Categorías
Ser Mamá

Lo que debes saber de la fertilidad a los 40 años

Tienes 35 años o más y ¿quieres un segundo bebé? Quizá tu médico ya te ha platicado acerca de las condiciones, probabilidades, riesgos… de la fertilidad a los 40 años. ¿Y esto te causa algunos temores para cumplir tu deseo de un segundo bebé? Te presentamos una opción que podrías considerar para hacer este sueño realidad.

Es un hecho que conforme la edad “avanza” hay una mayor probabilidad de tener embarazos de riesgo o dar a luz a niños con alguna alteración cromosómica. Aún así, probablemente sabes de alguna amiga que ha aplazado su maternidad aun pasando los 35 años por distintos motivos, por realización profesional, trabajo, asuntos financieros o hasta no tener pareja estable. Tú misma, quizá, has aplazado el tener un segundo bebé por disfrutar bien a bien el primero, por tu trabajo, porque te divorciaste de tu anterior pareja, o porque antes no querías pero ahora ya.

9 argumentos que necesitas considerar antes de decidir tener un segundo hijo

Como sea, en medio de este panorama, el congelamiento de óvulos es una alternativa para tener hijos en el momento que desees.

La congelación de óvulos implica extraer óvulos y criopreservarlos para su utilización a futuro en un procedimiento de reproducción asistida, específicamente en una fertilización in vitro (la fecundación en laboratorio de un óvulo por un espermatozoide y luego transferirlo al útero materno, donde se desarrollará para convertirse en un bebé).

Así que cuando estés decidida a embarazarte, tu médico descongelará tus óvulos en función de tu ciclo menstrual. Con un estudio se procede a la fertilización in vitro (los óvulos son inyectados con semen de la pareja para aumentar las probabilidades de fecundación).

¿Cómo sabes si eres candidata a utilizarlo?

Si quieres aplazar el embarazo unos años más (después de los 35) si has sido diagnosticada con cáncer, tienes baja respuesta ovárica o si eres propensa a la llegada de la menopausia antes de los 40 años.

¿Cuánto tiempo pueden mantener congelados tus óvulos?

Toda una vida. Normalmente, los criobancos hacen contratos de cierto número de años según lo requieras, pero ten la seguridad de que gracias a las técnicas de vitrificación, los óvulos pueden conservarse por mucho tiempo en buenas condiciones.

¿Cuánto te costaría?

Varía de una mujer a otra en función de la edad y las condiciones médico-ginecológicas particulares (tener un solo ovario o endometriosis) o si estás completamente sana.

¿Cuándo puedes considerar congelar tus óvulos?

Desde que eres mayor de edad es posible.

¿Cuál es el número ideal de óvulos para ser congelados?
De 15 a 20 óvulos maduros.

¿EN QUÉ CONSISTE ESTE PROCESO? CRIOPRESERVACIÓN PASO A PASO

1. Realízate una valoración médica ginecológica y hormonal con un especialista.

2. Inicia un tratamiento con medicamentos para estimular la función ovárica y hacer madurar al menos 10 óvulos.

3. Cuando tus óvulos estén lo suficientemente maduros, te realizarán una aspiración transvaginal.

4. Una vez aspirados, los folículos se evalúan y preparan en el laboratorio.

5.Luego, los folículos son colocados en una cámara de congelación que será monitoreada.

6. Los óvulos son almacenados en un criobanco, donde permanecen durante los años que quieras esperar.

Por Armando Ayala

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también: 

Alimentos para la fertilidad, ¿cuáles ayudan y cuáles no?

 

Categorías
Embarazo

Más crédito al Óvulo: es el encargado de elegir al espermatozoide, no al revés

Una nueva investigación busca probar que aquella idea de que los espermatozoides ganan o pierden la carrera por fecundar al óvulo, es falsa.

De acuerdo con el doctor Joseph H. Nadeau es el óvulo el encargado de seleccionar al esperma ‘ganador’, bajo el término de fertilización genéticamente sesgada.

Nadeau apuntaló su teoría a partir de experimentos en ratones, en los que agregó un gen normal y un gen mutante (cáncer) en las hembras, mientras que los ratones machos tenían todos sus genes normales. Como resultado se obtuvo lo que ya se sabía: cada padre lleva dos copias de cada gen y la fertilización se hace de manera aleatoria.

Posteriormente realizó el experimento a la inversa, agregó un gen mutante y uno normal a los ratones machos. Contrario a lo que se hubiera esperado únicamente un 27% de los ratones tenían el gen con cáncer.

Esto probó que fertilización no es aleatoria. Que no se trata de una carrera de espermatozoides, sino que es proceso de selección por parte del óvulo.