Categorías
Ser Mamá

Tips para aliviar el dolor por cesárea

En el caso de que el nacimiento de tu bebé sea vía cesárea necesitarás tener en cuenta ciertos cuidados que te ayudarán a prevenir y disminuir el dolor por cesárea, muy propios de tal cirugía. He aquí algunos de ellos:

Tips para aliviar el dolor

Usa una faja adecuada.

La faja posparto ayuda a mantener la presión abdominal, evita que la herida sangre y se formen hematomas y te hará sentirte más cómoda para realizar las actividades que requiere el cuidado del bebé. Pero atención… disminuye la tensión de la faja cada semana hasta que al termino de los 40 días la retires por completo, no olvides que el uso prolongado de la faja con tensión excesiva provoca que los músculos del torso no trabajen y por tanto se relajen y pierdan tono.

Mantente en movimiento.

El reposo es una indicación muy importante para cualquier cirugía, sin embargo, es importante no pensar que no podemos movernos en absoluto ya que el hacer caminatas cortas durante el día nos ayudará muchísimo a la recuperación y a mantener el dolor a raya. Camina en superficies planas de 10 a 15 minutos 3 o 4 veces al día y te sentirás mucho más ligera.

Mantén la herida limpia y seca.

El cuidado de la herida es simple, lavar todos los días con agua y jabón, pero a veces olvidamos la parte más importante que es mantenerla seca. Es importante permitir que está aireada por lo menos de 10 a 15 minutos antes de cubrirla.

Está bien tomar analgésicos.

Muchas veces pensamos que si administramos medicamentos podemos dañar al bebé por medio de la leche, sin embargo, los analgésicos de uso común no llegan a la leche materna, por ello no temas en pedirle a tu médico un medicamento para aminorar el dolor.

Usa hielo.

Si hay dolor o inflamación leve puede ayudarte mucho el uso de hielo en el sitio de la herida, utiliza un paño para envolver el hielo, así el frío te brindará confort.

Utiliza diferentes posiciones para amamantar.

Para evitar generar presión en el abdomen y fricción en el sitio de la herida puede ser muy útil aprender la posición de balón de futbol americano o acostada, pide a una asesora de lactancia que te enseñe, verás que valdrá la pena.

Fibra y agua.

Come alimentos altos en fibra y laxantes naturales, esto junto con una buena ingesta de al menos dos litros de agua al día, permitirán que tu intestino funcione mejor y no necesites hacer esfuerzos para evacuar, eso evitará mucho dolor durante o posterior a ello.

Pide ayuda

No solo estás saliendo de una cirugía sino que además tienes un bebé que demanda cuidados en todo momento, no es necesario hacerlo sola, busca quien pueda ayudarte a tener comida disponible, quien te ayude a darte apoyo para moverte, a las tareas del hogar, etc. No olvides que tu salud y la de tu bebé están en primer lugar.

Ya sea que el nacimiento de tu bebé sea vía Parto o Cesárea es muy importante seguir las recomendaciones médicas que se te den al momento del alta, eso te ayudará a que la recuperación vaya llevándose a cabo de manera óptima.

Por Geraldine Loredo Fuentes, médico General, doula, educadora perinatal y de lactancia maternal.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer:

Cesárea, el after

Categorías
Salud

Síntomas en tu cuerpo que no debes pasar por alto

Síntomas en tu cuerpo que no debes pasar por alto

Por Rodrigo González y Mayra Martínez

Hay ciertos síntomas en tu cuerpo que no debes ignorar por el bien de tu salud.

Muchas veces no ponemos atención en diversos síntomas que nuestro cuerpo nos advierte. Nuestro organismo es muy inteligente y busca muchas maneras para advertirnos que algo anda mal.

Síntomas en tu cuerpo que no debes pasar por alto

A continuación te mencionamos algunos de esos síntomas que no debes pasar por alto y que de presentarlos deberás ir con tu médico lo más pronto posible para evitar dificultades médicas en un futuro.

Primero que nada debes de saber que los síntomas son manifestaciones patológicas que sufren las personas enfermas. Un síntoma solo es percibido por la persona que lo padece.

Come esto y cuida la salud de tu cerebro…

6 alimentos que nutren el cerebro

De acuerdo con la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), todo ser humano ha experimentado el dolor, desde el más ligero hasta el un raspón, un dolor de estómago o de cabeza hasta el dolor más intenso como una fractura.

Sin embargo, cualquier malestar o dolor se trata de un síntoma de que algo va mal. Si algo de lo que a continuación te sucede, no esperes mucho tiempo y visita a tu médico de cabecera.

Pérdida de peso

La pérdida de peso no intencional o inesperada puede ser síntoma de algún padecimiento. Se intensifica cuando las personas entran a la etapa de la vejez. Las enfermedades que se asocian a la pérdida no intencionada de peso son las tiroides, enfermedad celiaca, hepatitis C y VIH.

Esto podría ayudarte…

4 alimentos que te elevan el ánimo al 100 (y te dan felicidad)

Dolor crónico

Se llama dolor crónico al dolor diario que tiene una duración mayor a 12 semanas. Este dolor no debe confundirse como consecuencia de la vejez y deberá determinarse la causa para resolverlo de inmediato. De lo contrario los efectos pueden ser fatales.

Tos frecuente

La tos persistente que se prolonga por más de dos meses debe ser tratada por especialistas. Puede tratarse de asma o una enfermedad de reflujo ácido.

Dolor abdominal

Cuando este dolor se presenta en la zona inferior derecha con una duración mayor a 2 días puede tratarse de apendicitis. De ser así deberá asistir urgentemente al médico ya que se requiere de cirugía inmediata.

Sueño excesivo

Dormir más de diez horas diarias puede ser un síntoma de inflamación crónica, depresión o esclerosis múltiple.

Lunares o pecas que cambian de color

No se debe de ignorar un lunar que cambia de color, tamaño o forma. Lo recomendable es que cada año se acuda al dermatólogo ya que este tipo de lunares y pecas pueden estar relacionados con cáncer de piel. El cáncer de piel es el cáncer más común.

No menosprecies los dolores, escucha a tu cuerpo.

¿Tienes algún malestar crónico?

Foto: Getty Images

Cuida a tu corazón…

9 tips para cuidar la salud de tu corazón

 

Categorías
Nutrición

Efectos del chocolate en los niños

Efectos del chocolate en los niños

El chocolate es uno de los alimentos y postres favoritos de los niños, por eso te decimos qué efectos tiene sobre ellos.

Efectos del chocolate en los niños

Entre los efectos del consumo del chocolate en niños se sabe que puede llegar a provocar cierta adicción, que es el causante de problemas metabólicos y factor que contribuye al sobrepeso u obesidad infantil, además de alterarlos demasiado cuando comen un poco más de lo debido. Y como si fuera poco, causante de caries.

Consumo responsable

Al respecto, los especialistas otorgan mucha razón a esos efectos del chocolate en niños pequeños; sin embargo, también indican que no se debe como tal a las propiedades del este delicioso alimento, sino a la forma en que se permite a los pequeños consumirlo.

Debido a su contenido en cafeína, puede causar ansiedad, nerviosismo e hiperactividad si se consume en exceso; también puede provocar problemas para dormir y la necesidad de orinar más frecuentemente al ser diurético.

El consumo de chocolate recomendable para los niños debe hacerse a media mañana o en la merienda, ya que se trata de un alimento muy energético y calórico, que no conviene mezclar o añadir a una comida principal. La cantidad indicada para niños saludables de 1 a 5 años es de 50 gramos al día como máximo.

Este platillo le encantará a tu hijo…

Hot cakes de avena con plátano, ¡le encantarán a tu familia!

El chocolate es nutritivo

  1. El chocolate puede ser un alimento muy nutritivo y benéfico, ya que el cacao con que se elabora, aporta excelentes nutrientes como el magnesio, el zinc, el cobre y el selenio. También contiene fósforo, hierro, manganeso, potasio y vitaminas B2 y B3, así como una gran capacidad antioxidante por sus flavonoides.
  2. Por otra parte, si bien comer chocolate los pone felices gracias a la sensación de satisfacción que genera (por una sustancia llamada feniletilamina que se libera en el cuerpo), también podría llegar a alterar a los niños.
  3. Recuerda, si no estás segura de dar chocolate a tu hijo o si comer le hace experimentar intolerancia o síntomas de alergia o intoxicación, como inflamación de los labios, dolor abdominal, diarrea o vómitos, consulta de inmediato con el pediatra.

 

La clave es cuándo, cómo y cuánto chocolate darle a tu hijo para sus efectos, como brindarle la energía que necesitanpara todas sus actividades, sean benéficos y no negativos.

¿A tu hijo le gusta el chocolate?

Foto: Getty Images

Prepara estas ricas sopas…

5 sopas que le encantarán a tu familia