Categorías
Padres e Hijos

¿Estás enseñando a tu hijo a conectar con sus emociones (o a ignorarlas)?

El mensaje acerca de las emociones que tu hijo está recibiendo de ti importa mucho para que él sepa construir (o no) una buena relación consigo mismo. Descubre la forma como estás enseñando a tu hijo a conectar con su emociones.

La experta en inteligencia emocional, Eli Martinez explica en su libro Crea una vida a tu medida, que los padres tienen los siguientes estilos a la hora de educar las emociones de sus hijos.

Estilos de enseñar a tu hijo a conectar con sus emociones

¿Cuál es el tuyo?

Despreciativo. Los niños aprenden que no está bien sentir, que las emociones son inválidas o inapropiadas: ¡no seas un chillón! ¡eres un berrinchudo feo!

Condenatorio. Lo mismo que el anterior, pero el niño asimila también la idea de que él está mal, que hay algo malo en él por sentir, por lo que empieza a experimentar culpa y vergüenza frente a sus emociones, tanto positivas como negativas. ¡Y las esconde!

No intervencionista. Los padres aceptan a sus hijos de modo incondicional pero no ponen límites a su emociones destructivas; el niño se vuelve ingobernable. Por ello es importante que los padres sepan contener las emociones de sus hijos; siempre busca ayudarlo a reconocer sus emociones hablándole de las tuyas y a expresarlas de manera positiva: si estás enojada diciendo por qué, por ejemplo, sin agresión o violentarte.

Competente. Se genera un clima de comunicación, asertividad y empatía, hay una clara expresión emocional, contención, seguridad y confianza entre papás e hijos. Se crea una intimidad emocional, por lo tanto, el niño aprende que está bien expresar sus emociones, siempre con ecuanimidad y cuidando su propio bienestar emocional.

¡Cuál es tu estilo? Asegúrate de que tu hijo esté aprendiendo una sana expresión de sus emociones, así como a reconocerlas y a aceptarlas aunque sean negativas,
por que son parte de su humanidad.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

Alegre, triste, enojado…¡Enséñale a reconocer sus emociones!

Categorías
Especiales

Beneficios de la magia para tu hijo

Para su creatividad, afectividad, psicomotricidad… además de ser divertida, la magia tiene muchos beneficios para el desarrollo de tu hijo. ¡Conócelos!

A todos los niños les da mucha curiosidad la magia: ya sea un truco tan sencillo como sacar a un conejo de un sombrero o un increíble acto de desaparición, la magia es una forma de estimular habilidades psicomotrices de los pequeños. Aquí te presentamos unas cuantas:

Beneficios de la magia

Imaginación: a pesar de que se trate de magia (es decir, algo inexplicable), los niños se harán preguntas, tratando de resolver cómo el mago ha logrado realizar un truco sorprendente. Si en realidad les ha gustado mucho la magia, tratarán de realizar los mismos trucos o hacer los propios, desarrollando así su ingenio.

Habilidad para resolver problemas: los niños que practican trucos de magia tienen mayor capacidad para descifrar acertijos, resolver crucigramas y problemas matemáticos, entre otras habilidades.

Mejoran su memoria: cada truco tiene un paso y es importantísimo ejecutar cada uno a la perfección para que el truco salga bien, por lo que es importante memorizar no sólo los pasos, sino las fórmulas mágicas necesarias para ejecutar la magia.

Óptima coordinación: un mago debe ser hábil y muy rápido para sorprender a su público. En cada ensayo de sus trucos, los niños se vuelve más ágiles física y mentalmente.

Capacidad de improvisación: ¿el truco ha fallado? Todo buen mago debe saber cómo recuperar el paso, es decir, «tener un as bajo la manga».

Seguridad: Para un mago no hay un público intimidatorio, así que para ejecutar sus trucos debe sentirse seguro de que todo va a salir bien. Además, les ayuda a ser más sociables e independientes.

Diversión: esos pequeños trucos entretienen no sólo al mago, sino a su público. La magia puede convertirse en una divertida actividad para toda la familia.

Así que si a tu peque le gusta jugar a ser ?el mago?, no lo pienses más y conviértete en su mayor admiradora. Motívalo para que él mismo construya sus instrumentos de mago, como su varita mágica, su capa y su sombrero. ¡Se divertirán en grande!

Por Berenice Villatoro

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer acerca de esta otra actividad llena de diversión: 

5 razones para llevar a tu hijo al parque