Categorías
Ser Bebé

Beneficios del yoga para ti y tu bebé

El yoga es una de las disciplinas con más beneficios para un bebé, particularmente cuando se realiza en conjunto con mamá, pues además de brindar mayor bienestar físico y emocional, les permitirá tener un vínculo muy fuerte. Descubre junto con tu hijo de todos los beneficios de la práctica del yoga para bebés.

Los beneficios del yoga para los bebés

1. Favorece el desarrollo psicomotor del bebé debido al conocimiento y control del propio cuerpo, la coordinación psicomotriz, la adquisición de un buen tono muscular, etc.

2. Permite al pequeño disfruta del contacto con sus padres en estado de relajación, lo cual favorece su vínculo y bienestar.

3. Aprenderá desde muy pequeño las técnicas y actitudes que sus padres utilizan para cuidar su salud.

4. Además, practicar yoga con su bebé permite a la mamá recuperarse mejor del parto y tener una actitud relajada y positiva para la crianza equilibrada y sin tensiones.

Los beneficios del yoga para un bebé pueden apreciarse desde que está en el vientre materno cuando su mamá lo practica de manera regular. En ese sentido, estimula un mejor desarrollo físico y cognitivo desde la pancita de mamá, lo cual podrá seguir desarrollando una vez que haya nacido.

Cabe destacar que en la actualidad se ofrecen clases de yoga en las que pueden participar ambos padres o uno solo con su bebé, con la ventaja que se enseña a los pequeños a practicar ciertas posturas donde son los padres quienes los ayudan. En otros casos, los bebés pueden participar en meditaciones guiadas.

Cuando los peques tienen menos de un año de edad, es su mamá quien dirige sus movimientos. A partir del año, la participación del niño en la sesión de yoga es más activa y conforme crece podrá realizar las asanas o posturas por sí mismo, esto es alrededor de los 3 años.

Ahora ya lo sabes, date la oportunidad de que tu bebé
y tú disfruten de todos los beneficios del yoga.

Por Berenice Villatoro

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a practicar estas asanas:

Asanas para traerte calma en el embarazo

Categorías
Así Crece

«¿Me haces avioncito, papi?», conoce los juegos que pueden lastimar a tu hijo de 5 años

Disfruta con tu hijo pequeño juegos acordes con su edad; poco a poco su cuerpo irá madurando y podrás dar mil marometas juntos, cuantas veces quieran. Estos juegos pueden lastimar a tu hijo.

Juegos que pueden lastimar a tu hijo pequeño

Cuántas veces has tomado a tu pequeño de un brazo y una mano para hacerle avioncito, o lo has lanzado al techo para cacharlo al caer, o lo has tomado desde sus muñecas para levantarlo y subirlo mientras él ríe a carcajadas porque le encanta el movimiento. Muchos papás se han divertido así con su hijo pequeño.

Sin embargo, en esta clase de juegos, existe un tema: hay juegos que implican ciertos movimientos que pueden causar a los niños un daño en su cuerpecito, incluso irreversibles. Los hacemos sin intención de lastimarlos, por supuesto, pero con el desconocimiento de lo correcto e incorrecto. Quizá no nos damos cuenta de que ellos no son adultos, sino personitas aún en pleno desarrollo: su organismo y su cuerpo todavía no han terminado de madurar, por lo tanto, son susceptibles de salir lastimados.

El doctor Carlos Jorge González Flores, médico especialista en rehabilitacion ortopédica y jefe del servicio de rehabilitación en Sports Clinic nos ayudó a entender por qué estos juegos no son recomendados para que papis y niños se diviertan, sobre todo, por lo menos no antes de que sus hijos cumplan cinco años de edad, pues todavía sus cuerpos no resistirían fuertes impactos.

“Papá, ahora hazme avioncito al revés, más alto, más alto”.

Los niños quieren aventuras, aprendizajes… pero los adultos somos responsables de su seguridad. Hasta que su cuerpo soporte juegos más rudos o de mayor intensidad, lo adecuado es jugar con ellos de forma suave, sin correr el riesgo de consecuencias catastróficas, como algún traumatismo, que puede ser desde algo muy simple como una contusión hasta algo más grave como una fractura múltiple o incluso, cráneo-encefálica o vertebral.

Aventarlo hacia arriba y cacharlo, llevarlo en caballito corriendo, tomar su cabecita o cuerpo para sacudirlos…

¿Qué problema ocasionan?

El mayor es el síndrome del bebé sacudido. Consiste en un sangrado dentro del cerebro del niño. Ocurre porque todos los vasos sanguíneos a nivel cerebral son muy endebles, sobre todo durante el primer año de vida. Cuando estos vasos son expuestos a un estrés exarcebado (como una fuerte e intensa sacudida), se daña algo que se llama matriz germinal (un tejido altamente vascularizado que da origen a las neuronas); esta es la que al sangrar provoca daños severos en la calidad de vida del peque.

Las lesiones

Hemorragias en la retina que pueden derivar en ceguera, daños de la médula espinal y el cuello, fracturas de las costillas y otros huesos. También le pueden generar deterioro mental de intensidad variable y alteraciones posteriores como retraso mental o motriz, epilepsia y parálisis cerebral (que pueden no ser aparentes sino hasta los seis años de edad).

¿Por qué lo lastimarían?

Los músculos del cuello del bebé son débiles y la cabeza es grande y pesada; no tienen bien desarrollados la musculatura, por ello, no tienen toda la fuerza para controlar el cuello sobre la cabeza. Las sacudidas hacen que el frágil cerebro salte para adelante y para atrás dentro del cráneo y sufra contusiones, hinchazón y hemorragia, que pueden causar daños cerebrales graves permanentes, o la muerte.

Cuando la lesión ocurre, el niño…

• Se mostrará con irritabilidad extrema y letargo; no tendrá apetito.

• Tendrá problemas para respirar, convulsiones, vómito, piel pálida y puntos de sangre en los ojos.

Avioncito, tomarlo de las manos para levantarlo y bajarlo, columpiarlo de los brazos.

¿Qué problema ocasionan?

La dislocación de un hueso llamado radio en el codo del peque; se rompen ligamentos que hay a nivel del codo. Esta afección se llama codo de niñera. Se presenta sobre todo en menores de cinco años cuando se les jala del brazo o de la muñeca con demasiado fuerza.

Lesiones

Una vez que el codo se disloca, es probable que lo haga de nuevo, especialmente en las tres o cuatro semanas posteriores a la lesión. Además, en algunas ocasiones requiere de tratamiento quirúrgico, dependiendo de qué tan desplazado esté el hueso. No suele tener complicaciones a largo plazo, aunque sí hay casos en los que puede quedar alguna limitación en la movilidad del codo.

¿Por qué lo lastimarían?

Las articulaciones y estructuras circundantes de los peques son muy sensibles y poco maduras hasta antes de los cinco años, entonces son más propensas a lesionarse.

Cuando la lesión ocurre, el niño…

• Llorará de inmediato y se negará a usar el brazo debido al dolor en el codo.

• Sostendrá el brazo ligeramente doblado a la altura del codo, presionando celosamente contra la zona abdominal.

• Moverá el hombro, pero no el codo.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

Juegos para bebé: los mejores para su edad

 

 

 

Categorías
Especiales

20 retos que mamá sabe vencer, ¿o reconoces alguno que no?

Un reto es una situación difícil o peligrosa con la que alguien se enfrenta. ¡Y justo es lo que hacen las mamás, todos los días! ¿Cierto? Mira estos que enumeramos y cuéntanos de ti, queremos saber cómo has vivido tú estos retos de ser mamá.

LOS MALESTARES DEL EMBARAZO

Te enteras de que estás embarazada, ¡wow, qué emoción! Quieres que cada una de las personas que te rodean sepan de lo que para ti es el acontecimiento más grande que te puede pasar. Pero también esta emoción viene con muchos cambios, sobre todo en tu cuerpo, y con “síntomas”: vómitos, náuseas, cansancio, dolor de piernas, de cabeza, pecho, aumento de peso, hinchazón de pies, demasiado sueño… Lo mejor que puedes hacer es disfrutar cada una de las etapas (aunque parezcan interminables) porque de alguna forma son maravillosas.

CAMBIAR DE TALLA EN CUESTIÓN DE NUEVE MESES 

Pasan los meses, enfrentas los malestares de cada trimestre y de repente, ¡pum! ¡Ya no te queda tu ropa! Tu cuerpo se modificó para darle un hogar a esa nueva vida. Aunque esto, más que un reto, es una ventaja porque puedes ir de shopping; por fortuna ya existen diferentes outfits que nos hacen ver realmente divinas.

DAR PECHO

Duele, cambias tu alimentación, te preocupas porque no te sale suficiente leche, el tema de usar el sacaleches, lo que opina la gente… pero siempre valdrá la pena hacerlo, ¡es el mejor alimento que les podemos dar a nuestros bebés!

APRENDER A CAMBIAR PAÑALES

Cambiar el primer pañal da nervios. Constantemente piensas en si lo estás haciendo bien o si no lastimas al bebé. Después es más complicado porque uno tiene que perder el asco y enfrentar que ocurra algún accidente, como que te hagan pipí en la cara o que debas cambiar las sábanas, ropa… ¡y todo! Ja, ja, ja.

SABER DORMIR SIN PODER DORMIR

Hay un dicho que siempre te cuentan cuando vas a ser mamá: “Por favor, duerme todo lo que puedas porque cuando nazca ya no vas a dormir nunca”. Tú piensas: “¡Qué exageradas!”, pero es verdad: desde que te conviertes en mamá no vuelves a dormir ocho horas seguidas y tienes que aprender a vivir con eso o aprender a dormirte sentada… ¡y hasta parada! Aunque con una pestañita de cinco minutos en el día ya la hiciste.

MI BEBÉ LLORA Y, ¡¿NO SÉ POR QUÉ?!

Como tu bebé no habla ni se puede comunicar, debes volverte adivina, pero te pasan mil cosas por la cabeza, como cuando llora: si tiene hambre, si el pañal está mojado, si tiene sueño, si está enfermo, si no sacó el aire, si tiene calor, si tiene frío, si la ropa le incomoda… Lo más difícil es que a veces llora sin motivo y, como mamá, lo peor del mundo es ver a nuestros hijos llorando: se nos rompe el corazón de saber que algo los pueda hacer sufrir, es una cosa que las mamás no permitimos. ¿Exageramos? No, es algo natural en nosotras protegerlos lo más que podamos; yo creo que por lo menos hasta que tenga 40 años, ¿no? Ja, ja.

PUNTUALIDAD

¿Qué es eso? Llegar a tiempo a diferentes lugares es un superreto por distintas circunstancias, como que el bebé se quedó dormido, se hizo popó, hay que preparar la pañalera, arreglar a los niños y luego arreglarte tú… Debes aprender a bañarte en dos minutos, vestirte en la mitad de ese tiempo, subir carreola, poner el autoasiento en el coche, salir “con tiempo” para evitar el tráfico y ya cuando estás en camino, ¡darte cuenta de que algo se te olvidó!

MI CASA NO ES APTA PARA NIÑOS

Aunque pienses que lo difícil es decidir de qué color pintarás el cuarto de tu bebé, la realidad es otra. Debes modificar casi toda tu casa para que cuando tu niño empiece a gatear o caminar no se lastime. Te haces fan de productos como las gomitas para las esquinas de las mesas, poner puertas de seguridad para las escaleras, seguros para las puertas del refri, cajones de la alacena, topes para las puertas de los cuartos y mucha seguridad para tratar de que no le pase nada, que todo esté limpio, por si se lleva algo a la boca. Sobre todo cuando somos mamás primerizas, esto nos da pavor: ¡queremos tener ojos por todos lados para lograr verlo en cada movimiento que da.

REGRESAR A TRABAJAR

Otro de los retos más difíciles como mamá es regresar a trabajar y saber con quién lo vas a dejar. Que si con tu mamá, la suegra, la cuñada, una nanny o mejor en una guardería, porque ningún familiar lo puede cuidar. Pero el desapego es muy complicado y tomar la decisión de buscar el mejor cuidado, dejar de pensar que nadie lo va a proteger mejor que uno, es demasiado complicado. Y ya cuando resolviste quién cuidará a lo más preciado de tu vida, salir corriendo para ir por él y llegar con la energía de jugar, darle de comer, ayudarlo con tareas, bañarlo, contarle cuentos y dormirlo, ¡para ahora sí darte el tiempo de lavar, limpiar y preparar todo para el otro día.

SER MUJER, ESPOSA, HIJA, MADRE…

No podemos ser efectivas y cuidar de otros si no cuidamos de nosotras primero. Debemos tener claras nuestras metas para trazar un plan y lograr una estabilidad en las tres cosas: mujer, esposa y mamá. Para darle a cada uno su tiempo y su espacio, las mujeres nos podemos dividir en tres; lo difícil es quedar bien con los tres, aunque sí se puede. Nada más hay que organizarnos y creer en nosotras mismas. Es bueno tener tiempo para ti, para tu pareja y para tus hijos: todos y cada uno merecen la misma atención.

DISCIPLINA

Es tener estructura en casa, poniendo límites. Por mucho que duela no podemos decirle a todo que sí. ¿Recuerdas esta frase: “Esto me va a doler más a mí que a ti”? Es real. Tu niño necesita aprender que hay tiempos para todo; incluso en qué momento puede comer su chocolate favorito; sí, algo tan banal es importante.

ALIMENTACIÓN

Enseñarles a comer de todo, para mí, ha sido una batalla no ganada: al principio, cuando son bebés, es más sencillo, pero cuando empiezan a crecer y a detectar qué les gusta y no, es más difícil. Yo he tenido que cambiar varias veces de hábitos para que los niños se vayan acostumbrado a que desde chiquitos se comen verduras, carbohidratos, proteína, granos y comida saludable para que los haga crecer fuertes y sanos, y que lo saludable no está peleado con el buen sabor.

GRACIAS Y POR FAVOR

Es algo con lo que yo he vivido todo el día. Recuerdo que mi mamá nos lo repetía 80 veces al día. Y ahora que soy mamá la estoy aplicando igual: son muy importantes esas palabras, siempre resuelven casi todo. Dar las gracias es un básico, hay que saber agradecer las cosas y siempre pedirlas por favor. Es educación, sencillo.

COMPARTIR

Los niños tienes que estar preparados para compartir, esto ocurre más o menos a partir de los cuatro o cinco años, cuando empiezan a soltarse más. En casa debemos predicar siempre con el ejemplo, deben vernos compartir regularmente, usar palabras que motiven a los niños a ser generosos como amigos, fomentar juegos en grupo y nunca comparar a tus hijos con otros pequeños.

OBEDIENCIA

Es una virtud porque irán por el camino de lo correcto y así evitarán cosas desagradables en el transcurso de su vida. Creo que enseñar a los niños a ser obedientes en esta época es muy difícil. Desde pequeños hay que guiarlos a ser educados; para mí, ser obediente significa felicidad y paz, y ser desobediente trae temor y desconfianza.

EDUCAR HIJOS HOMBRES

Tengo dos hijos varones: siento que ellos son más complicados y no me refiero a cuando son chicos, hablo de toda la vida. Los hombres son más desapegados de la familia, tienen más libertad, son los que se van a ver a la novia o con la familia política. Yo espero lograr que mis hijos hombres sean niños de bien, educados, caballerosos, trabajadores, respeten a las mujeres y sean unidos a su familia. Dicen que el que trata a una mujer como princesa, es porque fue educado por una reina. Como mamá es un orgullo saber que educaste a tu hijo creciendo con estos principios.

FAMILIA UNIDA

Pasar tiempo juntos y compartir momentos que, por pequeños que parezcan, sabes que los marcarán creciendo en un núcleo familiar lleno de armonía. Mamás: por muy ocupadas que a veces estemos, siempre hay tiempo que podemos dedicarles para jugar y convivir con ellos, ir al parque o a tomar un helado. No desaprovechemos cada etapa de su crecimiento, porque estas no vuelven. Este siempre será uno de mis grandes retos: tener una familia unida siempre, que nos amemos, que mis hijos se apoyen, se cuiden, se protejan y se quieran, que sepan que sus papás están siempre para ellos y que ellos también estén para sus padres.

Por Andrea Torre

FOTO GETTY IMAGES

Categorías
Así Crece

Libros que tu hijo de 3 años amará

Si eres mamá de un niño de tres años, estos libros te ayudarán para iniciarlo en el mundo de la lectura. 

De acuerdo a Lizbeth Alvarado, editora de literatura infantil y juvenil de Norma México, “en esa edad requieren libros grandes, livianos y de fácil manipulación. Escuchar la lectura aumenta su atención, les ayuda a identificar sonidos”.

Son adecuados los libros para jugar, con orificios, diferentes texturas, ventanas o incluso sonidos. Las historias deben tener imágenes atractivas, mucho color y un vocabulario rico que aborde situaciones de la vida diaria.

Te dejamos nuestra selección

MIS ANIMALES SUAVECITOS, Xavier Deneux, Editorial, Océano Travesía.

¿Cómo se siente tocar un oso? ¿Y un murciélago? Siluetas de animales con aplicaciones de distintos materiales para que tu hijo se emocione y descubra sensaciones al tacto.

ABECEDARIO, Ruth Kaufman y RaquelFranco, ilustrado por Diego Banki, Editorial El Naranjo.

Las viñetas muestran escenas atractivas para tu pequeño. Es perfecto para abrir hojas al azar, buscar detalles divertidos y comenzar a reconocer letras.

EL DÍA QUE LOS CRAYONES REGRESARON A CASA, Drew Daywalt, ilustrado por Oliver Jeffers, Editorial FCE.

Una historia sencilla que explora sentimientos y reflexiona sobre las primeras responsabilidades de tu niño y reír juntos.

BÁRBARO, Renato Moriconi, Editorial FCE.

Álbum sin texto sobre un audaz guerrero. Ideal para que describan las acciones con sus propias palabras y cuenten la historia de mil maneras.

FOTOS CORTESÍA DE EDITORIALES Y GETTY IMAGES

Categorías
Nutrición

4 ingredientes que realmente hacen un sándwich saludable

¿Por qué el sándwich es perfecto para un lunch escolar? La alimentación es uno de los temas que más preocupan a los padres, por eso nos hemos dado a la tarea de investigar cuáles son los alimentos que sí o sí debe tener el sándwich de tu hijo para hacerlo verdaderamente saludable y aprovechar que es el clàsico de la lunchera de todos los niños. ¡Toma nota!

Pan de granos enteros

Comparados con los granos refinados (como el arroz blanco y el trigo que se usa para hacer el pan blanco), los granos enteros contienen más antioxidantes, como la vitamina E y el selenio. Además, aportan más minerales como potasio, magnesio y zinc, así como una mayor cantidad de fibra. Consumir granos integrales reduce el riesgo de padecer males como cáncer (ciertos tipos), diabetes y presión alta, tan comunes ya desde la infancia.

Hojas verdes

A pesar de que no tienen el pigmento amarillo-naranja, característico de otros vegetales, también son ricas en betacaroteno. El consumo frecuente de hojas verdes impide que se deteriore la retina. Contienen ácido fólico y vitamina B, que ayudan a controlar enfermedades del corazón, y minerales que son capaces de revertir la presión alta. Además, sus potentes antioxidantes combaten y reparan los daños causados por los radicales libres.

Vegetales amarillos y naranjas 

Los vegetales de estos colores contienen betacaroteno, un elemento que el cuerpo convierte en vitamina A. El betacaroteno es un antioxidante que defiende al cuerpo de las moléculas de oxígeno que dañan la estructura de las células; es decir, a los niños los protege de las enfermedades (y a los adultos del envejecimiento prematuro). Además, los vegetales amarillos y anaranjados son excelente fuente de fibra, vitaminas, minerales y fitoquímicos.

Pescados

Desde luego con la autorización del pediatra, los mariscos son una inmejorable fuente de proteína para tu niño, ya que además contienen bajos niveles de grasa saturada y son muy buena fuente de ácidos grasos Omega-3, un tipo de grasa muy importante porque disminuye el riesgo de desarrollar problemas cardiacos y porque controla los niveles de triglicéridos.

Fotos Getty Images

Categorías
Ser Bebé

Plantar un árbol por cada recién nacido, una iniciativa ambiental en Bruselas

En este municipio nacen al año 8,612 bebés aproximadamente. Cantidad que bajo tal iniciativa ambiental en Bruselas, capital de Bélgica, sede administrativa de la Unión Europea, se tendría que igualar en árboles plantados al año. 

Un árbol se plantará por cada nacimiento de un bebé

Tal proyecto recibe el nombre de “Baby Boom” y forma parte del Plan de Clima que fue adoptado por el municipio de Bruselas en mayo de 2018, cuyo esfuerzo se encamina no solo a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero (la reducción de CO2 podría ser de hasta 13 toneladas por año), también a evidenciar que el problema del clima va más allá de las fronteras.

Justo por esto ultimo, bajo este programa se ha plantea que desde el año 2020, con cada nacimiento declarado en los registros municipales, los padres recibirán una tarjeta informándoles que se plantará un árbol a su nombre en alguno de los países del sur.

Plantar un árbol es una vieja tradición

Esta costumbre la encuentras en Líbano, Israel y otros sitios en Europa y América. Se cree que es un ritual muy antiguo, ya que el árbol como símbolo de fuerza, resistencia y arraigo ha estado presente en la historia de la humanidad desde hace siglos. Una vez que el niño había nacido, la mamá buscaba un lugar seguro y protegido para plantar una semilla. Mientras lo hacía, se comprometía a cuidarla hasta verla convertirse en un ejemplar grande, fuerte y hermoso, al igual que con su hijo.

Categorías
Salud

¡A jugar! Cuida su salud con estas ideas de actividad física

¿Por qué con el juego? En los primeros años de vida, el juego es su manera de tener actividad física y hacer ejercicio, mucho antes de que el deporte llegue a sus vidas.

Además, la riqueza motriz de los pequeños depende de la oportunidad que les demos de moverse y estas experiencias mejoran su capacidad intelectual, concentración, equilibrio y comunicación. 

Cuando llevas a tu bebé de paseo, lo animas a chapotear en la bañera o lo dejas que repte y gatee, estás sembrando la semilla de un niño, un adolescente y un adulto con el hábito y facilidad para la actividad física. Así que a jugar con estas ideas en movimiento que hoy te compartimos.

IDEAS EN MOVIMIENTO

Lo que mejor funciona es lo más sencillo: gatear, arrastrarse, agacharse y levantarse o saltar. Se trata de conectar con el niño y divertirse juntos.

• Circuito de psicomotricidad. Pon en el suelo almohadas, cojines, una manta, etc. Se trata de pasar por encima o por debajo, sortear los obstáculos, rodar, arrastrarse, gatear o caminar hacia atrás.

• Simón dice. El que dirige el juego dice “Simón dice…” y propone un movimiento o un gesto que los demás tienen que imitar: ir a cuatro puntos, corriendo, de puntillas, etc. Otra versión es “Me rasco (la rodilla, el pie, la nuca…) ”.

• Carreras y bailes de animales. Tú eres un perro o un león y yo una tortuga, un elefante o un cangrejo. ¿Cómo bailamos? o ¡A ver quién llega antes a la meta!

• Bolas en el pasillo. Cierra las puertas, pon música y suelta muchas pelotas. Cuando se pare la canción, hay que agarrar todas las pelotas que se puedan y meterlas a un “tragabolas” (bien puede ser una caja de cartón).

• Tenis con globos. Sustituye las raquetas por platos de cartón. ¡Que los globos no toquen el suelo por nada en el mundo!

• Aros. ¿Quién conseguirá capturar al otro utilizando un aro? O, al colocarlo en el piso que simule una isla; entonces, que mamá o papá sean el náufrago y el niño, un tiburón.

• ¿Bailamos? Pongan su música favorita, ¡y a moverse al ritmo! Cuánta diversión habrá.

Categorías
Especiales

¿Qué necesita un niño con autismo de sus papás?

Sí, necesita amor, empatía y de la ayuda de sus papás para relacionarse con el mundo, pero… ¿cómo hacerlo? 

Los niños con autismo presentan complicaciones de comunicación, socialización y de conducta que, por supuesto, impactan en su habilidad para interactuar con las personas debido a que su actuar no es el conocido, esperado o aceptado: no puede explicar lo que desea, no sigue las indicaciones, a veces parece oír, pero a veces no, no sonríe cuando alguien le sonríe, hace poco contacto visual, parece estar en su «propio mundo»… entre otras condiciones.

Tales aspectos dificultan el trato con el niño, pero justamente por ello, quienes conviven con niños autistas requieren poner en práctica la empatía y la paciencia; ellos necesitan que las personas entiendan su forma de actuar sin menospreciarlo o intentar obligarlo a ser como «un niño o un adulto debería ser», pues además, el autismo no desaparece, es una condición de por vida, por lo que es importante enseñar a las personas con autismo a valerse por sí mismas dentro de lo posible.

Así, un niño con autismo necesita que sus padres lo conozcan a fondo para saber cómo ayudarlo y tenga identificadas cuáles son las áreas que tiene más afectadas, así como su grado de desarrollo.

Es así también porque las discapacidades de cada persona autista son distintas: podemos encontrar casos que van desde la discapacidad intelectual, capacidades intelectuales de rango medio, así como también superiores; por tanto, cada situación es diferente y, a veces, lo que le funciona a uno no va a hacer el mismo efecto en el otro.

TIPS PARA AYUDARLO A TENER UN MEJOR DESARROLLO

  1. Dale un spinner o squishy, ya que sirven para reducir los niveles estrés.
  2. Las apps como Autism iHelp lo ayudarán a incrementar sus habilidades y a desarrollar su independencia.
  3. Ponlo a escuchar música de compositores como Bach, Mozart, Vivaldi, Haydn y Händel; está comprobado que la música de Mozart ayuda a la liberación de endorfinas que, al aminorar la presión arterial, disminuyen el nivel de adrenalina y esteroides en el cuerpo
  4. Llévalo a hacer una actividad artística; ayuda a expresar emociones y sentimientos, alivia el estrés y permite un mejor desarrollo de habilidades.
  5. Regálale un animal de compañía para que pueda explorar sus emociones con él.

 

Categorías
Especiales

Recetas de gelatinas para convivir bonito en familia

De coco y café, pay de limón, almendra, toronja, de cajeta con tequila… Sorprende a tu hijo, pareja y a toda la familia con estas recetas de gelatinas que tienen ingredientes distintos y riquísimos. 

Gelatina de yogur

INGREDIENTES

  • 2 tazas de yogur de vainilla
  • ½ taza de blueberries
  • ½ taza de zarzamora
  • ½ taza de frambuesas
  • ½ taza de fresas
  • La ralladura de 1 naranja
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 3 cucharadas de agua
  • 2 sobres de grenetina en polvo

PREPARACIÓN

  1. Disuelve la grenetina en una taza de agua caliente.
  2. En un tazón combina el yogur con la grenetina hidratada. Revuelve hasta integrar y agrega las frambuesas, las zarzamoras y los blueberries. Refrigera en un molde hasta cuajar.
  3. Licúa las fresas con la ralladura de naranja, el azúcar y el agua.
  4. Desmolda la gelatina y decora con el coulis (la mezcla del paso anterior) de fresa.

Gelatina de leche de almendra con almendra

INGREDIENTES

  • 2 ½ cucharadas de grenetina en polvo
  • 2 ½ tazas de leche de almendra 2/3 de taza de azúcar
  • ½ cucharadita de esencia de vainilla
  • ½ cucharadita de esencia de almendra
  • 250 g de chabacanos en almíbar drenados

PREPARACIÓN

  1. Disuelve la grenetina en 1/4 de taza de agua caliente.
  2. En un tazón combínala con todos los ingredientes restantes, revuelve bien hasta disolver el azúcar.
  3. Coloca en moldes individuales y refrigera hasta que cuaje.

Gelatina de pay de limón

INGREDIENTES

  • 1 sobre de gelatina de limón
  • 1 paquete de galletas de vainilla
  • La ralladura de 1 limón
  • 1 lata de leche evaporada
  • 1 lata de leche condensada
  • 1 taza de agua
  • 1 taza de leche
  • 350 g de mantequilla derretida

PREPARACIÓN

  1. Calienta el agua y la leche. Agrega el sobre de gelatina de limón..
  2. Una vez disuelto, licua con la leche evaporada, la condensada y la ralladura de limón.
  3. Aplasta las galletas y mezcla con la mantequilla para formar una masa como para pay.
  4. Envuelve los grumos de masa ligeramente en la preparación y divide en moldes individuales. Refrigera hasta que cuaje.

Gelatina con tequila de cajeta

INGREDIENTES

  • 1 lata de leche evaporada
  • ¾ de taza de cajeta
  • 1 ½ sobres de grenetina
  • 2 cucharadas de tequila
  • ½ taza de crema batida

PREPARACIÓN

  1. Hidrata la grenetina en ó taza de agua fría. Reserva.
  2. Calienta la leche con la cajeta a fuego medio hasta que integrar. Retira y añade la grenetina junto al tequila.
  3. Divide en moldes individuales y refrigera hasta que cuaje. Adorna con un poco de crema batida.

Gelatina de toronja

INGREDIENTES

  • 1 lata de leche condensada
  • 1 lata de leche evaporada
  • 4 cucharadas de grenetina en polvo
  • 300 g de duraznos en almíbar
  • 10 cucharadas de mermelada de naranja
  • 2 tazas de jugo de toronja

PREPARACIÓN

  1. Calienta a fuego bajo la toronja y la mermelada de naranja, agrega la grenetina y revuelve hasta integrar.
  2. Licúa los ingredientes restantes y añade a la mezcla de jugo de toronja.
  3. Divide en moldes y refrigera hasta que cuaje. Decora con toronja fresca.

Gelatina de coco y café

INGREDIENTES

  • 1 lata de leche de coco
  • ½ taza de crema para batir
  • 1 lata de leche condensada
  • 3 sobres de grenetina en polvo
  • ¼ de taza de agua caliente
  • 100 g de coco rallado
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • ½ cucharadita de canela en polvo
  • 1 taza de café fuerte

PREPARACIÓN

1. En un tazón mezcla la leche de coco, la crema, la leche condensada y el coco rallado. Agrega la vainilla y la canela.

2. Hidrata 2 de los sobres de grenetina en el agua caliente.

3. Vierte poco a poco a la preparación de leche hasta integrar completamente. Divide en moldes individuales y refrigera.

4. Hidrata el otro sobre de grenetina en la taza de café y coloca 2 cucharadas sobre cada gelatina de coco. Refrigera hasta que cuaje.

Recetas y fotos cortesía Cocina Fácil

Categorías
Especiales

¿De qué sirve dar a tu hijo crayolas para que haga garabatos?

Para los adultos, los garabatos y dibujos de los niños pueden ser simples rayones sin sentido, pero en realidad tienen una gran aportación en el desarrollo de tu hijo. De hecho, los padres cada vez se interesan más por los dibujos de sus hijos, los miran con entusiasmo, los enmarcan, los coleccionan; ¿eres de este grupo? 

Si tu respuesta ha sido sí, quizá te ocurra que no es la belleza del dibujo lo que más te cautiva sino su riqueza expresiva, lo mucho que tu hijo dice a través de sus dibujos y garabatos, por lo que sabes que dar a tu hijo crayolas para que haga garabatos y dibujos es un acto que suma mucho a su desarrollo emocional.

DE CRAYOLAS, GARABATOS Y EL DESARROLLO DE TU HIJO

Los niños tienen propensión a dibujar desde muy pronto.

A los 18 meses pueden ya tomar un lápiz o una crayola y hacer los primeros garabatos: trazos desordenados, descontrolados, irregulares y de dirección variable. Estos primeros dibujos suelen salirse del papel y carecen de sentido. El garabato funciona como simple descarga motora para el niño, que obtiene placer con el movimiento. Con frecuencia mira para otro lado mientras hace estos trazos.

Aunque estos garabatos no representen nada, a ellos les resultan divertidos y son una forma de expresión. Algunos padres tratan de encontrar en ellos algo que pueda reconocerse, pero en esta primera etapa es inconcebible que el niño pueda trazar un dibujo de algo real. Y, sin embargo, es importante interesarse por lo que hace, pues él debe sentir que este modo de comunicación es aceptado y valorado por los adultos.

Llega un momento, más o menos a los seis meses de empezar a garabatear, en que el niño descubre que hay una relación entre sus movimientos y los trazos resultantes, y eso es una experiencia muy importante para él. Trata de usar varios colores, le gusta llenar toda la página y probar materiales diferentes: plumón, crayola, lápices de colores… La experimentación predomina sobre la expresión, toma un lápiz de color tras otro, y suele hundir las puntas por la presión.

Con dos años y medio

Ya trata de dirigir y controlar el movimiento de la mano, comienza a respetar los límites de la hoja e intenta cerrar las líneas. La coordinación mejora, el garabato se hace circular y los trazos más controlados. La actitud de los padres y educadores es ahora más importante, pues el niño acudirá a ellos con sus dibujos para que participen de su entusiasmo. Además aparece el simbolismo. Los garabatos siguen sin parecerse a nada real.

Y a los tres años, cuatro años… 

Los niños empiezan a dar nombre a sus creaciones, pues para ellos ya representan personas u objetos («esta es mamá», por ejemplo), aunque con un sentido personal y poco estable. Lo que empezó siendo una pelota puede convertirse sobre la marcha en un caballo y terminar siendo una casa.

La cantidad de tiempo que el niño dedica ahora a esta actividad aumenta. Los garabatos pueden estar bastante bien diferenciados, bien distribuidos por la hoja, y por lo regular describe lo que está haciendo.

Empieza a darse un parecido entre el dibujo y la realidad, aunque la representación de lo real es muy rudimentaria, ya que el niño todavía no tiene noción de distancia, perspectiva ni proporción.

Es ahora cuando la figura humana comienza a aparecer en sus dibujos. Personas que suelen consistir en un círculo con marcas que representan los ojos, la nariz y la boca, que pueden estar en cualquier lugar y posición dentro de ese círculo (al principio, incluso fuera de él).

Estos personajes quizá tengan orejas y pelo, representados de manera rudimentaria, y también unos brazos rígidos que salen directamente de la cabeza. A veces los brazos terminan en unas manos compactas, a modo de mazo, que incluso pueden rematarse con unos dedos que casi nunca serán cinco. Las piernas, si las hay, también salen de la cabeza; suelen ser dos trazos rectos que terminan en unas bolas a modo de pies.

Nos encontramos en lo que suele llamarse la etapa del «renacuajo». A veces ya en estos años aparece el tronco en forma de un rudimentario óvalo o rectángulo, pero todavía no hay cuello. Es frecuente que las figuras estén haciendo algo, pero hay que adivinarlo a partir de otros objetos que tienen al lado (una pelota, por ejemplo) o de los comentarios del niño.

A veces a los cuatro años empiezan a aparecer la ropa y el paisaje. Incluso algunos ya no dibujan cosas aisladas, sino que insinúan contextos, escenas: el hombre puede estar sobre un suelo, bajo un sol, hay un coche que pasa, un árbol…

Así, el interés del pequeño por dibujar personas (suele ser lo primero que pintan) se mantendrá a lo largo de toda la infancia: pasarán de pintar personajes anónimos, a retratarse a sí mismos, a sus padres y hermanos, a sus amigos… Procura no forzar a tu hijo a que le dé nombre o sentido a lo que dibuja, mejor foméntale la libre espontaneidad: sé flexible y no trates de encasillar sus producciones.

Por Felipe Salinas