Categorías
Así Crece

Una infancia feliz, ¿por qué es tan importante para crecer bien?

Conoce el documental que promueve la Unicef para tomar conciencia sobre la importancia de la primera infancia para los niños en todo el mundo.

El comienzo de la vida? es el nombre del documental auspiciado por la Unicef que aborda y trata de comunicar por qué es importante la primera infancia para todos los peques. En esta película también aparecen la supermodelo Gisele Bündchen y el Premio Nobel de Ciencias Económicas ganador James Heckman, quienes brindan su perspectiva según su propio caso.

El documental, que actualmente se encuentra en plataformas como Netflix, iTunnes o Google Play, refleja y explorar el impacto del ambiente temprano de un niño en su desarrollo cognitivo, social y emocional, lo cual, según el caso, lo impactará de forma positiva o negativa para el resto de su vida, desde la perspectiva de la neurociencia. ¡Aquí te lo dejamos!

Filmado en Argentina, Brasil, Canadá, China, Francia, Italia, Kenia y Estados Unidos, este trabajo muestra los primeros años de vida de los niños y sus familias; con lo que demuestran la importancia del contacto entre los padres e hijos, y lo esencial de compartir momentos de calidad y estrechar vínculos de confianza, amor, acompañamiento y guía a lo largo de la primera infancia (los primeros 6 años de vida).

Las familias que aparecen entrevistadas en el film son de una gran variedad de orígenes culturales, étnicos y sociales, lo cual hace que se sienta que sin importar las clases sociales o las culturas, siempre los primeros años de vida de los niños, son los que les darán las bases en salud, desarrollo emocional y social. Con ello, la Unicef desea que tomemos conciencia sobre la importancia de atender bien a los pequeños en su primera infancia.

Por Berenice Villatoro

Categorías
Ser Bebé

¡Bebé feliz, adulto sano!

Enseña a tu bebé a reconocer sus emociones. Es un buen momento, porque sus sentidos están muy despiertos. Este aprendizaje lo ayudará a ser un bebé feliz y después, un adulto con mayor seguridad y confianza en sí mismo; un adulto sano y feliz. 

Los primeros meses de vida del bebé son fundamentales, ya que es el momento en el que descubren el mundo a través de sus sentidos y la vez, aprenden a expresar sus emociones. En esta etapa es importante, transmitirle pautas correctas de comportamiento, que favorezcan su desarrollo psicológico.

Por ello, los padres deben conocer la importancia de comunicarse correctamente con sus hijos desde que son bebés, para que los niños desarrollen una adecuada utilización de las emociones como instrumento de interacción con el entorno y con otras personas. De esta manera, los bebés generan pautas de comportamiento adecuadas ante situaciones determinadas, sacando provecho de las emociones.

El resultado de este tipo de comunicación es que los bebés se desarrollen como individuos emocionalmente estables, evitando desórdenes de la conducta y depresiones. Se puede decir que un bebé feliz se desarrolla como un adulto psicológicamente sano.

Foto: Pinterest

Para conseguir que tu bebé tenga un desarrollo emocional adecuado…

Checa los siguientes consejos:

1. El bebé nace con un gran potencial para el afecto positivo, pero tiene que aprenderlo y desarrollarlo.

2. Las emociones positivas hay que practicarlas y mimarlas todos los días, si no es así, se habitúan y desaparecen con gran rapidez.

3. Afecto positivo no es igual a placer o posesión de bienes materiales, estos no siempre hacen a un bebé más feliz.

4. El bebé disfruta tanto o más cuando camina hacia una meta, que cuando la obtiene.

5. Padres y cuidadores son las principales fuentes de afecto positivo para el bebé.

6. El afecto positivo crea vivencias agradables, guía el comportamiento y genera importantes vínculos de apego seguro con los padres.

7. El afecto positivo mejora la mente del bebé.

8. El afecto positivo favorece la comunicación entre padres e hijo, y potencia el comportamiento prosocial.

9. El afecto positivo desarrolla y madura al bebé, y le dota de la capacidad de enfrentarse a situaciones emocionalmente negativas y estresantes.

10. El afecto positivo es fuente de salud física y mental.

 Fuente: Guía del Bebé Feliz

Por Berenice Villatoro

Categorías
Padres e Hijos

Siete claves para hacer feliz a un niño

Hacer feliz a tu hijo es una prioridad en tu vida, eso es seguro. Los padres desean educar a sus hijos procurando que estén contentos, tengan todo lo que necesitan y que se hagan fuertes a fin de poder enfrentarse más adelante a las exigencias de la vida.

A pesar de todo, en algún momento, lógicamente, se hacen estas preguntas: ¿le doy a mi hijo todo lo que necesita? ¿Hago lo suficiente? ¿Lo correcto? ¿O, a lo mejor, me paso? ¿Qué necesita para ser feliz?

Aunque todos sabemos que no existe un manual de la felicidad plena, te presentamos algunas claves para ayudar a tu hijo a ser una persona más feliz y plena desde bebé.

1. Enséñale el mundo. Los niños son curiosos por naturaleza. Vivir lo extraordinario y explorar lo desconocido es el motor de su desarrollo.

2. Dale tu tiempo. Los niños quieren juguetes, pero sobre todo pasar  momentos junto  a las personas que son su fuente de seguridad y amor.

3. Míralo. Quieren que los veamos. Por eso llevan a los padres a rastras a su cuarto para enseñarles la cueva que han hecho con el edredón o demostrarles que ya les sale bien la voltereta.

4. Disfruta cuando se haga el gracioso. Implica ruido, a veces se rompe algo y hay que tener siempre una vendita a mano, pero es imprescindible. Los niños deben poder sentirse héroes, saltar, trepar y correr. El ejercicio los hace fuertes.

5. Ponle reglas. A los niños no les gusta admitirlo, pero quieren reglas claras, y padres que sean consecuentes en lo que se refiere a su cumplimiento.

6. Ríete con él. Les encanta hacer reír a sus padres, y necesitan reírse con ellos, aprender y compartir su sentido del humor.

7. Acarícialo. ¡Qué bien sientan los arrumacos! Los disfrutamos tanto que el enfado desaparece como por arte de magia y los raspones y moretones de la rodilla duelen mucho menos.

Categorías
Salud

Consejos para que la carita de tus hijos no se irrite con el maquillaje infantil

¿A tu hij@ le encanta pintarse la carita de mariposa o de superhéroe en las fiestas? Revisa estos consejos para que disfrute al máximo su maquillaje infantil sin efectos dañinos en su carita. 

En niños con piel sensible (atópicos), sobre todo, los maquillajes infantiles pueden irritar y producir alergias cutáneas, por ello, es necesario tomar estas precauciones:

  • Utiliza productos seguros, comprados en farmacia o con sello de calidad, ya que estos pueden causar menos reacciones alérgicas.
  • Evita usar productos muy grasos o maquillajes excesivos, así como su empleo prolongado o constante.
  • Revisa que tu hij@ no «presente signos iniciales de irritación cutánea, como rojeces, eccema, inflamación o picor y, en caso de presentarlos, retira el maquillaje de su cara.
  • Haz un prueba previa del producto para asegurarte de que no tenga reacción la piel de tu hij@.
  • Para retirar el maquillaje, hazlo con cuidado con jabón neutro, agua micelar o leche desmaquillante sin alérgenos.
  • Asegúrate de que los accesorios usados para aplicar el maquillaje estén limpios y prefiere que no hayan sido usados en otros niños.

FOTO GETTY IMAGES

Categorías
Así Crece

Tips para que tu hija se interese por las ciencias

Con el paso del tiempo, la participación de mujeres en las diferentes áreas científicas ha ido creciendo. Sin embargo, la brecha de género aún es muy grande en el campo de la ciencia, pues más del 70% de los puestos los ocupan hombres.

Y es que diversos estudios han constatado que las niñas crecen asociando las carreras científicas y tecnológicas como disciplinas exclusivas para niños. Esta es una convención social que como papás podemos erradicar desde casa, y apoyar a que las niñas cumplan sus sueños y se superen.

Por eso queremos compartir contigo estos tips para que tu hija se interese por la ciencia:

  1. Sal con ella a museos y otras exposiciones: las niñas pueden sentir una gran fascinación por la ciencia si la exploran por medio de museos interactivos y exposiciones para su edad
  2. Cuéntale sobre mujeres que han destacado en campos científicos: en forma de cuento, platícale sobre Marie Curie, o sigue las cuentas de Nasa Blueberry, una chica que con 16 años, ya es toda una astronauta. ¡Sin duda son grandes ejemplos a seguir!
  3. Juegos científicos: hay muchos juegos de mesa relacionados con la ciencia que pueden despertar el interés de tu hija, ¡incluso puedes crearlos tú! Hagan juntos un divertido memorama con conceptos científicos básicos, o una lotería.
  4. Experimentos caseros: otra forma divertida es elaborando experimentos caseros. En estos siempre debes acompañarla y garantizar que sea seguro tanto para ti como para tu hija.
  5. La naturaleza, su mejor aliada: salgan a pasear e invítala a explorar su alrededor. Pueden comparar hojas, flores y/o pequeñas piedras. Despertará su imaginación y curiosidad.

Por Josselin Melara

Categorías
Así Crece

Rompecabezas, el juego que hará que tu hijo sea más inteligente

¿Has notado si tu hijo termina lo que empieza? ¿Se obsesiona por acabar algo o mejor lo deja por la paz sin intentarlo? Su actitud depende de cómo lo estimules o apoyes en juegos como un rompecabezas.

Porque armar rompecabezas es una actividad divertida para niños y adultos; de hecho, los beneficios de utilizarlos desde la edad preescolar son muy buenos.

13 beneficios de armar rompecabezas

  1. Mantienen la atención
  2. Permite la exploración y manipulación de piezas
  3. Ayuda al desarrollo de la motricidad fina
  4. Estimula el ejercicio de los músculos de los dedos para recoger y armar piezas.
  5. Estimula la inteligencia espacial
  6. Mantiene despierto el interés de llegar al final.
  7. Activa la inteligencia
  8. Incrementa el coeficiente intelectual
  9. Ejercita el cerebro;
  10. Propicia la gimnasia cerebral
  11. Aumenta la capacidad de concentración y dedicación
  12. Ayuda a establecer tiempos para resolver problemas
  13. Fortalece los lazos familiares al armarlo en familia.

Por Mayra Martínez