Categorías
Así Crece

¿Por qué tu hijo necesita sentirse seguro con sus papás?

Necesitamos de otras personas para sentirnos seguros, tu bebé o hijo necesita sentirse seguro con mayor razón porque acaba de llegar al mundo. Conoce más de este importante tema para el desarrollo emocional de tu hijo.

Somos seres sociales, necesitamos de otros seres para formarnos biológicamente, comer, pensar, etc. . Somos más estables y nos sentimos más tranquilos cuando pensamos que hay personas confiables que nos cuidan.

Cuando un bebé nace, necesita de todo tipo de cuidados para sobrevivir y se vuelve fundamental la relación que tiene con la persona que lo cuida, no tiene que ser la madre, puede ser alguna otra persona con la que desarrolle un vínculo sólido y especial, una persona en quien confiar, sin embargo, en la mayoría de los casos, es con la mamá con quien se desarrolla este apego, si se desarrolla esta relación de manera que el niño se vaya sintiendo seguro, entonces desarrolla un apego seguro que le permitirá desarrollarse con más confianza y enfrentar mejor los retos de la vida.

Seguro con sus papás

Aún en el más seguro de los apegos, surgen situaciones de separación, desde dejarlos un ratito para bañarte, tardarte en darle el pecho o el biberón, salir a trabajar, etc. Este tipo de eventos frustrantes para el bebé, son vividos como pérdidas pero con el tiempo aprende que mamá vuelve, y a pesar de la incomodidad, va generando confianza.

En los momentos de pérdida se elaboran duelos y el bebé se va preparando para generar nuevos lazos afectivos que serán muy importantes para las relaciones y estabilidad emocional futuras.

Cada día veo mamás muy preocupadas por la separación con sus hijos, no te angusties, la separación es algo normal y esperado, tu hijo tiene que aprender a relacionarse con otros algún día, si todo sale bien, ya no te necesitará y podrá valerse por sí mismo, eso es lo más importante de generarle seguridad, que un día pueda separarse sin miedo ni culpas.

Lo ideal es darle pecho, pero emocionalmente hablando, le puedes dar biberón de manera amorosa, viéndole a los ojos, conectándote con él, recuerda, lo importante es establecer un vínculo.

No te mortifiques cuando lo dejas por momentos, le estás ayudando a que desarrolle el pensamiento y lidie con la frustración, uno de los grandes problemas de nuestra época es que estas generaciones no saben enfrentar el dolor y la frustración, si tú no lo haces, la vida lo hará y será más difícil.

La ansiedad es tuya y se la transmites, en la medida que puedas ir separándote de tu bebé sin angustia, le transmites que pueden estar en otros lugares y con otras personas.

Despídete siempre! Imagínate que estas en algún lugar y de repente, la persona con la que fuiste ya no está, qué miedo! Qué pasó? Así sienten los niños cuando no te despides.

Psc. Iskra Salcido Valle, psicoterapeuta, orientadora psicológica en el IPN, presidenta de la asociación de egresados de psicología de la Universidad Iberoamericana. iskrasalcidovalle@hotmail.com Whatsapp 55 8702-1153

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

¿Cómo ayudar a tu hijo a desarrollar la resiliencia desde sus primeros años de edad?

Categorías
Así Crece

Beneficios emocionales de que tu hijo juegue con papá

Estudio revela todo lo que la interacción con  papá brinda a los niños, resaltando que es diferente a la de mamá. Conoce los beneficios emocionales de que tu hijo juegue con papá.

Un reciente estudio publicado en Pediatrics descubrió que el juego de los papás tiende a ser más intenso, más vigoroso, y promueve que los niños se arriesguen más y sean más atrevidos y exploradores.

El de las mamás, en cambio, ofrece más estabilidad y seguridad. Y esto no quiere decir que uno sea mejor que el otro, sino que juntos se hacen complementarios y beneficiosos al mismo tiempo.

Según se explica, a nivel de lenguaje las mamás suelen utilizar palabras que el bebé o niño utiliza más a menudo, las que mejor comprende, mientras que los padres no tienen tanto en cuenta si el bebé o niño le entiende o no, y añaden nuevas palabras al lenguaje de sus pequeños.

Además, la presencia del papá y sus feromonas, mientras las hijas crecen parece retrasar la pubertad y retrasar la edad de inicio de las relaciones sexuales, disminuyendo, como hemos dicho, los embarazos adolescentes.

Esto no quiere decir que a los hijos de madres solteras o de madres cuyas parejas apenas se comprometen con la crianza les vaya a ir mal. Simplemente explica que la presencia de una figura masculina puede ser útil como estímulo diferente al que puede ofrecer la madre (de igual modo que se diría que es positiva la figura femenina si habláramos de un hombre cuidando él solo de su bebé).

Además, se demostró que cuando los padres se involucran más en la vida de los hijos repercute en el lenguaje de los niños, que es mejor, y en una mejor salud mental (los niños tienen mejor comportamiento general cuando los padres se implican más).

Y en la adolescencia, la presencia de los padres en la crianza disminuye los síntomas de depresión, hace que haya menos problemas conductuales y se ve reflejado también en unas tasas de embarazo adolescente más bajas.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también: 

¿Por qué todo niño necesita pasar tiempo a solas con papá «sin mamá»?

 

Categorías
Salud

Lesiones del oído que tu hijo podría padecer, según el deporte que practica

Cuida la salud auditiva de tu hijo, revisa las lesiones del oído que tu hijo podría padecer para prevenirlas. A partir de las lesiones que se producen desde afuera hacia adentro del oído y a partir de las lesiones menos severas a las más severas, estas lesiones son:

Lesiones en la oreja. Ocurren cuando se abre la piel de la oreja o se crea un hematoma cuando se acumula sangre debajo de la piel. El hematoma auricular si no se trata a tiempo, puede causar que la oreja se deforme por lo que puede tener consecuencias estéticas muy importantes. Son lesiones que deben de ser tratadas por especialistas y de forma inmediata.

El deporte que pone en riesgo de padecer ese tipo de lesiones es principalmente el box, pero puede suceder en cualquier deporte donde se pueda recibir un golpe directo a la oreja como a causa de un codazo o un raquetazo; esto puede ser en futból, básquet ball, o deportes de raqueta.

Otitis externa. Se trata de infecciones del oído externo; son lesiones que se generan con frecuencia en deportes acuáticos ya sean clavados, natación, water polo o esquí acuático. Este padecimiento, generalmente, es el menos problemático, ya que la mayoría de las veces se trata con gotas de antibiótico.

Perforación del tímpano. Puede ocurrir por un golpe directo en la oreja por cualquiera de los deportes que he mencionado anteriormente; por una caída al realizar esquí acuático, si se cae directamente en el agua, o si una ola entra directamente por el conducto auditivo externo.

También puede ocurrir con la práctica de buceo, como he comentado, al no compensar adecuadamente la presión. Cabe mencionar que una perforación del tímpano dependiendo del tamaño que tenga puede a veces sanar sola, nada más es cuestión de vigilarla.

Pero hay veces que si no cierra sola se necesita una cirugía para repararlo. Asimismo, el mismo tipo de lesión si es más intenso, puede también lastimar los huesecillos que están detrás del tímpano y eso es bastante más grave; en este caso, si no se opera, no hay forma de tratar la pérdida auditiva.

Además, puede abrir el oído interno y causar una pérdida de audición que puede ser permanente, por lo que este tipo de lesiones deben tratarse con urgencia por un especialista en oído.

Fístula perilinfática. Contamos con dos membranas en el odio, la que llamamos normalmente el tímpano que es la que da hacia afuera, y otra que se le llama el tímpano secundario o “la membrana de la ventana redonda” que es mucho más delicada y que va hacia adentro, hacia el oído interno. Si esa membrana se rompe, provoca que el líquido del oído interno se fugue al odio medio, lo que puede generar una pérdida de audición permanente.

Contusión laberíntica. Esta lesión se genera cuando la fuerza del golpe es suficientemente grande como para causar lesión de las células del oído interno; estaríamos hablando de golpes en la cabeza muy severos que nos los podemos encontrar, por ejemplo, en el ciclismo, de ahí la importancia de usar casco, o en el box.

Si el golpe es más severo se puede, inclusive, fracturar el hueso temporal que es el hueso que alberga al oído, y eso puede provocar también daño en el oído interno o una parálisis facial, ya que el nervio que genera el movimiento de la cara pasa por el oído y una fractura de éste hueso del oído puede afectarlo, lo cual también requiere tratamiento inmediato.

Para prevenir este tipo de lesiones:

Lo primero que deben hacer es, precisamente, prevenir este tipo de lesiones. Para ello, es importante que sus hijos usen equipo de protección, o sea, cascos para el ciclismo, por ejemplo. Se debe de usar siempre el equipo de protección, acorde a cada deporte. Cuando el deporte permite o requiere uso de protección, nunca brincárselo.

Asimismo, es importante que cualquier lesión de oído sea tratada por un especialista en oído, ya que horas de retraso en el diagnostico y tratamiento pueden hacer que algo que es tratable se haga permanente.

Por Dr. Gonzalo Corvera Behar, Director del Instituto Mexicano de Otología y Neurotología S.C., y Presidente y Fundador de la Asociación Mexicana para la Audición “Ayúdanos a Oír”, A.C. (Amaoír). Tel: 55-5081-8249 / Twitter: IMON_salud / Facebook: oires.amaoir

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también: 

Deportes que pueden afectar el oído de tu hijo

Categorías
Salud

Deportes que pueden afectar el oído de tu hijo

¿Cuáles son los deportes de mayor riesgo en cuanto a lesiones de oído se refiere, es decir, deportes que pueden afectar el oído de tu hijo? El doctor Gonzálo Corvera Behar responde esta pregunta.

¿Por qué es importante cuidar el oído de tus hijos?

La razón principal radica en que cualquier afección en la audición repercute en los estudios y en la capacidad de comunicación. Una pérdida de audición no tratada en un niño puede afectar su capacidad de aprendizaje, ya que si no alcanza a entender lo que el maestro le dice, difícilmente podrá hacer frente a todos los retos que la escuela representa.

Asimismo, la cuestión social es muy dependiente de la audición. El hecho de poder convivir en familia o con amigos, participando en conversaciones, engloba el aspecto social que nos hace humanos, lo cual gira alrededor de la audición.

Deportes que pueden afectar el oído

Box, judo e, inclusive, fútbol

Los deportes de más riesgo son los deportes de más contacto. Hay deportes que son de contacto directo como el box, el judo e, inclusive, el fútbol. Llamamos deportes de contacto directo a aquellos en los que dentro de las reglas del juego está permitido el contacto físico entre los jugadores, lo que provoca mayor riesgo. En el box se pueden producir golpes directos a la oreja, así como en el judo y en el fútbol.

Ciclismo, Esquí acuático, Clavados

Hay deportes que no son de contacto directo pero que también ponen en riesgo el oído, ya que existe riesgo de caídas o traumatismos craneoencefálicos; me refiero a deportes como el ciclismo, bien sea de ruta o de montaña; el esquí acuático que puede poner en riesgo una perforación del tímpano o los clavados, aunque no son tan frecuentes.

Buceo

Existen otros deportes riesgosos respecto a lo que llamamos “Barotrauma”, que se produce a causa de un cambio de presión. En este sentido, hablamos de deportes como el buceo. Este deporte es aún de mayor riesgo cuando se trata de buceo libre o buceo de apnea, que implica que los buceadores deben descender lo más rápido posible, y, generalmente, al hacerlo, no se compensa la presión, por lo que la persona se pone en riesgo de perforarse el tímpano o de romper las membranas internas del oído.

Llamamos barotrauma al daño que se genera en el oído por cambios bruscos de presión. Si, en cambio, buceamos con tanque, tenemos tiempo suficiente para compensar el cambio de presión y lo podemos hacer con toda tranquilidad, por lo que el riesgo se reduce.

Para prevenir que tu hijo sufra alguna lesión de oído

  • Es importante que tu hijo use equipo de protección, o sea, cascos para el ciclismo, por ejemplo.
  • Usar siempre el equipo de protección, acorde a cada deporte. Cuando el deporte permite o requiere uso de protección, nunca se lo brinquen.

Es importante que cualquier lesión de oído sea tratada por un especialista en oído, ya que horas de retraso en el diagnóstico y tratamiento pueden hacer que algo que es tratable se haga permanente.

¿Pediatra o especialista?

Existen lesiones en las que el médico de primer contacto es el pediatra cuando se trata, por ejemplo, de una otitis media, después de una gripa. En esos casos está perfecto que sea el pediatra quien lo trate inicialmente pero cuando se trata de un accidente sí es muy importante acudir directamente con un especialista.

Por Dr. Gonzalo Corvera Behar, Director del Instituto Mexicano de Otología y Neurotología S.C., y Presidente y Fundador de la Asociación Mexicana para la Audición “Ayúdanos a Oír”, A.C. (Amaoír)

Tel: 55-5081-8249 / Twitter: IMON_salud / Facebook: oires.amaoir / www.imon.com.mx

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

¿Es gripa o infección de oído?

 

Categorías
Padres e Hijos

Hijos, videojuegos y cómo sobrellevarlos

Los videojuegos pueden ser un dolor de cabeza para las mamás y papás porque los hijos quieren pasar muchas horas frente a la pantalla jugándolos; mejor sigue estos tips para saber cómo permitir a tu hijo usar los videojuegos, con límites sanos. 

Los videojuegos pueden tener ciertas ventajas como el incremento mental y la coordinación motriz, la ubicación espacial y la buena memoria de nuestros hijos.

También desarrollan la imaginación e incluso muchos son educativos. Sin embargo, es necesario establecer reglas para que las cosas no se salgan de control. La aplicación de control parental que ahora incluyen varias consolas pueden ser de gran ayuda.

Claudia Ortega, pedagoga de la Universidad Panamericana de México, aborda el rol de los padres de familia al elegir el título indicado para los menores:

«Es importante identificar qué tipo de videojuegos están jugando y no satanizarlos, porque habrá los que desarrollen las habilidades de pensamiento, pero otros dan un mensaje de violencia o tienen lenguaje explícito» indicó la especialista.

«Los niños y adolescentes no se detienen en eso, pero es papel del adulto revisar y permitir que los hijos lo utilicen y después, poner el tiempo que lo van a ocupar».

Otra especialista, Erika Acosta, que también es pedagoga, confirma que hay que cuidar no sólo que los menores no elijan los títulos nocivos, sino que también no vean a los adultos usándolos.

«Cuando son más grandes, de 8 a 10 años, poner un acuerdo de 45 minutos, una hora o media, lo que los papás autoricen, y que en más pequeños no se debe negociar cuánto tiempo se usará» sugirió la pedagoga.

Por otro lado, la psicoterapeuta Laura Gil, dice que se debe evitar el uso de videojuegos como entretenimiento para los niños en edad preescolar, pues pueden retrasar su desarrollo madurativo.

«El niño menor de 6 años debe jugar con otras cosas, deben hacer uso de sus sistema motriz, necesitan correr, aprender a brincar, coordinar sus movimientos, todo eso lo hace naturalmente cuando se está jugando. Para que su cerebro madure, los niños necesitan jugar con su cuerpo, jugar activamente», sentenció.

Por Rodrigo González

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también: 

Beneficios de los videojuegos para niños

Categorías
Así Crece

¿Cómo ayudar a tu hijo a desarrollar la resiliencia desde sus primeros años de edad?

Se estima que la resiliencia será la habilidad humana del futuro; es una capacidad que valorarán las empresas del mañana. Y los primeros años de vida son clave para aprender a ser resilientes. Te invitamos a saber más de esta importante habilidad y de cómo ayudar a tu hijo a desarrollar la resiliencia desde sus primeros años de vida.

El mundo cambia de manera acelerada, la diferencia entre lo que vivió una generación y otra se acentúa más cada vez. Los avances en la tecnología, el cambio climático, la evolución en el pensamiento y las exigencias dentro del mundo laboral nos lleva a reflexionar…

¿Cómo preparar a los niños hoy para un panorama que
no sabemos cómo se verá cuando sean adultos? 

Habilidades como la memorización o seguir instrucciones prevalecían en generaciones anteriores porque el mundo laboral lo requería. Hoy el éxito profesional y personal depende de otro tipo de factores. Las capacidades socioemocionales han tomado un mayor peso en los perfiles que demandan las empresas en crecimiento.

En específico, la RAE la define como “la capacidad que tiene una persona o un grupo de recuperarse frente a la adversidad para seguir proyectando al futuro”. Para entenderlo mejor, pensemos en las palmeras. Frente a una tormenta fuerte, suelen no romperse, se flexionan. Al pasar las fuertes lluvias, pudieron haber modificado su forma, pero siguen de pie.

Las habilidades sociales comienzan a desarrollarse desde muy temprana edad en momentos cotidianos. Es en ese día a día y en esa rutina donde los niños descubren cómo relacionarse consigo mismos y con lo que los rodea.

Estas recomendaciones te ayudarán en casa para desarrollar la resiliencia de tus hijos, desde que son muy pequeños:

  1. Busquen retos para resolver. Encuentra algo que sea desafiante pero posible de lograr. Dependiendo de la edad puede ser subir una rampa, jugar escondidillas, aventarse de una resbaladilla un poco más alta o hacer un rompecabezas. Cuando tu hijo se esfuerza para lograr algo y descubre que lo superó se sentirá capaz de enfrentar un reto mayor.
  2. Atrasa la recompensa. Los niños no son pacientes, está comprobado que si les das a elegir entre tener un bombón en este momento o dos si esperan más tiempo, preferirán comérselo sin importarles que pudieron haber tenido un beneficio mayor (experimento del bombón de Stanford). Ayudar a los niños a generar esa disciplina para mantener el enfoque hacia un fin, les permitirá enfrentar momentos difíciles en la vida. Intenta poner metas concretas a corto plazo que puedas ir extendiendo poco a poco, valora el esfuerzo que requiere hacer para lograrlo. Un ejemplo es juntar monedas para después ir a comprar un juguete.
  3. Mantén límites claros y constantes. Es esencial que tu hijo sepa lo que está permitido y lo que no, eso ayuda a controlar su frustración. Probablemente habrá momentos en que rete ese límite y es normal, pero descubrir que sea cual sea su reacción, el límite no se modifica, le ayudará a generar estrategias internas para entender y superar sus sentimientos.
  4. Busca momentos para educar. Cuando tu hijo hace una pregunta del tipo “¿pero por qué..?”, cuando está jugando a la mamá o representa una pelea entre muñecos; tienes una puerta al diálogo que puedes guiar para entender cómo funcionan los sentimientos y qué podemos hacer, por ejemplo, cuando estamos tristes. Pero cuando está viviendo la frustración o el berrinche, no es un momento para educar, su sistema tiene niveles de estrés que le impiden razonar o entender, mejor espera a que pase acompañándolo y validando la emoción, en otro momento hablen sobre sus sentimientos y estrategias como respirar o expresar lo que le angustia.
  5. Sé paciente. Las habilidades socioemocionales se practican como cualquier otra. Un niño necesita intentar muchas veces antes de poder caminar, comer solo o cualquier otro logro en su desarrollo. Es igual con las habilidades sociales, nadie lo domina en el primer intento. Los niños necesitan practicar y que los apoyes recordándoles las estrategias que puede utilizar antes de contar con esa herramienta en la vida.

Si bien no sabemos cómo será el mundo cuando los niños de hoy crezcan, si podemos prepararlos para adaptarse, mantener la calma frente a la adversidad y superar las crisis e incluso aprender de ella.

Por Lic. María Cristina Fernández Arellano, Gerente Pedagógica de Advenio

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también: 

Tips para enseñar a tu hijo a afrontar el estrés

Categorías
Corazón

Depresión infantil, cómo puedes ayudar a tu hijo a superarla

Si notas que tu hijo está triste, tiene estados de ánimo cambiantes, reacciona con enojo, no disfruta de actividades que antes le gustaba hacer, pueden ser síntomas de alerta de que tu peque está sufriendo depresión infantil. ¿Qué necesita de ti y cómo puedes ayudarlo?

La infancia es uno de los momentos más feliz, pero ¿qué pasa cuando no siempre es así? Estos son otros síntomas de la depresión infantil: 

  • Cambios en su apetito o en su peso,
  • duerme poco en la noche y más en el día,
  • se vuelve solitario,
  • tiene baja autoestima,
  • disminuye su rendimiento escolar,
  • presenta dolores sin razón,

¿Cuál es la mejor forma de actuar como padres para ayudar a tu hijo con depresión infantil?

  • Mantén una comunicación con él, habla sobre sus sentimientos y sobre las cosas que suceden en el hogar y en la escuela que le puede estar afectándolo.
  • Comunícalo con un médico, ya que algunos problemas médicos pueden causar la depresión, la cual puede ser tratada por medio de un psicólogo.
  • Mantente atento a su estado de ánimo e informa a la escuela, para que estén al pendiente de él.
  • Incluye en su agenda actividades físicas y creativas que ayuden a relajarlo y mantenerlo ocupado.
  • Habla y escuchalo con amor y comprensión. Ayude a que aprenda a describir sus sentimientos.
  • Ayúdalo a resolver los problemas de una manera diferente y positiva.

Acciones de seguridad y protección que debes implementar

  • Habla con tu hijo y conoce si su estado de ánimo es causa de bullying o abuso escolar. Ser la víctima de intimidación u hostigamiento es una de las causas de los problemas de salud mental en los niños.
  • Si está pasando por algún asunto relacionados con la aflicción, el duelo o la pérdida, busca ayuda profesional.
  • Reduce su estrés. Puede ser necesario hacer cambios a corto plazo en la cantidad de tareas escolares, labores o actividades.
  • Pon bajo llave armas de fuego, alcohol y cualquier tipo de medicamentos.
  • Revisa diariamente su mochila antes de ir a la escuela.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también: 

¿Es normal tener depresión posparto?

 

Categorías
Ser Familia

Niños violentos con sus padres, ¿por qué ocurre?

¡No te calles! Padres y madres también pueden ser abusados por sus propios hijos; los niños violentos con sus padres es un fenómeno social y psicológico necesario de atender por el bienestar de ellos mismos y de la familia.

En su portal, el psicólogo Andrés Cánivas explica que las causas de los niños violentos son, sobre todo, la baja tolerancia a la frustración, impulsividad, falta de habilidades en resolución de conflictos, distorsiones cognitivas y problemas relacionados con Trastorno de Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH), queno se han logrado trabajar adecuadamente con ellos.

Igualmente, la separación o divorcio de los padres podría despertar en los niños ira y, por tanto, conductas agresivas hacia ellos. Otro factor importante es el estilo educativo excesivamente permisivo, en el que los padres no ponen límites claros a los niños para mostrarles las conductas correctas, o el estilo autoritario, en el que el niño suele ser tratado por sus padres con violencia física y psicológica.

El experto señala que la edad en que los niños violentos suelen manifestarse es entre los 13 y 16 años: inicialmente puede ser que tu hijo se niega a hacer lo que le indicas o que cuando quiere algo que no le das reaccione con palabras hirientes y actitud grosera, pero pococ a poco el tono de su violencia sube y puede  llegar a ser realmente violento, lastimarlos físicamente.

Sin duda, es una conducta que puede prevenirse desde temprana edad manteniendo un canal de comunicación abierto con tu hijo, cercanía y contención emocional, así como un equilibrio familiar aún dentro de un entorno de separación de la pareja.

Sin embargo, lo que tu hijo debe sentir en su entorno familiar es la seguridad de que siempre podrá contar con sus padres, su protección y amor. Esto es lo que los niños buscan en sus progenitores.

¡No te calles! Es una manifestación de violencia intrafamiliar que muchos optan por callar por la misma razón de siempre: vergüenza y culpa

Si eres un padre o madre que está viviendo tal situación, no lo pienses más: tu hijo necesita ayuda de un profesional de la conducta humana, y tú también. Necesitan aprender a resolver la ira que podrían estar guardando por esta situación conflictiva.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también: 

¿Cómo saber si mi hijo hace bullying?

 

 

Categorías
Padres e Hijos

¿Tu hijo se sigue chupando el dedo? Ayúdalo a dejarlo

Si tu hijo ya tiene tres años y se sigue chupando el dedo, es momento que lo ayudes a dejarlo. Sigue estos consejos. 

Los más recomendable es que desde que es bebé le sustituyas el dedo por un chupón, pues es un hábito mucho más sencillo de acabar.

Ayúdalo a dejarlo: 

  1. Platícalo con tu hijo o hija, si lo involucras en la tarea verás que querrá participar y hasta te puede dar el mejor método a emplear.
  2. Puede darse el caso que se chupe el dedo para llamar la atención; si es así lo mejor es no prestarle atención y con eso es suficiente para conseguir que lo deje.
  3.  No lo castigues, por el contrario, anímalo a conseguirlo; dale mini recompensas que irás aumentando en la medida que tenga éxito. Tú mejor que nadie conoces a tu hijo, así que incentívalo como más le guste.
  4. Lleva un control del tiempo en que logra dejar el dedo y registra sus avances en un calendario.
  5. Observa con atención e identifica qué provoca que se lleve su mano a la boca; hay que descubrir el problema real y ayudarlo a poner en práctica estrategias fáciles y eficaces para terminar con este hábito.
  6. No critiques ni ridiculices a tu pequeño por tener este hábito. Trabaja con tu hijo para aprender señales personales que solo ustedes sepan de lo que se trata; de esta manera él o ella podrá corregir su conducta sin que otras personas se den cuenta.
  7. Identifica y limita los lugares donde suele chuparse el dedo. Si lo hace en la escuela, explicarle que otros niños podrían burlarse por eso, así que mejor lo haga únicamente en casa. Posteriormente limítale los lugares del hogar donde lo pueda hacer, así como los horarios, poco a poco y por eliminación no tendrá donde ni cuando hacerlo.

¿Sabías que es una manera con la que tu hijo se relaja?

Es una conducta propia de la edad temprana que suele dejarse de hacer naturalmente. Sin embargo si te percatas de que después de los tres años tu hijo lo sigue haciendo recurrentemente, ya no es tan normal.

Es muy importante que ayudes a tu hija o hijo a dejar este hábito, de lo contrario podría presentar problemas tales como:

  • Deformaciones de la cavidad bucal;
  • deformaciones de los dientes;
  • problemas del habla;
  • problemas en la piel;
  • deformaciones en el dedo o problemas sociales.
  • Además, el exceso de humedad en el dedo podría deformar la uña, haciéndola quebradiza o provocando que se entierre.

Sí el problema reaparece luego de que tu hijo lo haya dejado, basta con explicarle lo que está pasando y recordarle por qué lo dejó;
eso ayudará mucho a que no lo vuelva a hacer.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

5 tips para que tu hijo deje el chupón

Categorías
Así Crece

7 formas para criar niños y niñas independientes y seguros

Sentirse seguros de sí mismos les permitirá lograr sus sueños y metas. Y esto nos es cuestión de género; tanto niños como niñas merecen tener una vida llena de satisfacción, bienestar y felicidad. Mira cómo lograr criar niños y niñas independientes y seguros.

Ayuda a tu hijo a convertirse en una persona independientes y segura de sí misma, capaz de cuidar de sí; ¡eso lo hará también saber cuidar de los otros, en el mundo!

Hazle saber que es capaz de cualquier cosa

¡Ayúdale a darse cuenta de sus fortalezas! Es lindo decirle lo hermosa o guapo que es, pero además hazle saber que es inteligente, capaz y con un enorme potencial para hacer realidad sus sueños.

Celebra sus logros

Todos los niños necesitan ser valorados, ¡hazlo tanto con tu hijo como con tu pequeña! Y también busca la oportunidad para demostrarle que es capaz de hacer lo mismo que cualquier otro niño o niña. Cuéntale de importantes mujeres médicos, científicos, líderes, empresarias y políticas; o de exitosos bailarines, gimnastas, músicos, artistas…

Fomenta su independencia

Anímalos a probar cosas nuevas, arriesgarse a nuevos retos y que intenten resolver las cosas por sí mismos. Hazle saber que confías en él o ella, en sus decisiones y en que es capaz de hacer lo que le apasione. ¡Si descubres una habilidad por algo, como un deporte, las matemáticas o la ciencia, ¡busca actividades que refuercen su talento!

Deja que falle

¡De los errores también se aprende! Puedes enseñarle que no siempre será fácil, pero debe confiar en sus propias capacidades y aprender a manejar la decepción, esto le  ayudará a intentarlo de nuevo.

Déjalos pensar

Según una obra del Dr. Janet Rose Wojtalik llamada Los Siete Secretos de Parenting Girls, sugiere que los padres pidan las opiniones de sus hijos sobre cualquier tema: ¿Qué piensas de eso? ¿Por qué crees que pasó? ¿Cómo darse cuenta de eso? Tu atención y aprobación le darán la confianza para expresar sus pensamientos siempre.

Equidad en casa

Tu hijo e hija son tus mejores imitadores. Cuando las niñas ven a que su padre participa en las labores de la casa, asumen que el género  no importa y el trabajo de una familia debe ser equitativo. Si tu hijo ve que papá respeta el trabajo de su mamá, existe amor entre ustedes y su mamá es una imagen de independencia, ¡él se convertirá en un hombre fuerte e independiente, capaz de valorar al género femenino, además.

Darse a respetar

Aunque es un tema muy importante para niñas y niños, hazles saber que su cuerpo es su templo, su mayor tesoro y que nadie puede lastimarlos. ¡La violencia no debe estar permitida, ni de juego!

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

8 cosas que NO debes permitir le digan a tu hijo varón