Categorías
Especiales

Ideas para ser una mamá divertida

A los niños les encanta reír, aventurarse, arriesgarse, explorar… Date permiso de dejar la solemnidad a un lado y disfrutar tu maternidad y la crianza de tu hijo al máximo, te compartimos algunos tips para ser una mamá divertida para tu hijo que te pueden funcionar muy bien.

Para ser una mamá divertida

Juega bromas con él

¿Qué tal si se alían y le juegan una buena broma a papá? Les encantará que seas parte de una travesura con ellos.

Pasa un día completo sin gritar

¡Gran desafío! Ponte a prueba un día y trata de no levantar la voz ni una sola vez, verás que podrás encontrar una forma mucho más bella de poner límites y corregir.

Haz actividades divertidas con ellos

Mirar una película de Disney con palomitas, salir a pasear al perro, jugar un juego de mesa con los abuelos, tomar un helado y ensuciarse, hacer una búsqueda del tesoro. Dales a tus hijos lo que es más valioso: el tiempo, porque ya no lo recuperas.

Cámbiale el nombre a las cosas

En vez de decirle a los niños “vamos, apúrense” cuando estés en ese pleno caos matutino en que parece imposible llegar en hora al colegio y al trabajo, utiliza un recurso diferente: les pido que se conviertan en gacelas, animales súper rápidos. ¡A ver esas gacelas cómo se mueven!

Sonríe

En vez de poner esa cara de “se va la hora y tengo mil cosas que hacer” cuando los niños te cuentan qué sucedió en el colegio, elige sonreír. En definitiva, vinimos a este mundo a ser felices. Pues, la sonrisa es una buena forma de comenzar a serlo.

Incluye a tu hijo en lo que hagas

A veces es muy difícil compartir momentos con los chicos por todo lo que tenemos que hacer. Pero no tienes que dejar de hacer nada para pasar tiempo en familia, trata de incluirlos en lo que puedas. En el supermercado ayudan a llevar el carro, en el coche ponen música para el viaje, ayudan a preparar la cena… ¿qué más se te ocurre?

Usa más la imaginación

Si hay algo admirable en los niños es su poder para imaginar y qué lindo que es pensar en cosas imposibles, ¿no? No solo hace que la vida sea más divertida y menos monótona, sino que lleva a la mente a lugares reconfortantes.

Imagínate que tienes su edad

A veces es bueno olvidar la burbuja de ser adulto, recordar fechas, correr para hacer las cosas, cumplir con las obligaciones… ¡Uf, qué complicado! No solo les hará bien a los niños que pienses que eres una niña más, sino también a ti. ¡Y la diversión fluirá por si misma!

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

Fomenta en tu hijo el sentido del humor

Categorías
Especiales

7 beneficios emocionales para tu hijo de los disfraces

Descubre las siete lecciones que tu hijo aprende con este divertido momento. El juego en la infancia es indispensable para que tu hijo logre un adecuado desarrollo socio-emocional. Por ello es necesario incorporar tiempos de juego libre en sus agendas y poner a su alcance ciertos elementos, como los disfraces. Conoce varios de sus beneficios emocionales para tu hijo. 

Beneficios emocionales de los disfraces

1) Usar disfraces fomementa su IMAGINACIÓN.

Gracias a ellos pueden ser maquinistas de un ferrocarril, superhéroes, bailarinas, un animal… porque alientan su creatividad, un crecimiento muy importante en su capacidad para solucionar problemas. No necesitas grandes atuendos para que se dejen llevar por sus fantasías; incluso un tubo de papel de baño puede bastar para representar su mundo interior.

2) Tener una infancia feliz, llena de gratas experiencias y constantes sensaciones de gozo son la base de la SALUD MENTAL.

Cuando tu hijo juega libre y con alegría, su bagaje de buenos momentos crece y se consolida. Bríndale espacios seguros en los que dé rienda suelta a su imaginación sin regaños o peleas; donde grite, cante, trepe y corra sin riesgos.

3) Fomenta la EMPATÍA. Sólo poniéndose en el papel de otro -el personaje-puede entender las emociones que vive.

Cuando un niño se disfraza de papá o maestra y se percata de que poner orden entre otros niños no es algo tan fácil, se sensibiliza e invita a que sus acciones resulten menos egocéntricas. Lo anterior facilitará su adaptación familiar, escolar y social.

4) Permiten METABOLIZAR emociones que, aunque normales, los pequeños viven como agresivas.

Un ejemplo: cuando un niño se descalabra y posteriormente juega al doctor por semanas. Si permites este tipo de juegos y pones a su alcance material para que actúe sus fantasías angustiosas, tanto la intensidad como la repetición desaparecerán poco a poco.

DE VEZ EN CUANDO MAQUÍLLATE O PONTE UN SOMBRERO Y ÚNETE A LOS JUEGOS DE TU HIJO: NO SÓLO PASARÁS UN BUEN RATO Y CONECTARÁS CON ÉL, TAMBIÉN ENTENDERÁS MÁS QUÉ CRUZA POR SU MENTE Y LOGRARÁS AMARLO MÁS.

5) Utilizar disfraces es una de las formas en que tu hijo manifiesta emociones voraces, ENVIDIOSAS y hasta agresivas sin consecuencias, de manera lúdica e inofensiva.

Al jugar con disfraces puede practicar hasta dónde se siente cómodo siendo amoroso, agresivo, rebelde, curioso, locuaz e incluso intrépido: también puede expresar su ternura a través del juego.

6) Los niños, por medio del juego de roles, buscan identificarse con CUALIDADES de personas o personajes.

Una niña juega a ser la Mujer Maravilla y rescata a sus hermanos, o un niño se disfraza de bombero y entra sin miedo a una casa en llamas para salvar a una mascota en apuros; ella se identifica con la autonomía e inteligencia del personaje y él con la valentía que observa en el bombero.

7) Fomenta en tu hijo una AUTOESTIMA sana y elevada.

Gracias a estos juegos un día es un exitoso restaurantero; otro, un cantante y luego un espía encubierto que vence a la peor red de malandrines del planeta. Al vivir este tipo de juegos como su realidad, cada éxito, reto superado y miedo conquistado se vuelven parte de un autoconcepto positivo y fortalecido ahora y cuando sea adulto.

Por Judith Celis, psicoterapeuta y bloguera en padresestrella.com

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

Beneficios de la magia para tu hijo

 

 

Categorías
Especiales

Tips para organizar la primera pijamada de tu hija

¿Tu hija quiere invitar a sus amigas de la escuela a casa? ¡Qué mejor que organizarles una pijamada! Te damos algunas ideas para que la primera pijamada de tu hija con sus amigas sea una noche increíble.

Aunque ya no es tan común escuchar de ellas, las pijamadas son una perfecta ocasión para que tu hija pase una noche genial con sus amigas. Claro, si bien es cierto que es más tradicional entre niñas, no olvides que los niños también pueden divertirse mucho. Si quieres organizarles una, aquí te dejamos algunas ideas:

La primera pijamada de tu hija

1. Antes que nada, avisa a los respectivos padres la idea, para que no haya ningún tipo de inconveniente, además podrán ayudarte a organizarla y a preparar las pijamas de los pequeños para la ocasión.

2. Una excelente idea es hacer pijamadas temáticas, así que además de llevar su tradicional pijama, podrán llevar algún disfraz o accesorios.

3. Prepara algunos bocadillos para la ocasión, pero considera que es por la noche, así que procura que sean ligeros, sin tanta azúcar o adulce, pero que les encanten. Una buena alternativa es optar por las versiones mini de platillos como hot dogs, galletas con atún, paletas de cereales, etc.

4. La locación es fundamental, más si se trata de algo temático. Puedes decorar la habitación de tus pequeños con algunos motivos, nada complicado pero te aseguramos que les encantarán.

5. Organiza varios juegos, recuerda que por la hora, lo mejor será que se lleven a cabo en el interior de la casa. Son ideales juegos como hacer figuras con luz y sombras, guerra de almohadas, karaoke, cambios de disfraces, entre otros.

6. Una excelente actividad en una pijamada es contar historias, tanto fantásticas como de terror, lo cual hará volar la imaginación de los pequeños y seguro se divertirán.

Recuerda que se trata de una noche muy especial para tu hija o hijo, así que también permítele pasar el tiempo por su cuenta sin supervisión todo el tiempo; no obstante también debes acordar con ellos ciertos límites, como la hora de comer, el tipo de lenguaje y permisos. 

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también: 

Beneficios de la magia para tu hijo

Categorías
Padres e Hijos

Medidas de seguridad para celebrar sin riesgos Halloween con tu hijo

La primera celebración de Halloween y el Día de Muertos de tu peque puede ser el inicio de una hermosa tradición; pero nada peor para transformar la diversión en algo traumático que sufrir un accidente.

Por ello, más allá de la ilusión que provoca ver al bebé vestido por primera vez con un disfraz, la decoración de la casa, los dulces que se compartirán y la comida especial de ese día, es necesario pensar en la seguridad de los pequeños, pues como sabes, con un niño en casa los accidentes están a la orden del día y hay que hacer todo para prevenirlos.

  1. Aunque vistas a tu hijo con el disfraz más seguro, evita cualquier contacto con el fuego, no vistas a tu hijo con disfraces de mangas muy anchas o faldas voluminosas.
  2. Evita caídas. Los niños tienden a tropezar y a caerse incluso en circunstancias normales, por eso debes extremar las precauciones. Al elegir o confeccionar un disfraz, asegúrate de que sea suficientemente corto como para que pueda moverse con facilidad.

  3. Usa maquillaje en lugar de máscara; ésta puede dificultar la visión y la respiración del niño. Píntale la cara con uno no tóxico.

  4. Aunque no tengas planes de soltar la mano de tu pequeño, si van a estar fuera de casa después de anochecer, siempre es buena idea colocarle unas cintas reflectantes. Una linterna también puede resultar útil en caminos largos y oscuros o entradas mal iluminadas. Si tu horario te lo permite, quizás sea más adecuado visitar a los amigos y vecinos, de día.

  5. No olvides los adornos tanto en tu hogar como en el de tus vecinos; mantente alerta ante objetos que puedan presentar posibles riesgos. Usa maquillaje en lugar de máscara; ésta puede dificultar la visión y la respiración del niño. Píntale la cara con uno no tóxico. A tu pequeño quizás le dé curiosidad jugar con las brujas parlantes o los ataúdes luminosos, cualquier cosa que sea novedosa y especial. Por eso, procura que los adornos con piezas mini o que se puedan descolgar o arrancar y tragar, queden fuera del alcance de los niños.

  6. Cuidado con los dulces. Revisa las golosinas antes de que las coman. Lee minuciosamente las etiquetas y asegúrate de que no tengan algún ingrediente al que tu hijo sea alérgico. Ten en cuenta que hay dulces que no son apropiados para bebés o niños pequeños. Los caramelos duros, nueces, palomitas de maíz, pasas, etc.