Categorías
Así Crece

7 formas para criar niños y niñas independientes y seguros

Sentirse seguros de sí mismos les permitirá lograr sus sueños y metas. Y esto nos es cuestión de género; tanto niños como niñas merecen tener una vida llena de satisfacción, bienestar y felicidad. Mira cómo lograr criar niños y niñas independientes y seguros.

Ayuda a tu hijo a convertirse en una persona independientes y segura de sí misma, capaz de cuidar de sí; ¡eso lo hará también saber cuidar de los otros, en el mundo!

Hazle saber que es capaz de cualquier cosa

¡Ayúdale a darse cuenta de sus fortalezas! Es lindo decirle lo hermosa o guapo que es, pero además hazle saber que es inteligente, capaz y con un enorme potencial para hacer realidad sus sueños.

Celebra sus logros

Todos los niños necesitan ser valorados, ¡hazlo tanto con tu hijo como con tu pequeña! Y también busca la oportunidad para demostrarle que es capaz de hacer lo mismo que cualquier otro niño o niña. Cuéntale de importantes mujeres médicos, científicos, líderes, empresarias y políticas; o de exitosos bailarines, gimnastas, músicos, artistas…

Fomenta su independencia

Anímalos a probar cosas nuevas, arriesgarse a nuevos retos y que intenten resolver las cosas por sí mismos. Hazle saber que confías en él o ella, en sus decisiones y en que es capaz de hacer lo que le apasione. ¡Si descubres una habilidad por algo, como un deporte, las matemáticas o la ciencia, ¡busca actividades que refuercen su talento!

Deja que falle

¡De los errores también se aprende! Puedes enseñarle que no siempre será fácil, pero debe confiar en sus propias capacidades y aprender a manejar la decepción, esto le  ayudará a intentarlo de nuevo.

Déjalos pensar

Según una obra del Dr. Janet Rose Wojtalik llamada Los Siete Secretos de Parenting Girls, sugiere que los padres pidan las opiniones de sus hijos sobre cualquier tema: ¿Qué piensas de eso? ¿Por qué crees que pasó? ¿Cómo darse cuenta de eso? Tu atención y aprobación le darán la confianza para expresar sus pensamientos siempre.

Equidad en casa

Tu hijo e hija son tus mejores imitadores. Cuando las niñas ven a que su padre participa en las labores de la casa, asumen que el género  no importa y el trabajo de una familia debe ser equitativo. Si tu hijo ve que papá respeta el trabajo de su mamá, existe amor entre ustedes y su mamá es una imagen de independencia, ¡él se convertirá en un hombre fuerte e independiente, capaz de valorar al género femenino, además.

Darse a respetar

Aunque es un tema muy importante para niñas y niños, hazles saber que su cuerpo es su templo, su mayor tesoro y que nadie puede lastimarlos. ¡La violencia no debe estar permitida, ni de juego!

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

8 cosas que NO debes permitir le digan a tu hijo varón

 

 

Categorías
Ser Mamá

8 cosas que NO debes permitir le digan a tu hijo varón

Los varones crecen con estereotipos sobre lo que no puede hacer un niño; a diferencia de las niñas que sufren críticas sobre su cuerpo, a ellos la sociedad les dice las cosas que no está bien que hagan. Por eso, mira estas cosas que no debes permitir le digan a tu hijo varón.

Tampoco se las digas tú…

Como mamá, deseas con todo tu corazón que tu hijo crezca sano, física y emocionalmente; que se sienta bien. Y justamente por esto, es importante no solo alimentar su cuerpo, también su corazón, ayudándolo a aceptarse, reconocerse, amarse a sí mismo.

Tu hijo, sea niña o niño, necesita crecer sano y libre para ser él mismo, capaz de elegir qué creer, sentir, decir… Respetando a los demás, pero siempre actuando en pro de su bienestar, sin preocuparse del qué dirán o de las expectativas sociales que pueden llegar a pesar mucho sobre sus hombros.

Mira, pensando en esto te dejamos esta otra nota donde justamente hablamos de la importancia de ayudarlos a ser libres…

La importancia de darle más libertad a tu hijo

Y bueno, estos son las cosas NO debes permitir le digan a tu hijo:

1.“Sólo las niñas lloran”

Obviamente cualquier niño o niña se ve “feo” llorando, pero esta es una manera de expresar sus emociones, y debemos dejar que lo hagan. ¡Ojo! Hay mucha diferencia entre llorar y hacer un berrinche.

2. «Pelear a golpes esta forma de solucionar los problemas con otros niños»

Tu hijo no es “menos hombre” por solucionar sus problemas hablando, como padres debemos dejar de fomentar el bullying en todas sus expresiones.

3. “Jugar con muñecas es cosa de niñas”

Que tu hijo juegue con muñecas lo ayudará a ser más empático con sus hermanos menores y otros bebés, así como con sus hijos en el futuro.

4. “Las tareas del hogar son cosas de mujeres”

Es importante que inculques en tus hijos varones y niñas que deben ayudar con las tareas de la casa, pues tiene grandes beneficios para su desarrollo e integración a la sociedad.

5. Si agrede a una niña “es porque le gusta”

Si notas que tu hijo quiere llamar la atención de una niña, dale opciones razonables como darle regalos o hacer cumplidos. No fomentes que la moleste, pues así le indicas que la violencia contra la mujer está bien.

“6. El rosa es un color de niñas”

Si tu hijo quiere una prenda de vestir rosa, está bien, dejemos de fomentar los estereotipos.

7. “El cabello largo es cosa de mujeres”

Ya sea en vacaciones o que en la escuela se lo permitan, deja a tu hijo experimentar con su estilo, ello le ayuda a crear y establecer su personalidad.

“8. Tienes que practicar futbol”

Fomenta en tu hijo el hábito del deporte, cualquiera que él elija, recuerda que todas las disciplinas requieren de esfuerzo físico que le ayudará a crecer sano.

Si algo te causa conflicto sobre lo que tu hijo escucha en la escuela o dentro de tu familia y requieres ayuda, no dudes en buscar a un psicólogo infantil;
él sabrá como ayudarte.

Por Odethe Figueroa

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

7 formas para criar niños y niñas independientes y seguros

 

Categorías
Ser Pareja

10 acciones que NO debes hacer cuando tu pareja te aplica «La Ley de Hielo»

No caigas en su chantaje. Si después de una discusión tu pareja te aplica La Ley del Hielo (te retira la palabra), o evidentemente está enojado contigo y cuando le preguntas «¿qué tienes?» te responde «nada», evita caer en esta clase de chantaje.

¿Qué puedes hacer o decir en tal caso para no agrandar el conflicto, darle su tiempo de reflexión y cuidar de ti en tal caso de violencia (velada)? Lo mejor, dice Susan Forward en su libro Chantaje emocional  «es ceñirte a los principios de la comunicación no defensiva y ser consciente de las siguientes cuestiones:»

Te decimos:

  1. No esperes que tu pareja dé el primer paso para resolver el conflicto.
  2. No le supliques que te diga qué le pasa
  3. No insistas en que te dé una respuesta, pues se replegará todavía más.
  4. No critiques, analices ni interpretes sus motivos, su carácter o su incapacidad de ser directo.
  5. No aceptes voluntariamente los reproches sobre lo que lo ha alterado a fin de que esté de mejor humor.
  6. No permitas que cambie de tema.
  7. No te dejes intimidar por la tensión y la cólera imperantes.
  8. No permitas que la frustración te lleve a plantear amenazas que, además, no vas a cumplir.
  9. No supongas que si se disculpa, sus palabras irán acompañadas de un cambio significativos de comportamiento.
  10. No esperes grandes cambios de personalidad por mucho que reconozca lo que hace y esté dispuesto a trabajar sobre la cuestión. Recuerda que el comportamiento puede cambiar y que no suele ocurrir con los estilos de personalidad.

Estas acciones ayudan a a romper con el patrón de aquellas personas que suelen recurrir al chantaje callado y colérico que se demuestra con la llamada Ley de Hielo. Algo que es exaSperante para ti, por supuesto, ¡te dan ganas de estrangularlo! Pero, poco a poco, él entenderá que no logrará su propósito mediante tal actitud y, por tanto, que aunque tenga todo el derecho de encolarizarse, solo con la comunicación pueden hallar como pareja una solución a cualquier conflicto o malestar personal. 

Ayuda a tu hijo también a no ceder a los chantajes

FOTO GETTY IMAGES

Categorías
Ser Familia

¿Cómo ayudar a tu hijo después de sufrir un acto de delincuencia?

Si para los adultos vivir un acto de delincuencia resulta traumático, para los niños podría tener efectos emocionales más profundos porque ellos lo viven desde un estado de vulnerabilidad mayor.  

Por ello, es importante conocer los posibles efectos psicológicos de tal suceso y, aún más, cómo lo percibe tu niño para que después puedas ayudarlo a entender sus emociones.

¿Cómo lo vive y qué siente?

Experimenta sentimientos de vulnerabilidad y de miedo no tanto a lo que pueda pasarle a él, sino a su mamá o papá; de perder su fuente de protección y seguridad: tú, su mamá o papá.

Recordemos que para los niños sus figuras paternas son su primer enlace con el mundo que está conociendo; de hecho, biológicamente su organismo se está adaptando a través de ellos: sus papás lo alimentan, le dan calor, lo protegen; satisfacen sus necesidades básicas.

Este valor que tienen sus padres para él lo colocan en un punto en el que se sabe que por sí mismo no puede sobrevivir, entonces, en su mente está la gran pregunta: ¿qué pasaría conmigo si no estuvieran mis padres? ¡Yo no podría sobrevivir! Es un acto natural y biológico que, aunque parezca increíble, determina la emocionalidad del pequeño en un acto donde percibe que la vida de sus progenitores está en peligro.

En un asalto, tu hijo se percibiría a sí mismo aún más desprotegido y temeroso de lo que tú misma te sentirías, pues además, su mente aún no alcanza a comprender el porqué ocurre tal suceso, es decir, él no sabe de delincuencia, problemas sociales, económicos… En el portal del Centro de atención Ciudadana de México se explica:

«Los niños tienen más dudas y temores que un adulto pues se les ha enseñado que deben de respetar a los mayores y que los adultos saben lo que hacen y lo que dicen, lo cual puede confundirlos y ocasionar que piensen por ejemplo: “¿Por qué esa persona me hizo daño? ¿Por qué me quitó de esa forma algo que es mío? ¿Cualquier persona puede volver a hacerme esto? ¿Yo hice algo malo o por qué me pasó esto a mí?”.

En todo caso, lo que viven y lo que sienten de tal vivencia va conformando el modo cómo ven el mundo. Si ellos viven asaltos, homicidios, violaciones, maltrato, humillaciones (fuerza física, armas,  máscaras, y los ladrones emiten gritos y ruidos para intimidar a las víctimas), eso es justamente lo que su cerebro capta como parte de lo real, natural, normal y cotidiano. Y qué triste que viva violencia, ¿no?

Los efectos en su mente

  • Recuerdos del acontecimiento que provocan malestar.
  • Sueños repetitivos sobre el suceso
  • Tiene la sensación de que el asalto o acto violento volverá a ocurrir en cualquier momento.
  • Poco apetito, ansiedad, insomnio, fatiga.

¿Cómo ayudarlo?

El Centro de atención Ciudadana de México, da las siguientes recomendaciones:

  1. Explícale que no fue culpa suya, dile que fue un comportamiento incorrecto por parte de quien lo realizó y que aunque por precaución debe de protegerse de todas las personas, no todos le harán daño.
  2. Hazle saber que es normal sentir miedo ante esos hechos.
  3. No le mientas o les des falsas esperanzas de que no volverá a ocurrir.
  4. Si quiere estar mucho más cerca de ti que antes (dormir contigo o que duermas en su cuarto por temor a que algo malo le vuelva suceder) evita regañarlo, ridiculizarlo o minimizar sus temores, sé comprensivo.
  5. Los niños tienen diferentes formas de expresar lo que están sintiendo, para los adultos quizás sea un poco más fácil hablar, en cambio los menores puede elegir el juego para manifestar de esa forma sus sentimientos, dudas o temores; síguele el paso si juega con este tema.

No tomes a la ligera este suceso, observa la conducta de tu hijo, apapáchalo más y muéstrate más cercana; no dudes en acudir a un experto si desarrollalos síntomas de estrés postraumáticos y, sobre todo, muéstrate segura para que él se siga sintiendo  protegido. 

Por Felipe Salinas