Categorías
Embarazo

Beneficios del yoga prenatal para ti y tú bebé

Beneficios del yoga prenatal para ti y tú bebé, mira lo que te ofrece.

Hay varias formas de tener un embarazo saludable e irte preparando para recibir a tu bebé. 

Te interesa: Descubre los 10 alimentos para mejorar tu rutina de yoga

¿Qué es el yoga prenatal?

El yoga es una disciplina que se originó en India. Son ejercicios diseñados para relajarte y crear un vínculo afectuoso con tu bebé. 

¿Qué necesito para practicarlo?

No necesitas haber practicado yoga antes de embarazarte, pero para practicarlo necesitas la aprobación de tu doctor.

Beneficios del yoga prenatal para ti y tú bebé

  • El yoga le da tranquilidad a tu mente y cuerpo.
  • Ayuda a tener un parto natural ya que mantiene tus niveles de estrés bajo control.
  • Tienes una buena condición física.
  • Tu salud mental está en óptimas condiciones.
  • Facilita el nacimiento por parto natural.
  • Prepara a tu cuerpo para recibir a tu bebé.
  • Ayuda a que la recuperación posparto sea más rápida.
  • El convivir con otras mujeres embarazadas ayuda a estar armonía.
  • Reduce los niveles de ansiedad.
  • Baja lo niveles de estrés.
  • Relaja los músculos tensos.
  • Te da más fuerza y resistencia.
  • Tonifica y fortalece los músculos que intervendrán en el momento del parto.
  • Aminora la retención de líquidos.
  • Ayuda a controlar tu respiración y a hacerlo de forma correcta.
  • Propicia un mejor descanso y sueño de calidad.
  • Te permite disfrutar tu embarazo de una forma más feliz.
  • Alivia los dolores de espalda.
  • Aumenta la flexibilidad de tu cuerpo.
  • Regula la buena circulación sanguínea.
  • Prepara a tu cuerpo para un parto natural.
  • Tu bebé percibe que estás tranquila y feliz.
  • Tu bebé goza de tus emociones felices.
  • Como en algunos movimientos frotas tu pancita, tu bebé disfruta ese contacto.

Puedes disfruta de un tiempo y espacio para ti y para sentir a tu bebé.

¿Tendrás parto natural o cesárea?

Tómalo en cuenta…

Estas complicaciones se pueden presentar en el momento del parto

Categorías
Así Crece

Dormir bien hace a tu hijo un mejor estudiante

Dormir bien hace a tu hijo un mejor estudiante, mira estos consejos

Para un buen desempeño escolar es necesario que tu hijo descanse bien y así evitar el cansancio físico, mental y emocional.

Causas de cansancio

  • Largas horas de estudio
  • Permanecer sentado en una sola posición
  • Aburrimiento
  • Falta de sueño

Si tu hijo duerme bien por la noche, estará más motivado y logrará alcanzar sus metas escolares.

Te interesa: Los mejores alimentos para dormir

Dormir bien hace a tu hijo un mejor estudiante, mira estos consejos

Si tu hijo va en…

Preescolar / Debe dormir de 10 a 13 horas.

Primaria / Debe dormir entre 9 y 12 horas.

Secundaria/ Debe dormir entre 8 y 10 horas.

Prepa o Universidad/ Debe dormir al menos 8 horas.

Consejos para ayudarlo a dormir mejor

Dormir es una necesidad igual de importante que comer y los niños necesitan de un descanso verdaderamente reconfortante y prolongado para que puedan trabajar a su máxima potencia. Sigue estas recomendaciones y logra que tu hijo tenga buenos hábitos de sueño.

Cena ligera

Cuida bien lo que tu hijo consume en su última comida, haz que coma alimentos ligeros y bajos en azúcares para no cargarlo de energía.

Baño relajante

Tomar un baño previo a dormir, ayudará a que se relaje y que descanse a profundidad.

Terminar los pendientes

Si tu hijo va a la escuela, el dejar las tareas escolares terminadas le permitirá descansar con tranquilidad.

Beber agua 

Hidratar su cuerpo es importante, si desea una poco de agua antes de dormir, le hará bien.

Leer en lugar de ver la tele

No es recomendable que estén pegados a la tele o a los videojuegos antes de dormir, eso activa su cerebro. Dale un libro para que tranquilice su sistema nervioso y relaje sus funciones cerebrales y corporales.

Ayuda a tu hijo a tener un sueño reparador.

¿Cuántas horas al día duerme tu hijo?

Apoya a tu hijo con estos consejos

Mi hijo aún se hace pipí, ¿qué hago?

Categorías
Embarazo

Aumentan las semanas de licencia de maternidad para las mujeres mexicanas

El Senado mexicano aprobó ampliar las semanas por licencia de maternidad. Actualmente la Ley Federal del Trabajo señala una licencia de maternidad de seis semanas anteriores y seis posteriores al parto; ahora las madres trabajadoras tendrán derecho a disfrutar de un descanso de siete semanas anteriores y siete posteriores al parto.

La Comisión para la Igualdad de Género, que preside la senadora Martha Lucía Micher Camarena, aprobó por unanimidad el dictamen que modifica la fracción II del artículo 70 de la Ley Federal del Trabajo.

Además, este dictamen, avalado previamente por la Comisión de Trabajo y Previsión Social, establece que a solicitud de la mujer, previa autorización escrita del médico de su institución de seguridad social o, en su caso, del servicio de salud que le otorgue su empresa, podrá transferir hasta cinco de las siete semanas de descanso previas al parto para después del mismo.

Y en caso de que su bebé haya nacido con cualquier tipo de discapacidad o requieran atención médica hospitalaria, el descanso podrá ser de hasta catorce semanas posteriores al parto, previa presentación del certificado médico correspondiente.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también: 

Beneficios del reposo durante el embarazo

 

Categorías
Especiales

¿Ser mamá te estresa? 6 claves para que tu maternidad no te supere

Muchas mujeres sufren una ruptura con su propia identidad, proyectos, trabajo, ambiciones, tiempo libre y cuerpo cuando comienzan la maternidad; sienten que ya no son ellas mismas y poco a poco el ser mamá las supera. ¿Te está pasando? ¿Sientes que ser mamá te estresa?

La maternidad es una tarea que implica amor infinito acompañado de muchos esfuerzos y malabares, pero saber darle a cada cosa su sitio y encontrar el equilibrio es la clave.

Que tu maternidad no te supere

Para lograr el equilibrio que necesitas en tu nueva faceta hay algunas actividades que puedes poner en práctica:

Ponte guapa

Además de una amorosa mamá, eres esposa, pero ante todo mujer y por eso debes de gustarte y sentirte bien con lo que tienes frente al espejo. Para lograrlo, las pequeñas complacencias que antes te permitías para cuidar tu físico debes tenerlas presentes. Cada una tiene esos pequeños detalles y caprichos que le hacen sentir bien; piensa en algo de tu vida de antes de ser madre que te hacía sentir bien y prométete traerlo de vuelta. Es probable que no ocurra con la frecuencia de antes, pero al menos una vez al mes haz algo que te haga sentir guapa.

Promueve tu actitud zen

Un bebé trae muchas alegrías pero también es desconcertante. No sólo ocurre un gran cambio de vida, sino que también tu pequeño cambia con rapidez por lo que constantemente tienes que crear nuevas formas de hacer las cosas; eso agobia con facilidad. Ser consiente de que es normal sentirse de esa manera es fundamental, por lo que crear espacios para tomar perspectiva y tratar de desconectarte de los momentos de estrés es tu nuevo reto: una idea es que cuando pongas a dormir a tu bebé tienes la opción de cerrar los ojos, hacer ejercicios de respiración y meditar concentrándote en como entra y sale el aire de tu cuerpo, intentando evitar cualquier pensamiento al menos durante 15 minutos.

En pareja

Inevitablemente cuando nace el bebé se descuida un poco a la pareja y si antes había que cuidar la relación, ahora hay que hacer un esfuerzo extra. Conforme tu chiquitín crezca será cada vez más sencillo, pero mientras eso ocurre hay que buscar espacio para los dos. Sigan haciendo cosas que hacían antes de que llegara tu hijo y procura conservar la ternura entre ustedes: darle un beso y abrazo cuando llegue y se vaya, comprarle su comida favorita y, por supuesto, procurar el romance.

Diviértete con tu bebé

Es normal que al estar ocupada entre atender sus necesidades básicas, cuidar tu casa, la familia o el trabajo acabes exhausta al final del día y con la sensación de no haber hecho nada. Para contrarrestarlo, no hay nada mejor que hacer una actividad con tu pequeño; nada de celular, televisión y conversaciones de adultos, sólo tu hijo y tú. Las opciones son infinitas: una clase de música o estimulación oportuna para él, yoga mamá y bebé, masaje y reflexología, etc.

Busca tu tiempo

Aprende a pedir ayuda a tu pareja y familia no sólo para no llevar toda la carga del bebé y descansar, sino para hacer algo que te guste. Está comprobado que las mamás que desean hacer algo fuera del universo del bebé y no lo hacen, empiezan a sentirse insatisfechas, enojadas con el mundo y frustradas. Reconecta contigo misma y respeta tu tiempo para hacer o aprender algo que no tenga que ver con cambiar pañales.

Reactiva la agenda telefónica y sal con tus amigas.

Nadie cuidará mejor a tu pequeño que su padre, así que ir a cenar o a comer con ellas al menos una vez al mes sin el bebé, te dará un respiro. Aprovecha para desahogarte y ponerte al día de lo que ocurre en sus vidas, eso te ayudará a ver que eres la misma mujer de siempre. También es sano socializar con otras mamás y crear nuevas amistades; primero tendrán sólo el factor común de los hijos, pero con el tiempo verás que hay gente muy interesante a tu alrededor que tal vez no hubieras conocido de no haber sido por el hecho de tener un bebé.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

Cómo disfrutar más a tu recién nacido

 

 

Categorías
Padres e Hijos

Ayuda a que tus hijos descansen correctamente

De acuerdo a la Sociedad Española de Neurología, uno de cada cuatro niños sufren algún tipo de trastorno del sueño, lo que puede derivar en problemas de concentración, aprendizaje, desarrollo, salud y comportamiento.

Los niños que no duermen bien, no solo están cansados, lo que provoca mala concentración afectando su desarrollo en la escuela, también pueden presentar irritabilidad, nerviosismo, hiperactividad, cansancio, cambios bruscos de comportamiento, dolor de cabeza, problemas de apetito, entre otros.

Es por ello que los expertos alertan a los padres sobre la importancia que tiene para los niños un descanso apropiado de acuerdo a su edad; pero lo más relevante es que los padres adopten, en su rutina diaria, las medidas necesarias para que los menores cumplan con el descanso que requieren.

Para evitar que nuestros peques padezcan algún trastorno como narcolepsia (somnolencia excesiva y ataques de sueño frecuentes durante el día), terrores nocturnos, síndrome de movimientos periódicos de las piernas, sonambulismo, tics, hablar dormidos, apnea del sueño, entre otros, se recomienda

 

Especial

-Ser estrictos en horarios y rutinas para conciliar el sueño.

-Tener hábitos para antes de dormir como contar cuentos o realizar ejercicios de relajación. Así el cuerpo de tus hijos sabrá que es hora de descansar cuando comiencen con ellas.

-Crear un ambiente adecuado para el descanso: un cuarto confortable y a su gusto, una cama adecuada, etc.

-No retrasar la hora de ir a dormir si los niños están cansados.

-Evitar “obligarlos” a dormir si están muy activos.

-Dejar el uso de pantallas, tabletas y celulares una hora antes de ir a la cama.

– Realizar actividad física por la mañana o la tarde para mejorar su descanso.

Si tu hijo presenta algún trastorno del sueño o te percatas que está más cansado de lo normal, no dudes en pedir ayudar a tu pedíatra, él te recomendará qué hacer o con quién acudir para evitar que se agrave el problema.