Categorías
Ser Mamá

Este es el número de hijos que más estrés causa en la madre

Piensa con detenimiento cuántos hijos quieres tener, porque la ciencia ha descubierto el número de hijos que más estrés causa. 

Pese a que en la actualidad las familias son cada vez más pequeñas, aún hoy en día muchas parejas sueñan con familias grandes, pero parece que hay un número de hijos que causa mucho estrés en las mujeres.

Mira, antes de decidir ser mamá de un segundo o tercer hijo, te invitamos a leer esto:

9 argumentos que necesitas considerar antes de tener un segundo hijo

El número de hijos que más estrés causa

De acuerdo a un estudio realizado por TODAYMoms.com, las mujeres que tienen tres hijos se sienten más estresadas por todo el trabajo que ello conlleva.

Según la encuesta realizada en abril de 2018, donde 7 mil mujeres fueron cuestionadas, esta cantidad de hijos causa un nivel de estrés que no se compara con cualquier otro.

Los investigadores evaluaron el nivel de tensión, demostrando que éste no aumenta si la madre tiene más hijos; de hecho, las madres de cuatro, aseguraron tener menores niveles de nerviosismo, ellas aseguraron que son las menos de todas.

Los expertos señalan que, probablemente, las madres de cuatro están menos ansiosas que las de tres porque, con la experiencia aprenden a relajarse.

Sin embargo, también te conviene conocer las ventajas de ser mamá de más de dos hijos a sí como los benficios para tus hijos de tener varios hermanos, mira…

Los pros de tener más de 2 hijos

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

Límites para dos, ponle fin a la rivalidad entre hermanos

Categorías
Así Crece

Cómo reacciona un niño cuando alguien cercano muere, según su edad

Si a los adultos nos cuesta tanto entender y elaborar un duelo, con más razón a los niños. Por eso es importante conocer cómo tu hijo podría enfrentar la muerte,  según su edad, para poder ayudarlo a vivir este difícil momento. Te compartimos estos puntos acerca de cómo reacciona un niño cuando alguien cercano muere.

¿No sabes qué hacer, cómo reaccionar con tu hijo en un momento como éste?

Si le hablas de la muerte directamente o de modo velado, llevarlo al velorio, esconderle la verdad, hablarle de religión… ¿Qué hacer?

Te comparto una descripción de cómo los niños pueden reaccionar cuando alguien cercano muere, según su edad. Esto te ayudará a tener mayor claridad para entender a tu hijo y poder ayudarlo a entender su emociones y los que está viviendo.

Existen 5 criterios de compresión hacia la muerte de acuerdo con la etapa del desarrollo del niño: 

De 0 a 2 años: No reconoce la idea de la muerte, sin embargo, vive intensamente los sentimientos de separación. Puede captar el dolor de quienes le rodean, cambios de rutinas, tristeza y cambios en el contacto físico. Tip: procura no perder las rutina diaria que llevabas con él antes de la pérdida, en cuanto a sus cuidados, alimentación, hábitos del sueño, etc. 

2 a 3 años: No considera que la muerte sea algo definitivo, confunde la muerte con dormir, aún cree que la muerte es reversible. Tip: evita decirle que la persona que murió está durmiendo o que va a despertar en el cielo, tu hijo lo tomará literal.

3 a 6 años: Todavía percibe la muerte como un estado temporal y reversible, es decir, como que la persona que falleció puede despertar. Si tu hijo tiene su imaginación muy desarrollada, podría experimentar crisis emocionales ante situaciones en la que el muerto pueda regresar. Tip: Háblale de la muerte, dile que es un suceso en el que el cuerpo de la persona deja de funcionar y ya no puede volver a vivir. 

6 a 9 años: Comienza a percibir la muerte como real y que es para siempre (el muerto permanece muerto, no está dormido y no va a despertar). Quizá acepten el hecho de que alguien ha muerto y es definitivo pero aún no aceptan que deba ocurrirle a todo el mundo, sobre todo no a ellos. Tip: ayúdalo a despedirse de la persona; puedes acompañarlo a ver el cadáver, el tiempo que lo tolere y calmando la angustia que esto le provoque. Además, en esta etapa tu hijo mostrará curiosidad por los rituales de la muerte, velorios, entierros etc; permítete hablarle de la tristeza.

9 a 10 años: Comprende que la muerte es inevitable, que no puede hacer nada para evitarla y que no es un castigo, sino que forma parte de la vida. Tip: ayúdalo a entender que ni él ni nadie más tiene la culpa de que alguien muera. Aunque se muestre maduro, tu hijo puede sufrir una regresión ante el impacto de la muerte y no entender con claridad lo que sucedió aunque se lo expliques.

10- 12 años: El concepto de muerte madura casi por completo, en este momento, saber la historia de vida de la persona fallecida permite a los niños llegar al entendimiento de la pérdida. Tip: Busca platicar con tu hijo acerca del tema y observa su comportamiento social para que puedas guiar sus propias emociones.

Si notas que tu hijo reacciona de manera excesiva en sus emociones, actitudes o conducta, al grado tal que afecta sus relaciones sociales (se aísla, por ejemplo,
o está agresivo), podría considerarse un indicador de duelo patológico,
del cual te hablaré en otro artículo.

Psc. Iskra Salcido Valle, psicoterapeuta, orientadora psicológica en el IPN, presidenta de la asociación de egresados de psicología de la Universidad Iberoamericana.

iskrasalcidovalle@hotmail.com Whatsapp 55 8702-1153

Te invitamos a leer también: 

Cómo ayudar a tu hijo a superar la muerte de su mascota

Categorías
Ser Mamá

Orgasmos en el parto, ¿cómo son posibles?

Parece increíble, pero tu cuerpo tiene esta capacidad de sentir orgasmos durante el parto y muchas posibilidades de lograrlo. Te contamos acerca de experiencia. 

Para muchas mujeres, acostumbradas a asociar ese momento con horas de sufrimiento, gritos y dolorosas contracciones, la idea resulta imposible. Sin embargo, los llamados partos orgásmicos están lejos de ser una fantasía y, en realidad, constituyen uno de los grandes misterios que aún guarda el cuerpo femenino.

Tú puedes ahuyentar el fantasma del dolor y hacer del parto una experiencia físicamente deliciosa. ¿Qué podría ser más maravilloso que dar a luz en medio de una estremecedora sensación de éxtasis?

Cómo definen los expertos el orgasmo en el parto

Se habla de parto orgásmico, cuando en el momento del alumbramiento la mamá experimenta una sensación de placer, plenitud y completud equiparable al del clímax sexual. No es, según quienes la han vivido, una experiencia de gritos, arañazos y revolcones, sino más bien una expresión más suave, delicada y emotiva.

Por otro lado, no se puede ignorar que no se trata de algo común. ¿Será solo para unas cuantas privilegiadas?

Dicen algunos que tal vez la explicación es que las mujeres que han tenido esta experiencia han confundido el dolor extremo con placer, como resultado de una defensa psíquica frente al sufrimiento corporal; o que tal vez se trate de una desviación psicológica.

«Yo sentí un orgasmo en el parto.»

Hace algunos ayeres circuló, primero en foros científicos y luego entre el público en general, un documental que causó todo tipo de opiniones y abrió una polémica que pudo revolucionar paradigmas.

Orgasmic birth muestra las imágenes de Amber Hartnell experimentando un orgasmo sutil a la vez que fabuloso y emocionante, durante el nacimiento de su hijo. Esta joven británica fue filmada por su marido cuando llegó el gran momento. Sorprendidos por lo que ocurrió, ambos decidieron dar a conocer la grabación.

Esto desencadenó una oleada de revelaciones de mujeres, doulas y comadronas afirmando que el hecho no era en absoluto una experiencia aislada.

La zona del placer

Las dudas son muchas. Sin embargo, la antropología ha documentado culturas en las que no existe el dolor en el momento del parto, y sí descripciones de sonrojo. ¿Pero hay evidencia científica? Aunque escasa, la existencia del parto orgásmico se ha venido documentando desde mediados del siglo pasado.

Sexólogos como Albert Kinsey o Shere Hite hablan de ello, al igual que importantes ginecoobstetras como Frederick Leboyer o Beverly Whipple. Esta última fue pionera en el estudio del placer en el alumbramiento durante la década de los 90 y sostuvo que éste se debía a que en el momento en que la cabecita del bebé descendía en el canal de parto, presionaba y estimulaba zonas nerviosas relacionadas con los orgasmos femeninos.

Sucede que los centros sensitivos conectados con el clítoris (un órgano cuya función específica es generar placer), se ramifican hacia una zona más extensa de lo que se pensaba. No obstante, cada vez se conoce más acerca de la complejidad química y superespecializado mecanismo de la sexualidad de las mujeres. Aunque no hay estudios concluyentes, se han comenzado a revelar respuestas asombrosas.

¿Te imaginas traer al mundo a tu bebé en medio del placer que significa un orgasmo, en lugar de entre el dolor del proceso? Es una pregunta que te invitamos a reflexionar lejos de tabúes, al fin y al cabo, existe la creencia de que el nacimiento determina también la primera pérdida para el bebé al tener que dejar un ambiente donde se sentía confortable, por lo que cuando su salida es tranquila, sin complicaciones médicas y, en este caso, en un entorno placentero por parte de mamá, hará una transición armónica del útero al mundo exterior que lo ayudará a adaptarse emocionalmente mejor. 

¿Qué opinas de esta información? Cuéntanos…

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

¿Qué voy a vivir realmente en un parto natural?