Categorías
Salud

¿Adicción al celular? Tips para evitar que tu celular te controle

¿Revisas constantemente tu celular durante el día y te causa ansiedad si no lo tienes contigo? Podrías tener nomofobia, que es la adicción al celular. 

Los dispositivos móviles, tales como los smartphones o teléfonos inteligentes, forman parte fundamental de nuestra vida cotidiana, y resulta muy difícil separarnos de ellos. Si observas muy bien, hay quienes los están utilizando mientras comen, van en el transporte público o incluso mientras van caminando por la calle.

Y no falta quien se sienta ansioso si ha salido de casa y ha olvidado llevar consigo su móvil.

Si esta ansiedad es incontrolable, puede tratarse de nomofobia (no-mobile-phone-fobia), un miedo irracional de salir a la calle sin celular. También puede tratarse de comportamientos como nerviosismo al no poder revisarlo si suena un zumbido, si se enciende una luz o aparece una notificación en pantalla.

La adicción al celular puede ir más allá y afectar nuestras relaciones personales: muchos papás pasan más tiempo con su celular que con sus propios hijos. ¿Cuántos papás no has visto en el parque revisando su celular sin disfrutar cómo juegan sus hijos y vigilándolos?

Es importante desprender la mirada del móvil y fijarnos en lo que estamos perdiendo a nuestro alrededor, empezando con una pregunta. ¿Soy dueño de un celular o el celular es mi dueño?

Si la respuesta de esta pregunta te incomoda, posiblemente necesites cambiar tus hábitos respecto a tu teléfono móvil y dejar de depender de él. Para lograrlo, te damos los siguientes tips:

  1. No contrates planes de megas ilimitados: al saber que tienes un límite, gestionarás mejor su uso y reducirás el tiempo y la forma en que lo utilizas.
  2. Elimina apps innecesarias: si crees que hay juegos o aplicaciones que absorben mucho tu tiempo, lo mejor es eliminarlas.
  3. Desactiva las notificaciones de las apps.
  4. No lleves contigo el cargador. Déjalo en casa. Así aprenderás a ahorrar la energía y lo usarás menos.
  5. Procura revisar tus redes sociales cuando no estés en compañía de tu familia.
  6. Salte de grupos de WhatsApp que sean innecesarios, explica a tus contactos que no puedes estar tan al pendiente del celular.
  7. Haz un propósito de descansar, por lo menos, los fines de semana de la tecnología.
  8. Lleva otro recurso para entretenerte: si te gusta revisar el celular mientras vas en el transporte, lleva una alternativa contigo, como un libro.
  9. Haz otras actividades entretenidas: compra pinturas, un libro de mandalas, repara o pega algo en tu hogar… estas pequeñas actividades podrán entretenerte y controlar la ansiedad de revisar tu celular.
  10. Dale tu atención a cada actividad: no tengas el celular en la mesa a la hora de la comida, ni lo conectes cerca cuando te vayas a dormir. De preferencia, apaga el Wi-fi por las noches y enciéndelo cuando te despiertes.

Por Josselin Melara

FOTO GETTYIMAGES

Te invitamos a ver este video en nuestro canal de You Tube: Nuestra experta te da buenísimos consejos para aprender a convivir con tu hijo en medio de la conectividad del mundo actual. Recuerda que no es malo usar ni entretenerte con este medio, tampoco te hace mala mamá, pero puedes aprender a ponerle límites a tu comportamiento para que no llegue a afectar tu vínculo afectivo con tu familia ni hijo. No te pierdas esta entrevista… 

Te invitamos a leer también:

https://www.padresehijos.com.mx/asi-crece/estudio-redes-sociales-generan-ansiedad/

Categorías
Ser Mamá

Se sigue abusando de la cesárea, estudio

Aunque en México se han tomado medidas para reducir el número de cesáreas que se practican para traer a los bebés al mundo, continúa alarmando a la comunidad médica el número de procedimientos que se realizan todos los días.

Según la revista médica The Lancet, uno de cada cinco bebés nace por cesárea, lo que representa el 21%, porcentaje más alto de lo que los médicos consideran conveniente,  que es de 10 a 15 por ciento.

De acuerdo a ellos, el 60% de los países abusan de la cesárea, y es que en muchos países existen diferencias entre los nacimientos entre los habitantes de distintos estratos sociales, dejando el parto natural para aquellos de bajos recursos.

Se sigue abusando de la cesárea, estudio
PEXELS

 

Y es que mientras esta opción, que en realidad debería servir para salvar vidas, todavía no está disponible en países y regiones de bajos ingresos; sin embargo, el procedimiento se usa en exceso en muchos entornos de ingresos medios y altos.

Los autores del estudio llaman a médicos, hospitales, mujeres y familias a solicitar una cesárea cuando sea «médicamente necesario», y prestar mayor atención a la calidad del parto natural en todo el mundo.

La cesárea, explican, es una intervención para salvar vidas de mujeres y recién nacidos cuando se presentan complicaciones, como sangrado, sufrimiento fetal, enfermedad hipertensiva y bebés en posición anormal. La cirugía no está exenta de riesgos para la madre y el niño, y se asocia con complicaciones en futuros nacimientos.