Categorías
Especiales

5 alimentos que debes evitar en el lunch de tu hijo

Aunque el lunch representa sólo el 10% de las calorías que los niños consumen en un día, su función es la de proveer energía a media mañana para que tu hijo siga  aprendiendo. Prepáralo lo más nutritivo posible y evita aquello que no lo nutra. Te compartimos esta lista de alimentos que debes evitar en el lunch de tu hijo. 

Lo que debes evitar en el lunch de tu hijo 

Si lo ves por el tema energético o de calorías estos ejemplos de alimentos son los que NO debes darle a tu hijo.

1. Tacos de canasta. No son un buen lunch porque contienen poca carne (proteína) y mucha grasa. Dos piezas quivalen a 250kcal.

2. Hamburguesas. Tampoco son un buen lunch porque son pesadas para los intestinos por el exceso de grasa (queso, carne, pan) por lo que al niño le costará volverse a concentrar en clases debido a la lenta digestión que tendrá durante las siguientes horas. 1/3 de pieza chica representa 520kcal.

3. Dona de chocolate. Contienen mucha azúcar y a las 2 horas, el niño necesitará comer nuevamente. Una pieza equivale a 300kcal.

4. Sopes fritos. La etapa del kínder y guardería es la de formación de hábitos en alimentación, por lo que acostumbrarlos a comidas demasiado fritas ocasiona obesidad en la vida adulta. Niños que comen alimentos con mucha grasa, difícilmente aceptarán ensaladas o frutas por sus sabores insípidos. Una pieza chica representa 350kcal.

5. Leche con chocolate. Esta bebida es una bomba de azúcar con la cual desatarás su ansiedad desde pequeño. Evita los alimentos procesados o las lechitas comerciales. Mejor dale leche de almendras con cacao y espinacas. Acostúmbralos a sabores naturales desde temprana edad. Un vaso es igual a 370kcal.

¡Ojo!

Todas las comidas son importantes.

Las calorías que tu hijo consuma al día deben guardar cierta proporción dependiendo del tiempo de comida (desayuno, comida, cena y colaciones). Es decir, un niño que necesita consumir 1,000 kcal al día (esto representará el 100% de Kcal de su dieta) debrá distribuir sus calorías de la siguiente manera:

  • El desayuno representa el 25% del total de calorías al día, es decir 250 kcal.
  • La colación 1 representa el 10% del total de calorías al día, es decir el 100kcal.
  • La comida representa el 35% del total de calorías al día, es decir 350kcal.
  • Colación 2 representa tan sólo 10% del total de calorías al día, es decir 100kcal.
  • Mientras que la cena, únicamente representa el 20% del total de calorías al día, es decir 200kcal.

Por Marybel Yáñez, nutrióloga en Sí Nutre

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a preparar estas divertidas ideas de desayunos para tu hijo:

5 desayunos divertidos para tu hijo

Categorías
Ser Familia

10 cosas que puedes hacer estas vacaciones para darle amor a tu hijo

Aprovecha este tiempo libre en casa, con tu hijo y familia para llenarlos con tu amor, hacerles saber que son lo más importante que tienes en tu vida. Te compartimos estas 10 ideas para darle amor a tu hijo.

¡Es el momento! Ahora que estás tranquila, sin la prisa de la escuela, los deberes en el trabajo, la presión de tu jefe, el tránsito vehicular y todo lo demás de tu cotidianidad, te será más natural transmitirles tu afecto, porque no estas pensando en los miles de pendientes; te sientes más en calma. Así que… respira, trae a tu cabeza los sentimientos bonitos que tu hijo, tu pareja, tu familia te inspira y recuérdales que estás ahí para ellos. ¿Cómo? Es muy fácil…

  1. Deja que duerma contigo en tu cama y abrázalo ahí acostados.
  2. Juega con ellos almohadazos y llénalos de mordizcos, cosquillas y besos.
  3. Salgan a pasear al perro, a llevarlo al veterinario a una revisión, a correr junto con él; báñenlo y revuélquense con él.
  4. Cocinen postres; deja que tu hijo experimente con ingredientes, pregúntale qué le gustaría ponerle a la receta.
  5. Juega con tu hijo a lo que a él le gusta; aprovecha para conocerlo más, pregúntale de sus amigos, pídele que te cuente qué hace en su día a día, qué siente, qué piensa…
  6. Vean películas en casa acurrucados en un sofá, preparen palomitas, mini hamburguesas, papitas, platanitos o camote frito.
  7. Hagan un picnic en casa o campamento con su tipi, cuenten historias chistosas o de miedo, platícale de tu infancia, de tus travesuras, de tus papás, tus amigos…
  8. Invita a los abuelos a desayunar a tu casa o vayan todos a un restaurante; hagan una tarde de cine o una mañana de caminata por un parque; piensa en eso que no has hecho aún con ellos y hazlo junto con tu hijo.
  9. Lleva a tu hijo a la colonia donde vivías de pequeña, muéstrale tu escuela, el parque donde jugabas, tu calle…
  10. Desayunen, coman o cenen en casa, prepara la mesa, ponla bonita, cocina algo especial; se trata de que tu hijo recuerde sus vacaciones como un tiempo en que él, mamá, papá y sus abuelos están unidos, en familia. Y si son solo tú y él, es lo mismo; el caso es que tu niño sienta que las vacaciones son para estar en familia, demostrarse su amor y llenarse de memorias repletas de felicidad.

Y asegúrate de decirle… ¿Sabes que te amo? Pues sí, eres el regalo más sorprendente y maravilloso que la vida me pudo dar. Gracias por ser parte de mi vida. Te amo.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

Tips para que sigas cuidando tu salud en vacaciones

Categorías
Ser Mamá

¿Cómo hacer que cada día sea el más feliz para ti y tu hijo?

Este es un consejo del Dalai Lama para ser felices: «hay que actuar como seres humanos». ¿Qué significa? ¿Cómo este pensamiento del líder espiritual de 81 años piede ayudarte a hacer que cada día sea el más feliz en tu vida, en la de tu hijo y en la de tu familia? Vamos a descubrirlo. 

En nota publicada en el portal de CNN acerca del Simposio Emory-Tibet realizado en diciembre de 2017 al que acudió el Dalai Lama, se da cuenta de una charla entre Sanjay Gupta, corresponsal médico de la CNN y su Santidad. Entre las declaraciones hechas del líder espiritual acerca de la felicidad resaltamos estas:

“Necesitamos desarrollar la amistad genuina y (para ello) la confianza es muy importante. Para poder confiar, si usted muestra amor genuino, entonces la confianza viene. Creo que parte de eso, es la sonrisa genuina”.

Y la misma ciencia avala estas palabras: estudios han demostrado que la risa libera muchas sustancias que estimulan el bienestar emocional: endorfinas, adrenalina, dopamina y serotonina. Asimismo, la experiencia personal es muestra: ¿cuántas veces te ha pasado que con solo sonreír aminoras el enfado de tu pareja, o haces sentir bien a un amigo, o provocas las carcajadas de tu hijo?

En su libro Mi Viaje Espiritual, el Dalai Lama se autonombra un “reidor profesional” y cuenta que él proviene de una familia alegre que siempre está “divirtiéndose, burlándose mutuamente, bromeando”. Es que el buen humor es esencial para disfrutar, para generar bienestar y crear felicidad en cada momento vivido.

Otro punto en el el pensador no se equivoca:

«Es importante que los líderes, particularmente los líderes espirituales, actúen como un ser humano y sean juguetones. A veces todo el mundo es muy formal… eso es una tortura”.

Así que el gran secreto para hacer que cada día sea el más feliz es sin duda… LA SONRISA. Por ello, ríete cada vez más, saluda a las personas con una gran sonrisa, vive tus minutos diarios recordando momentos que te hagan reír, no temas reírte a carcajadas…

HAZ QUE CADA UNO DE TUS DÍAS Y LOS DE TU HIJO SEAN EL MÁS FELIZ DEL AÑO

  1. Despiértalo con una sonrisa
  2. Platica con él con una sonrisa en tu rostro
  3. Cuando hables por teléfono con él, sonríe
  4. Déjalo en la escuela y despídete sonriendo
  5. Hazle bromas, cosquillas, mimos; provoca su sonrisa
  6. Cuando llegues a casa y lo saludes, hazlo siempre con una sonrisa
  7. Pídele que te cuente que hizo con sus amigos en el día y resalta los detalles divertidos para que los hagan sonreír
  8. ¿Tienen perro o gato? Jueguen con él; los animales estimulan el buen humor
  9. En el desayuno o cena, procura siempre acariciar su cabecita, mirarlo a los ojos y sonreírle.
  10. Aprovecha tus días de descanso para sentarte con él a mirar la tele, abrazarlo, decirle te quiero y sonreírle.

Estas 10 acciones son muy simples y muy sencillas de hacer; te tomarán minutos y ganarás años de felicidad. Empieza a hacerlas un hábito diario y casi sin darte cuenta, naturalmente, cada uno de tus días estará lleno de felicidad; ¡será el más feliz!

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer:

Una sonrisa irresistible