Categorías
Padres e Hijos Ser Familia

Consejos para padrastros y madrastras

Consejos para padrastros y madrastras

Por Rodrigo González y Mayra Martínez

Ya sea por la unión de dos familias o por casarse con una persona que ya tenía hijos, convertirse en padrastro o madrastra puede ser una experiencia satisfactoria y gratificante pero también un proceso complicado y complejo.

Mira cómo entablar una conversación con tu hijo…

5 consejos para tener una buena comunicación con tu hijo

Consejos para padrastros y madrastras

Los miembros de una nueva familia pueden llevarse de maravilla. En otros casos pueden surgir obstáculos en el camino.

Aprender a ser padrastro y madrastra es un proceso en el que se buscará encontrar un nuevo rol dentro de una nueva familia.

Para los niños, relacionarse con los nuevos padres que no son los biológicos es un proceso complicado en muchos casos. Es por eso que los padrastros y madrastras pueden generar conflictos entre la familia de la nueva pareja, el ex cónyuge de la pareja y los hijos de estos últimos.

Esto puede ayudarte…

12 consejos para evitar la ansiedad

No hay una fórmula

Se sabe que no hay una fórmula infalible para crear a la familia ideal pero sí se sabe que afrontar esta situación con paciencia y tratando de comprender los sentimientos de las personas implicadas facilitará las cosas para que todos se adapten a su nuevo rol.

  1. Lo primero y más esencial es llevar y tomarse las cosas con calma. Empieza despacio y trata de no precipitar las cosas. Deja que todo se desarrollen con naturalidad. En el caso de los niños, estos se dan cuenta fácilmente cuando los adultos fingen o no son sinceros.
  2. El tiempo marcará las pautas para desarrollar relaciones más estrechas con los hijastros, que no es necesario que se parezcan a las que ellos tienen con sus padres biológicos.
  3. En el caso de que los niños o adolescentes estén pasando por el difícil proceso por el fallecimiento de uno de sus progenitores, el divorcio o separación de sus padres, pueden necesitar más tiempo para sobreponerse y aceptar la llegada de un nuevo padre o una nueva madre.
  4. Cuanto más pequeños sean los niños más fácil será manejar la situación. Aunque cabe mencionar que  con el paso de los años pueden presentar comportamientos disruptivos o actitudes desafiantes.
  5. Hablar abiertamente con los hijos o hijastros, cada cual en su caso, es importante para que acepten de buena manera los cambios y prevenir problemas en un futuro cercano.
  6. Llevar una relación sana con la ex pareja de su nuevo cónyuge es un factor crítico. La comunicación abierta y la disminución entre los ex puede cambiar muchas situaciones en la facilidad que los hijos acepten a los padrastros y/o madrastras.

Ayuda a los niños

  • Para los niños es más fácil readaptarse a una nueva forma de vida si los adultos no hacen comentarios negativos delante de ellos sobre sus respectivos ex. 
  • Es importante poner por delante las necesidades de los niños, si ellos quieren pasar más tiempo con su padre o madre biológicos, lo deberían hacer. Por lo tanto a veces «desaparecer del radar» puede ayudar a allanar el camino hacia una mejor relación con los hijastros. 
  • Independientemente de cómo se haya formado la nueva familia, lo más seguro es que en el recorrido surjan diversos obstáculos.

Aunque las cosas no hayan empezado de la mejor forma, con el tiempo mejorarán en la medida que los padrastros y madrastras y su nueva familia se vayan conociendo mejor.

¿Vives un caso parecido?

Foto: Getty Images

Esto puede ayudarte…

5 tips para tener paciencia, paciencia y más paciencia

 

Categorías
Padres e Hijos

¿Puede mi ex pareja, salir a donde sea, de vacaciones con mis hijos?

A menudo, cuando existen hijos de una relación ya terminada y se deben repartir las vacaciones, surgen dudas respecto de lo que legalmente puede hacer la ex pareja. 

Por lo general, cuando una pareja con hijos se separa, un juez suele determinar la custodia y el régimen de visitas de los progenitores. Uno de los puntos que más controversia suscita es el del destino de las vacaciones.

Cada padre decide donde ir y qué hacer con sus hijos, y se encarga de todos los gastos derivados de estas actividades. Eso sí, la otra parte siempre tendrá que estar informada de los destinos y día a día de los pequeños.

Si se trata, por ejemplo, de un campamento de verano u otra actividad consensuada, puede acordarse la repartición de gastos, según el despacho ABA Abogadas.

No suele haber problema, si uno de los padres decide hacer un viaje al extranjero siempre y cuando se informe a la otra parte del destino e itinerario de la salida.

Sin embargo, existen dos excepciones muy importantes: si el viaje es a un país considerado de riesgo por el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación.

En el caso de que la sentencia de divorcio hubiera fijado un cierre de fronteras por riesgo de que uno de los padres se lo lleve a su país y no lo traiga de vuelta.

La otra parte debe expresar por escrito su consentimiento para que los niños puedan viajar, en estos dos últimos casos. Si el madre o el padre se niega a que se realice este viaje, un juez deberá intervenir para dar la razón a uno u otro. Y es que, solo durante el año pasado, se registraron más de 200 casos de niños que habían viajado con uno de sus padres al extranjero y no volvieron.

Hay que aplicar el sentido común a la hora de planificar las vacaciones con los hijos. Si la comunicación entre los padres no es posible, es recomendable tener un intermediario para tratar estas cuestiones siempre teniendo en cuenta la opinión de los niños.

FOTO GETTY IMAGES