Categorías
Ser Pareja

Si fortalecer su relación quieren, ¡váyanse a un retiro en pareja!

Sirve para una revisión, retomar la relación, volverle a poner energía, interés y gusto. Estos son 13 grandes motivos que los harán vivir un retiro de pareja; el primero, es un espacio que les dará un nuevo impulso y para fortalecer su relación de pareja. 

¿Para qué irse a un retiro en pareja?

Si están sintiendo que su relación de pareja está fría, andan distantes, pelean con más frecuencia o, simplemente quieren fortalecerla aún más, un retiro de pareja los puede ayudar mucho. El servicio lo dan grupos de apoyo psicólogico especial para parejas; lo realizan a distintos destinos y puedes pagarlo por plazos. Así que, incluso puede ser un plan para una escapada de fin de semana, sin los niños.

Es preventivo de una situación que podría salirse de las manos y que podría llegar a la psicoterapia. O cuando se vive una etapa de cambios por un proceso natural en la evolución de la relación de pareja: llegó el primer hijo, llegó el segundo, o los chicos están en la adolescencia.

13 grandes motivos

  1. Un retiro de pareja es un alto en el camino para retomar fuerza, alimentarse, descansar, redefinir estrategias y luego, seguir adelante.
  2. Se hace una revisión de la historia de la pareja para saber cómo va: cómo se conocieron, por qué decidieron estar juntos, cómo les ha ido en el camino desde que empezaron, si están satisfechos o no… Se recogen los aprendizajes del pasado vivido. Es un recuento para llegar al presente con todo lo que han aprendido en el camino.
  3. Se analiza el presente que están viviendo: quiénes son ahora, cuál es su actual forma de pensar, sus valores en este momento, qué necesitan ajustar en su comunicación, personalidad y sexualidad –que son los tres grandes ejes del éxito de una relación de pareja–, qué tanto ajustan o desajustan como pareja, actualmente.
  4. Experimentan una convivencia grupal en charlas teóricas (aunque luego hacen ejercicios individuales de reflexión) que los beneficia porque se crea una comunidad de aprendizaje, la cual los ayuda a darse cuenta de que no están solos, que otras parejas están viviendo lo mismo, por lo que pueden compartir vivencias y formas de solución.
  5. Se crea un ambiente de mucha confianza entre las parejas asistentes porque todas están ahí por el mismo objetivo: impulsar su relación. Llegan como desconocidos, pero tras compartir un tema, consejos y experiencias crean incluso profundas amistades.
  6. Las parejas acuden para tener un tiempo para ellas y lo obtienen; se dan la oportunidad de saber cómo le está yendo al otro en lo personal y en el proyecto familiar, si está satisfecho, si cree que van por el mismo rumbo, los mismos objetivos y metas, si se siente cómodo y contento en la relación o si le gusta estar con su compañero.
  7. Las parejas logran retomar su complicidad y amistad; hacen equipo. Tal parece que a veces no se percatan de que su pareja es el socio más importante de su vida y de proyecto en común que es la familia. Algunos matrimonos luchan por tener el poder y por imponer su voluntad; no trabajan el concepto de equipo. Es básico aprender a esforzarse en conjunto, a comunicarse en pareja, en pro de un bien común.
  8. Se plantean un proyecto de vida, un futuro juntos: “qué vamos a hacer de aquí en adelante, durante el tiempo que estemos vivos”. Aprenden a plantearse metas para ellos y su familia: “¿a dónde vamos, hacia dónde vamos a caminar?”.
  9. Se vuelven a enamorar de su idea original de cuando se casaron. Se dan cuenta de que la persona que eligieron sigue ahí y que su sueño aún no está perdido; eso les da mucha vitalidad, los entusiama. Revaloran sus recursos y aprendizajes, sus avances logrados en pareja y en lo individual, lo que cada uno ha hecho para que ese proyecto de pareja siga vigente.
  10. Aprenden técnicas de comunicación parar llegar a acuerdos, negociar, ser empáticos, asertivos, expresar sus emociones y lograr intimidad, que significa conocer lo que está pasando dentro de cada uno; cuando lo saben, hay una conexión más profunda.
  11. Se realiza un perfil de la personalidad de cada uno, con el fin de saber cómo son, empatar personalidades e identificar cuál es la forma más adecuada de tratarse el uno al otro para sacar lo mejor de cada uno.
  12. Se busca la conexión sexual mediante ejercicios de sensibilización con musicoterapia, en los que la pareja da rienda suelta a la expresión de su
    sexualidad a nivel emocional y físico.
  13. Las parejas consiguen reconocer que ellas son el sostén de la sociedad, la base de la familia, por lo cual, necesitan mirarse con respeto y admiración, por todo lo que se esfuerzan en construir un espacio positivo y nutriente para sus hijos y ellos mismos.

Muchas parejas se quedan con la foto de la boda; no se dan cuenta de que al paso del tiempo cada uno cambia, no son los mismos; el tiempo ha transcurrido y cada uno ha aprendido, ganado y perdido experiencias. Por ello, necesitan una reconexión.

Fuente: Leticia Sánchez, maestra en desarrollo humano y psicoterapia familiar sistémica.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer:

3 preguntas para saber si tu relación de pareja sigue fuerte

 

Categorías
Ser Pareja

¿Son papás separados? Claves para resolver los conflictos de cómo educar a su hijo

Aunque ya no estén juntos, su hijo los une en un equipo de trabajo. Por ello, necesitan llevar a cabo su trabajo en armonía; haciendo equipo en pro de su hijo. Les compartimos algunas claves que los ayudarán a resolver los conflictos de cómo educar a su hijo.

Ser papás ahora que ya no son pareja

Dejar de actuar en pareja es complicado porque después de un tiempo ya se han acostumbrado al otro. Ahora les toca entender que el otro es solo parte de un equipo de trabajo. En este proceso, la introspección ayuda mucho, darse el tiempo de vivir el duelo de la relación también; por ello, necesitan ser pacientes con ustedes mismos, así como muy conscientes de sus acciones y pensamientos porque pueden caer en sentirse con el derecho de pedir del otro algo que ya no es su obligación.

Estos tips pueden ayudarlos:

• El límite de sus peticiones aparece cuando al niño no le afectan, sino a ustedes mismos. Si alguno le presenta al pequeño cinco parejas en dos meses, hay un límite que poner y un tema que hablar; de lo contrario, cabe preguntarse si pudiera ser una intención escondida de poner trabas a la nueva relación del ex.

• Si alguno o ambos se dan cuenta de que no están teniendo la capacidad para negociar, acordar, reflexionar, seguir su vida, pidan ayuda a un profesional para que reciban orientación en esta crisis; este proceso terapéutico será individual. Es necesario que sean sinceros consigo mismos, porque conformar esteequipo de trabajo en pro del bienestar del niño amerita que cada uno tenga al cien toda tu capacacidad de decisión, asertividad, empatía y conciencia para que sea un buen elemento.

• Es válido decir “mejor ya no nos veamos” o tomarse un tiempo y espacio para asimilar que el otro ya no es la pareja. Aunque una cosa es no quererlo ver y otra es cortar la comunicacion, esto no es posible porque siempre habrá muchos acuerdos por hacer.

• Como en cualquier equipo, necesitan mantener una comunicación profunda, dentro de la cual lo más importante es no temer al conflicto. La comunicación no es informar, implica intercambio de opiniones, criterios, expectativas… por lo mismo, requiere de empatía, respeto, tolerancia, negociación.

Esto puede ser angustiante para ambos porque justamente su carencia pudo detonar la separación, además, ustedes vienen del conflicto y es algo que ya no desean más. Sin embargo, es parte natural de la interacción humana; lo seguirán viviendo, por lo que deben aprender a resolverlo: negociar para llegar a acuerdos, así como ceder para acordar.

Es contradictorio, pero lograrlo los ayudará a sacar adelante este proyecto llamado hijo. Les decimos las claves para saber resolver los conflictos:

1.Ejercita la capacidad de transmisión.

Muchas veces pedimos las cosas de formas inadecuadas, sin darnos cuenta de que nuestra entonación, mirada o postura transmiten un mensaje alterno al de las palabras; incluso el momento en que nos expresamos influye en lo que el otro interpreta.

Por eso, en la comunicación importa mucho que nos detengamos a pensar cómo y cuándo decimos las cosas; no es lo mismo “¡necesito que me traigas al niño ahora mismo!” que “te pido por favor que lleguen a las cinco para que el niño y yo podamos prepararnos para la escuela de mañana”.

2. Saber ceder.

En los acuerdos no se puede ganar todo, tampoco se debe perder todo; uno tiene que negociar bajo la idea de que no se va a ir con todo lo que esperaba, tampoco sin nada; se gana y se pierde. Cuando emprendemos una lucha de poder, lo que ocurre es que quien quiere ganar todo, ya la tiene perdido por adelantado.

Su hijo es la misión más trascendente que emprendieron juntos y que continuará durante toda la vida de ustedes y la de su pequeño; ambos serán siempre sus papás y él su hijo, esto nada lo puede deshacer. 

Asesoría: Florencia Bevilacqua, psicoterapeuta

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer: 

Así afecta a los niños un divorcio violento de sus padres

 

Categorías
Ser Pareja

Lo que (sí o sí) necesitas para superar el miedo a volver a fracasar en el amor

¿Te separaste y ya te sientes con ganas de tener pareja o hay alguien que hace revolotear las mariposas en tu estómago, pero… ¡tienes miedo a volver a fracasar en el amor, volver a fracasar en pareja? Te compartimos algunas ideas que pueden ayudarte. 

Para superar el miedo a volver a fracasar en el amor

Elige una pareja por deseo, no por necesidad.

Evita emparejarte porque algo te falta: dinero, cariño, con quien pasar el tiempo…esto te lleva a desear que él te dé lo que te falta, pero es una expectativa irreal porque ¿qué pasará cuando no pueda dártelo? Te enojarás y vendrán los problemas porque te sentirás insatisfecha. Lo mejor es que eso que te hace falta te lo des tú misma, desde una casa hasta amor.

Asegúrate de estar recuperada de tu anterior relación de pareja.

Después de una separación, lo mejor es darse un rato de soledad, para reflexionar en lo sucedido, en lo que tú aportaste para que la relación no funcionara, trabajarlo y superarlo. Si aún te sientes mal cuando te hablan de tu ex o te sientes culpable o enojada por la situación, es mejor que sigas trabajando en tu pérdida. Así, te estarás asegurando de darle a la siguiente persona una tú sana, más fuerte y mejor. Eso te ayudará a no volver a fracasar, pues sabrás que ahora tienes más recursos para hacer una relación de pareja equilibrada y fuerte.

Construye tu siguiente relación sobre la pasión, no sobre la obsesión.

Piensa que lo más hermoso de cuando dos personas están juntas en pareja es que ambos lo deciden así, porque así lo quieren. Habrá personas que por más que te gusten o desees no son para ti; aunque haya química, lo mejor es dejarlas ir porque o no son compatibles con tu mundo o pueden resultar tóxicas para tu bienestar. Elegir a tu nueva pareja debe venir más de una reflexión que de la satisfacción de tus deseos (sobretodo porque tienes un hijo cuyo bienestar emocional depende de ti). Piensa en si la persona que te gusta y a quien piensas como posible pareja aporta realmente a tu vida cosas positivas y pudieses crear con él una relación sana, o no.

Procura siempre una comunicación amorosa

Que tu siguiente relación de pareja se base en una interacción sana: de respeto, empatía, asertividad, cariño, amistad, comunicación, tranquilidad… Si en algún momento percibes o intuyes que con esa posible pareja no vas a tener nada de esto, es mejor no empezar algo, nada. Busca tu bienestar y paz. Escucha tu cuerpo: tu siguiente pareja debe hacerte sentir calma, no ansiedad; aceptarte tal como eres no intentar cambiarte ni imponerse; y lo mismo de ti hacia él. Corta las luchas de poder y prefiere siempre una relación en la que ambos puedan acompañarse en el mundo del otro y crear uno juntos.

Tú construyes tu relación de pareja, la haces sana o tóxica; por eso es que tú tienes el poder para no volver a fracasar en el amor. ¡Y claro que puedes! Sé feliz mamá. 

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer:

6 pilares de una relación de pareja que forma una familia feliz

 

Categorías
Ser Mamá

¿Te cuesta tomar decisiones? Haz esto para sentir seguridad y confianza en ti

Si cuando debes tomar decisiones, te sientes estresada, sueles preguntar a todo mundo su opinión, decides algo y al día siguiente lo cambias, te torturas analizando si haces bien o mal,  o te tardas mucho para elegir… lo más probable es que necesites trabajar tu seguridad emocional y confianza en ti misma.

Te compartimos estas cuatro  ideas que puedes hacer para quebrar el círculo del miedo que no te permite sentirte segura y confiada de tu criterio y de tu propia persona, de tu poder para enfrentar obstáculos, retos e, incluso, de vivir las cosas buenas que te manda el Universo.

¿Por qué importa que rompas con este círculo?

  1. La inseguridad emocional te lleva a tomar decisiones erróneas para tu bienestar.
  2. La inseguridad de ti misma te lleva a vivir situaciones de ansiedad, frustración, insatisfacción; cosas tan negativas para tu bienestar como los celos, las parejas tóxicas, la violencia física o emocional, el maltrato por no poder decidir en pro de tu felicidad.
  3. Y lo más importante, porque tus hijos estarían aprendiendo tu forma de conducirte en la vida: si tú eres insegura y no tienes confianza en ti misma, les transmites esta misma condición emocional; son patrones conductuales, cognitivos y emocionales que ellos van aprendiendo. Por eso, si tú los trabajas, podrás dar a tus hijos un mejor mundo para ellos mismos.

Para sentir seguridad y confianza en ti

Cambia los miedos irracionales que identifiques en ti por emociones reales

Las personas se concentran en lo que no quieren, sin darse cuenta de que cuanto más lo piensan, más real se vuelve. Por ello, es mejor pensar en la realidad emocional de cada situación: «No quiero que mi relación de pareja se termine», mejor: «siento que mi relación de pareja está desequilibrada, ¿por qué estoy sintiendo esto y cómo puedo solucionarlo?».

Fortalece tu autoestima y la confianza en ti misma

Concéntrate en tus posibilidades reales y oportunidades, de las circunstancias que vivas y de ti misma. Es dejar de pensar en lo que te hace falta para dar paso a lo que tienes. ¿Has escuchado el dicho de «si la vida te da limones, haz limonada»? Justamente de esto se trata, rescata tus virtudes, talentos, habilidades, recursos… eso te ayudará a valorarte y crecerá tu autoestima.

Acepta y reconoce los miedos que te hacen sentir insegura

Solemos esconder incluso de nosotros mismos los miedos ¡por miedo a ser vulnerables! pero justamente cuando lo sentimos significa que estamos en vías de un crecimiento personal: ¿tienes miedo a dejar a un hombre que ya no amas, tienes miedo a cuando tu hijo crezca y se vaya de casa, tienes miedo a quedarte sola, a expresar tus emociones, a que te sean infiel…? Detrás de cada miedo hay una lección de vida para ti y en tu interior la sabes; solo permítete verla.

Elige pensamiento orientados a la acción

Este es el punto que te llevará a la decisión. Tus miedos son los que no te dejan decidir: miedo a que se burlen de ti, miedo a no ser la mujer que tu padre espera, miedo a fracasar en un trabajo, miedo a quedarte sin dinero… Analiza qué es lo peor que podría pasar en cada situación y si eso que temes tiene probabilidades reales de ocurrir; muchas veces ocurre que eso que más tememos nunca llega a ocurrir. Luego, haz tu plan de acción para esas situaciones hipotéticas que te causan miedo, eso te hará sentir segura y con el poder que necesitas para enfrentar cualquier situación por más adversa que sea.

Estos consejos también puedes usarlos para ayudar a tu hijo a aprender a decidir, a crecer su autoestima, seguridad y confianza y a enseñarle que sin importar qué venga en el futuro, él tiene el poder personal para salir adelante, así como tú.

Te ayudará leer también:

5 heridas emocionales de la infancia que afectan toda la vida

Categorías
Ser Pareja

¿Perdieron la comunicación sexual (o nunca la han tenido)? Tips para re-encontrarla

La sexualidad fortalece la relación de pareja, por ello, la comunicación sexual es vital para despertar la pasión; cuando falta la pasión, la unión se vuelve más de compañeros y se empieza a perder el trato de pareja.

Si realmente desean que su vida sexual conserve todo su atractivo, deben darle la importancia que se merece, aunque dejen de hacer otras cosas por ello.

¿Qué hacer?

Lo más recomendable es que abran un espacio para decir: «Yo me siento de esta manera… y lo que a mí no me gusta es… por lo que quisiera que fuera… «. Así necesitan hablar de cómo se sienten, qué no funciona y cómo resolverlo.

Es importante recordar que lo inesperado, las sorpresas, es lo que mantiene vivo el romanticismo y la atracción sexual, por lo que pueden hacerse pequeños regalos como fines de semana íntimos y cenas románticas.

No deben perder nunca la inquietud por conocer las fantasías sexuales del otro y realizarlas de manera conjunta. Algo que no hay que dejar de lado es la «comunicación asertiva»; es decir, si te gusta algo durante el acto sexual, hay que comunicarlo directamente pero sin ser agresivos con la pareja, aunque de preferencia en otro momento.

Tips para desarrollar el amor y despertar la comunicación

  • Abrazarlo(a) al regresar a casa antes de hacer cualquier cosa.
  • Hacerle preguntas específicas sobre cómo le fue.
  • Dedicar 20 minutos de atención esmerada y no solicitada.
  • Realizar cumplidos acerca de su apariencia.
  • Ofrecer ayuda cuando uno de los dos está cansado.
  • Mostrar tu afecto sin que intervenga el sexo.
  • Demostrar tu cariño en público.
  • No dejar, cuando se tomen de las manos, que ninguna de las dos se afloje.
  • Organizar breves fugas románticas.
  • Tocarse las manos cuando hablen.
  • Preguntar cómo se siente, sobre todo cuando uno de los dos está enfermo.
  • Agradecer verbalmente cuando la pareja hace cosas por el otro.

FOTO: GETTY IMAGES

Categorías
Cine para ti

After, una peli para recordar el amor adolescente (que tus hij@s también vivirán)

El chico rudo de la escuela por el que muchas enloquecen, el primer beso, el dejarte influenciar por los amigos para probar «cosas nuevas», el dejar de ser una niña buena, pelearte con tus padres por no dejarte «ser y hacer», romperle el corazón al chic@ que le gustas… ¿te suenan estas historias de amor adolescente? After te las recordará. 

Casi como un viaje al pasado, a tus tiempos de adolescencia o juventud, será para ti After: aquí empieza todo, dirigida por Jenny Gage; una historia basada en el libro de nombre homónimo, escrito por Ana Todd, una joven norteamericana que ha sido todo un fenómeno online gracias a sus historias del famoso grupo One Direction (de quien la joven escritora es súperfan) escritas a través de la plataforma Wattpad.

¿De qué va After? Es la historia de amor adolescente entre Hardin Scott y Tessa Young (por cierto, el personaje de Hardin está inspirado en el vocalista de la banda, Harry Style), quienes se conocen en la universidad.

Hardin es el chico rudo que enamora a todas, hijo del rector de la universidad, rebelde y extremadamente sexy. Tessa es una chica que recién llega a la universidad, con una madre divorciada y un noviazgo a la distancia, que no ha tenido relaciones sexuales y siempre ha sido «la niña buena de mamá». ¿Ya sabes hacia dónde va la historia?

Pues sí, aunque al inicio a ambos los une un sentimiento de odio-amor, terminan enamorados y viviendo juntos. Hasta que la impulsividad de su edad los aleja. ¿Por qué? Anímate a descubrirlo.

La película se estrena este 12 de abril y promete ser un boom entre los adolescentes mexicanos, quienes han seguido desde 2013 las tres sagas de la historia de amor de Tessa y Hardin y han esperado seis años (desde que se anunció la realización en cine de la novela) para ver en la pantalla grande a sus personajes.

Pero, y seguro te preguntarás «¿por qué yo un adulto en mis 30 vería esta historia?»

Si leíste las novelas la respuesta es obvia, si te gusta el cine de amor es un filme obligado que añadir a tu lista. Pero si no entras en ninguna de estas categorías, por una hermosa razón: tu hij@ crecerá, será adolescente y vivirá el amor, tal como tú lo viviste.

Y sería lindo (aunque te hayan roto el corazón en aquel entonces) que recordarás esos momentos, porque te harán decir (como nos pasó a nosotros): «ohhhh, mi hij@ se sentirá así en algún momento de su vida y yo quiero estar preparad@ para ayudarla, entenderla, apapacharla, guiarla, motivarla, alentarla, darle ánimos…¡no regañarla ni reprocharle ni decirle el clásico «te lo dije».

After te estrujará el corazón como alguna vez lo hizo 10 cosas que odio de ti (¿la viste?), pero igual acentuará más tu sensibilidad materna y paterna, esa parte que te hace querer guardar bajo tu abrigo a tu niñ@ para que nada le pase pero que tarde que temprano le pasará y lo único que podrás es decirle «estoy aquí, te entiendo, porque yo también viví lo mismo cuando era chavita como tú, ¿te cuento mi historia?».

Datos

After, aquí empieza todo

REPARTO: Selma Blair, Jennifer Beals, Josephine Langford
DIRECTOR: Jenny Gage

FOTOS: CORTESÍA DE LA DISTRIBUIDORA