Categorías
Ser Mamá

Fortalece tus brazos durante el embarazo

Fortalece tus brazos durante el embarazo

Los brazos suelen ser “olvidados” en las rutinas de gimnasia prenatal, pero es importante trabajar su musculatura porque cuando nazca tu bebé, llevarán el esfuerzo que implica su cuidado y protección

Recuerda que antes de realizar cualquier tipo de actividad física, debes consultar a tu médico y seguir sus indicaciones; cuídate y a tu bebé.

Mira todos los beneficios que los cristales tienen para ti…

La cristaloterapia equilibra tu cuerpo

NECESITAS:

  • Pesas de 250 gramos
  • Liga

Fortalece tus brazos durante el embarazo

Prepara tus brazos para el esfuerzo que harás cuando nazca tu bebé. Estos ejercicios sirven para fortalecerlos y si los haces con regularidad (unos minutos al día), notarás cómo mejoras el tono muscular y tendrás menos riesgo de contracturas o dolor.

  1. Lo importante es mover hombros y codos, cuidando no arquear la espalda en ningún momento. Toma una pesa en cada mano y júntalas delante del pecho; manteniendo los codos a esa altura, pon los brazos en cruz y vuelve a la posición inicial.
  2. Colócate de pie, con las piernas ligeramente flexionadas y separadas, la espalda recta, el abdomen contraído, los brazos a lo largo del cuerpo y una pesa en cada mano.
  3. Dobla los codos con fuerza hasta acercar las manos a los hombros y tensa bien los bíceps. Mantén cinco segundos esta postura y vuelve lento a la posición inicial. Haz 10 repeticiones.
  4. Levanta los brazos lateralmente hasta ponerlos en cruz, luego bájalos a los costados. Haz 10 repeticiones.
  5. Pisa la cinta elástica con los dos pies y sujeta los extremos con las manos a la altura de la cintura. Mantén los codos pegados al cuerpo mientras elevas los brazos hasta tu pecho, realízalo 10 veces.
  6. Junta las manos por encima de la cabeza y vuelve a colocarlos en cruz; sostén cinco segundos y eleva de nuevo; hazlo 10 veces.

Trata de hacer estas rutinas al menos tres veces en una sesión, sin quedar agotada no hacerlo rápido. Cuídate y a tu bebé.

¿El doctor te recomendó hacer ejercicio en el embarazo?

ESTE ARTÍCULO FUE PUBLICADO EN LA VERSIÓN IMPRESA DE LA REVISTA PADRES E HIJOS DE ENERO DE 2019

Foto: Getty Images

Velo pensando para cuando tu bebé llegue a tus brazos…

¿Cuándo comenzar a hacer yoga con tu bebé?

Categorías
Embarazo

Evita la acidez en el embarazo

Acidez y embarazo no es la mejor combinación, te decimos cómo eliminar esa fea sensación de ardor en el estómago.

¿Qué es la acidez?

A la sensación de ardor del estómago a la garganta, también se le conoce como reflujo. Es cuando los alimentos se regresan hacia el esófago o como vómito, es una elevada producción de ácido gástrico que lastima el esófago y producen pequeñas úlceras dolorosas.

Las causas

* Fumar

* Comer mucho

* Consumo de alimentos grasosos o irritantes

* Tomar alcohol

* Estrés

Los síntomas

Además del molesto ardor de estómago, también puedes presentar dolor de garganta, tos, asma, dolor de pecho, sensación de ardor desde el estómago a la garganta, sabor amargo en la boca o sensación de vómito.

No lo tomes a la ligera ya que si lo padeces por mucho tiempo puedes contraer cáncer de esófago en el futuro.

Embarazo y acidez

Las hormonas relajan los músculos del aparato digestivo y los ácidos estomacales suben al esófago, la sensación se intensifica cuando estás acostada. Hay que estudios que te ayudarán a confirmar si padeces acidez o alguna malformación del esófago, o una alergia que desconocías.

Modifica tu dieta y evita la acidez en el embarazo

• Evita comer en exceso

• Haz 5 comidas ligeras al día

• Evita alimentos condimentados, irritantes y picantes

• No comas alimentos tan calientes

• Come despacio

• Dile adiós a la comida grasosa

• Evita la comida frita, capeada o empanizada

• Despídete del alcohol

• Bájale al chocolate, refrescos, café y té

Evita las frutas cítricas (naranja, limón, toronja)

• Come verduras cocidas

• Evita el consumo de calabazas, col, brócoli y coliflor

• Di no a los frijoles y lentejas

• Prefiere leche de soya, almendras o deslactosada

• No comas frutas y verduras crudas

• Bebe dos litros de agua al día

• No te acuestes después de cenar, espera al menos una hora

• Duerme con varias almohadas para mantener arriba tu cabeza

• Mantén tu peso saludable

• Deja de fumar

• No uses ropa apretada

• Haz ejercicio, si tu médico lo indica

• Evita estresarte

Mi bebé también tiene acidez

Debido a la inmadurez de sus órganos a los bebés también les puede ocurrir que el alimento se regrese al esófago. Casi todos los bebés superan el reflujo después de cumplir un año.

La acidez puede afectar tus actividades diarias, lo mejor
es que acudas con un especialista.

¿Tienes acidez en el embarazo? ¿Qué sensación te causa la acidez?

Categorías
Así Crece

5 ejercicios para mejorar la dicción en niños

5 ejercicios para mejorar la dicción en niños

Practica con tu hijo estos sencillos ejercicios del lenguaje para mejorar su dicción.

5 ejercicios para mejorar la dicción en niños

Uno de los sentidos que tardamos en desarrollar plenamente es del habla.

Es normal que a los 4 o 5 años los niños todavía pronuncien mal algunas palabras.

Esto puede interesarte…

Recupera tu figura después del embarazo

Si has notado que a tu pequeño le cuesta pronunciar de manera correcta algunas palabras y con estos sencillos ejercicios podrá mejorar su articulación y dicción.

1. El ejercicio del lápiz

Dile a tu niño que coloque un lápiz o palillo en su boca de manera horizontal y que lo muerda levemente. Hagan lectura en voz alta. Basta que haga este ejercicio 15 minutos diariamente.

2. Lectura silabeando 

Haz una lectura con tu hijo de manera silabeada, es decir, que haga una pausa entre sílaba y sílaba: El-co-ne-jo sal-tó-´por-la-pra-de-ra-. Utiliza un libro con lectura muy sencilla y entretenida.

3. Pronunciar trabalenguas 

Consigue trabalenguas sencillos que tu hijo pueda leer y memorizar poco a poco. Apréndetelos con él y pronúncienlos a manera de juego. Se divertirán muchísimo.

Practica estos trabalenguas con tu hijo…

https://www.padresehijos.com.mx/asi-crece/10-trabalenguas-paraninos/

4. El canto

La música puede ayudar a tu pequeño a mejorar su pronunciación. Si le gusta cantar, pídele que te entone su pieza favorita. Esto ejercitará sus cuerdas bucales.

5. Ejercita su respiración

En ocasiones, la mala dicción se debe a problemas para controlar la respiración. Pide a tu pequeño que hable despacio y que abra un poco más su boca.

Recuerda que tu hijo siempre debe estar en compañía de un adulto para hacer estos ejercicios. Felicítalo por sus avances y motívalo a seguir adelante. 

Mira cómo ayudar a tu bebé…

Beneficios de la estimulación acuática para tu bebé

Categorías
Ser Bebé

¿Qué necesita tu bebé para gatear?

En las condiciones adecuadas, la mayoría de los niños gatean. Basta con cubrir el mínimo: libertad de movimiento. Te contamos acerca de qué necesita tu bebé para gatear. 

Existe la creencia generalizada de que el gateo puede darse o no, y de que las condiciones necesarias para que se dé son una especie de misterio que no depende de los papás. Es un error. Las condiciones sí dependen de ti. Los estudios demuestran que la mayoría de los bebeés pueden gatear en las condiciones adecuadas. Pero, ¿cuáles son estas condiciones?

¿Qué necesita tu bebé para gatear?

Desde luego, no estar recostado en una cama, sino lo que todos los seres vivos necesitan para moverse: un medio dónde hacerlo y un motivo. El motivo es intrínseco, es decir, un bebé sano, sin duda, deseará moverse.

Te compartimos estos tips para facilitar que tu hijo comience a gatear: 

1. Hasta los tres meses: cuando no esté en tus brazos, tu bebé debe pasar la mayor parte del tiempo acostado boca arriba, en una superficie dura. Los primeros meses se puede en la cuna.

2. A partir de los tres meses: empezará a necesitar más espacio para moverse y darse la vuelta; quizá durante un corto periodo de tiempo, uno o dos meses, sirva un corralito. Después necesitará más espacio, ya que empezará a voltearse con agilidad de un lado a otro. También girará sobre su ombligo y más tarde, si le das mayor espacio, a arrastrarse para alcanzar objetos.

3. Uno de los errores más comunes es incentivar al bebé para que gatee cuando piensas que ha llegado el momento. Para entonces se han perdido miles de oportunidades de entrenar los músculos necesarios. No gatea porque haya cumplido X meses, sino porque lleva meses entrenándose secretamente para ello, acostado sobre su espalda y sobre su vientre, dando vueltas y haciendo piruetas.

4. Pon en práctica algunos juegos de estimulación del movimiento con tu bebé. te compartimos algunos en esta nota que los divertirán mucho.

5 Ejercicios para estimular el gateo de tu bebé

¿Sabías que algunos niños no se arrastran, gatean directamente; o al revés?

Algunos prácticamente no gatean porque se arrastran y llegan a todas partes así. Es igual de válido siempre que utilice los dos hemisferios, es decir, que coordine derecha e izquierda.

Tips para adecuar el espacio donde comenzará a gatear:

  • No vale cualquier suelo. No sirve uno frío por motivos obvios, pero tampoco una mantita que se arruga conforme tu bebé se mueve. Lo mejor son los suelos cálidos, como el parqué.
  • Puedes recubrir su habitación con una alfombra pesada y amplia o con piezas de puzzle de goma dura.

Beneficios de que tu hijo gatee

Los bebés suelen empezar a gatear entre el noveno y el décimo mes, aunque algunos se lanzan a andar sin haber gateado nunca. Cuando tu hijo comience a gatear, busca alargar esta etapa, porque le fomentarás estos beneficios en su desarrollo:

  • Fortalece los músculos y las articulaciones de brazos, piernas, cuello y espalda.
  • Mejora su capacidad de coordinación y equilibrio.
  • Le ayuda a comprender la distancia y el espacio.
  • Satisface su curiosidad y ganas de aprender.
  • Aumenta su autonomía porque comienza a tomar sus primeras decisiones: «¿voy por la pelota o con mi mami?».

Descubre más beneficios del gateo en esta nota:

Beneficios del gateo en los bebés

FOTO GETTY IMAGES

 

Categorías
Así Crece

Beneficios del skateboarding para tu hijo

Beneficios del skateboarding para tu hijo

Patinando tu hijo se divertirá, mejorará su salud y es un deporte que puede motivarlo a conseguir cada vez más logros.

El skateboarding ya es un juego olímpico

El 21 de junio se celebra el Go Skateboarding Day en todo el mundo con actividades para promover este deporte.

El Skateboarding hace su debut en los Juegos Olímpicos de Tokio que se llevarán a cabo en 2020.

En Japón estará la World Skate International Federation y podrán participar hombres y mujeres en dos categorías: parque o calle.

Los jueces tomarán en cuenta la dificultad de los trucos, la velocidad, la originalidad, la ejecución de los movimientos.

La edad mínima para participar en juegos olímpicos es 16 años

La historia

Este deporte inició en 1940 en la costa oeste de Estados Unidos. A partir de 1980 se popularizó tanto el uso de las patinetas que se volvió parte de una cultura entre los jóvenes.

Al skateboarding, o andar en patineta también se le conoce como surfear sobre asfalto, ya que en este deporte se requiere de que una persona se deslice sobre una tabla sobre ruedas.

Beneficios del skateboarding para tu hijo

Toma en cuenta que un niño menor de 8 años de edad aún debe desarrollar más habilidad motriz para controlar la patineta, así que lo ideal es que para que tu hijo ande en patineta, deba ya tener equilibrio en una bicicleta.

Andar en patineta es una actividad aeróbica que da muchos beneficios al cuerpo.

Para fortalecer más el cuerpo, tu hijo debe realizar abdominales y sentadillas.

Consejos de seguridad

El skateboardig representa un alto riesgo, sigan estos consejos de seguridad:

  1. Siempre supervisa a tu hijo mientras está practicando
  2. Elijan una tabla de buena calidad
  3. Revisen que todas las llantas y tornillo estén bien colocados
  4. No intenten realizar trucos extremos si van empezando
  5. Practiquen en parques designados para el skateboarding.
  6. Usa tenis que tengan suela antideslizante.
  7. Usar siempre equipo de protección: casco, rodilleras, espinilleras, guantes, hombreras, protección para los codos y fajas protectoras de cintura.

Antes de que empiece a patinar, asegúrate de que tu hijo haga ejercicios de calentamiento para que sus  articulaciones se lubriquen y se reduzca el riesgo de lesiones, puede trotar al menos 10 minutos y mover los brazos, cuello y pies.

Cuando termine su sesión de patinaje, dile que haga ejercicios de enfriamiento, para que al siguiente día no le duela el cuerpo.

Tu hijo debe hacer deporte al menos una hora al día, todos los días.

¿A tu hijo le llama la atención andar en patineta?

Mira cómo desarrollar más las habilidades de tu hijo

Cómo estimular la creatividad de mi hijo

Categorías
Belleza

Consejos para tener senos firmes

Consejos para tener senos firmes

Aquí te decimos cómo minimizar las estrías, grietas y prevenir la flacidez.

Durante el embarazo y tras el parto, tu pecho experimentará cambios: aumentará de tamaño y se volverá más sensible a la aparición de grietas durante la lactancia. Si antes no le habías prestado demasiada atención, este es un buen momento para aplicar algunos cuidados. Es importante que elijas los productos adecuados y consultes a tu médico sobre las precauciones que debes tomar antes de ponerte cualquier producto mientras estés en etapa de lactancia.

Consejos para tener senos firmes

En primer lugar debes saber que no siempre se va a producir “una caída de pecho” tras la lactancia. “Depende de muchos motivos. Por ejemplo: si has hecho ejercicios específicos para pectorales, si cuando quedaste embarazada tenías el peso correcto o si utilizaste un bra adecuado en cada momento del embarazo.

Lo mejor es la prevención y el ejercicio, ya que favorecen la circulación sanguínea y mantienen el tono muscular, además de corregir posturas y aliviar la tensión en la espalda.

También ayuda darse duchas alternas con un poco de agua caliente y mucha fría, tanto en los senos como en el escote.

Grietas en los pezones

Las grietas durante la lactancia tampoco tienen por qué aparecer, pero si lo hacen pueden convertir el momento de amamantar en una experiencia dolorosa. Se producen por la continua humedad en la zona y porque la succión del bebé reblandece la piel del pezón, por lo que se forman pequeñas fisuras, a veces imperceptibles, pero dolorosas.

Para evitarlas, hidrata la zona, procura que el bebé cubra toda la areola con su boca y adopta una posición correcta para amamantar.

Evita las estrías

A pesar de que algunas mujeres gozan de una piel muy elástica y con una gran capacidad de adaptación y regeneración, lo normal es que con el aumento de peso que se produce durante el embarazo y la lactancia, y la posterior disminución del mismo, la piel se rompa y aparezcan las estrías. Depende de tu tipo de piel, pero si se sube mucho de peso, la mama acumula grasa y es con este gran aumento de volumen cuando se estría, aunque se percibe mejor cuando la mama vuelve a su estado de poslactancia.

Aplicar productos específicos y tener una buena hidratación puede ayudar a minimizar las estrías.

Lleva una vida sana

La dieta variada y equilibrada también puede convertirse en tu aliada para regenerar la piel del pecho, preservar la elasticidad y evitar subir demasiado de peso.

Algunos alimentos, como espinacas, zanahorias, perejil o aceite de hígado de bacalao son buenos para tu piel. Contienen vitamina A, responsable de la elasticidad, regeneración y capacidad de contracción de esta. La vitamina E (aceite de oliva, cereales o semillas germinadas) ayuda a estimular el equilibrio hormonal, refuerza el tono muscular y las paredes de los vasos sanguíneos.

Los especialistas se inclinan por una dieta equilibrada en la que predominen las frutas, verduras, alimentos ricos en fibra y en grasas mono y poliinsaturadas, como el aceite de oliva o el salmón. Evita alimentos precocidos; bájale a los dulces o grasas trans ya que dañan tu corazón.

Hidrátate

Puede prevenir que las fibras de colágeno y elastina se rompan con facilidad, así como la aparición de estrías.

Haz ejercicio

Un movimiento que ayuda mucho a tonificar el pecho es el siguiente: junta las palmas de las manos a la altura del pecho, manteniendo los brazos en ángulo recto, y ejerciendo presión contando hasta cinco.

Ten una postura correcta

Pon el cuerpo del bebé de cara al pecho y el pezón a la altura del labio superior. Así permitirás que el pequeño succione con el cuello recto, que su lengua quede debajo de la areola y el pezón en la parte superior de su boca. Cuando tenga la boca muy abierta sujétalo contra el pecho firmemente. Sabrás que está tomando bien cuando las primeras chupadas, las que estimulan la secreción de oxitocina y la producción de leche, son rápidas, superficiales y sus mejillas se abomban.

Usa un bra especial

Debe ser de tirante ancho para que el hombro soporte más cómodamente el peso. La copa, de preferencia sin aros, con escasas costuras y, si las tiene, que no pasen por encima del pezón. De algodón y sin relleno.

Debajo de éste puedes usar un bra sin copas con efecto corrector de postura de la zona dorsal.

Experta: Elisa Fernández, propietaria de la marca NightBra

Foto: Getty Images

Cuidar tus senos para que tengan una apariencia sana, es posible, sigue todos estos consejos.

¿Cómo cuidas tus senos?

Mira cómo retrasar el envejecimiento

Sigue la dieta maya y evita envejecer

 

Categorías
Salud

15 propiedades de la miel de abeja

15 propiedades de la miel de abeja

La miel es un producto natural que contiene vitaminas, minerales, potasio, fibra y proteínas.

Te interesa: 20 recetas con miel de abeja que te van a encantar

¿De dónde viene la miel?

Las abejas recolectan el néctar de las flores y los combina con sustancias suyas, luego los almacena en su colmena.

El color y sabor de la miel depende de dónde recolecta cada abeja el néctar. Se tienen pruebas de que los seres humanos hemos consumido miel desde la Prehistoria, ya que en las pinturas rupestres de la Cueva de la Araña, en España, (de más de 9,000 años) se observa a un hombre que obtiene miel.

15 propiedades de la miel de abeja

  1. Regular la presión arterial. 
  2. Mejora el padecimiento de artritis.
  3. Alivia el dolor de las reumas. 
  4. Combate el estreñimiento. 
  5. Evita la acidez estomacal. 
  6. Ayuda contra el insomnio. 
  7. Descongestiona bronquios y pulmones. 
  8. Alivia malestares en la garganta. 
  9. Fortalece los músculos después de una sesión de ejercicio.
  10. Hidrata la piel. 
  11. Combate la aparición de líneas de expresión. 
  12. Disminuye la hinchazón. 
  13. Devuelve el brillo natural de la piel. 
  14. Mantiene la firmeza de la piel.
  15. Ayuda a la buena digestión. 

Puedes endulzar tus bebidas, postres o platillos con miel de abeja natural.

¿Te gusta la miel de abeja?

Prepara esta nutritiva ensalada

Prepara una ensalada de aguacate con pollo

Categorías
Belleza

13 tips para prevenir las várices

Con la llegada del calor y la primavera viene la época de sacar las faldas y vestidos, sigue estos 13 tips para prevenir las várices y lucir unas piernas bonitas.

¿Qué son?

Son venas que se hinchan en la zona de las piernas, debido a una acumulación de sangre que no es normal.

¿Qué las causa?

Durante el embarazo, diferentes hormonas aumentan el volumen de la sangre que circula en el cuerpo e incrementan la presión intravenosa. Durante la gestación realizas menos actividad física y tu bebé presiona la pelvis, lo que dificulta el regreso de la sangre desde las piernas a tu corazón.

Señales para detectar várices

• Sientes ardor, comezón, hormigueo, dolor o piernas muy cansadas

• Tienes los tobillos y piernas hinchadas

• Se eleva tu temperatura corporal, en especial en las venas

• Percibes pequeñas venas rojizas o azules (como ramificaciones) en las piernas

• Observas cambios en la coloración de tu piel

• Te dan fuertes calambres nocturnos

Várices y embarazo

Durante el embarazo hay mayor riesgo de que aparezcan o aumenten las várices porque los vasos sanguíneos de las piernas se sobrecargan por el peso creciente del bebé.

Sigue estos 13 tips para prevenir las várices y también para aliviar un poco las molestias:

  1. Cuando tengas que permanecer mucho tiempo sentada procura mantener siempre las piernas un poco elevadas o de vez en cuando realiza movimientos rotatorios con los pies en un sentido y al otro.
  2. Consulta a tu médico para ver si puedes practicar ejercicios para favorecer la circulación, como el pedaleo de bicicleta acostada boca arriba y caminar.
  3. Báñate con agua tibia para tonificar los vasos sanguíneos, deja que el chorro de agua caiga sobre tus piernas.
  4. No subas demasiado de peso en el embarazo para no sobrecargar todavía más tus piernas. Consume alimentos ricos en fibra y evita las grasas.
  5. Practica regularmente algún ejercicio físico suave: caminar, nadar, pilates, yoga… Siempre y cuando tu médico te lo recomiende, te ayudará a que la sangre circule mejor.
  6. Si ya tienes várices o pasas mucho tiempo de pie, podrías utilizar medias de compresión. Tu médico puede recetártelas. Aliviarán mucho la pesadez y también ayudarán a que no empeoren las varices. Evita los calcetines apretados y procura que no se marque el elástico en tu piel.
  7. Para favorecer la eliminación de líquidos (en el embarazo se retienen más por los cambios hormonales), es aconsejable beber bastante agua; de todos modos, consulta a tu médico.
  8. No uses ropa entallada: prefiere la ancha y cómoda, tanto interior como exterior.
  9. Date masajes suaves en los tobillos (del tobillo al muslo) con alguna crema especial para piernas cansadas.
  10. Evita las posturas que dificultan la circulación, como cruzar las piernas. Consulta a tu médico para ver si puedes sentarte unos minutos por las tardes y elevar un poco los pies sobre una pared o banco.
  11. Usa calzado cómodo y deja los tacones o zapatos apretados.
  12. Consulta con tu médico si puedes dormir con las piernas más altas que la postura de tu cabeza y por cuánto tiempo lo recomienda.
  13. Evita bañarte con agua muy caliente, depilarte con cera caliente y exponerte al sol por periodos prolongados.

Si las tratas a tiempo, puedes prevenir las várices con un buen tratamiento, aunque si tienes factor hereditario, es probable que se presenten en alguna etapa de tu vida.

¿Te han salido várices? Recomiéndanos un tip.

Categorías
Embarazo

Estiramientos en el embarazo

DURANTE EL EMBARAZO DEBES MANTENER LA ELASTICIDAD DE TUS MÚSCULOS

Por: Mayra Martínez Asesora: Virginia Segura, fisioterapeuta especializada en embarazo, parto y posparto Fotos: iStock, Pexel

A medida que tu embarazo avanza, te sientes más “torpe” y te cuesta más trabajo moverte; por eso es importante que te estires regularmente para mantener tu flexibilidad. Consulta a tu médico antes de comenzar estos ejercicios. Además, debes realizarlos de forma suave y llegar sólo a la posición en la que te sientas cómoda. Mantente ahí quieta 10 segundos y luego vuelve despacio a la posición de partida.

PARTE POSTERIOR DEL MUSLO

Recuéstate boca arriba con los brazos estirados y una pierna flexionada con el pie en el suelo. Lleva la otra pierna hacia la cabeza, con los dedos apuntados; mantén la pierna estirada y evita doblar la rodilla. Así se estiran los isquiotibiales (parte posterior del muslo).

TRONCO

Con las piernas separadas y el vientre contraído, coloca una mano en la cintura, pasa el otro brazo por encima de la cabeza y apoya la mano en la pared.
La tensión se nota en la parte lateral del tronco. Puedes realizar el estiramiento sin apoyar la mano de arriba, pero ten cuidado de no bajar tanto que luego
tengas que dar un jalón para retornar a la posición de origen.

PECTORAL

Apoya la mano derecha, a la altura del pecho, en el marco de una puerta, una estantería o una columna. Gira el tronco hacia el lado izquierdo y mantente 10 segundos. Después haz lo mismo con el otro brazo (recuerda girar la cabeza). Lo estarás haciendo bien si notas tensión en la zona pectoral y el brazo.

DORSALES

Ponte boca abajo sobre las rodillas, con las piernas ligeramente separadas; coloca los brazos paralelos al suelo y la cabeza entre ellos. Curva la parte dorsal de la espalda (como hacen los gatos). Este estiramiento no sólo beneficia la zona dorsal de la columna, sino también la cervical.

GEMELOS

Apóyate en un mueble firme, con una pierna adelantada y la rodilla flexionada. La pierna de atrás (la que realiza el estiramiento) debe quedarse con la rodilla totalmente estirada, pero sin levantar en ningún momento el talón del suelo. Lleva un poco el tronco hacia delante para notar el estiramiento.

OJO, SI ESTOS ESTIRAMIENTOS TE DUELEN, ES QUE NO LOS ESTÁS HACIENDO BIEN. FINALIZA LA RUTINA CON ESTE EJERCICIO: SENTADA, CON LAS PIERNAS SEPARADAS, COLOCA TUS BRAZOS ATRÁS DE LA ESPALDA EN CRUZ. INHALA PROFUNDO

ESTE ARTÍCULO SE PUBLICÓ POR PRIMERA VEZ EN LA VERSIÓN IMPRESA DE LA REVISTA PADRES E HIJOS DE FEBRERO