Categorías
Salud

Enojarte podría provocarte un infarto o derrame cerebral

Si eres de las personas que se enojan mucho o muy seguido, cuidado, tu salud se puede ver afectada gravemente. Podrías tener un ataque al corazón (infarto) a las siguientes dos horas de experimentar un coraje, además, se incrementa la posibilidad de que sufras un derrame cerebral.

El estrés aumenta la frecuencia cardiaca y la presión arterial, lo que restringe el flujo sanguíneo, la próxima vez que sientas mucho coraje, trata se respirar, intenta hacer al menos cinco respiraciones por minuto para reducir la presión arterial.

El estrés incrementa tus probabilidades de sufrir un derrame cerebral ya que genera respuestas inflamatorias en el torrente sanguíneo, lo cual reduce el flujo de sangre hacia el cerebro.

¿Qué  puedes hacer para evitar un derrame cerebral o infarto?

* Mantener la calma.

* Ir al gimnasio, con media hora de ejercicio se puede reducir la ansiedad.

* Meditar para disminuir la presión arterial.

* Cuidar de tu jardín al menos 20 minutos al día, ayuda a reducir la presión arterial, lo que disminuye en un 30 por ciento el riesgo de sufrir un derrame cerebral.

* Caminar al aire libre.

* Pintar sobre un lienzo, hoja ¡o hasta en una servilleta!

* Armar un rompecabezas.

* Resolver sopas de letras, laberintos o crucigramas.

* Respirar profundo al menos seis veces seguidas.

* Guardar la calma y tratar de encontrar una mejor solución.

* Sonreír más. Un estudio de la Universidad de Michigan, EUA. reveló que las personas que sonríen más pueden reducir su riesgo de sufrir un derrame cerebral ya que al sonreír el cerebro produce cortisol, una hormona que evita la inflamación de las arterias.

¿Sabías que el 1/3 de la población adulta mundial tiene la presión arterial alta según la OMS?

Dato alarmante: 77% de las personas que sufren un derrame cerebral tienen la presión arterial alta.

Te interesa: 5 alimentos que estimulan el cerebro y te harán más inteligente

Categorías
Salud

Los beneficios de ‘respirar como bebé’ para la salud de los adultos

De acuerdo a la experta en respiración Rebecca Dennis, entrevistada por la BBC, a medida que crecemos respiramos peor.

Y aunque nuestra capacidad pulmonar aumenta cada año -hasta los 35 y luego decrece- realizamos respiraciones superficiales, provocando movimientos musculares inadecuados, así como de cuello y hombros cada vez que inhalamos, detalló.

De acuerdo a Dennis, quien hace referencia a vario estudios, las consecuencias por una mala respiración son directas sobre nuestra salud física y mental; entre ellas se encuentran:

  • Cansancio
  • Falta de energía
  • Falta de concentración
  • Aumento en los niveles de estrés
Los beneficios de ‘respirar como bebé’ para la salud de los adultos
iStock

Para evitarlo, Rebecca Dennis sugiere regresar a lo básico, como cuando éramos bebés, y es que cuando los pequeños respiran, señala, es de manera profunda: “se hace desde el estómago”.

Y es que desde niños “muchos de nosotros estamos condicionados a contener nuestros vientres», explicó la terapeuta a la BBC.

Una respiración profunda, donde se usa el diafragma, no solo permite la entrada de más oxígeno, también envía señales al cerebro que mantienen a raya los altos niveles de estrés, concluye.

Ahora no solo aspiraremos a “dormir como bebé”, también a respirar como ellos…

Categorías
Salud

10 tips para tener una mente relajada

¿Te cuesta trabajo sentirte relajada? Así como prestamos atención a nuestra salud física, es de suma importancia cuidar nuestra salud mental.

¿Sabías que aproximadamente 4 de cada 5 personas tiene algún trastorno mental y no lo sabe? Es por eso que cuidar ciertos hábitos y acciones pueden ayudarnos a mejorar nuestra calidad de vida y salud mental.

Aquí te damos 10 tips para tener una mente más relajada y una mejor salud mental:

  1. Ten horario de sueño: es importante dormir de 6 a 8 horas diarias y siempre dormir y despertar en el mismo horario.
  2. Haz ejercicio: la actividad fìsica libera endorfinas y serotonina, hormonas que se relacionan con la sensación de bienestar. Hazlo 3 veces por semana.
  3. Medita: si es diario, ¡mucho mejor! Hazlo por lo menos 10 minutos diarios.
  4. Cuida tus comidas: evita especialmente los alimentos grasos, azucarados y dale más entrada a los alimentos ricos en fibra, las frutas y verduras.
  5. Sé más organizado con tu tiempo: ordena tus prioridades y también se consciente de cuántas actividades eres capaz de hacer, ¡no te satures!
  6. Ten metas: marca objetivos posibles que puedas cumplir a corto, mediano y largo plazo. Eso te motivará.
  7. Cuida de tus relaciones: el tener amigos, familia y pareja te ayuda a segregar oxitocina, un neuropéptido asociado con la sensación de bienestar y que también combate la ansiedad.
  8. Cuida tu inteligencia emocional: es muy importante que sepas controlar tus emociones y también que no guardes todo lo que sientes, desahogarte con alguien de confianza es importante.
  9. Ten actitud positiva: ser positivo es construirte día con día. Si ves la vida desde este ángulo, será más fácil afrontar retos.
  10. Da en lugar de recibir: la satisfacción que sientes al ayudar a los demás ayudará a tu mente a relajarse.

Por Josselin Melara

Categorías
Padres e Hijos

Mamás que tienen 3 hijos ¡se estresan más!

No hay mamá que no haya experimentado momentos de tensión y estrés debido a la crianza de sus hijos. Pero, curiosamente, las que tienen 3 hijos son las más estresadas, según un estudio hecho en Estados Unidos. Incluso más que aquellas que tienen 4 o más hijos. Tener hijos es una experiencia llena de muchas satisfacciones… y también dolores de cabeza de vez en cuando, ¿verdad?

El estudio, encabezado por la psiquiatra Janet Taylor, explica que las mamás se toman la situación de manera más relajada cuando dan a luz a su cuarto hijo: “simplemente no hay suficiente espacio en tu cabeza para tanto perfeccionismo cuando llegas a tener 4 o más niños”.

La doctora Taylor, dijo que en 2013 experimentó un aumento de estrés cuando su tercer hijo llegó. Sin embargo, esta sensación cambia cuando llegas al cuarto niño: “Cuantos más hijos tengas, más confianza tendrás en tus habilidades de crianza”.

¿Qué te parece? ¿Tienes más de tres hijos o te animarías a tenerlos?

Josselin Melara

Categorías
Así Crece

Juegos que ayudan a desarrollar la inteligencia emocional de tus hijos

La inteligencia emocional es la capacidad de reconocer lo que sentimos, cómo afecta lo que pasa en nuestro interior y los efectos que tendrá sobre nuestra conducta; en esencia es tener conciencia de nuestro yo emocional, lo que nos permite relacionarnos mejor con las personas que nos rodean.

En los últimos años, se ha hecho más el interés en ella, debido a los altos indices de estrés y falta de convivencia entre los adultos, y aunque nada está perdido para nosotros, son nuestros hijos para quienes es más sencillo hacerlo, pues son una esponja que absorbe conocimiento.

Si quieres que tus hijos sean personas asertivas en inteligencia emocional puedes ayudarlos desde casa con sencillos juegos que los harán a desarrollar su inteligencia emocional.

CARAS-EMOCIONES

Ya sea a través del clásico juego de caras y gestos, o bien con tarjetones que tiene dibujos de rostros (hay algunos a la venta), tus peques deberán adivinar qué sentimiento les recuerda. Pregúntale por lo rasgos que detecta en dicha cara, y luego pasa al plano emocional: ¿qué siente?, ¿qué le pasa? y ¿cómo llegaría a una solución? De ser posible dile que ejemplifique en su vida diaria ese sentimiento y que te cuente qué hizo para solucionarlo, así, además, conocerás un poco de las preocupaciones de tus hijos.

SEPARAR EMOCIONES

Usa un par de contenedores pequeños para que tus hijos hagan dibujos o escriban en un papel situaciones que los ponen felices y otras que no, así colocarán las buenas en un contenedor y las malas en otro. Después, en familia, pueden sacarlas y hablar de lo que les está sucediendo y dar opciones para dejar de sentirse mal o promover aquellas que los motivan.

PEXELS

Te puede interesar: ¿LOS BEBÉS EXPRESAN EMOCIONES COMO LOS ADULTOS?

DOMINÓ

Usa el clásico dominó y coloca sobre las fichas una emoción y en la otra la situación que la genera, puedes encontrar ejemplos en la web. Además de jugar y relacionar emociones con situaciones, puede generar un debate entre la familia sobre las razones.

MÚSICA-PINTURA

Está comprobado que la música es capaz de provocar emociones, así que no dudes en proveer a tus hijos con un gran lienzo de papel, ponerles distintos tipos de música y ver qué dibujan con cada una de ellas.

Dedica unos minutos todos los días a las emociones de tus hijos, únete a las dinámicas y trabaja también en tu salud emocional.