Categorías
Ser Familia

Lo que debes saber de la exposición de Koons y Duchamp antes de llevar a tu hijo

Lo que debes saber de la exposición de Koons y Duchamp antes de llevar a tu hijo

A partir del 19 de mayo de 2019, podrás apreciar en la CDMX una exposición única en el mundo (y que quizá no vuelva a repetirse) llamada Apariencia Desnuda en donde se exhibirá la obra de dos de los artistas contemporáneos más representativos del siglo XX: Marcel Duchamp (sí, el artista francés famoso por la obra “La Fuente” y Jeff Koons (conocido por sus enorme esculturas brillosas de perritos «hechos de globo»).

¿Quién es Marcel Duchamp?

Fue un artista francés que hizo obras en estas corrientes artísticas: Cubismo, Post-impresionismo Expresionismo y Dadaísmo. Sus obras revolucionaron el mundo del arte.

¿Quién es Jeff Koons?

Jeff Koons es un artista estadounidense conocido por generar obras de arte de enorme tamaño y que son tan llamativas por los colores que utiliza ya que parecen hechas del material de los globos metálicos, pero en realidad, se trata de bronce.

Lo que debes saber de la exposición de Koons y Duchamp antes de llevar a tu hijo

  • No podrás soltar a tu hijo de la mano en ningún momento porque ninguna obra puede tocarse. 
  • Las obras están expuestas de tal forma que pareciera que las puedes tocar, pero está prohibido. 
  • Esta vez no hay marcas que delimiten el espacio máximo en el que puedes acercarte a las obras, por lo que deberás tomar tus precauciones y quedarte al menos a 1 metro de distancia si no quieres que los guardias te llamen la atención todo el tiempo. 
  • A diferencia de exposiciones como la que hubo de Andy Warhol, en esta puedes tomar todas las fotos que desees.

Si vas a llevar a niños menores de 15 años, toma en cuenta que en el piso 3
hay obras eróticas explícitas.

Las obras que más le gustarán a tu hijo

La exhibición va del piso 3 al sótano y en cada uno de los pisos hay obras que vale la pena ver con tu hijo.

Piso 3

En el piso 3 está el famoso “Rabbit”, el cual el 15 de mayo de 2019 fue subastado por la cantidad de 91 millones de dólares, además, comparte lugar con la famosa obra “La Fuente” de Marcel Duchamp. Verán obras compuestas por aspiradoras, una pelota de básquetbol, un enorme globo azul en el cual será divertido verse reflejados. PERO TOMA EN CUENTA que a partir de “Metallic Venus” depende de ti si deseas que tu hijo siga el recorrido ya que en la última sala se muestran obras eróticas, hay dos de gran tamaño que son explícitas. Si llevas a un niño pequeño, seguro te hará preguntas o podrá quedarse confundido y tendrás que abordar el tema en casa.

Piso 2

El piso 2 será el que más le divertirá a tu hijo porque es en donde está un Ballon Dog de enorme tamaño acompañado de una enorme escultura multicolor llamada “Play-Doh” y un retrato de la Mona Lisa con una esfera en la que le gustará reflejarse.

Piso 1

El piso 1 también será de los favoritos de tu hijo pues se encuentra “Hulk” y “Lobster” que también son figuras de bronce pero del personaje de Marvel Hulk y de una divertida langosta.

Sótano

En el sótano está la obra del artista Saâdane Afif, un artista francés que ha dedicado su vida a reunir material que hable sobre “La Fuente” de Marcel Duchamp, la sala te sorprenderá porque de techo a piso está adornado con todos los artículos de periódicos y revistas que él ha reunido así como una basta colección de libros.

Más de Jeff Koons

Puedes inspirar a tu hijo en la obra de Jeff Koons para estimular su creatividad e imaginación ya que Jeff Koons desde niño se interesó por el arte, incluso dentro de la exposición hay una foto de él rodeado por material para dibujar.

Jeff Koons apoya al Centro Nacional para Menores Desaparecidos y Explotados cuyo propósito es combatir los problemas mundiales de secuestro y la explotación infantil.

Apreciar el arte vuelve a tu hijo más sensible y empático con el mundo que le rodea.

¿Qué museo le ha gustado más a tu hijo?

Foto: vista de la exposición Apariencia desnuda: El deseo y el objeto en la obra de Marcel Duchamp y Jeff Koons, aun Museo Jumex, 2019 Foto:Moritz Bernoully.

Disfruta el arte con tu hijo

Qué hacer para que tu hijo disfrute el arte

Categorías
Padres e Hijos

8 claves para enseñar a tu hijo a disfrutar el arte

Que tu hijo pequeño disfrute del arte no es una utopía. Estas son diez ideas para que, poco a poco, vaya asimilando las actividades artísticas como parte de su mundo. 

No lo obligues. 

Por supuesto, si tu hijo no quiere ir, no lo obligues. Ni mucho menos se te ocurra cambiarle un plan superapetecible (jugar con sus amigos, ir al cine…) por ir a ver esculturas y cuadros. Con eso sólo conseguirás que los odie.

Despierta su interés

No es cuestión de dar demasiadas pistas. Se trata de que tu niño sepa que va a ir al museo, pero no que conozca al detalle qué va a ver allí. De esta forma, das lugar a la sorpresa, al descubrimiento. Lo importante es que despiertes su interés, ahí entra en juego tu creatividad.

Relaciona el arte con su día a día

Para que se divierta, tiene que ver cosas que pueda reconocer. Debes ser muy hábil para explicarle a través de su experiencia. Por ejemplo, si están viendo Las Meninas, pregúntale qué ve él ahí. Quizá lo que más le llame la atención sean las faldas tan raras que llevaban. Entonces coméntale que la moda cambia, que cuando se pintó el cuadro, las mujeres usaban ese tipo de faldas y los hombres trajes como el que lleva ese señor que sale en la imagen, el propio Velázquez. Bien, una vez que lo hayas  enganchado, ahora sí puedes hablarle del pintor, de por qué pintaba para los reyes, de…

Aún no inviertan tanto tiempo 

El recorrido por el museo no debería durar más de una hora. No puedes esperar que un niño esté atento (ni entretenido) durante más tiempo. No se trata de verlo todo, ni iquiera de ver mucho, sino de disfrutar del arte. Escoger unas cuantas obras y explicársela con interés es lo mejor para que tu pequeño vaya agarrándole gusto a esto del arte. ¿Que no tienes un museo cerca? No te preocupes, también hay arte en edificios,  en iglesias, estaciones, ruinas… Si le buscas, seguro algo te quedará cerca.

No importa el conocimiento sino el disfrute

No es fundamental que los niños salgan del museo con muchos conceptos académicos. Lo importante es que disfruten y aprendan a mirar las obras. Y para ello es importante que utilices un lenguaje que sean capaces de entender. En los museos, los responsables de las visitas organizadas para niños tienen un buen truco para captar su atención y para que comprendan sus explicaciones: utilizar muchos sinónimos.

No lo hagas obligación

Si ves que ha perdido interés y no es capaz de retomarlo, lo recomendable es dejarlo para otro día o hacer un descanso y jugar un ratito a algo. Pero fuera del museo, en el jardín… nunca en la misma sala donde están viendo las obras. O qué tal, tomar un refresco y luego seguir. Ir al museo no es como ir a la escuela, no es obligatorio. Si tu pequeño cree que disfrutar del arte es otra tarea más, no conseguirás que le guste de verdad.

Haz que participe

¿Qué ves aquí? ¿Puedes encontrar un burrito en el cuadro? Conseguir que interactúe con las obras es la mejor forma de inculcarle amor por el arte. De hecho, casi todas las pinacotecas que ofrecen programas infantiles tienen talleres donde los niños ponen a prueba su destreza.

Haz del arte un encuentro de familia

Está claro que si tú o tu pareja no son aficionados ni disfrutan de la visita, difícilmente van a poder transmitir a su niño entusiasmo. Por eso, estaría bien que el museo fuera una especie de encuentro familiar, algo de lo que disfrutara toda la familia.

Si los niños no disfrutan, no amarán el arte. A estas edades, lo que más les emociona hacer es jugar, reír, moverse, sentirse grandes, descubrir…
y si lo pueden hacer en un museo, les gustará.