Categorías
Ser Bebé

¿Por qué mi bebé saliva mucho?

¿Por qué mi bebé saliva mucho?

Es normal que los bebés saliven en exceso a partir de que comiencen a salirle los dientes. ¡No te alarmes! Aquí te decimos qué hacer.

¿Por qué mi bebé saliva mucho?

No hay una fecha concreta en la que los pequeños dejan de salivar. En general, suelen hacerlo cuando aprenden a tragar saliva, alrededor del año de edad, y cuando termina la etapa de la dentición, entre los 18 meses y  los dos años. Así que no te preocupes si tu hijo de un año sigue salivando como cuando era un bebé.

¿Qué puedo hacer?

  1. Lo que sí puedes hacer, si el niño babea mucho y moja su ropita, es colocarle un babero. Es importante que su ropa no esté húmeda para que no se resfríe.
  2. También puedes darle algunas mordederas frías (sacadas del refrigerador) para calmar el dolor de la dentición.
  3. Trata de limpiar el exceso de saliva para que no se rocen sus mejillas o le salga alguna alergia.

¿Tu bebé podría tener alergia a algún alimento?

5 claves sobre las alergias alimentarias

Heridas o ampollas

A veces la cantidad de saliva es mínima y un mes más tarde vuelve a aumentar, y eso puede deberse a que al niño le está saliendo un nuevo diente o tiene alguna herida en la boca.

Si notas que tu bebé tiene un incremento en la producción de saliva puede haber algún tipo de infección (de encías, de boca o de garganta). En este caso, llévalo al pediatra.

¿Tu bebé saliva mucho?

Foto: Getty Images

¿Le pasa a tu hijo?

A mi hijo le da miedo ir al doctor

Categorías
Embarazo Padres e Hijos

Síntomas del embarazo que no deben pasar desapercibidos

Síntomas del embarazo que no deben pasar desapercibidos

Las náuseas, el cansancio y la ausencia de menstruación son sólo los síntomas más populares de la etapa temprana del proceso de gestación.

Síntomas del embarazo que no deben pasar desapercibidos

En realidad existen otras señales importantes que debes tomar en cuenta si sospechas que podrías estar embarazada. Son signos que no suelen ser tomados en cuenta, pero los profesionales en salud femenina los explican todo el tiempo.

En la publicación Managing Complications in Pregnancy and Childbirth: A guide for midwives and doctors por parte de la OMS se habla sobre ellos de manera breve, ya que se trata de señales usuales que no deben alarmar a la paciente.

Comida con sabor a metal

Si comenzaste a percibir algunos alimentos con sabor a metal o continuamente tienes esa sensación en la boca, has adquirido la alteración conocida como disgeusia. En general no es algo para alarmarse, es un síntoma común en el primer trimestre de embarazo y tiene su origen en el aumento en los niveles de estrógeno, lo cual ocurre de manera natural para nivelar tu gusto y olfato en esta nueva etapa.

Dolor de senos

Un síntoma muy común entre la 10° y 14° semana es presentar dolor en los pechos, pueden secretar un líquido semi transparente por el pezón. Se trata de una etapa temprana de la leche materna y se le conoce como calostro.

Evita esto en el embarazo…

Hierbas que debes evitar durante el embarazo

Cabello increíble

De nueva cuenta el aumento en los niveles de estrógeno hace de las suyas, aunque esta vez con un síntoma que no es molesto. Entre el primer y segundo trimestre, el estrógeno prolonga la fase de crecimiento del cabello, evitando su caída y fortaleciendo la raíz. Desafortunadamente no es un efecto permanente, disfruta de un cabello más fuerte que nunca sólo durante esta etapa, volverá a la normalidad después de tener a tu bebé.

Encías más rojas

Las encías de forma natural deben tener un color rosa pálido. No obstante los cambios de niveles en la progesterona y los estrógenos cuando se entra en estado de gestación, producen un aumento del flujo sanguíneo que puede derivar en enrojecimiento e inflamación en esta parte del cuerpo. Recuerda mantener una adecuada higiene bucal en todo momento.

Es importante que comuniques todos estos síntomas a tu médico, para que te revise y tu embarazo no corra ningún riesgo.

¿Has tenido alguno de estos síntomas?

Foto: Getty Images

¿Ya tomas ácido fólico?

El poder del ácido fólico

Categorías
Ser Bebé

Papillas para calmar el dolor de los dientes

Papillas para calmar el dolor de los dientes

Estas recetas fáciles de hacer en casa, le ayudarán a tu hijo a calmar el dolor de la dentición.

Te interesa: 8 papillas para bebé de 6 meses en adelante

Papillas para calmar el dolor de los dientes

Camote + manzanilla

Haz la papilla de camote y agrega un poco de té de manzanilla, esto le ayudará a reducir el dolor de las encías.

Manzana + plátano

Estos alimentos contienen vitaminas y minerales que refuerzan el sistema nervioso de tu hijo, aminorando la sensación de dolor.

Avena + plátano

El dulce sabor del plátano y el potasio de esta fruta, ayuda a tu hijo y le brinda energía.

Si tu hijo tiene dolor por las encías, corta rebanadas muy delgadas de fruta como manzana, kiwi o pera, primero ponlas en el refrigerador unos minutos, ya que estén frías, dáselas a tu hijo, la sensación fría, aliviará el dolor de tu hijo.

Pera + avena

Esta combinación suave, le ayudará a tu hijo a obtener buenos nutrientes para la formación de dientes fuertes.

Zanahoria + clavo

Prepara una papilla suave de zanahoria, pero agrégale un toque de la especia clavo, el clavo ayuda a calmar el dolor de las encías.

Naranja + canela

Hazle un jueguito de naranja colado y agree un toque de canela, esta especie, ayuda a aliviar el dolor.

Arroz + plátano

Puedes hacer una papilla de harina de arroz y agregarle un plátano machado, o dale arrocito también con un plátano machado. El plátano ayuda a desinflamar.

Durazno + clavo

Los minerales que tiene esta fruta son ideales para ayudar al buen desarrollo de los dientes.

Las papillas suaves ayudan al buen desarrollo de tu hijo.

¿Cuál es la papilla favorita de tu hijo?