Categorías
Así Crece

10 frases de psicología positiva para tu hijo

10 frases de psicología positiva para tu hijo

Los niños aprenden lo que ven y si eres capaz de transmitirles una visión positiva de la vida, ellos tendrán una mejor estabilidad emocional.

10 frases de psicología positiva para tu hijo

Como papá o mamá, siempre buscas dar lo mejor a tu hijo, para que se encuentre bien, enfócate en lo que quieres con tu pequeño ¡y logra un cambio!

Apoya a tu hija así…

Consejos para mejorar tu autoestima ¡y la de tu hija!

  1. Eres único, especial, diferente e increíble.
  2. Tu buen humor (o la característica más sobresaliente de tu hijo) es tu mayor fortaleza.
  3. Vale la pena luchar por lo que quieres.
  4. Disfruta hoy, no pienses demasiado en el pasado y tampoco exageres pensando en el futuro.
  5. Elige tus batallas.
  6. Todo tiene una solución.
  7. Inténtalo sin miedo.
  8. Si algo no te encanta de ti, atrévete a cambiar, puedes ser más audaz si te lo propones.
  9. Déjalo ir, si algo te hace daño o ese amigo no es como tú creías…
  10. Nunca es tarde para decirle a alguien que lo quieres.

¡Educar en positivo, es posible!

Foto: Getty Images

Mira cómo tener más paciencia…

5 tips para tener paciencia, paciencia y más paciencia

Los niños aprenden lo que ven y si eres capaz de transmitirles una visión positiva de la vida, ellos tendrán una mejor estabilidad emocional.

 

Categorías
Ser Familia

Cómo evitar peleas entre tus hijos

Cómo evitar peleas entre tus hijos

Por Rodrigo González y Mayra Martínez

A continuación diversas formas de evitar peleas entre hijos competitivos.

Estos consejos pueden ayudarte a que tus hijos sean más resilientes emocionalmente. La resiliencia es la capacidad de los seres humanos para adaptarse positivamente a situaciones adversas.

¿Tus hijos hacen berrinches?

Controla los berrinches sin perder la paciencia

Cómo evitar peleas entre tus hijos

Ten en mente esto y llévalo a la práctica…

Somos únicos

Recuerda que todos tenemos el mismo valor todo el tiempo. No hay nada que tus hijos puedan hacer para lograr o ganar más valor ni perderlo. El valor humano es inmutable y cada persona es un alma humana única e irremplazable que tiene valor y estima infinitos.

Celebra sus esfuerzos

Por lo tanto, cuando tu hijo regrese a casa con una mala calificación, celebra sus esfuerzos, pero recuérdale que como persona sigue teniendo el mismo valor que su hermano que sacó buenas notas en su examen de matemáticas, y que lo intentó con todas sus fuerzas e hizo todo lo posible.

Dales seguridad

Cuando realmente mostramos a los niños que celebramos sus esfuerzos, no solo sus logros, entienden que su valor no está ligado a la apariencia, el desempeño o la propiedad, y por ende se sentirán más seguros de sí mismos.

Fortalece su autoestima

Para que esto realmente funcione y mejore su autoestima, tiene que ser algo de lo que se habla a diario, que no importa lo que haga, todavía tiene el mismo valor intrínseco que todos los demás. Puede que no obtenga las recompensas que reciben aquellos que trabajan más duro, lo cual es una lección importante, pero su valor como alma humana no cambia.

Cierra los ojos y ten paciencia, mira cómo…

5 tips para tener paciencia, paciencia y más paciencia

Celebran victorias y pérdidas

Enseña a tus hijos a celebrar sus victorias y sus pérdidas. Esto puede parecer contradictorio, pero cuando ponemos el mismo valor en las victorias y las pérdidas, y vemos que ambas son partes importantes en nuestro desarrollo y crecimiento, enseñamos la capacidad de recuperación emocional. Hacemos esto al destacar las fluctuaciones de la vida y cada uno de los roles para esta, que en cada circunstancia y situación, tanto buena como mala, están aquí para servirnos y ayudarnos a crecer.

Pon un buen ejemplo

Podemos mostrar a los niños con el ejemplo que pueden sentirse seguros en cualquier circunstancia y que podemos y recuperarnos de los fracasos.

Es importante que tus hijos observen cómo muestras resiliencia emocional con los altibajos de la vida, en lugar de entrar en pánico o desanimarse. Para lograr esto, es posible que deba ajustar su perspectiva para ver la vida como su aula perfecta en lugar de una prueba que determine su valor.

Disfruta de la vida

Con su nivel actual de resistencia emocional, puede mostrar a tus hijos una imagen realista de la vida, el aprendizaje y el crecimiento, o puede pintar un cuadro de miedo sobre el futuro y la vida misma. Cuando representamos la fortaleza, sabiduría y precisión del modelo sobre las lecciones de vida para nuestros hijos, mostrándoles que cada momento de la vida nos permite crecer y está aquí para darnos forma de alguna manera, les estamos enseñando a ver el universo como su lugar y no en contra de ellos.

La relación que se viva en tu casa, depende de tus reacciones, trata de guardar la calma.

Foto: Getty Images

Mira cómo relajarse en familia…

7 razones para escaparte a la playa con tu familia

Categorías
Padres e Hijos

¿Cómo inmunizar a tu hijo contra las malas influencias?

Quisiéramos aplicarles una vacuna y despreocuparnos sabiendo que nuestros hijos siempre harán buenas elecciones. Pero… eso se queda en el mundo de los sueños y la realidad es que constantemente los niños enfrentan situaciones que, en proporción a su edad, les presentan dilemas éticos. Por eso, es necesario enseñarle a reconocer y confrontar las malas influencias. 

Desde muy pequeños, los niños comienzan a aprender que pueden o no dar satisfacción a sus deseos y que hacerlo, en algunas ocasiones, puede acarrear consecuencias negativas, como el regaño de mamá y/o papá, mismo que incluso puede llegar a ser sentido como la posible pérdida de su amor.

Esto significa que el buen comportamiento se construye sobre la base del temor a perder el cariño de los padres y se extiende al cariño de las personas que cuidan del niño. Cabe aclarar que estamos hablando de la experiencia del niño pequeño cuando se le aplica algún correctivo para disciplinarlo. Quedan descartadas las agresiones físicas y verbales; no se insulta ni se golpea a un niño.

Pero no puedes esperar que el temor sea por siempre la base del sentido ético de tu hijo, pues llegará un día en que se sienta (y lo sea realmente) más fuerte que tú. Además, piensa en un adulto que tome sus decisiones principalmente a partir de la necesidad de sentirse amado y aceptado.

¡Le haría terriblemente manipulable! Aunque todos conocemos personas que se mueven así por la vida, seguro que preferirías que tu hijo fuese capaz de decir NO cuando la situación lo amerita. ¿Qué hacer entonces?

Fomenta los elementos que van construyendo el sentido ético

La empatía, que suele ser descrita como la capacidad de ponerse en los zapatos del otro. Si un niño es capaz de comprender intuitivamente cómo se puede sentir un compañerito de la escuela cuando es acosado, sea su amigo o no, entonces habrá mayores probabilidades de que se niegue a ser “cómplice” del acoso. Para ello, cuéntale a tu hijo cómo te sientes cuando ves sufrir o padecer a otra persona; pregúntale como se siente cuando ve a un animal lastimado, por ejemplo.

La capacidad de análisis de una situación. ¿Qué tal si en palabras sencillas explicas a tu hijo por qué no tomas artículos del supermercado y te los llevas sin pagar? No solo porque robar es malo. Cuando robamos algo, aunque sea jugando, causamos daño a otra persona, a una institución, al país, etc.

El juicio de realidad, que se entiende como la capacidad de anticiparse a las consecuencias de los propios actos y se deriva de la capacidad de análisis. Esto significa enseñar a los niños a evaluar sus actos en función del objetivo que pretenden alcanzar y de las consecuencias naturales que generan. Parece complicado, pero puedes enseñarlo con peras y manzanas.

Por ejemplo, a muchos se nos antojaría comer un litro de helado de chocolate, pero además de sentirnos muy contentos después de hacerlo, también nos sentiremos con dolor de estómago, quizá de garganta, pasaremos largo rato en el baño y hasta se nos olvidará lo contentos dando paso a un malestar generalizado.

En ocasiones, es necesario platicar con tu hijo acerca del “gustito” que puede sentir al desafiar las reglas, que en pequeña medida es normal, pero si se intensifica puede ser indicador de algún problema que es mejor atender de manera profesional con el apoyo de un psicólogo.

Ninguna norma o ley vale arbitrariamente. Es importante explicar su sentido,
por qué sí o por qué no; lo que ayudará a nuestros hijos a irse formando un criterio ético y con ello, tal vez no alcancen la inmunidad, pero sí les ayudará a mantener
cierta capacidad reflexiva e independencia en su toma de decisiones.
Aún si esas decisiones consisten en devolver la goma que pidieron prestada o negarse
a hacer burla al compañerito nuevo del grupo.

Por Patricia Angélica Osuna Navarro, psicoanalista miembro de la Asociación Mexicana para la Práctica, Investigación y Enseñanza del Psicoanálisis, A.C. (AMPIEP): www.ampiep.org Tel. (55) 5157-0409 Facebook: PatriciaOsunaPsicoanalista

FOTO GETTY IMAGES

Categorías
Ser Familia

Cría a tu hijo con energía positiva

Cría a tu hijo con energía positiva

Contagia a tu hijo de pensamientos positivos y juntos aprendan a disfrutar de las pequeñas cosas de la vida.

Cría a tu hijo con energía positiva

Para la psicología positiva, una rama de la psicología que estudia:

  • Las cualidades positivas y cómo desarrollarlas
  • Emociones placenteras 
  • Desarrollo de las virtudes y fortalezas

Mira cómo decorar la habitación de tu hijo…

Llena la habitación de tu hijo con los colores del arcoíris y sube su ánimo

¿Qué es la felicidad?

Es un paquete genético en el que se suman: tendencia al optimismo, circunstancias o entorno y voluntad (Felicidad = O + C + V). Cuando estos tres factores logran un balance favorable en una persona, podemos decir que tiene una energía positiva.

Características de niños con energía positiva

  1. Son seguros de sí mismos.
  2. Buenos líderes.
  3. Tienen un buen autoconcepto.
  4. Son activos, creativos y extrovertidos.
  5. Tienen buen sentido del humor.
  6. Ayudan a los demás.
  7. Son honestos y confiables.
  8. Son leales a sus creencias.
  9. No mienten.
  10. Son de libre pensamiento.

Ayuda a tu hijo…

Cómo estimular la creatividad de mi hijo

La energía positiva surge cuando los niños…

1. Se alimentan adecuadamente.

2. Duermen más de 8 horas.

3. Tienen fuertes vínculos familiares.

4. Hacen ejercicio.

5. Establecen relaciones sociales saludables

6. Muestran una mejor versión de sí mismos

La energía positiva se contagia

Escuchar a alguien carcajearse, aunque no sepamos qué lo hace reír, puede provocarnos a carcajear igual.

Ver a alguien triunfar puede inspirarnos a intentar algo que nunca nos habíamos atrevido a hacer…

¿Por qué ocurre todo esto? Porque la energía positiva no solo se comparte ¡se contagia!

Por ello, te invitamos a realizar actividades en tu día a día que te ayuden a tener pensamientos positivos.

Recuerda que eres el ejemplo de los más pequeños del hogar.

¿Cuántos años tiene tu hijo? ¿Cómo fue la crianza que recibiste de tus papás?

Foto: Getty Images

Esto puede ayudarte…

Lo que sí y no debes hacer cuando ayudas a tu hijo en su tarea

Categorías
Padres e Hijos Ser Familia

¿Por qué les gritamos a nuestros hijos?

¿Por qué les gritamos a nuestros hijos?

Los gritos no son la mejor forma de educar a los niños; sin embargo, hay días en los que seguro pierdes el control y sin querer lo haces. Si te pasa esto, sigue leyendo.

¿Tu hijo hace berrinches?

Controla los berrinches sin perder la paciencia

¿Por qué les gritamos a nuestros hijos?

Muchos papás se sienten culpables por gritarle a sus hijos, ya que están muy conscientes de que esta no es la mejor manera de educarlos y reprenderlos; sin embargo, muchas veces pierden el control y sin querer lo hacen. ¡Tranquilos!

Los gritos tienen un trasfondo que es importante atender para que no caer en este tipo de prácticas. Recuerda que para hacer sentir bien a tu hijo, primero debes sentirte bien contigo misma.

Mira cómo relajarte…

Cómo ser más libre

1. Estás cansada

La falta de sueño y descanso son una de las principales causas que detonan el nerviosismo y la irritabilidad. Busca la manera de que tú y tu pareja tengan tiempo para descansar y cargar energía. De esta manera, en una situación de estrés podrás reaccionar con mayor tranquilidad evitando así, gritarle a tu hijo.

2. Tienes una vida demasiado exigente 

Otra razón por la que le gritas a tu hijo, que no debería ser una excusa sino para entender que no eres un monstruo, es que la vida actual es excesivamente estresante. ¡El tiempo no alcanza! Sin embargo, para ser feliz debes aprender a simplificar tus días. Las razones por las que gritamos no son los niños, sino nuestras propias expectativas o límites. 

3. Tus padres también te gritaban

Quizá otra de las razones por las que le gritas a tus hijos sea tu propia infancia. No siempre, pero en muchos casos, también recibiste, incluso de  padres amorosos, gritos, palabras duras, chantajes, etiquetas y hasta algún golpe. Es un comportamiento que has interiorizado, forma parte de tu educación y, en los momentos de tensión, cansancio, enfado o menor racionalidad, te dejas llevar por un patrón inconsciente.

4. No me hace caso 

Muchos papás explican que gritan porque si no los niños no les hacen caso y, por eso, aunque no les guste, se «ven obligados» a hacerlo. Una actitud como esta solo significa una cosa: pérdida de control. Lo mejor en este caso siempre es mantener la calma y tener paciencia, ya que de lo contrario la situación se puede tornar violenta y el niño tal vez haga lo que le pides, pero sin entender por qué le gritas.

Cierra los ojos, respira y ten paciencia, tu hijo sólo será niño una vez.

¿Le has gritado a tu hijo?

Foto: Getty Images

Esto podría servirte…

5 tips para tener paciencia, paciencia y más paciencia

 

Categorías
Así Crece

¿Los niños zurdos tienen alguna dificultad en su día a día?

¿Tienes un niño zurdo en casa? La Organización Mundial de la Salud calcula que aproximadamente un 4.5 por ciento de los ciudadanos del mundo son zurdos. Los neurólogos consideran que esta cifra es mucho mayor (alrededor de un 30 por ciento). Cual sea el porcentaje, los diestros cautivan la mayoría.

Los neurólogos aseguran que la dominancia de una mano sobre la otra se debe en gran parte a los genes y, parcialmente, al ambiente en el que los niños crecen. Dado que el hemisferio derecho del cerebro dirige los movimientos del lado contrario del cuerpo y viceversa, en los zurdos el lado que domina es el hemisferio derecho.

Y aunque cada uno de ellos tiene funciones distintas (el izquierdo suele encargarse de procesar información lógica y numérica, mientras el derecho está más centrado en emociones y sentimientos); los últimos estudios revelan que en los zurdos esas funciones están más repartidas.

En este sentido, ser diestro o zurdo no es una casualidad o un capricho; es la consecuencia de un proceso de maduración del sistema nervioso. Por tanto, el que tu pequeño lo sea no es una anormalidad; el hemisferio cerebral derecho rige los movimientos corporales izquierdos y el hemisferio izquierdo rige los del lado derecho, siendo esto por cuestiones genéticas hereditarias o de posición fetal en el útero, sin que esto tenga que ver con alguna ventaja o desventaja del coeficiente intelectual, así como tampoco con la arraigada idea de creer falsamente que un niño aprende a usar la mano derecha o izquierda de acuerdo a la instrucción recibida en el hogar o en la escuela.

Idea que justamente les traer a los niños varias dificultades que comienzan desde que se levantan por la mañana: los relojes caminan de derecha a izquierda, la palanca del coche está situada a su derecha… Ellos viven enun mundo de diestros.

Posibles dificultades habituales que enfrenta:

❖ Actitud tradicional y errónea de considerar lo izquierdo como algo negativo, ante un ambiente hostil y lleno de prejuicios.

❖ Adaptarse a un mundo creado para diestros.

❖ Tocar algún instrumento musical como la guitarra.

❖ Algo tan sencillo y habitual como lo es el manejo de utensilios o herramientas de trabajo dentro de la vida cotidiana o profesional, como el abrelatas, los cubiertos de la mesa… es un verdadero problema para un zurdo.

❖ El saludo diario de mano debe ser realizado con la mano derecha.

¿Cómo sobrevivir en un mundo diferente?

Es fundamental que estés consciente de que tendrá que ir enfrentando y adecuándose a su entorno; olvídate de comprarle tijeras o pupitre especiales para zurdos, ya que esto no logrará cambiar o aligerar su preferencia ni el mundo que le rodea. Esta actitud, lejos de beneficiarlo, a la larga lo perjudica ya que limita su capacidad para adaptarse a la funcionalidad natural de la sociedad, la cual está hecha para diestros.

También necesitas conocer algunas cosas importantes de cómo funciona su cuerpo y su cerebro, como estas:

7 cosas que necesitas conocer sí o sí de tu hijo zurdo

Te invitamos a saber si tu hijo es zurdo: 

¿Cómo saber que tienes un niño zurdo?

FOTO GETTY IMAGES

Categorías
Así Crece

5 tips para fomentar la disciplina en tu hijo

5 tips para fomentar la disciplina en tu hijo

Aunque no es una tarea fácil, la disciplina es fundamental para lograr objetivos y metas en la vida.

5 tips para fomentar la disciplina en tu hijo

Fomentar la disciplina en tu hijo no es una tarea fácil y, muchas veces nos negamos a ver la realidad y queremos seguir haciendo lo que es evidente que no nos funciona para educar. Por ello, ¡llegó el momento de cambiar!

El valor de la disciplina es la clave para tener éxito en todas las etapas de la vida. Se adquiere dotando a nuestra persona de orden, eficacia, responsabilidad y carácter.

Estos nutrientes le ayudarán a tu hijo…

10 beneficios de la zanahoria que te encantarán

  1. Una persona disciplinada manifiesta responsabilidad para organizar su tiempo y está pendiente de cumplir con lo propuesto. Su palabra es sinónimo de garantía y credibilidad. ¿Qué puedes hacer? La disciplina es un entrenamiento que corrige, forma hábitos y reglas que nos ayudan a tener éxito en las actividades que realizamos.
  2. Cuando eres disciplinado en tus acciones cotidianas, con la familia, en la escuela y en la comunidad no hace falta que alguien tenga que vigilarte, presionarte o controlarte. ¿Qué hacer? La disciplina le ayuda a tu hijo a conseguir tus metas, inspíralo a ser mejor cada día.
  3. Por ello, la disciplina es una prioridad, ya que con esto logramos personas que no ven el compromiso como una carga. ¿Qué hacer? Enseñarle a tu hijo que tienen el control para lograr sus deseos y metas.
  4. El lograr establecer una disciplina efectiva requiere de estructura, firmeza, conocimiento, valores, sensibilidad y empatía entre otras cosas. ¿Qué hacer? Establece reglas claras y las consecuencias lógicas al acto. Éstas son distintas para cada familia, según la estructura y valores de la misma.
  5. Recuerda que la disciplina no consiste en regaños y castigos. ¿Qué hacer? Por el contrario, el amor y el cariño generan respeto de los hijos hacia lo padres, lo que desarrolla en entorno familiar más saludable.

Tú eres la mejor fuente de inspiración para tu hijo.

¿Cómo le inculcas disciplina a tu hijo?

Foto: Getty Images

¿Tu hijo hace berrinches?

Controla los berrinches sin perder la paciencia

Categorías
Especiales

5 tips para ayudar a tu hijo a hacer más amigos

5 tips para ayudar a tu hijo a hacer más amigos

Te decimos de qué manera puedes apoyar y ser ejemplo para que tu hijo haga más amigos.

Tu y hijo y otros niños

  • Hacer amigos a veces puede ser una tarea un poco complicada para los niños.

  • Depende mucho de la estimulación que reciben desde el hogar y de su entorno desde que son pequeños.

  • En realidad, el primer amigo se hace alrededor de los dos años de edad, antes de ello suelen ser los juguetes sus cómplices de aventuras, o bien un amigo imaginario.

Mira cómo ayudar a tu hijo…

Potencia su autoestima desde pequeño

Los primeros amigos

Es cuando entran a la escuela que comienzan a hacer una mayor cantidad de amigos, pero ciertos niños son muy tímidos. De hecho, estudios indican que cerca del 15% de los pequeños padecen timidez crónica, por lo que requieren de mayor ayuda para socializar con otros niños.

Ayuda a tu hijo así…

Cómo estimular la creatividad de mi hijo

5 tips para ayudar a tu hijo a hacer más amigos

Aquí te dejamos algunos consejos si es el caso de tu peque.

  1. Cuando un niño cuenta con unos padres afectuosos y capaces de darle confianza y seguridad, tiene una buena base para establecer sus primeros contactos sociales, así que demuéstrale tus sentimientos.
  2. Puedes invitar a casa a los amiguitos con los que congenie mejor y permitir que jueguen a sus anchas. Es preferible que las invitaciones no sean de muchos niños, mejor pocos y elegidos para fomentar más su confianza.
  3. Elogiarle y felicitarle cada vez que se muestre sociable y cooperador reforzará su autoestima.
  4. Sé su ejemplo, así que procura ser amable y afectuoso con los demás.
  5. No lo llames tímido, penoso o lo avergüences frente a los demás, mejor trata de respetar su propio ritmo y luego platica con tu pequeño sobre esas observaciones.

 

Recuerda que los amigos también enseñan, educan y nos hacen crecer dentro de nosotros mismos.

Mira lo que debes saber…

Obligaciones y responsabilidades que tienen las escuelas

Para que una amistad se mantenga sana, es necesario que los padres intervengan siempre y contar con ciertas reglas y límites para una mejor convivencia.

¿Tu amigo tiene muchos amigos?

Foto: Getty Images

 

 

 

Categorías
Ser Mamá

Mamá burnout, ¿quién es ella y por qué ha llegado a tal condición?

¿Te has sentido realmente agotada las últimas semanas? Incluso triste, desesperanzada y con pocas ganas de realizar las actividades de su vida diaria. Quizá estás pasando por un episodio de estrés extremo, justo lo que caracteriza a la mamá burnout. 

Mamá burnout, ¿quién es ella?

Las bisabuelas, las abuelitas y nuestras mamás, todas han pasado por lo mismo: ser mamá es una tarea que implica mucho tiempo y dedicación, además de partirse en 100 para realizar otras actividades.

Entonces, ¿por qué en esta época, a diferencia de las otras, se habla de síndromes como el de “burn out” o “mamá quemada” y de tanto estrés al ser mamá?

La diferencia más clara es que hoy en día vivimos en una época con exceso de acceso a la información, la cual recibimos de forma inmediata y de muchas fuentes.

Por eso ya no sólo es que nos pongamos expectativas sociales, sino que lo que vemos y leemos, en especial en redes (“mamás perfectas” o que eso aparentan), nos genera autoexigencias mayúsculas: queremos alcanzar esa “falsa perfección” que observamos y muchas mujeres nos vemos envueltas en una fuerte presión por controlar cada aspecto de la vida: hijos, casa, trabajo, eventos sociales y escolares…

Toda esta exigencia lleva a un ciclo de agotamiento e insatisfacción y termina en un estado de estrés que puede llegar a ser muy dañino.

¿Cómo es la mamá burnout?

  • Siente agotamiento físico y mental
  • Tiene problemas para dormir y de alimentación, dolores de cabeza, estómago y de espalda
  • Siente desilusión constante, tristeza, pocas ganas por actividades que antes disfrutaba
  • Mantiene un constante contacto con sus redes sociales
  • Siente falta de satisfacción por lo que logra como mamá o en lo personal
  • Poco tiempo personal y de pareja

POSIBLES EFECTOS EN LA FAMILIA

  • Inseguridad en los hijos al ver que mamá intenta resolverles todo.
  • Sentimientos de culpa, tanto de la pareja como de los hijos, al ver que por ellos, mamá se encuentra mal.
  • Dificultades en la relación de pareja.
  • Pleitos constantes.
  • Dinámica familiar disfuncional.

Una de las características emocionales más importantes de la mamá burnout es la culpa: las mamás que experimentan este cansancio nunca se sienten satisfechas de lo que hacen o logran y, más aún, sienten vergüenza por lo que no logran hacer o saben que no están haciendo al máximo.

Por Ericka Reyes

FOTO GETTY IMAGES

Te compartimos estos consejos para superar esta etapa, no te angusties, poco a poco te sentirás mejor. 

Cómo ser más libre

También te invitamos a leer esta nota para averiguar que no se trata de un cansancio crónico:

¿Sientes que vives cansada? Averigua si tienes el Síndrome de la Fatiga Crónica

Categorías
Así Crece

Personajes de la vida real que causan miedo a los niños

¿Has dicho a tu hijo que si no se porta bien, el robachicos vendrá por él? Algunos padres se ayudan de personajes fantásticos para enseñar a sus hijos “a cuidarse” o para controlarlos en momentos de riesgo. Aunque a primera vista puede ser algo eficaz, este método puede tener desagradables consecuencias a la larga.

Personajes de la vida real que causan miedo a los niños

EL COCO

Cuenta la leyenda que cuando los niños no quieren dormirse o se portan mal, el Coco va a sus cuartos por la noche a comerlos. Aunque este ser “facilita” el cierre de jornada de muchas familias, la angustia que despierta en los niños no es sana. Ellos necesitan un ambiente de protección que les ayude de manera paulatina y natural a superar sus miedos. Para ello hay que tolerar amorosamente las épocas de mal comportamiento y miedos al dormir, ayudarlos a verbalizar las razones que les hacen tener pesadillas o ser rebeldes y, siempre de los siempres, anteponer su salud mental a la comodidad personal.

EL SEÑOR DE LOS HELADOS

Aunque la intención es enseñar a los niños a cuidarse a sí mismos, el mensaje oculto es que incluso deben cuidarse de quienes quieren agradarles. Desarrolla en el niño una sensación de desconfianza básica que no queremos que se vuelva parte de su personalidad. Más que condicionarlos a temer a los desconocidos, hay que enseñarles a no ponerse en riesgo y a confiar en sus instintos.

Hay que modelarles con el ejemplo las reglas básicas del autocuidado para que adquieran la capacidad de cuidarse a sí mismos cuando estén solos. Luego, hay que recordarles que poseen un “termómetro emocional” que les ayudará a identificar cuándo una persona es o no confiable y qué hacer en cualquiera de los casos. Más que enseñarles a ser recelosos y suspicaces, ocasionándoles problemas de sociabilidad, autoestima y futuras relaciones de pareja, requieren ser impulsados al disfrute de la convivencia social con la conciencia de cuidarse.

EL ROBACHICOS

Es una forma en que las abuelas enseñaban a los nietos a no salir sin permiso de casa, a no separarse de sus padres en lugares públicos y a no hablar con extraños. El costo de no cumplir estas recomendaciones es alto: serán robados y separados de sus padres para siempre; pero no es la forma de inculcar en tu hijo el seguimiento de las reglas de seguridad.

Acompáñalo hasta que sea capaz de hacerlo por sí mismo; de lo contrario, el retraimiento se volverá parte de su personalidad, manifestando miedos e inhibiciones. Asimismo, no poseen la capacidad psíquica ni la experiencia, madurez y/o herramientas emocionales para consolarse o para entender que es un personaje ficticio. Ellos realmente creerán que existe una persona que busca llevárselos. ¡Imagínate vivir con este miedo! Además de una sensación de incapacidad y vulnerabilidad que podría volverse parte de su esencia de manera permanente.

LOS PAYASOS

Su vestimenta es poco común, llamativa y desproporcionada; sus rasgos faciales, acentuados con maquillaje, son exagerados y maniacos. Poseen una sonrisa que de manera inconsciente causa desconfianza, sugiere falsedad. Ahora bien, si tu hijo le tiene miedo a los payasos necesita que lo respetes y comprendas.

Trata de poner en palabras aquella característica que no le gusta, ya sea su ropa, que no sabe quién está debajo del disfraz o cualquier historia que haya escuchado al respecto. Acompáñalo, sé comprensiva y verás que de manera natural se irá desvaneciendo su miedo.

EL DIRECTOR DE LA ESCUELA

La intensidad de este temor tiene mucho que ver con la relación que el niño tenga con sus propios padres y figuras de autoridad cotidianas. Se podría decir que entre más cercano, bondadoso y comprensivo sea un papá con su hijo, mejor relación tendrá con el director, pues poseerá de entrada las mismas cualidades. Por otro lado, entre más distante, colérico e inconstante sea un papá, más miedo y resentimiento le tendrá al director de su escuela.

Si tu hijo presenta este tipo de temor de forma tal que se le complique su asistencia a la escuela o su adaptación con los otros niños, profesores o reglas escolares, vale la pena pensar en la relación que lleva con sus papás, sobre todo con su figura paterna. Si mejorando la relación entre padre-hijo este temor no baja, ten una junta en la escuela para cerciorarte de que todo está bien.

Por Judith Celis, psicoterapeuta y bloguera en padresestrella.com

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

Los miedos más comunes en los niños