Categorías
Así Crece

Beneficios de jugar Tetris

Beneficios de jugar Tetris para el cerebro

El videojuego Tetris fue creado por el ingeniero ruso Alexey Pazhitnov en 1984, es uno de los más jugados y populares del mundo.

¿De qué trata el Tetris?

Es un juego de rompecabezas o puzzle en donde piezas van cayendo en la pantalla y debes hacer que todas tengan un sitio para formar filas e ir eliminando piezas para ganar puntos y avanzar de nivel.

Beneficios de jugar Tetris 

Jugar Tetris requiere que se usen varios procesos cognitivos como:

  • Atención
  • Memoria
  • Coordinación
  • Destreza
  1. Fortalece el pensamiento crítico
  2. Propicia la coordinación de movimientos
  3. Pone al cerebro a funcionar
  4. Ayuda a pensar en mejores soluciones a problemas
  5. Se aprende a pensar más rápido
  6. Estimula la memoria
  7. Mejora la concentración
  8. Estimula la observación
  9. Desarrolla la creatividad
  10. A tener paciencia

Enseñanzas de vida más allá del juego

Que nada entra a la fuerza

Que cuando se forza algo, pierdes

Es básico para ordenar cosas

Que a veces los errores o mala racha se acumulan

Si hay vacíos, se pueden llenar

Intentarlo una y otra vez es la clave

No desesperarse

No sale todo a la primera

Se aprende de los errores

Los videojuegos ayudan al desarrollo cerebral, recuerda, nada es con exceso. 

¿A qué nivel has llegado en Tetris?

Mira cómo recuperar tu figura

Dónde acumulas grasa y qué hacer

Categorías
Así Crece

Ejercicios para ayudar a tu bebé a ver mejor

Ejercicios para ayudar a tu bebé a ver mejor

Mira cómo van cambiando los ojos de tu bebé mes a mes para que puedas detectar si tine alguna anomalía y ayudarlo de inmediato.

Cómo funcionan los ojos de mi bebé

Primer y segundo mes de vida

Su vista evoluciona rápido, puede distinguir tu cara, la de papá.

Apreciará los colores rojo y verde.

Fijará la vista durante unos instantes en algún objeto brillante o de contrastes fuertes que le llamen la atención.

Tercer mes

Comenzará a enfocar a diferentes distancias y empezará a apreciar los contornos con más nitidez.

Se concentrará más en la parte central de su campo de visión que en los laterales.

Cuarto mes

Será capaz de enfocar a 40 centímetros.

Tendrá un campo de visión más amplio, empezará a ser parte de su aprendizaje.

Seguirá el movimiento de los objetos con los ojos.

Quinto mes

Podrá localizar la forma, el tamaño y la posición de un objeto y querrá agarrarlo.

Sexto mes

Será capaz de distinguir los colores azul y amarillo. Habrá pasado de ver el mundo en blanco y negro a disfrutarlo a colores.

Ejercicios para ayudar a tu bebé a ver mejor

Cuelga un espejo para bebés en una esquina lateral de su cuna y un móvil con colores llamativos en la cabecera, así le ayudas a enfocar a diferentes distancias.

Juega a mostrarle objetos e intenta que los siga con la mirada.

Tómalo en brazos y pon su carita a 25 centímetros de la tuya, le ayudas a fijar la mirada durante más tiempo.

Mueve los objetos arriba y abajo, para que aprecie las tres dimensiones.

Deja que se observe las manos, le ayuda a enfocar de cerca.

Acude a un oftalmólogo si tu bebé…

Es imprescindible que consultes con el pediatra ante cualquier alteración visual que detectes en tu bebé, porque un diagnóstico a tiempo y un tratamiento adecuado permiten, en la mayoría de los casos, que los niños tengan una buena visión durante el resto de su vida.

¿Cuántos meses tiene tu bebé?

¿Viste la historia de esta pequeña?

Saybie, la bebé más pequeña del mundo

 

Categorías
Ser Bebé

Beneficios de la estimulación acuática para tu bebé

Suele confundirse con la natación, la cual se define como la acción de trasladarse en el agua, flotando, pero la Academia Americana de Pediatría afirma que esto no es posible sino hasta después de los cuatro años, debido al desarrollo neuromuscular. Por ello, en los primeros años (bebés de tres a 24 meses) de vida hablamos de la estimulación acuática. 

¿Cuáles son sus beneficios para tu hijo?

1. Un adecuado programa de estimulación acuática tiene fases que ayudan a tu niño a adaptarse al medio, desde la familiarización con el agua, ejercicios de tonificación muscular y equilibrio, hasta llegar a las inmersiones.

2. La serie de estímulos que tu bebé recibe durante la clase (que dura máximo 45 minutos) sirve para favorecer la maduración del sistema nervioso, principalmente.

3. Los estímulos que se le dan son experiencias de percepción, sensoriales, autocontrol corporal, juego y descubrimiento. Tu niño aprende a controlar su respiración, descubre lo que su cuerpo puede hacer, desarrolla autonomía y se conecta con su papá o mamá (solo uno puede entrar con él a la alberca).

4. La asimilación de estos estímulos permite que el cerebro de tu niño forme el mayor número de conexiones neuronales posibles durante la primera infancia, lo cual potencia su desarrollo psicomotriz.

5. Su fin es desarrollar habilidades en el medio acuático, pues esto facilita a tu hijo desarrollar la inteligencia, fortalecer sus vínculos afectivos y formar una personalidad de seguridad en sí mismo.

FOTO GETTY IMAGES

Te compartimos algunos tips para ayudar a tu hijo a iniciar clases de natación. 

Categorías
Ser Bebé

Jugar con tu recién nacido, ¡sí se puede! Sigue estos tips

¿Piensas que como está chiquito no puede jugar? Pues sí puede y debes hacerlo. Los niños aprenden todo lo que necesitan a través del juego. Solo sigue estos consejos para jugar con tu recién nacido y divertirse mucho.

Aunque tu recién nacido no pueda atrapar una pelota, ya puede divertirse.

  1. Recuerda la moderación, es seguro jugar con un bebé nacido unos días atrás, pero limita cada sesión a unos cinco minutos; demasiado juego podría irritarlo.
  2. Los juegos de imitación son un buen comienzo: saca la lengua o haz una «o» con la boca, mantenla por unos segundos y mira si tu bebé intenta imitarte.
  3. Sigue su ritmo. Él te dirá si tiene ganas de jugar o no: si trata de levantar la cabeza o mirarte, si su ojos y expresión son vivaces, es buen momento para interactuar. Si llora, se retuerce, retira la mirada, parece aburrido, o sus ojos y expresión parecen apagados, no hagan nada y tomen un descanso.
  4. Pon algo de música. Sus oídos son bastante sensibles al ruido, así que eso lo mantendrá atento, pero mantén bajo el volumen.
  5. El mejor momento para el juego físico es cuando el bebé está activo y alerta; leer u otras actividades más lentas son oportunas cuando se encuentra tranquilo.
  6. Elige un momento en que puedas dedicar toda tu atención a tu bebé y no juegues con demasiado vigor luego de que haya comido.
  7. Encuentra un sitio al nivel de tu bebé, recostado de espaldas o sobre tu estómago, en el suelo o la cama.
  8. Sé paciente, poco a poco él tendrá mayor interacción contigo.
  9. Usa mucho estímulo facial y verbal, sonrisas, risas; aunque no entiende palabras, tu bebé va identificando el sentido, la intención de lo que dices.
  10. Asegúrate de dar apoyo a su cabeza desde atrás en todo momento y evita movimientos repentinos cuando lo manipules.

Fuente: Armin A. Brott. Voy a ser papá. Editorial Aguilar.

FOTO GETTY IMAGES

Categorías
Ser Bebé

Ser feliz con Síndrome de Down

Se puede ser feliz con Síndrome de Down,
la clave: ACEPTA Y AMA A TU HIJO.

La única forma positiva de vivir es aceptar plenamente a tu hijo y actuar. Cuando se acepta la nueva condición de vida, se piensa con más claridad y se buscan alternativas para asegurar que el pequeño tenga un buen desarrollo. Aceptar que un hijo ha nacido o nacerá con alguna capacidad diferente no es fácil y como papás deben entender que…

Ni mamá ni papá tienen la culpa, es una causa determinada genéticamente y no podían influir en la situación.

El niño tampoco tiene la culpa y merece que lo cuiden y atiendan lo mejor posible.

• Hacer mucha conciencia y sensibilizarse es clave.

Informarse sobre las terapias de integración y formación que permiten que los niños se incorporen a la sociedad.

• Pueden estimularlo con música, está comprobado que las melodías de Mozart reducen el estrés, la hiperactividad, ayudan a mejorar la coordinación del cuerpo y permite un mejor desarrollo de habilidades.

• Lo esencial es buscar ayuda temprana para que tu pequeño logre explotar al máximo sus habilidades.

• Deben hacer todo lo posible por darle una vida lo más cercana a la normalidad.

• Su misión como papás es informarse, atender y entender a su hijo y amarlo profundamente.

Quédate tranquila de que los niños especiales dan muchas satisfacciones, cariño y orgullo, y son capaces de hacer la mayoría de las cosas que otros niños; la diferencia radica en el tiempo que tardará en lograrlo y requerirá reforzar lo aprendido con frecuencia.

A pesar de las adversidades del día a día, tu pareja y tú no deben perder de vista que su capacidad de cuidar a su niño es muy grande.

Como mamá o papá, no dudes de ti ni de todo el amor que puedes darle a tu hijo.

Foto: Getty Images

Categorías
Así Crece

5 cosas que pasan cuando tienes un hijo único

Mira las 5 cosas que pasan y debes tener en cuenta si tienes un hijo único

Por Josselin Melara

Foto: Freepik.com

Tener un hijo único es muy especial, pero hay cosas que debes tener en cuenta sobre su desarrollo.

Muchas parejas deciden tener solamente un hijo, y por razones muy diferentes, esto lo convierte en un niño muy especial, pues su desarrollo es bastante distinto comparado al de los niños que crecen con hermanos.

Nosotros te explicamos 5 cosas que pasan con los hijos únicos, y que es importante que consideres para que comprendas mejor su desarrollo:

1) Hay una relación más estrecha con papá y mamá.

Ante la falta de hermanos el círculo familiar no sólo es más reducido, sino que diferente, pues los hijos únicos sostendrán más conversaciones con personas adultas que con personas de su edad.

¿Qué significa? Su lenguaje será distinto (fluido, construido y con más vocabulario) y su razonamiento será mayor al de otros niños.

2) Conflicto para compartir

Una de las ventajas de tener hermanos, es que los niños son más empáticos y se les hace más fácil compartir. No obstante, esto se puede volver una dificultad con un hijo único.

3) Desarrolla más su imaginación

Al verse solo, se esforzará más en construir un mundo en el que se sienta acompañado. Posiblemente tenga más apego con uno o varios de sus juguetes, y hasta entable conversaciones con ellos. ¡No te asustes!

4) Une más a la pareja

Al ver a su hijo sin compañía de su edad, es más probable que los papás se esfuercen por pasar más tiempo con él, y refuerce los lazos entre ellos.

5) Riesgo de hipervigilancia y sobreprotección

Tener un hijo único podría provocar también que el niño desarrolle inseguridad al sentirse hipervigilado por papá y mamá. Recuerda darle un equilibrio a su relación y darle su propio espacio.

Categorías
Así Crece

Habilidades auditivas necesarias para comenzar a hablar ¡que la música desarrolla!

Tus palabras, la música, los juegos con sonidos y las canciones son la mejor manera para estimular las habilidades auditivas que tu niño necesita para comenzar a hablar correctamente.  ¿Lista para hacer una playlist especial para tu hijo?

El impacto de los sonidos armónicos sobre el desarrollo cognitivo apunta a dos áreas del aprendizaje: el desarrollo del lenguaje pero también de la memoria. Algunos estudios muestran que los niños tienen memoria para recordar las canciones escuchadas en el útero y que pueden percibir y reconocer muchos aspectos de la música incluyendo cambios en la melodía, patrones de tiempo, timbre y tono.

Hay investigaciones que reflejan que bebés de siete meses pueden diferenciar entre una melodía conocida, y una nueva, lo que indica la habilidad para memorizar a largo plazo la pieza que se ha escuchado. Por eso debes acercar a tu hijo desde chiquito a la música.

Hacia los 10 a 12 meses, ¡podrá pronunciar su primera palabra con significado! Esa primera palabra que le escucharás decir a tu bebé no sólo representa un hito en el desarrollo infantil, sino que es uno de los momentos de mayor felicidad y orgullo para ti y tu pareja, porque significa que todos esos juegos con sonidos que compartieron, las canciones que le cantaron y el bombardeo de palabras, rimas y pláticas durante todo su primer año, le sirvieron muchísimo. Y es que la estimulación auditiva que le ofrecen los papás, hermanos y otras personas cercanas juega un papel muy importante para el desarrollo de su lenguaje.

Para conseguir hablar y comprender lo que escucha es necesario que el niño haya desarrollado una serie de habilidades auditivas que se van aprendiendo a través de la interacción con las personas y también al estar expuesto a un ambiente rico en ritmos y sonidos. Algunas de las habilidades auditivas que desarrollará a lo largo de su primer año son estas:

1.Discriminación auditiva: identificar y distinguir diferencias entre los sonidos, tanto los ambientales como los del habla. Por ejemplo, reconocer la diferencia entre el sonido del teléfono y el sonido que produce el ladrido del perro; asimismo, la diferencia entre el sonido de la palabra «teléfono» y de «perro», y más aún, poder distinguir cada uno de los sonidos que forman la grafía «perro»: p-e-rr-o.

2. Memoria auditiva: poder recordar lo que escucha. Tu bebé deja de llorar cuando simplemente oye tu voz que se está acercando (sin necesidad de verte), ya que la ha escuchado muchas veces y ahora sabe que esa voz eres tú y que representas cariño, atención, seguridad y confianza. De este mismo modo reconoce los sonidos y las palabras, los identifica cada vez que los escucha porque se han guardado en su memoria, lo que le permite comprenderlos y eventualmente reproducirlos. El mejor ejemplo es cuando voltea al escuchar su nombre.

3. Localizar la fuente de donde procede el sonido: tu hijo te puede mostrar de diferentes formas no sólo que está escuchando, sino que al mismo tiempo va siendo capaz de encontrar de dónde se origina el sonido. Buscará primero el de los ruidos fuertes y cercanos volteando la cabeza, más adelante será capaz de localizar sonidos más suaves o lejanos.

Categorías
Así Crece

Si notas que tu hijo lleva la música dentro, su inteligencia es la misma que la de Mozart

¿Conoces cuál es el tipo de inteligencia de tu hijo? Según la teoría de las inteligencias múltiples, en todos los individuos cohabitan ocho tipos de inteligencia, las cuales deben estimularse con énfasis en la capacidad predominante, para favorecer, por un lado, un desarrollo equilibrado y, por otro, la excelencia y calidad a partir del perfeccionamiento de una habilidad específica, entre otros beneficios.

Dichas inteligencias son: lingüística, espacial, lógico-matemática, corporal quinestésica, interpersonal, intrapersonal, naturalista y musical, y, de acuerdo con Gardner, ninguna es superior que la otra, aunque muchas personas suponen lo contrario y tienden a dar más valor a unas que a otras.

Por ejemplo, ¿qué habría sucedido si a Mozart lo hubieran mandado a clases de matemáticas en lugar de piano? ¿Habría sido tan bueno haciendo cuentas como lo fue en la música? ¿Nos habríamos perdido de su grandeza como artista? Tal vez, porque su “inteligencia musical” probablemente habría permanecido “dormida”, sin alcanzar el grado de desarrollo que lo convirtió en el mayor genio en la historia de la música.

Afortunadamente, el padre de Mozart tuvo la atinada idea de compartir su pasión –también era músico– con su hijo, y dio a este la oportunidad de desarrollar sus propias habilidades. Los padres de hoy debemos aprender de ejemplos así, pues es la única manera en que todos los niños pueden tener los medios que necesitan para desarrollar su potencial personal.

Así que si notas las siguientes características en tu pequeño, seguramente es un pequeño Mozart con inteligencia musical. Te damos unas cuantas pistas para identificar este tipo de inteligencia y algunos consejos para empezar a desarrollarla.

Lleva la música por dentro

Tu hijo permanece atento al escuchar los sonidos, se emociona cada vez que escucha una melodía y, dependiendo de su edad, sigue el ritmo de la música, ya sea moviendo los pies o golpeando acompasadamente cualquier objeto.

Sus juguetes ideales son: toda clase de instrumentos musicales (teclados, tambores, guitarras, xilófonos, etcétera); juegos de video y aparatos con botones que, al oprimirse, emitan canciones o sonidos.

¡Estimúlalo! Esconde y activa una cajita de música debajo de un cojín de la sala o una almohada, deja que perciba el sonido y pídele que te ayude a encontrarla. Para favorecer, además, el desarrollo del lenguaje, pronuncia el nombre de cada fuente de sonido y permite que lo observe: «¡Mira, ahí está el pajarito cantando!».

Categorías
Padres e Hijos

¿Y por qué todo mundo te dice que lleves al parque a tu hijo?

¡Descubre lo que tu hijo aprende cuando lo llevas al parque! Enlodarse, rasparse, caerse, correr por la hierba… son experiencias con mucho valor pedagógico para tu niño.

¿Qué características reúne el parque para ser tan valioso? Según los expertos en estimulación infantil, es un medio con dificultades nuevas a las que el niño se tiene que enfrentar. El suelo no es tan estable, el espacio es más amplio, tendrá que guardar mejor el equilibrio y descubrirá cosas que no están a su alcance en casa, como las piedras o el lodo. ¡Vale la pena para su desarrollo que lleves a a tu hijo al parque!

Solo hay que observarlos –rebozaditos en arena, agachándose una y otra vez, persiguiendo a las palomas– para darse cuenta de cuánto disfrutan. Aunque las ventajas no se limitan al aspecto lúdico; es un lugar idóneo para que el niño dé pasos esenciales hacia la evolución psicomotora, madurativa, social y del conocimiento de su entorno.

Esto es lo que aprende:

  1. Ya se puede mover para saciar su extrema curiosidad. Por ser un espacio para correr, saltar, subir, bajar… tu bebé se sentirá libre para desplazarse. Lo habitual es que los niños comiencen a caminar entre los 10 y 14 meses y que con ello, tengan la necesidad de conocer el medio. Subirse a un escalón, caerse y levantarse por sí mismo, guardar el equilibrio pisando un suelo irregular; sin nada se volverá más diestro para caminar.
  2. Su capacidad de manipular las cosas con las manos y los dedos se enriquece. Tomar objetos de forma más compleja le ayuda a ser más hábil. Al sujetarse en un columpio, agarrar las piedras o tocar la arena intenta concentrar su fuerza por primera vez en las manos.
  3. El parque también le brinda provechos fundamentales en cuanto a su evolución social. Si no va a la guardería, por primera vez se encuentra con niños que no son de su ambiente familiar; tendrá que aprender a estar con ellos. Hasta ahora, el cariño e interés que le ofrecían quienes estaban a su lado era gratuito, no tenía que esforzarse por conseguirlo. Solamente ten en cuenta que unos pequeños se desarrollan más deprisa que otros y no todos son tan osados; esto depende mucho de su temperamento. No obligues a tu hijo a jugar con los otros niños, mejor aguarda a que lo haga por sí mismo.
  4. La arena es el primer gran material no compacto que encuentran. La importancia de los juegos con arena está en que el pequeño no puede contenerla o sujetarla con las manos. Al manipularla, moviendo manos y dedos, desarrolla la habilidad de sujetar y presionar. Es un excelente ejercicio para conseguir independencia. Necesita experimentar con una textura que desconoce y le atrae. Poco a poco podremos comprobar asombrados cómo cada día es más experto en sus juegos. La experimentación con objetos, materiales y texturas nuevos favorece su maduración.