Categorías
Así Crece

5 tips para fomentar la disciplina en tu hijo

5 tips para fomentar la disciplina en tu hijo

Aunque no es una tarea fácil, la disciplina es fundamental para lograr objetivos y metas en la vida.

5 tips para fomentar la disciplina en tu hijo

Fomentar la disciplina en tu hijo no es una tarea fácil y, muchas veces nos negamos a ver la realidad y queremos seguir haciendo lo que es evidente que no nos funciona para educar. Por ello, ¡llegó el momento de cambiar!

El valor de la disciplina es la clave para tener éxito en todas las etapas de la vida. Se adquiere dotando a nuestra persona de orden, eficacia, responsabilidad y carácter.

Estos nutrientes le ayudarán a tu hijo…

10 beneficios de la zanahoria que te encantarán

  1. Una persona disciplinada manifiesta responsabilidad para organizar su tiempo y está pendiente de cumplir con lo propuesto. Su palabra es sinónimo de garantía y credibilidad. ¿Qué puedes hacer? La disciplina es un entrenamiento que corrige, forma hábitos y reglas que nos ayudan a tener éxito en las actividades que realizamos.
  2. Cuando eres disciplinado en tus acciones cotidianas, con la familia, en la escuela y en la comunidad no hace falta que alguien tenga que vigilarte, presionarte o controlarte. ¿Qué hacer? La disciplina le ayuda a tu hijo a conseguir tus metas, inspíralo a ser mejor cada día.
  3. Por ello, la disciplina es una prioridad, ya que con esto logramos personas que no ven el compromiso como una carga. ¿Qué hacer? Enseñarle a tu hijo que tienen el control para lograr sus deseos y metas.
  4. El lograr establecer una disciplina efectiva requiere de estructura, firmeza, conocimiento, valores, sensibilidad y empatía entre otras cosas. ¿Qué hacer? Establece reglas claras y las consecuencias lógicas al acto. Éstas son distintas para cada familia, según la estructura y valores de la misma.
  5. Recuerda que la disciplina no consiste en regaños y castigos. ¿Qué hacer? Por el contrario, el amor y el cariño generan respeto de los hijos hacia lo padres, lo que desarrolla en entorno familiar más saludable.

Tú eres la mejor fuente de inspiración para tu hijo.

¿Cómo le inculcas disciplina a tu hijo?

Foto: Getty Images

¿Tu hijo hace berrinches?

Controla los berrinches sin perder la paciencia

Categorías
Así Crece

Niños amados serán adultos que sabrán dar y recibir amor

Niños amados serán adultos que sabrán dar y recibir amor

La forma con la que tu hijo recibe estímulos del mundo es la base de la formación para el futuro.

Niños amados serán adultos que sabrán dar y recibir amor

Todos los seres humanos somos emocionales y aprendemos por medio de lo que sentimos, de nuestras sensaciones. La infancia es la etapa en donde los niños desarrollan sus habilidades para sentir y amar.

El crecimiento emocional dependerá de los primeros intercambios emocionales, los cuales les enseñan qué les gusta y que no.

Aumenta su autoestima

Las muestras de cariño aumentan la autoestima en los pequeños y les ayudan a construir una personalidad emocionalmente adaptada, estable e inteligente.

Es decir, recibir amor les ayuda a manejar los miedos naturales que surgen en las diferentes edades, logrando una sensibilidad saludable y equilibrada.

Esto podría ayudarte…

Mi hijo tiene miedo de ir a dormir, ¿qué hago?

Al sentirse amados, los niños tienen una confianza natural en sí mismos, pueden superar y enfrentar fácilmente algunas desventajas y fracasos, sin rendirse.

Son más persistentes, optimistas y entusiastas. Por ello es importante educarlos desde el respeto, la empatía, la expresión y la comprensión de sentimiento, el control del enojo, la capacidad de adaptación, la amabilidad y la independencia.

Buena salud emocional

Para lograr una buena salud emocional, debemos cambiar la forma en la que se desarrolla su cerebro y esto se logra a través del amor y de la educación emocional.

Los especialistas creen que criar a los pequeños en un ambiente amoroso y donde aprendan a expresar sus sentimientos, es la mejor forma de lograr que en su edad adulta no tengan miedo a expresar su amor.

¿Cómo le demuestras tu amor a tu hijo?

Foto: Getty Images

¿Crees que estás cometiendo alguno de estos errores?

9 errores comunes de crianza

 

 

Categorías
Ser Pareja

¿Son papás separados? Claves para resolver los conflictos de cómo educar a su hijo

Aunque ya no estén juntos, su hijo los une en un equipo de trabajo. Por ello, necesitan llevar a cabo su trabajo en armonía; haciendo equipo en pro de su hijo. Les compartimos algunas claves que los ayudarán a resolver los conflictos de cómo educar a su hijo.

Ser papás ahora que ya no son pareja

Dejar de actuar en pareja es complicado porque después de un tiempo ya se han acostumbrado al otro. Ahora les toca entender que el otro es solo parte de un equipo de trabajo. En este proceso, la introspección ayuda mucho, darse el tiempo de vivir el duelo de la relación también; por ello, necesitan ser pacientes con ustedes mismos, así como muy conscientes de sus acciones y pensamientos porque pueden caer en sentirse con el derecho de pedir del otro algo que ya no es su obligación.

Estos tips pueden ayudarlos:

• El límite de sus peticiones aparece cuando al niño no le afectan, sino a ustedes mismos. Si alguno le presenta al pequeño cinco parejas en dos meses, hay un límite que poner y un tema que hablar; de lo contrario, cabe preguntarse si pudiera ser una intención escondida de poner trabas a la nueva relación del ex.

• Si alguno o ambos se dan cuenta de que no están teniendo la capacidad para negociar, acordar, reflexionar, seguir su vida, pidan ayuda a un profesional para que reciban orientación en esta crisis; este proceso terapéutico será individual. Es necesario que sean sinceros consigo mismos, porque conformar esteequipo de trabajo en pro del bienestar del niño amerita que cada uno tenga al cien toda tu capacacidad de decisión, asertividad, empatía y conciencia para que sea un buen elemento.

• Es válido decir “mejor ya no nos veamos” o tomarse un tiempo y espacio para asimilar que el otro ya no es la pareja. Aunque una cosa es no quererlo ver y otra es cortar la comunicacion, esto no es posible porque siempre habrá muchos acuerdos por hacer.

• Como en cualquier equipo, necesitan mantener una comunicación profunda, dentro de la cual lo más importante es no temer al conflicto. La comunicación no es informar, implica intercambio de opiniones, criterios, expectativas… por lo mismo, requiere de empatía, respeto, tolerancia, negociación.

Esto puede ser angustiante para ambos porque justamente su carencia pudo detonar la separación, además, ustedes vienen del conflicto y es algo que ya no desean más. Sin embargo, es parte natural de la interacción humana; lo seguirán viviendo, por lo que deben aprender a resolverlo: negociar para llegar a acuerdos, así como ceder para acordar.

Es contradictorio, pero lograrlo los ayudará a sacar adelante este proyecto llamado hijo. Les decimos las claves para saber resolver los conflictos:

1.Ejercita la capacidad de transmisión.

Muchas veces pedimos las cosas de formas inadecuadas, sin darnos cuenta de que nuestra entonación, mirada o postura transmiten un mensaje alterno al de las palabras; incluso el momento en que nos expresamos influye en lo que el otro interpreta.

Por eso, en la comunicación importa mucho que nos detengamos a pensar cómo y cuándo decimos las cosas; no es lo mismo “¡necesito que me traigas al niño ahora mismo!” que “te pido por favor que lleguen a las cinco para que el niño y yo podamos prepararnos para la escuela de mañana”.

2. Saber ceder.

En los acuerdos no se puede ganar todo, tampoco se debe perder todo; uno tiene que negociar bajo la idea de que no se va a ir con todo lo que esperaba, tampoco sin nada; se gana y se pierde. Cuando emprendemos una lucha de poder, lo que ocurre es que quien quiere ganar todo, ya la tiene perdido por adelantado.

Su hijo es la misión más trascendente que emprendieron juntos y que continuará durante toda la vida de ustedes y la de su pequeño; ambos serán siempre sus papás y él su hijo, esto nada lo puede deshacer. 

Asesoría: Florencia Bevilacqua, psicoterapeuta

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer: 

Así afecta a los niños un divorcio violento de sus padres

 

Categorías
Así Crece

Qué hago para que mi hijo no pegue

Qué hago para que mi hijo no pegue cuando se enoja tanto…

¿En la escuela de tu hijo te citan cada semana para reportar su mal comportamiento? ¿Tu hijo se enoja y su primer instinto es pegar? Sigue leyendo.

¿Qué hacer si tu hijo pega?

Debes entender que es una forma “instintiva” de reaccionar por conseguir su meta.

¿Qué motiva a tu hijo a pegar?

  • Sus emociones
  • Que tiene poca tolerancia a la frustración
  • Su entorno. Si tu hijo vive en un entorno agresivo, será normal para él comportarse así

Los niños desconocen una mejor forma de obtener lo que quieren porque aún están aprendiendo. Es normal que su primera reacción sea la agresión porque es un recurso de supervivencia natural.

Qué hago para que mi hijo no pegue

1. Actúa. Hazle saber a tu hijo que lo que hizo no está bien.

2. Indaga. Pregúntale qué le pasa, si tiene algún problema.

3. No lo juzgues. Escucha a tu hijo sin hacer juicios ni gritar.

4. Menciona consecuencias lógicas. No le digas cosas como “nunca más volverás a jugar don tu primo”.

5. Enséñale a reconocer su emoción. Habla con tu hijo de lo que acaba de ocurrir. Pregúntale: ¿te enojaste con tu amigo?

6. Explícale. Dile que no está mal que se enoje, pero no está bien que lo demuestre pegando o mordiendo.

7. Ayúdalo a ser empático. Dile que a quien golpeó se sintió triste o le dolió mucho, dile que se ponga en su lugar, ¿si a ti te hicieran lo mismo, no te dolería?

8. Ayúdalo a solucionar conflictos. Conforme crezca será capaz de resolverlos sin que estés tú y sin pelear.

9. Enséñale a disculparse. Probablemente al principio se niegue; entonces, tómalo de la mano y llévalo a que lo haga. Para ponerle el ejemplo, las primeras veces tendrás que disculparte tú en su nombre para que él te imite.

10. Recompénsalo. Cuando logre algo sin pelear, felicítalo y dile que lo hizo muy bien.

Pasos para solucionar un problema

1) Tu hijo debe identificar el problema, ¿qué sucedió? ¿Qué desea?

2) Llegar a un acuerdo con la otra persona, ¿qué es lo mejor para ambos? Pueden esperar por turnos.

3) Encontrar una solución.

¿Sabías que el 75% de los niños pelean por juguetes?

¿Tu hijo pega cuando se enoja?

Esto podría servirte…

¿Qué hacer cuando tu hijo te desafía?

Categorías
Así Crece

Lo que aprende tu hijo de cuidar a un perrito

Lo que aprende tu hijo de cuidar a un perrito, ¡te sorprenderá!

Un perro, el mejor amigo de tu hijo

¿Por qué los perros son los mejores amigos del hombre? Son fieles, protectores y cariñosos, sobre todo con un niño pequeño. Son buenos compañeros de juego y su compañía le aporta grandes beneficios.

Lo que aprende tu hijo de cuidar a un perrito

  • Desarrolla mayor sentido de responsabilidad
  • Empatía
  • Una capacidad diferente de amor
  • Respeto por los animales y la vida en general
  • Sufrirá de menos enfermedades respiratorias
  • Desarrolla la capacidad de ayudar a otros
  • Se volvera más generoso y cooperativo
  • Sociabilizará más

La edad perfecta para tener una mascota

Un niño menor de tres años no está preparado para tener una mascota, porque la consideran como un juguete.

Si tu hijo tiene cuatro años y tienen una mascota en casa, puedes dejarle realizar algunas tareas como alimentarlo o limpiar su colchón.

A los seis años es ideal para que tu hijo tenga un perro ya que puede aceptar algunas responsabilidades más grandes como pasearlo, bañarlo y jugar, cepillar su pelo, evitar que se lastime.

Si tu hijo tiene entre siete y once años. Puede lavar el  plato del perrito, bañarlo y cepillarlo.

Si tu hijo tiene 12 años o más. Puede hacerse cargo de cuidar a su mascota, sobre todo, de estar pendiente de las visitas al veterinario.

 La raza adecuada para tu hijo

Sociables

Beagle, Pastor inglés, Golden Retriever, Pug y Collie.

 Juguetonas

Boston Terrier, Foxhound, Boxer y Labrador.

Tiernas

Mastín, San Bernardo y Sabueso

Cómo darle tareas a tu hijo para cuidar del perrito

Asegúrate de que lo que le pidas a tu hijo, genere una satisfacción cuando lo logre.

Antes de encargarle algo, enséñale a hacerlo y asegúrate de que lo haga bien.

No te desesperes si comete algún error.

Siempre supervisa sus actividades.

Los perros necesitan cariño, hacer ejercicio y recibir disciplina. Como familia, todos deben ayudar a pasear, bañar y jugar con el perrito.

¿Tu hijo quiere un perrito?

Mira cómo cuidar a tu mascota en época de calor

Categorías
Ser Bebé

Acciones diarias para estimular la Inteligencia Emocional de tu bebé

Desde que tu bebé pisa este mundo debes enseñarle progresivamente, primero a nombrar las emociones básicas, luego a interpretarlas correctamente y a controlar aquellas que conlleven consecuencias negativas; así estimulas su inteligencia emocional

Por ejemplo, cuando tu hijo se sienta contento, triste o enojado, díselo y anímalo a que preste atención a los gestos de cada emoción, a lo que produce cada una de ellas, no importa que aún no sepa hablar. En seguida, un paso más adelante será que se fije en las emociones de los demás, en cómo se sienten, para que pueda llegar a compartir emociones y entienda su importancia dentro de las relaciones sociales.

La psicóloga Fátima Ortiz recomienda algunos de los ejercicios que puedes realizar con tu bebé en casa, pero hace hincapié en el hecho de que debes estar tranquila y serena antes de llevarlo a la práctica.

Directo a  sus emociones

Pon música relajante

Si tienes una que le ponías a tu hijo cuando aún no nacía, mejor. Recuéstate boca arriba, coloca a tu bebé sobre tu pecho para que escuche tu corazón y se remonte a la etapa prenatal, cuando se sentía seguro y confiado. Este actividad se hace normalmente dentro de una alberca, si tú tienes acceso a una, podrás hacerlo.

Arrúllalo y cántale

De esta forma fortaleces los vínculos afectivos. Hay infinidad de canciones de cuna, rondas y rimas infantiles que puedes encontrar en libros, internet o CD. Si es posible, mueve tus brazos y piernas al son de la canción.

Coloca a tu bebé sobre una sabanita o cobija

Toma dos extremos y pídele a tu esposo o alguien más que agarre los otros dos extremos, mézanlo como si se tratara de una hamaca.

Habla con tu bebé siempre que puedas

Describe en voz alta todos los pasos que realizas mientras te lavas las manos, te vistes, recoges la recámara o aseas la casa. Al recitar rimas populares o poemas infantiles, exagera la entonación.

Todas las emociones pueden combinarse dando lugar a infinidad de sentimientos,
y todos son útiles. Por ejemplo, los tres últimos, nos ayudan a cambiar o intentar modificar las situaciones que nos perjudican.
Por eso, por más negativo que parezca un sentimiento, es importante que
tu hijo lo experimente y aprenda a manejarlo en forma adecuada.

Por Felipe Salinas

Categorías
Ser Mamá

Cómo decirle a tu hijo «me importas» todos los días

Con pequeñas acciones dile a tu hijo “me importas”

Por Josselin Melara

Foto: Freepik.com

Con pequeñas acciones, puedes transmitirle a tu hijo seguridad y demostrarle lo especial que es para ti, lo mucho que lo quieres y cuánto te importa.

Los niños comprenden el mundo de manera muy distinta a los adultos, y no siempre ven en los gestos habituales lo mucho que nos importan.

Para un adulto, el que su pareja lo invite a comer o le prepare algo en casa podría significar un gesto emotivo lleno de significados especiales. Sin embargo, para un niño, comer es una rutina cuyo significado se reduce al hecho de alimentarse.

Por eso es importante establecer vínculos con tu hijo, para que se sienta seguro y sepa lo mucho que te importa. Aquí te dejamos unos tips para lograrlo:

  1. Llámalo por su nombre: aunque pensemos que les gusta que los llamen más con palabras de cariño, el que pronuncies su nombre, marca una diferencia que le da a su identidad personal un aspecto positivo.

  2. Hazle preguntas todos los días: sentir curiosidad por sus amigos, actividades o vida escolar es una forma de que se sienta muy querido y acompañado.

  3. Se empática: si tu hijo se siente cansado, triste o enojado, o por el contrario, está feliz, hazle ver que tú también compartes esas emociones, e incluso contarle alguna anécdota parecida a lo que está viviendo.

  4. Escucha sus necesidades y responde a ellas: se consciente de lo que realmente necesita su hijo y no evadas sus problemas con algún distractor. Lo mejor es resolver situaciones.