: Getty Images

Estas papillas le encantarán a tu hijo…

4 ricas papillas de zanahoria para tu bebé

Categorías
Ser Bebé

10 cuidados básicos del bebé en verano

10 cuidados básicos del bebé en verano

Te decimos los cuidados del bebé debes tomar en cuenta para disfrutar al máximo del verano.


10 cuidados básicos del bebé en verano

Protégelo del sol
Siempre procura tapar su cabecita con una gorra o sombrero de algodón.Manténlo fresco
Trata de que tu bebé siempre esté fresco, ponle sólo ropa de algodón, déjalo sin calcetines o en puro pañalero.Ponle protector solar
Procura ponerle en todo su cuerpo protector solar aunque el día esté nublado, ponle detrás de las orejas, en manos y pies, su piel es muy delicada, evita quemadura por el sol.

Mira cómo proteger a tu piel del sol y evitar el envejecimiento

8 hábitos que hacen un cambio radical en tu cutis

A la alberca
Con todas las precauciones mete a tu bebé a la alberca, con gorro, protector solar y en ningún momento lo sueltes. Báñalo después de haber tenido contacto con agua de mar y para retirarle el cloro de la alberca. Ponle pañales especiales para la alberca y mar para prevenir accidentes.Si tiene piel atópica
Consulta con tu pediatra los mejores cuidados para tu hijo en particular, quizá te recomiende no exponerse al sol, por lo que siempre tendrás que buscar los lugares con sombra y también te indicará algún producto para aliviar la comezón de su piel.Abundantes líquidos
Dale agua a libre demanda, procura que sea agua simple, ya que las aguas azucaradas no le quitarán la sed. Dale también durante el día traguitos de suero especial para el calor, para ayudarle a recuperar los electrolitos y minerales perdidos.

Esteriliza todo el tiempo
En lugares en donde la humedad y el calor son altos, es más probable la proliferación de bacterias, busca esterilizadores de viaje, hay unos muy prácticos para el microondas, ya sea que la habitación donde te hospedes e tus vacaciones cuente con ese servicio o pidas ayuda en el hotel.

Respeta sus horarios
A pesar de las actividades de las vacaciones, trata en la manera de lo posible seguir con su rutina de tomas de leche, de baño, de siesta y de sueño para que no esté irritable y todos disfruten el viaje.

Uso de aire acondicionado
A pesar de que haga mucho calor en el cuarto, evita el uso del aire acondicionado o ponlo en lo más bajito para evitar que tu hijo se enferme por el cambio de temperatura, prefiere el uso de ventiladores y no expongas a tu bebé a que le dé el aire directo.

Aplica todas sus vacunas
Antes de irte de vacaciones, procura tener en regla todas las vacunas de tu bebé, ya que en los lugares calurosos siempre es mayor la exposición a bacterias y virus, no querrás que tu bebé se enferme en las vacaciones.

Alimentos frescos
Dale abundantes frutas y verduras a tu hijo, lo más frescas posibles, trata de darle también alimentos cocidos, nada crudo y si no les has dado ciertos alimentos, ten en mente que las vacaciones  no son el mejor momento para experimentar, evita que se enferme o tenga alguna alergia.

Disfruta al máximo de tus vacaciones de verano en familia.

¿Irás a la playa con tu bebé?

Foto: Getty Images

Mira cómo cuidar la delicada piel de tu bebé

Cómo cuidar la piel de tu bebé

Categorías
Salud

¿Cómo limpiar a tu bebé para prevenir la dermatitis de pañal?

Para prevenir este malestar a tu bebé, lo primero es saber qué pasa debajo del pañal que causa la llamada dermatitis del pañal, es decir, la irritación en sus pompitas. 

El solo contacto con el agua tiene un efecto de hiperhidratación que trastorna la barrera de protección de la piel y altera su función. Además, la orina tiene amoniaco, que es muy irritante y se forma por la acción de enzimas presentes en las heces. Estas enzimas se activan en un medio ácido, como es la orina. O sea, heces y orina se ayudan mutuamente.

Además, si cubres la zona con un pañal que, por muy suave y absorbente que sea, debilita la piel por el roce…, ¡pobres nalguitas! Con un pañal hermético no es tu bebé el que permanece seco, es el colchón.

¿Cuáles son las dermatitis más comunes?

Son dos. Una es el llamado eritema del pañal: la piel se irrita por la acción de la orina, poniéndose roja y arrugada en todas las zonas que están en contacto con el pañal, mientras que los pliegues quedan normales (si se miran las nalgas de frente, se ve una uve doble roja). Desaparece en cuatro o cinco días con los cuidados apropiados.

Entonces, ¿qué puedes hacer para prevenir la dermatitis de pañal?

Antes de empezar, hay que lavarse las manos . Si no estamos en casa, al menos debemos frotárnoslas bien con una toallita húmeda. En cada cambio de pañal debes que proceder así:

  • Retirar las heces, si las hay, con una toallita o con el propio pañal.
  • Pasar la esponja o la toallita por el abdomen y los muslos, prestando especial atención a los pliegues.
  • A continuación, limpiar los genitales, siempre de delante hacia atrás.
  • Secar la zona con una toalla suave; no hay que restregar, sino dar leves toquecitos. Para secar las nalgas no es necesario dar la vuelta al bebé, podemos levantarlas sujetándolo por los tobillos.
  • Dejarlo retozar unos minutos con las nalguitas al aire.
  • Aplicar una crema hidratante en toda la zona, sin olvidar los pliegues.
  • Colocar el nuevo pañal.

¿Puedes utilizar toallitas o esponja, indistintamente?

Sí, ambas opciones valen. La segunda es más económica, aunque también más incómoda porque requiere preparar y tener a la mano un recipiente con agua y jabón. Además, la esponja se debe mantener muy limpia y cambiarla al menos una vez al mes. En cuanto a las toallitas jabonosas, son higiénicas y muy prácticas, especialmente útiles para limpiar al bebé fuera de casa. El único inconveniente es que, pese a que cada vez son mejor toleradas (son hipoalergénicas), si el niño tiene una piel sensible o atópica, los excipientes de algunas marcas pueden irritar su piel.

¿Qué hay que cuidar en los niños varones?

No se sabe bien por qué, pero los bebés varones acostumbran lanzar su chorrito de pipí al quitarles el pañal, con lo cual la orina se esparce por todas partes. Por eso, hay que limpiar bien la pancita y después continuar hacia las nalgas. Salvo que el pediatra indique lo contrario, los padres no deben intentar retraerle el prepucio durante el aseo.

¿Y en las niñas?

En ellas se debe procurar que los gérmenes que las heces dejan en el ano no tengan contacto con la vulva y la vagina. Por eso, hay que empezar el aseo por el pubis, sin frotar, y seguir hasta las nalgas y los muslos (y nunca al revés). Al ponerle la crema, es más importante cubrir bien toda la zona que preocuparse por si entra un poquito en la vagina.

¿Cada cuánto debemos cambiarlo?

No hay una regla fija. En las primeras semanas el bebé puede utilizar hasta diez o doce pañales por día. Por supuesto, cada vez que esté mojado o haya defecado, hay que lavarle y ponerle un pañal limpio. Como norma general, conviene hacerlo antes de acostarlo por la noche y cuando se despierte por la mañana.

En lo demás hay que tener en cuenta las costumbres del bebé: es mejor cambiarlo después de comer, porque suelen orinar o defecar tras la toma; pero si nuestro pequeño es de los que se queda dormido tomando el pecho o el biberón, entonces será mejor cambiarlo antes. Durante la noche es importante no perturbar su sueño; lo cambiarás sólo si es preciso: si ha hecho popó o está muy mojado.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer:

Alivia la dermatitis del pañal