Categorías
Así Crece

Una infancia feliz, ¿por qué es tan importante para crecer bien?

Conoce el documental que promueve la Unicef para tomar conciencia sobre la importancia de la primera infancia para los niños en todo el mundo.

El comienzo de la vida? es el nombre del documental auspiciado por la Unicef que aborda y trata de comunicar por qué es importante la primera infancia para todos los peques. En esta película también aparecen la supermodelo Gisele Bündchen y el Premio Nobel de Ciencias Económicas ganador James Heckman, quienes brindan su perspectiva según su propio caso.

El documental, que actualmente se encuentra en plataformas como Netflix, iTunnes o Google Play, refleja y explorar el impacto del ambiente temprano de un niño en su desarrollo cognitivo, social y emocional, lo cual, según el caso, lo impactará de forma positiva o negativa para el resto de su vida, desde la perspectiva de la neurociencia. ¡Aquí te lo dejamos!

Filmado en Argentina, Brasil, Canadá, China, Francia, Italia, Kenia y Estados Unidos, este trabajo muestra los primeros años de vida de los niños y sus familias; con lo que demuestran la importancia del contacto entre los padres e hijos, y lo esencial de compartir momentos de calidad y estrechar vínculos de confianza, amor, acompañamiento y guía a lo largo de la primera infancia (los primeros 6 años de vida).

Las familias que aparecen entrevistadas en el film son de una gran variedad de orígenes culturales, étnicos y sociales, lo cual hace que se sienta que sin importar las clases sociales o las culturas, siempre los primeros años de vida de los niños, son los que les darán las bases en salud, desarrollo emocional y social. Con ello, la Unicef desea que tomemos conciencia sobre la importancia de atender bien a los pequeños en su primera infancia.

Por Berenice Villatoro

Categorías
Así Crece

¿Por qué tu hijo necesita sentirse seguro con sus papás?

Necesitamos de otras personas para sentirnos seguros, tu bebé o hijo necesita sentirse seguro con mayor razón porque acaba de llegar al mundo. Conoce más de este importante tema para el desarrollo emocional de tu hijo.

Somos seres sociales, necesitamos de otros seres para formarnos biológicamente, comer, pensar, etc. . Somos más estables y nos sentimos más tranquilos cuando pensamos que hay personas confiables que nos cuidan.

Cuando un bebé nace, necesita de todo tipo de cuidados para sobrevivir y se vuelve fundamental la relación que tiene con la persona que lo cuida, no tiene que ser la madre, puede ser alguna otra persona con la que desarrolle un vínculo sólido y especial, una persona en quien confiar, sin embargo, en la mayoría de los casos, es con la mamá con quien se desarrolla este apego, si se desarrolla esta relación de manera que el niño se vaya sintiendo seguro, entonces desarrolla un apego seguro que le permitirá desarrollarse con más confianza y enfrentar mejor los retos de la vida.

Seguro con sus papás

Aún en el más seguro de los apegos, surgen situaciones de separación, desde dejarlos un ratito para bañarte, tardarte en darle el pecho o el biberón, salir a trabajar, etc. Este tipo de eventos frustrantes para el bebé, son vividos como pérdidas pero con el tiempo aprende que mamá vuelve, y a pesar de la incomodidad, va generando confianza.

En los momentos de pérdida se elaboran duelos y el bebé se va preparando para generar nuevos lazos afectivos que serán muy importantes para las relaciones y estabilidad emocional futuras.

Cada día veo mamás muy preocupadas por la separación con sus hijos, no te angusties, la separación es algo normal y esperado, tu hijo tiene que aprender a relacionarse con otros algún día, si todo sale bien, ya no te necesitará y podrá valerse por sí mismo, eso es lo más importante de generarle seguridad, que un día pueda separarse sin miedo ni culpas.

Lo ideal es darle pecho, pero emocionalmente hablando, le puedes dar biberón de manera amorosa, viéndole a los ojos, conectándote con él, recuerda, lo importante es establecer un vínculo.

No te mortifiques cuando lo dejas por momentos, le estás ayudando a que desarrolle el pensamiento y lidie con la frustración, uno de los grandes problemas de nuestra época es que estas generaciones no saben enfrentar el dolor y la frustración, si tú no lo haces, la vida lo hará y será más difícil.

La ansiedad es tuya y se la transmites, en la medida que puedas ir separándote de tu bebé sin angustia, le transmites que pueden estar en otros lugares y con otras personas.

Despídete siempre! Imagínate que estas en algún lugar y de repente, la persona con la que fuiste ya no está, qué miedo! Qué pasó? Así sienten los niños cuando no te despides.

Psc. Iskra Salcido Valle, psicoterapeuta, orientadora psicológica en el IPN, presidenta de la asociación de egresados de psicología de la Universidad Iberoamericana. iskrasalcidovalle@hotmail.com Whatsapp 55 8702-1153

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

¿Cómo ayudar a tu hijo a desarrollar la resiliencia desde sus primeros años de edad?

Categorías
Ser Familia

Medios hermanos, ¿qué hacer para que se lleven bien?

Para que los medios hermanos desarrollen una buena actitud entre ellos, dependerá en gran medida de la sensatez de los papás para unir a la familia. ¡Toma nota!

Actualmente, la estructura de algunas familias está integrada por adultos divorciados, separados o viudos en las cuales tienen cabida los hijos menores o adolescentes de cada uno. Sin embargo, un medio hermano puede aparecer en la vida de un niño generando una completa revolución en la estructura familiar a la que estaba acostumbrado.

La edad en la que los medios hermanos se conozcan, puede ser determinante para que la relación funcione o no en el futuro. Asimismo, las circunstancias en las que los padres se encuentren, cuando este encuentro ocurra, también puede ser un factor de influencia.

Las posibles combinaciones son muy complejas:

  • Una pareja con hijos que se divorcia y él o ella vuelven a casarse y tienen hijos con la nueva pareja.
  • Un niño que era hijo único que repentinamente ya es «hermano mayor», «el de en medio» o «hermano menor» porque su papá se casó con una mujer que ya tenía hijos más grandes o más chicos que él, y ahora tiene que vivir con ellos o convivir los fines de semana con ellos, cuando antes era un tiempo que pasaba sólo con su papá.

Las relaciones entre medios hermanos son particularmente difíciles, ya que los niños muchas veces no entienden del todo las razones que los papás les pueden dar. Además, de la presencia de la variante de la convivencia cotidiana o esporádica de la relación.

¿Qué hacer para que se llevan bien?

1. No impongas el afecto. Las relaciones se construyen con base en la convivencia a lo largo del tiempo para crear lazos afectivos. No por decreto de mamá o papá.

2. Dales su espacio y su tiempo para que ellos construyan gradualmente su propia relación, con sus propias reglas, tiempos y dinámicas.

3. Genera los espacios para estar juntos, pero siempre considerando y respetando las edades e intereses de cada uno. No lleves a espectáculos infantiles al adolescente «para que conviva con su hermanito», tampoco pongas al pequeño a ver aburrido cómo el adolescente está conectado mandando mensajes desde su celular.

4. Considera los posibles celos. Conflictos no resueltos con los padres que los medios hermanos empeoran al contrastar la calidad de relación que ellos pueden tener con sus papás.

Recuerda, que el tiempo que otorgues y el respeto para que ellos generen sus propios vínculos entre sí, dependerá si ellos eligen crear una relación sólida a largo plazo, aunque tampoco es raro observar relaciones lejanas entre ellos cuando han crecido y no están obligados a compartir momentos con sus padres, por más que estos hayan tratado de unirlos.

Procura buenos momentos compartidos, convivencia divertida
y respetuosa, tal vez así, puedas lograr más.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

¿Cuándo iniciar una nueva relación de pareja después del divorcio?

 

Categorías
Padres e Hijos

Frases que NO debes decir a tu hijo cuando «no puede» hacer algo

Las palabras que usas para corregir, acompañar, motivar o calmar será su diálogo interno que lo acompañará durante toda su vida. Entonces ¿qué frases usar y no debes decir a tu hijo cuando se enfrenta a un reto? 

Ojo! Eso no significa que tu rol sea el mismo que una porrista que sólo quiere hacer sentir bien y animar, es más bien una oportunidad para generar frases en su mente que lo lleven a dirigir sus acciones.

Cuando te enfrentas a un reto en tu día a día, cometes un error o te sientes confundido escuchas una voz interna. Es algo dentro de tu mente que a veces te anima y a veces te hace sentir un poco peor con frases como “¡Claro! Siempre es lo mismo conmigo”.

¿De dónde viene ese diálogo? Se construye en los primeros años de vida, es una interiorización de las frases que otros nos repitieron. Durante la infancia la brújula moral se va creando conforme los límites son marcados, los impulsos manejados y la motivación externa se convierte en interna.

Lo mejor, antes de decir algo, es observar ¿a qué reto se enfrenta? ¿qué es lo que lo lleva a creer que “no puede” hacerlo? ¿es realmente un reto más difícil de lo que puede lograr? Y lo más importante, como decía María Montessori, ¿cómo lo puedes ayudar para que lo haga solo?

NO debes decir a tu hijo

“Ya, yo lo hago”

Con esta frase estamos comunicando que efectivamente, el niño no puede hacerlo. Habrá veces que el reto sea muy difícil para la etapa evolutiva en la que está y necesita que nosotros lo hagamos. En esos casos, es más aconsejable decir algo como “cuando te enfrentas a un reto, puedes pedir ayuda” o “yo te puedo ayudar, seguro luego lo vas a poder hacer tú solo”.

“No digas no puedo”

Cuando un niño dice “no puedo” hay que observar si realmente necesita que lo hagamos nosotros o está buscando un camino fácil para algo que realmente ya sabe hacer. Una buena idea es guiarlo con palabras específicas paso a paso por lo que debe hacer para lograrlo, siempre siendo muy claros. Por ejemplo: “para ponerte el calcetín primero ábrelo, mete primero tus dedos y luego acomódalo para que cubra tu pie”.

“O lo haces o no hay…”

Condicionar las acciones esperando una recompensa o intentando evitar un castigo es muy efectivo a corto plazo porque los niños “obedecen”, pero realmente no se está ayudando a crear una disciplina interna que lo ayude a largo plazo.

Busca cambiar este discurso por una motivación, frases como “yo sé que estás cansado pero ya casi acabas” o “estoy segura que tu puedes con esto” lo ayudan a superar la frustración entendiendo que lo debe hacer, no por algo que viene sino porque eso se debe hacer. Más adelante esto es lo que nos ayuda a mantenernos en un camino para alcanzar nuestras metas.

En suma, lo ideal es hacer conciencia y reflexionar hoy sobre los mensajes que das a tus hijos. ¿Qué diálogo interno estás formando? Y lo más importante,
cómo puedes ayudar a fomentar su autoconfianza.

Por Lic. María Cristina Fernández, Gerente Pedagógico de Advenio

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también: 

5 frases que no debes decirle a tu hijo

Categorías
Padres e Hijos

Lo que sí y no debes hacer cuando ayudas a tu hijo en su tarea

Estos tips para el momento de hacer la tarea te pueden guiar para generar un hábito en tu hijo y aprovechar esos momentos con él. Mira lo que sí y no debes hacer cuando ayudas a tu hijo en su tarea.

Todos tenemos recuerdos de cuando éramos niños haciendo la tarea. ¿Cómo son los tuyos? Probablemente, algunos sean de enojo porque querías ir a jugar en lugar de sentarte a resolver operaciones o hacer un resumen. También vendrá a tu memoria un momento en que lograste solucionar algo que te costaba trabajo o entendiste por fin eso que en la escuela no hacía sentido.

El objetivo de la tarea es llevar a casa la experiencia de aprendizaje para que, en compañía de sus padres, los niños pongan en práctica lo aprendido en la escuela.

Conforme tu hijo crece, tu rol en sus tareas se modificará hasta el punto de volverte un supervisor que está dispuesto a apoyar en la búsqueda de respuestas sin necesidad de darlas. Pero como todos los hábitos, para que sean parte de su cotidianidad se tiene que establecer, practicar y acompañar hasta que tu hijo esté listo para hacerlo solo.

Lo que sí y no debes hacer cuando ayudas a tu hijo en su tarea

Genera un ambiente que invite al trabajo. Tener un espacio designado para hacer la tarea le permite a tu hijo canalizar su atención para entrar en un estado de concentración. Los niños se apoyan del exterior para estructurar su interior, por eso este espacio necesita ser ordenado, contar con los recursos necesarios, tener una buena luz, una silla y mesa que le ayuden a mantener una buena postura.

No hagan la tarea sentados en el sillón, con la televisión prendida o en su cuarto junto a los juguetes, este tipo de situaciones lo distraen y no lo motivan a trabajar.

Crea una rutina. El momento ideal para hacer la tarea depende de la dinámica familiar, piensa cuál es el mejor para ustedes. Puede ser después de comer para que al terminar tenga tiempo del juego libre o al llegar a casa después de sus clases de la tarde.

Considera que hacer tarea por la noche es más difícil para tu hijo, su cerebro ya comprendió que hay momentos de vigilia (estar despierto y activo) y otros de sueño y descanso, conforme su hora de dormir se acerca, su cerebro necesitará hacer un mayor esfuerzo.

Mantente presente cuando tu hijo hace la tarea. ¡Ojo! estar sentados en la misma mesa mientras revisas el celular no es lo mismo que estar presente. Dependiendo del apoyo que tu hijo necesite durante la tarea, puedes tener alguna actividad como leer o incluso trabajar, pero es importante que tu hijo sepa que estás para él, para resolver dudas, revisar lo que lleva o animarlo.

Permite que encuentre sus errores. Recuerda, es su tarea, necesita intentar y fallar, cuando detectes un error busca la manera de cuestionarlo para que él sólo lo vea. Por ejemplo, si respondió mal una operación busca replicarla con algún material “si tienes 10 papeles y sumo 7 ¿cuántos tienes? ¿qué pusiste en tu hoja? ¿es la misma respuesta?”

No le digas directamente qué es lo que debe cambiar, tampoco le des tú la respuesta correcta, lo que buscamos es que cuando esté solo resuelva sus problemas encontrando estrategias.

Enséñalo también a descansar. Valora el tiempo y la atención que dedicó a su tarea. Cuando termine, ayúdalo a relajarse y cerrar el momento de trabajo para que después juegue en su tiempo libre. El juego es la mejor estrategia para que los niños puedan lidiar con el estrés, asegúrate que tu hijo tenga momentos recreativos.

Finalmente, considera que la mejora se logra cuando se compite con uno mismo, no con los otros. No compares los resultados de tu hijo contra los otros niños, compáralo con lo que lograba hacer antes y apóyalo para que descubra sus talentos.

Por Lic María Cristina Fernández, Gerente Pedagógica de Advenio

Te invitamos a leer también: 

«¿Por qué debo hacer tarea, mami?», esta es la razón por la que existe la tarea escolar

 

Categorías
Cine para tus hijos

Dora y la Ciudad Perdida, la aventura de ver crecer a los hijos

Los niños quieren ser ya adultos para hacer lo que quieren y sus padres quisieran que nunca crecieran para no apartarse de ellos. En Dora y la Ciudad Perdida verás cómo para tu hijo, dejar de ser niño es todo un reto en el que tu compañía, comprensión, inspiración, amor y el dejarlo ser, serán clave para ayudarlo a crecer bien.

3 cosas que te inspirarán de Dora y la Ciudad Perdida como mamá o papá

  1. El entusiasmo de Dora, a pesar de ser enviada a la ciudad a estudiar la secundaria cuando ella sólo quería seguir explorando el mundo con sus padres, nunca pierde su sentido del humor ni su genuina forma de ser. Cosa que al final, le ayuda a hacer nuevos amigos, incluso, a ganarse a quienes no la aceptaban al principio. Tip: ayuda a tu hijo a valorase a sí mismo y siempre mostrarse tal como es, porque eso le permitirá vencer cualquier obstáculo.

Mira, te dejamos esta notita con tips para enseñar a tu hijo a amarse a sí mismo:

Potencia su autoestima desde pequeño

2.Botas, el mono tierno, travieso y divertido de Dora. Te dejará con el corazón chiquito. No queremos platicarte más porque su mensaje es espectacular, algo que necesitas transmitirle a tu hijo para que pueda sentirse confiado, seguro, empoderado y merecedor de mucho amor. Pon mucha atención en este tremendo personaje.

3. Los padres de Dora, Elena y Cole. Ellos saben que Dora necesita crecer, aunque ello signifique alejarla de la selva y de ellos. Por eso la mandan a la secundaria, a vivir la aventura de ser una adolescente y convivir con otros adolescentes, ¡y la tortura de serlo! Al final, sus padres ya  pasaron por la secundaria y saben perfectamente lo que es tener que «adaptarse» y lidiar con la popularidad, los chicos malos, las fiestas, la música estridente, las burlas… Y justo eso es lo que desean su hija viva, para que crezca y madure, se responsabilice de ella misma, sepa vencer obstáculos en la vida y entonces, si ella lo desea, un día regrese a la Selva para ser la gran Exploradora que desea.

No te pierdas esta producción, tiene muchos momentos divertidos que te harán reír mucho junto a tu hijo o hija, momentos tiernos y muy poco tristes. Te la recomendamos sobre todo si tu niño o niña tiene ya 5 años; estará muy entretenido, más si es fan de la caricatura Dora La Exploradora.

¿De qué va Dora y la ciudad perdida?

Dora la Exploradora ahora tiene 16 años y ha llegado el momento de dejar su amada selva tropical para ir a la secundaria. Por supuesto, su madre zoóloga Elena (Eva Longoria) y su padre arqueólogo Cole (Michael Peña) la animan en este importante cambio, a pesar de que, en el fondo, sus corazones la extrañarán y no desean que se vaya.

Por su parte, Dora no quiere abandonar a sus padres, animales ni la selva; ella quiere quedarse para emprender grandiosas exploraciones junto a su padres.

Con todos estos sentimientos encontrados, Dora es enviada a vivir con su abuelita (Adriana Barraza) y su primo Diego (Jeff Wahlberg) y, aunque es en contra de su voluntad, Dora llega a la ciudad con todo el entusiasmo de sus canciones que la caracteriza para pronto comenzar a descubrir una nueva selva que necesita conocer, explorar y quizá, amar.

Por supuesto, la diversión no te hace esperar. Dora se ve envuelta en toda una expedición para rescatar a sus padres, a lado de sus compañeros de la secundaria y su mono Botas (voz de Danny Trejo), en la que descubrirá que ya es tiempo de cambiar y crecer, así como de adquirir nuevos recursos que llevar en su mochila para llegar al gran tesoro (Parapata, la antigua Ciudad Perdida) que le salvará la vida a sus padres, amigos y a ella misma.

Dato: Eugenio Derbez, el exitoso comediante mexicano interpreta a Alejandro Gutiérrez, un misterioso habitante de la selva que acompaña a Dora en su viaje hacia Parapata para resolver el misterio que rodea a esa civilización que desapareció siglos atrás, pero quien al mismo tiempo, guarda oscuras intenciones en esta divertida aventura.

DIRECTOR: James Bobin

ACTORES: Isabela Moner, Eugenio Derbez, Micheael Peña, Eva Longoria, Danny Trejo, Binicio Del Toro

GÉNERO: Infantil, aventura

Te invitamos a leer también esta nota, conocerse a sí mismo ayudará a tu hijo a ser él mismo frente a cualquier situación, defender sus ideales y saberse capaz de lograr cualquier cosa que se proponga en la vida: 

«¿Quién soy, mami?», te decimos cómo ayudar a tu hijo a conocerse a sí mismo

Categorías
Ser Pareja

9 claves para tener una pareja estable a través de los años

Después de mucho tiempo de estar en pareja, la relación se puede volver rutinaria y aburrida, más cuando hay hijos, y comenzar a tambalearse. Sin embargo, hay algunas claves que te permitirán tener una pareja estable a través de los años.

PRIMERA CLAVE

Para poder estar bien con otra persona hay que primero estar bien con nosotros mismos. ¿Cómo puedes estar bien contigo misma?

  • Realiza las actividades que disfrutas
  • Medita
  • Ve a terapia psicológica
  • Haz ejercicio
  • Reserva tiempo para ti

SEGUNDA CLAVE

Trabaja en estas cuatro claves para tener una relación sana y estable: Lealtad, confianza, seguridad y compromiso. Enumera del 1 al 4 según el orden de importancia para ti.

TERCERA CLAVE

Lo importante es siempre recordarte y recordarle a tu pareja, por qué estás con ella. Que no se pierdan esos detalles y esas atenciones que tenían desde el principio de la relación, acordarse del por qué se enamoraron, qué los hizo llegar hasta el punto en el que están ahora y como pueden crecer juntos.

CUARTA CLAVE

Rusbult, Olsen, Davis y Hannon (2004) dicen que existen tres componentes para poder mantener la relación:

  • Un componente conductual, que es visto como intentar cosas con la pareja y ser persistente en la cotidianidad, lo que va incrementando la dependencia entre los dos.
  • Un componente afectivo, que trata sobre el apego en la relación de pareja y el bienestar dentro de ella.
  • Un componente cognoscitivo, establecer metas a futuro en pareja.

QUINTA CLAVE

Hablar de ciertos temas es fundamental para vivir en pareja, nos sacan de dudas, nos dan mucho mayor estabilidad y podemos llegar a conocer mejor a nuestra pareja, tales temas serian: el dinero, los hijos, la intimidad, educación, fidelidad etc. ¿Por qué es importante tocar estos temas al inicio de la relación o ya que se tiene que re-establecer las reglas?

Por que así se evitan peleas, saben dónde están parados en cuanto a su relación, no hay sorpresas y pueden convivir de una forma más tranquila, es decir, les trae estabilidad saber todo lo que necesitan de ciertos temas.

SEXTA CLAVE

Poner a tu pareja como prioridad es fundamental para tener una buena relación y con priorizarse no significa renunciar a cualquier otra actividad o personas cercanas solamente por estar todo el tiempo en pareja.

Lo importante es que nunca se pierda la individualidad, para ser feliz y estar completo en pareja, cada uno tiene que tener su propio tiempo y espacio para hacer las cosas que disfrutan.

SÉPTIMA CLAVE

Existe una regla “5-1”, que habla sobre: “Las parejas felices que permanecen juntas tienen 5 momentos buenos, por 1 momento difícil”.

Dentro de las relaciones de pareja, los individuos pueden pasar por ciertos tipos de crisis normalmente y eso puede llevar a la insatisfacción relacional, no necesariamente por algo que esté sucediendo dentro de la pareja, si no, puede llegar a ser personal.

La aburrición en pareja nos pega de diferentes formas a cada uno, caer en la rutina puede ser muy común y puede estar relacionada a la insatisfacción, por ello, es importante saber diferenciarlo para poder trabajarlo.

Cada pareja tiene su propia percepción dentro de lo que es para cada uno la estabilidad, puede ser que para mi la estabilidad es saber que no me tengo que preocupar si mi pareja sale solo de viaje o si sale al antro, cuando para otras personas, su estabilidad se puede resumir en que no le falte nada económico. Por ello es importante que se platique y se lleguen a saber lo que para cada uno significa estar o ser estable.

OCTAVA CLAVE

Una de las principales claves para la estabilidad y la felicidad dentro de la relación de pareja es el compromiso, el compromiso genera un contexto donde los integrantes de la pareja pone sus expectativas y llegan a un acuerdo para una mejor convivencia y una construcción de pareja. Algo muy importante de estar en pareja es poder crecer juntos.

El compromiso puede ser algo cambiante a lo largo de los años, cada persona tiene su percepción sobre lo que es el compromiso y por ello, también es importante que se platique sobre esto.

NOVENA CLAVE

Considera esto…

  • Realicen actividades en común, cosas que los dos disfruten hacer, así seria un win-win.
  • Un estudio realizado por Arthur Aron (2000) dice que compartir al menos 7 minutos de alguna actividad en pareja aumenta la satisfacción en la relación. Todo mundo podemos hacer ese espacio en nuestra agenda para pasar tiempo en pareja.
  • Atiendan las necesidades del otro, no las dejen fuera. Pregunta qué es lo que necesita de ti, en qué le puedes ayudar a sentirse mejor y sigan para adelante, no se claven en las mismas cosas.
  • Involucra a tu pareja en tu vida, platícale sobre tu día a día y pregúntale sobre el suyo para poder sentirte bien con ella y conectarse.
  • Trata de entender en todo momento a tu pareja, de darte cuenta por qué está actuando como lo hace y qué puedes hacer para ayudarla.
  • Aceptar al otro sin querer cambiarlo, la palabra cambio es muy fuerte, si hay cosas que no te gustan o que te molestan de tu pareja dilas, pero de alguna forma en la que no lo vaya a tomar mal, que no lo sienta como agresión.
  • Usa la palabra “mejorar” en lugar de “cambiar”, por que la palabra cambio genera rechazo.
  • No tratar de siempre tener la razón, hay que escoger las batallas, cuando sabemos que no vale la pena pelear es mejor ceder para que se acabe la discusión. Debes tratar de ver las cosas desde el punto de vista de tu pareja y viceversa.
  • No hacerle la “ley del hielo” eso promueve la violencia en pareja y hay que evitarlo a toda costa. El antónimo del amor es la indiferencia, debemos tener cuidado con eso.
  • Si tienen algún descontento hacia el otro es súper importante que lo expresen y que se comuniquen de manera respetuosa y amable, para evitar que la discusión escale y se haga un problema mucho mayor.
  • Estar agradecido con el otro es un punto que trae estabilidad y hacer mas sana la relación, encuentra algún tiempo para poder decirle a tu pareja lo agradecido que estas con ella y cuanto la quieres.

Por Mtra. Loretta Nieto, psicóloga, terapeuta sexual y de pareja. IG: @twomindstherapist

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

3 preguntas para saber si tu relación de pareja sigue fuerte

Categorías
Especiales

¿Por qué a tu hijo le divierten tanto las cosquillas?

«¡Otra vez, mami!»… las cosquillas son una sensación muy placentera, tanto que aunque puedan llegar a causar «angustia» ¡deseamos más y más! ¿Pero por qué y por qué les gustan tanto a los niños? 

Básicamente hay dos explicaciones:

Le dan placer

La sensación placentera de las cosquillas libera dopamina, que obliga al cerebro a desear más; ocurre que el cerebro siempre buscará aquellas experiencias gratificantes ¡y las cosquillas lo son!

La dopamina es el centro del placer de nuestro cuerpo, ya que regula la motivación y el deseo, esto hace que tu hijo quiera repetir la conducta que le está proporcionando beneficios o placer (justo como las cosquillas).

Lo curioso es que la dopamina se libera tanto con estímulos agradables como con desagradables, por lo que si bien las cosquillas llegan a generar ambas sensaciones, tu hijo siempre querrá conseguir más.

 Lo hacen sentir vinculado a mamá y papá

Las investigaciones en el tema han revelado que la respuesta de las cosquillas sirve para crear vínculos sociales. Por esta razón, el cerebro no reacciona cuando uno mismo trata de hacerse cosquillas: las autoinfligidas no tienen mucho sentido ni finalidad en la sociabilización y menos en la necesidad biológica de sobrevivencia, en el sentido de que necesitamos vincularnos con los otros para satisfacer nuestras necesidades básicas.

En este sentido, los bebés y los niños, que instintivamente se saben vulnerables y con la necesidad de la protección de los adultos que los cuidan, usan las cosquillas como un medio para conectar con ellos, socializar y crear lazos afectivos que les garanticen la sobrevivencia.

Por esto mismo, desde esta teoría darwinesca, se cree que la función primera de  las cosquillas es el vínculo afectivo con la madre, y, posteriormente, esa misma felicidad se extiende a otras relaciones sociales.

Son un tipo de juego

Los niños son los maestros del juego porque les crea mucho placer y las cosquillas tienen relación con las conductas de juego: el cerebro es  capaz de rastrear el propio movimiento y por eso sabe dónde está la propia mano, por ejemplo. Pero desconoce y no puede saber dónde estará la del otro. En tal sentido, es un juego en elq ue la diversión radica en el facto sorpresa: no saber por dónde va a venir la sensación placentera.

Con información de Psyciencia

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

La risa de un bebé nos muestra su salud

 

Categorías
Nutrición

4 alimentos que te elevan el ánimo al 100 (y te dan felicidad)

La felicidad es un estado que todos deseamos y las mamás/papás, sobretodo, lo desean para sus hijos porque, sin duda, los quieren ver bien. Y aunque no existe fórmula alguna para lograrla, sí existen algunas acciones que, incluso, la ciencia ha descubierto son efectivos para elevar el estado anímico, por consiguiente, la felicidad.

Entre estas investigaciones puedes encontrar las que hablan acerca del efecto de ciertos alimentos en el organismo, los cuales favorecen la disminución del estrés o el aumento de energía, incluso la producción hormonal que beneficia el buen ánimo.

Te compartimos estas cuatro:

Maca

Es conocida por ser una fuente de nutrientes naturales, así como por su alto contenido de calcio y vitamina C. Al consumirla favorecerás tus músculos y disminuirás el estrés natural de la rutina.

Además, se le reconoce su beneficio sobre el cansancio y la estimulación de la libido, por lo que es una excelente aliada para disfrutar más del sexo; ¿¡y a quién no pone feliz el sexo!?

Espirulina

Muchas personas la conocen como “la súper alga milagrosa”, pues aumenta la producción de anticuerpos y se encarga de prevenir virus y enfermedades respiratorias. Además, por la cantidad de proteínas que contiene, la Organización Mundial de la Salud (OMS) la recomienda para combatir la malnutrición aguda.

Pero su poder para hacerte sentir feliz es que uno de sus principales ingredientes es el triptófano, un aminoácido que actúa como llave para que el organismo segregue serotonina, la hormona de la felicidad. Al actuar como precursor de la serotonina, regula el estado de ánimo, el estrés y el apetito.

Matcha

El matcha se origina de las hojas del té verde y cuenta con un gran valor nutricional por las vitaminas A, E y K que posee. También contiene l-teanina, que te impulsa a mantener el enfoque y la concentración, sin un efecto negativo en tu sistema nervioso, así como a la vez brinda energía, te relaja y, por supuesto, te ayuda a diminuir el estrés.

Agua de coco

Es una bebida llena de vitaminas, minerales y antioxidantes, aporta potasio, calcio, sodio, magnesio y fósforo. Asimismo, se ha descubierto que tiene un efecto positivo a nivel cognitivo, por lo que se ha revelado como un alimento que podría ayudar a mejorar los casos de Alzheimer.

Además, posee electrolitos, que son buenos para sentirse con ánimo y energía: facilitan el funcionamiento del sistema nervioso y la transmisión nerviosa, así como un mejor funcionamiento cognitivo.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también: 

Espirulina, una proteína similar a la carne con muchos beneficios para tu hijo

Categorías
Padres e Hijos

Llegar tarde siempre, rasgo de la gente más feliz

Leer tal frase hasta parece un insulto, pero de acuerdo con la investigadora Diana Delonzor, quienes suelen llegar tarde a todos lados, siempre, son más optimistas en la vida, por tanto, son gente más feliz. ¿Qué piensas de esto?

Llegar tarde = más feliz

En su libro Never Be Late Again, Diana Delonzor explica que quienes suelen llegar tarde de forma crónica es porque no son buenos para calcular el tiempo que les llevará hacer sus tareas y responsabilidades, pues por su tipo de personalidad perciben que el tiempo pasa más lento.

Esto tiene algunos cuantos beneficios para ser más feliz:

  • No se estresan; no sienten la presión del tiempo encima y relajados pueden hacer sus tareas.
  • Esta actitud entusiasta, resulta útil frente a las adversidades de la vida; son capaces de enfrentar los conflictos de modo pacífico, sin estrés ni ansiedad.
  • Resuelven los conflictos con eficiencia y hasta proponen nuevos caminos, ya que su mood relajado les permite mirar opciones donde el estrés nubla la visión y las posibilidades.  Esto puede hacerlo  más exitosos en el ámbito laboral, aún y cuando no lleguen a tiempo a las reuniones.
  • Tienen menos riesgos de padecer enfermedades coronarias, algo que suele estar vinculado al poco estrés que viven.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer:

¿Te cansa tu trabajo? Prueba quedarte en casa cuidando de tus hijos…