Categorías
Ser Bebé

¿Es conveniente ponerle aretes a tu bebé?

Es una costumbre que las mamás, en especial las mujeres latinas, quieran ponerle aretes a su bebé  justo al nacer y que los lóbulos de sus orejitas sean perforados antes de salir del hospital. Te invitamos a conocer el momento ideal y las precauciones para que tu bebé pueda usar aretes sin riesgo.

Una de las razones principales de esta costumbre es porque se cree que la bebé recién nacida sentirá menos dolor, por tanto, es más fácil de perforar.

Sin embargo, la Academia Estadounidense de Pediatría (AAP, por sus siglas en inglés) recomienda esperar a que tenga un cuadro de vacunación más completo, lo cual se da a los dos años de edad.

También, afirma que si la perforación se hace correctamente y posteriormente se realiza un seguimiento cuidadoso, hay pocos riesgos de sufrir alguna infección.

Tips para ponerle los aretes de manera segura

Si tienes planeado perforar los lóbulos de tu bebé recién nacida, toma en cuenta las siguientes precauciones:

1. Asegúrate de que el equipo para realizar la perforación esté esterilizado, hecho a base de materiales quirúrgicos hipoalergénicos, y diseñado especialmente con el propósito de perforar el lóbulo.

2. El equipo incluye los aretes para bebé, que se dejan puestos después de la perforación.

3. Si en el hospital no hacen la perforación del lóbulo a las recién nacidas, pídele a tu pediatra que te recomiende a un especialista para que pueda hacerlo.

4. Cerciórate de que sean aretes de oro de 14 quilates por lo menos. Cualquier otro material, incluso chapa de oro, puede causarle a tu hija una infección o una reacción alérgica.

5. No uses aretes de bebé tipo arracadas, porque puede atorarse en su ropita y causarle algún daño.

6. De preferencia los aretes para bebé deben ser muy pequeños, redondos y pegados a la oreja.

7. La perforación es muy sencilla y rápida, pero a tu bebé le dolerá un poco, ya que se realiza sin anestesia. De cualquier forma pregunta a su pediatra cualquier duda que puede ocasionarle la perforación a tu bebé.

 

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

Estos los daños para las niñas cuando utilizan zapatillas

 

Categorías
Embarazo

¿Realmente, se puede elegir el sexo del bebé?

Aunque hay métodos científicos que permiten elegir el sexo del bebé, hay otros que son puras charlatanerías que pueden poner en riesgo a la mujer embarazada y al futuro bebé. Aquí la verdad. 

¿En qué momento se define el sexo del bebé?

El sexo del bebé se determina en la concepción, aunque su diferenciación se produce entre la séptima y novena semana de gestación. La naturaleza siempre tiende a crear embriones femeninos. Durante las primeras semanas de la gestación los órganos sexuales del embrión aún no están diferenciados.

Cuando un espermatozoide con cromosoma X fecunda el óvulo, el proceso diferenciador lleva «por defecto» al desarrollo de un cerebro y órganos genitales femeninos (útero, ovarios, etc.).

Sin embargo, cuando el espermatozoide lleva el cromosoma Y, este da una orden específica para que ese proceso natural se altere y comience la formación de los testículos. Estos, a su vez, activan una serie de hormonas que inhiben definitivamente el desarrollo de los genitales y el cerebro femeninos y hacen que el embrión se convierta en varón.

¿Hay predisposición genética para tener hijos varones o mujeres?

En algunas familias predominan las niñas y en otras los niños. Esto puede llevar a pensar que la descendencia de solo un sexo viene determinada genéticamente. Sin embargo, los expertos afirman que depende del azar.

Lo que sí está comprobado es que, en casos muy excepcionales, algunas familias son portadoras de síndromes letales para un determinado sexo (normalmente masculino), que puede trasmitirse o no. El embrión afectado no suele sobrevivir y por ello se reducen las posibilidades de tener hijos de ese sexo.

¿Es posible elegir el sexo del bebé mediante manipulación genética?

En algunos países está permitido elegir el sexo del bebé solo con fines terapéuticos, es decir, para evitar que los padres transmitan una enfermedad letal o grave para el futuro bebé, como por ejemplo la hemofilia o la distrofia muscular de Duchenne (entre otras muchas).

Existen dos técnicas para elegir el sexo del bebé: la selección de espermatozoides y el diagnóstico genético preimplantacional.

1. La selección de espermatozoides se realiza antes de la concepción. Se eligen los espermatozoides que llevan el cromosoma X o el Y, y se fertiliza el óvulo con el que interesa, mediante inseminación artificial.

2. El diagnóstico genético preimplantacional requiere que la pareja se someta a una fecundación in vitro. Se extraen dos células de los embriones obtenidos y se analiza su componente sexual, para diferenciar los que son XX o XY. Una vez identificados, se implanta en el útero el embrión del sexo que no esté afectado por la enfermedad.

Ambas técnicas son manipulaciones de estructuras muy sensibles y por el riesgo que puede conllevar para el futuro bebé deben realizarse únicamente en casos de riesgo genético grave.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

Gender reveal party: la nueva tendencia para anunciar el sexo del bebé

 

Categorías
Embarazo

¿Cuándo se puede saber el sexo del bebé?

Para que tu emoción tenga una fecha concreta, te dejamos estos datos importantes acerca de cuándo y cómo se puede saber el sexo del bebé. 

A partir de la semana 20ª de embarazo los genitales del feto están totalmente formados y en una ecografía pueden distinguirse con claridad (a veces, incluso antes) y los padres pueden saber el sexo del bebé.

Saber el sexo del bebé

¿Qué se ve en la ecografía?

1. Si es un niño se pueden apreciar las bolsas escrotales (donde se ubican los testículos) y el pene.

2. El sexo femenino se determina por la ausencia de órganos masculinos y en ocasiones pueden verse los labios mayores.

¿A veces no se ve con claridad?

En algunos casos, no se puede ver si el bebé es niño o niña por diversos motivos: colocación del feto, obesidad de la madre, escasez de líquido amniótico… Si hay dudas el especialista prefiere no decir nada para que no caer en un error.

Otras pruebas para determinar el sexo del bebé son:

1. La ecografía suele ser muy confiable. Solo tiene un margen de error del 5%, y casi siempre debido a que el futuro bebé no se deja ver bien.

2. La amniocentesis lo determina con toda seguridad, pero es una prueba invasiva que sólo está indicada cuando existe riesgo de que el bebé tenga alteraciones cromosómicas.

3. Al realizar un estudio completo de sus cromosomas para detectar posibles anomalías, se descubren los que determinan el sexo del bebé, pero la prueba nunca se realiza con este único objetivo, ni mucho menos para satisfacer la curiosidad de los padres.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

¿Realmente, se puede elegir el sexo del bebé?