Categorías
Así Crece

5 consejos para tener una buena comunicación con tu hijo

Sigue estos 5 consejos para tener una buena comunicación con tu hijo, si sientes que ya no te pone atención o no te cuenta sus problemas, aquí cómo reparar la situación. 

No permitas que sea víctima de tu estrés

Tu hijo no entiende por qué estás estresada, agobiada o nerviosa, aunque sea difícil, evita gritarle,  él no tiene la culpa. O, aunque haya hecho algo que no te encantó, no descargues tu frustración en él con gritos o amenazas.

Escúchalo con paciencia y amor

Si tu hijo comparte contigo sus creencias, historias, sueños o fantasías, escúchalo con atención, Por más “importante” que sea la actividad que estés haciendo, déjala y voltéalo a ver. Ponte a su nivel y escúchalo con atención, esto creará un vínculo fuerte de confianza, cariño y comprensión.

Lean antes de dormir

Este momento es muy preciado por tu hijo porque te tiene cerca y tiene toda tu atención. Además, le creas el hábito de leer y así ayudarás a que tenga un mejor descanso.

Pon un buen ejemplo

Lo que haces es más poderoso que tus palabras. Tu hijo te imita gracias a lo que observa de ti, él piensa que eres un ejemplo digno de seguir, así que ponlo en tu mente y sé la mejor versión de ti.¶

Respeta sus puntos de vista

Es muy importante que guíes a tu hijo sin que trates de imponerle tu forma de pensar. No le digas que lo que piensa es malo, juntos busquen una mejor forma de resolver algo.

Recuerda que tu mala actitud genera inseguridad en tu hijo, si le gritas o pegas, él dejará de sentir respeto por ti.

¿Tu hijo te cuenta todos sus «secretos»?

Mira estos nombres de cuentos de hada para tu hija

Categorías
Padres e Hijos

10 cosas que hacen sentir amado a tu hijo

10 cosas que hacen sentir amado a tu hijo

Haz que tus hijos se sientan amados todo el tiempo con estos pequeños detalles. Tu contacto amable y constante es la clave para ayudar a que tu hijo tenga un desarrollo sano.

Estos consejos pueden ayudarte…

Cómo ser más creativa y aumentar tu autoestima

10 cosas que hacen sentir amado a tu hijo

Olvídate del celular

Come con él sin distracciones

 

Léele un cuento antes de dormir

 

No escatimes en apapachos

 

Dile sí a la disciplina con amor

 

Míralo a los ojos cuando le hables

 

Recuerda que eres su ejemplo

 

Enséñale a tomar decisiones

 

Anímalo cuando está triste o enojado

 

No lo interrumpas cuando hable contigo

 

Haz que tu hijo se sienta amado todo el tiempo con estos pequeños detalles.

¿Qué actividades compartes con tu hijo?

Foto: Getty Images

¿Sientes que tú y tu hijo hablan poco?

5 consejos para tener una buena comunicación con tu hijo

Categorías
Ser Bebé

¿Mi bebé puede escucharme desde la pancita?

¿Mi bebé puede escucharme desde la pancita?

El oído es uno de los sentidos que más evoluciona dentro del útero. Tu bebé es capaz de percibir y reconocer sonidos y voces. Te damos todos los detalles.

¿Mi bebé puede escucharme desde la pancita?

Tu bebé ya puede percibir sonidos procedentes directo e ti o del exterior desde la semana 16, aunque los oídos no se desarrollan completamente hasta el sexto mes de gestación.

Mira cómo hablarle a tu bebé…

14 consejos para consentir a tu bebé in utero

¿Puede escucharme?

Investigaciones han demostrado que al poner una grabación con la voz de mamá, la frecuencia cardiaca del bebé in utero aumenta.

Tu bebé manifiesta que escucha al moverse como reacción a los latidos de tu corazón, los ruidos intestinales durante la gestación o el paso de la sangre a través del cordón umbilical.

También se sobresalta con los portazos y se agita o se calma según la música que escuchas.

Cuando tu bebé escucha, cambia su frecuencia cardiaca o se mueve dando vueltas, extendiendo y encogiendo brazos y piernas o abriendo y cerrando los ojos. 

¿Tu bebé se mueve cuando le hablas?

Foto: Getty Images

Conéctate con tu bebé…

7 claves para una buena comunicación con tu bebé in utero

Categorías
Padres e Hijos

10 frases para calmar a un niño enojado

10 frases para calmar a un niño enojado

¡Está enojado y tú pierdes el control! No es sencillo calmarlo y calmarte, pero te recomendamos estas frases para lograrlo. Bájale a los ataques de ira y aprende junto con tu hijo a adquirir la habilidad de manejar positivamente las emociones.

10 frases para calmar a un niño enojado

En vez de decir…

  • Ya estás grande, no llores.
  • ¡No seas enojón!
  • No avientes la comida.
  • ¡Apúrate ya!
  • ¡Ya no grites!
  • Siempre te quejas de todo.
  • ¿Cuántas veces debo repetirlo?
  • Vete de aquí, ¡mejor enciérrate en tu cuarto!
  • ¡Ya no te aguanto!
  • Estoy muy enojada contigo

Es mejor si le dices…

  • Mamá y papá a veces nos sentimos así también, no te agobies tanto, créeme: pronto pasará.
  • ¿Y si gritamos juntos?
  • Cuando avientas tus alimentos me parece que no te gusta lo que cociné, ¿quieres algún otro platillo?
  • ¿Qué necesitas para estar listo e irnos a la clase de natación?
  • Dímelo por favor con tu tono normal de voz, así me es un poco complicado entenderte.
  • Tienes toda mi atención, ¿cómo podemos solucionarlo?
  • Creo que tus oídos no me escucharon, te lo diré una vez más y luego, por favor, ¿me repites la indicación?
  • Voy a esperar a que te calmes y luego vamos a abrazarnos, ¿está bien?
  • Este es un momento muy complicado, pero lo resolveremos juntos, calma.
  • Estoy enojándome mucho, necesito respirar y relajarme también.
  • ¿Lo intentamos juntos?

Cuenta hasta 10 y lee esto…

5 tips para tener paciencia, paciencia y más paciencia

Estas frases son positivas porque…

  • ¿Has visto que algunas personas o en películas gritan en almohadas para liberar el enojo? Esta acción alivia la energía y relaja.
  • Apoyas a tu hijo para que recapacite en sus acciones.
  • Permite a tu hijo estar más consciente sobre las rutinas y así adquirirá poco a poco responsabilidades, como guardar sus juguetes…
  • Si tu hijo imagina las mejores soluciones a los problemas que lo agobian, se sentirá satisfecho.
  • Si tu hijo repite tus frases, captará mejor lo que le quieres transmitir.
  • Si aislas a tu hijo pensará que hay algo malo con él: es preferible si le das un espacio pero lo acompañas para cuando esté listo para hablar.
  • Refuerza la emoción que está experimentando (“sé que estás enojado…”).
  • Con tu ejemplo, tu hijo ve que tú también experimentas el enojo y juntos pueden aprender a moderarlo.

No está bien reprimir las emociones; mejor enséñale a tu hijo a trabajar con ellas de manera sana; la verdad es que a cualquier edad a todos nos enoja algo en la vida.

¿Tu hijo es muy enojón?

Foto: Getty Images

Mira cómo reforzar la autoestima de tu hija…

5 frases que debes decirle a tu hija todos los días

 

Categorías
Así Crece

¿Es normal que mi hijo sea tan desobediente?

¿Es normal que mi hijo sea tan desobediente?

Por Berenice Villatoro y Mayra Martínez

Aunque parezca imposible, puedes lograr que tu hijo preste atención? ¡A la primera!

«¿Cuántas veces tengo que decírtelo?» «Estoy cansada de que no me escuches». Es frecuente oír este tipo de frases en una casa con niños de 3 a 5 años. La mayoría de los padres confiesan que sus hijos no les hacen caso y que, por mucho que les repitan las cosas, parece que los pequeños no escuchan o no quieren escuchar.

¿Es normal que mi hijo sea tan desobediente?

Estas frases normalmente suelen ganar en volumen. «¡Te he dicho que vengas en este instante!». Mamá se pone roja y su presión sanguínea aumenta. Pero su tierna criatura parece que no la escucha. Entonces, al borde de un ataque de nervios, abre unos ojos y una boca muy grandes: «¡No quiero repetírtelo más veces! ¡Que vengas ya!». Entonces el angelito pone cara de susto y comienza a llorar. Para que no te ocurra esto, te damos los siguientes tips:

1. Pedir solo una cosa a la vez

Y no demasiado complicada. A esta edad tu hijo aún es pequeño para retener y ejecutar varias órdenes, y menos si son complejas. Además, una instrucción como «recoge tu habitación» puede necesitar ser más precisa, y paso a paso, por ejemplo: «guarda los juguetes», «pon la ropa sucia en tu cajón».

2. No gritar una orden desde otra habitación

Cada vez que le digas algo a tu hijo, hazlo físicamente cerca de él y mirándolo a los ojos mientras le hablas. Asimismo, también pídele que él también te mire, de ese modo será más difícil que te ignore. Un pequeño contacto físico, por ejemplo, tocarle el brazo o el hombro, también ayuda, sobre todo cuando el niño está absorto en alguna actividad.

¿Eres mamá y trabajas?

Tips para organizar tu maternidad y tu trabajo

3. Ser claros, breves y concisos

Si cada orden va precedida de un largo preámbulo, tu hijo ya se habrá desconectado de la conversación cuando vayas por la tercera coma de tu discurso. En vez de darle un sermón, ve directo al grano y dale instrucciones breves, concretas y operativas.

4. Comprobar que te ha entendido

Pídele que te repita lo que le has dicho. Por ejemplo: «Tienes que lavarte las manos antes de sentarte a comer. Vamos a ver, ¿qué es lo que tienes que lavarte antes de comer?». Algunas órdenes no son tan concretas y habrá que suplicarle que te explique lo que significan. Porque «recoge tu habitación» puede no significar lo mismo para él que para ti. Quizás sea necesario enumerar los pasos y componentes de esa tarea. Y también comprobar que el niño los ha comprendido y es capaz de repetirlos.

5. Conducirlo físicamente

Cuando tu hijo, pese a tu amable petición, no accede a dar por sí mismo el primer paso para cumplir lo ordenado, a veces es oportuno conducirlo hacia la actividad deseada, por ejemplo tomándolo de la mano. Pero es muy importante hacerlo sin discutir y sin recriminarle su desobediencia.

Estas tácticas, realizadas con tranquilidad y diplomacia, es como darles el empujoncito que tu hijo necesitan.

¿Tu hijo te hace caso a la primera?

Foto: Getty Images

Estos consejos pueden servirte…

5 consejos para tener una buena comunicación con tu hijo

Categorías
Especiales

¿Qué necesita un niño con autismo de sus papás?

Sí, necesita amor, empatía y de la ayuda de sus papás para relacionarse con el mundo, pero… ¿cómo hacerlo? 

Los niños con autismo presentan complicaciones de comunicación, socialización y de conducta que, por supuesto, impactan en su habilidad para interactuar con las personas debido a que su actuar no es el conocido, esperado o aceptado: no puede explicar lo que desea, no sigue las indicaciones, a veces parece oír, pero a veces no, no sonríe cuando alguien le sonríe, hace poco contacto visual, parece estar en su «propio mundo»… entre otras condiciones.

Tales aspectos dificultan el trato con el niño, pero justamente por ello, quienes conviven con niños autistas requieren poner en práctica la empatía y la paciencia; ellos necesitan que las personas entiendan su forma de actuar sin menospreciarlo o intentar obligarlo a ser como «un niño o un adulto debería ser», pues además, el autismo no desaparece, es una condición de por vida, por lo que es importante enseñar a las personas con autismo a valerse por sí mismas dentro de lo posible.

Así, un niño con autismo necesita que sus padres lo conozcan a fondo para saber cómo ayudarlo y tenga identificadas cuáles son las áreas que tiene más afectadas, así como su grado de desarrollo.

Es así también porque las discapacidades de cada persona autista son distintas: podemos encontrar casos que van desde la discapacidad intelectual, capacidades intelectuales de rango medio, así como también superiores; por tanto, cada situación es diferente y, a veces, lo que le funciona a uno no va a hacer el mismo efecto en el otro.

TIPS PARA AYUDARLO A TENER UN MEJOR DESARROLLO

  1. Dale un spinner o squishy, ya que sirven para reducir los niveles estrés.
  2. Las apps como Autism iHelp lo ayudarán a incrementar sus habilidades y a desarrollar su independencia.
  3. Ponlo a escuchar música de compositores como Bach, Mozart, Vivaldi, Haydn y Händel; está comprobado que la música de Mozart ayuda a la liberación de endorfinas que, al aminorar la presión arterial, disminuyen el nivel de adrenalina y esteroides en el cuerpo
  4. Llévalo a hacer una actividad artística; ayuda a expresar emociones y sentimientos, alivia el estrés y permite un mejor desarrollo de habilidades.
  5. Regálale un animal de compañía para que pueda explorar sus emociones con él.