Categorías
Salud

Qué es un derrame cerebral y 8 tips para prevenirlo

Si has oído de los derrames cerebrales pero no sabes exactamente qué son, ¡sal de dudas! Además, pon en práctica estos 8 tips para prevenir uno.

Un derrame cerebral es un problema que puede ser ocasionado por hipertensión arterial, malformaciones arteriovenosas, accidentes, tumores…

Cuando se produce un derrame cerebral significa que existe un sangrado en el cerebro que proviene de un vaso sanguíneo y suceden dos cosas:

1) Hay una hemorragia interna que debe ser localizada y cerrada (de lo contrario se comienza a perder facultades) y si no se atiende a tiempo puede ser mortal.

2) Que hay una zona de tejido cerebral que no está siendo irrigada y se puede presentar dificultad para hablar, pérdida del conocimiento, desconocimiento de personas, dificultad para caminar…

Mientras más rápido se atienda a una persona con un derrame cerebral y se opere (se drena la sangre que oprime al cerebro, se cierran los vasos afectados o el coágulo), las secuelas serán menores. Las consecuencias de haber sufrido un derrame cerebral sin haberse atendido rápido son pérdida de movilidad en algunas partes del cuerpo, estado de coma, pérdida de coeficiente intelectual, retraso mental o incluso la muerte.

¿Algún familiar ha sufrido un derrame cerebral?

Jugar videojuegos una hora al día ayuda a mejorar los movimientos en los dedos de las manos y de los pies ya que ayudan a que el cerebro se reconfigure.

Si cuidas estos 8 aspectos en tu salud puedes evitar envejecimiento prematuro, enfermedades del corazón, un derrame cerebral y pérdida de memoria.

1) Controla tu presión arterial. La presión sanguínea alta endurece las arterias, hace que el corazón trabaje extra lo cual causa que haya derrames en los vasos sanguíneos que ocasionan aneurismas o infartos cerebrales. La hipertensión contribuye a tener altas probabilidades de sufrir un derrame cerebral.

2) Bájale a tu nivel de colesterol. El colesterol es un tipo de grasa que circula en la sangre, aumenta el riesgo de un infarto, ya que si esa grasa se centra en las paredes arteriales, puede formar coágulos que generan un infarto.

3) Hazte exámenes médicos periódicos. Si en tu familia hay padecimientos cardiacos, tienes un pequeño riesgo de padecer ataques al corazón o derrames cerebrales. Puedes hacerte  un estudio de ultrasonido de la arteria carótida para ver si eres propenso a padecer un derrame cerebral.

4) Mide tu cantidad de azúcar en la sangre. La diabetes, obesidad y el sobrepeso pueden provocar un infarto.

5) Cuida la circunferencia de tu cintura. La grasa que tienes en el vientre podría causarte alguna enfermedad cardiovascular o envejecimiento prematuro, elige una dieta rica en frutas y verduras.

6) Deja de fumar. Fumar acelera el pulso, contrae las arterias principales, hace irregular la frecuencia de los latidos del corazón, aumenta el esfuerzo del corazón lo cual provoca hipertensión y disminuye la oxigenación sanguínea.

7) Haz ejercicio. La inactividad física provoca que el corazón tenga poca resistencia, lo cual puede dar lugar a un riesgo de infarto o derrame cerebral. Haz ejercicio mínimo tres veces a la semana. El ejercicio que mejora tu sistema cardiovascular es el aeróbico (caminar o correr).

8) Duerme bien. El insomnio aumenta el riesgo de padecer de problemas cardíacos o de sufrir un derrame cerebral, trata de dormir al menos ocho horas al día.