Categorías
Salud

¡A jugar! Cuida su salud con estas ideas de actividad física

¿Por qué con el juego? En los primeros años de vida, el juego es su manera de tener actividad física y hacer ejercicio, mucho antes de que el deporte llegue a sus vidas.

Además, la riqueza motriz de los pequeños depende de la oportunidad que les demos de moverse y estas experiencias mejoran su capacidad intelectual, concentración, equilibrio y comunicación. 

Cuando llevas a tu bebé de paseo, lo animas a chapotear en la bañera o lo dejas que repte y gatee, estás sembrando la semilla de un niño, un adolescente y un adulto con el hábito y facilidad para la actividad física. Así que a jugar con estas ideas en movimiento que hoy te compartimos.

IDEAS EN MOVIMIENTO

Lo que mejor funciona es lo más sencillo: gatear, arrastrarse, agacharse y levantarse o saltar. Se trata de conectar con el niño y divertirse juntos.

• Circuito de psicomotricidad. Pon en el suelo almohadas, cojines, una manta, etc. Se trata de pasar por encima o por debajo, sortear los obstáculos, rodar, arrastrarse, gatear o caminar hacia atrás.

• Simón dice. El que dirige el juego dice “Simón dice…” y propone un movimiento o un gesto que los demás tienen que imitar: ir a cuatro puntos, corriendo, de puntillas, etc. Otra versión es “Me rasco (la rodilla, el pie, la nuca…) ”.

• Carreras y bailes de animales. Tú eres un perro o un león y yo una tortuga, un elefante o un cangrejo. ¿Cómo bailamos? o ¡A ver quién llega antes a la meta!

• Bolas en el pasillo. Cierra las puertas, pon música y suelta muchas pelotas. Cuando se pare la canción, hay que agarrar todas las pelotas que se puedan y meterlas a un “tragabolas” (bien puede ser una caja de cartón).

• Tenis con globos. Sustituye las raquetas por platos de cartón. ¡Que los globos no toquen el suelo por nada en el mundo!

• Aros. ¿Quién conseguirá capturar al otro utilizando un aro? O, al colocarlo en el piso que simule una isla; entonces, que mamá o papá sean el náufrago y el niño, un tiburón.

• ¿Bailamos? Pongan su música favorita, ¡y a moverse al ritmo! Cuánta diversión habrá.

Categorías
Ser Mamá

¿Cuándo comenzar a hacer yoga con tu bebé?

Quieres hacer yoga con tu bebé porque además de ayudarte a guardar la línea después del parto, sabes que te ayudará a mejorar tu desempeño como mamá; pero, ¿cuándo comenzar a ponerse en movimiento?

Para Nicole Bishop, practicante de Hatha Yoga (un tipo de yoga) desde hace más de 10 años: «Practicar esta actividad con el bebé hace a las mamás más intuitivas y serenas a la hora de atenderlo, y al pequeño lo ayuda a conectarse mejor con su nuevo medio, de una manera más sana, amable y natura». Por ello, pon en marcha estos consejos; te ayudarán a iniciar del mejor modo para ti y tu bebé.

¿Cuándo empezar?

Como al principio lo más importante no es el ejercicio físico sino la vinculación con el niño, no necesitas estar completamente recuperada del parto para empezar a realizar posturas yóguicas, siempre y cuando la fuerza de éstas no recaiga sobre el abdomen.

El peque, por su parte, también puede beneficiarse con esta disciplina desde los primeros días de su nacimiento.

Puedes comenzar, por ejemplo, recostándote junto con el pequeño y colocando una de tus manos sobre su ombliguito, mientras colocas la otra sobre tu abdomen, cierras tus ojos y te concentras en el ritmo de la respiración de ambos. Es una forma completamente inofensiva (y muy yóguica) de hacer conciencia sobre la llegada de ese pequeño ser a tu vida.

Desde luego, los ejercicios cuya fuerza recaen directa o indirectamente sobre los  músculos del abdomen, debes dejarlos para después; a partir del mes y medio tras el nacimiento del nene, si el parto fue vaginal, y para después del segundo mes posparto, en el caso de que haya nacido por cesárea.

De hecho, practicar yoga con el nene debe ser una actividad relajada, tranquila; si al principio él se rehusara a cooperar, no te preocupes, pospón la sesión y, en tanto, disfruta dándole tu atención, percibiendo su ritmo cardiaco, mirándolo…

Por Felipe Salinas

Categorías
Así Crece

Beneficios de practicar ballet para tus hijos

El ballet es uno de los bailes más hermosos, y una disciplina que requiere de mucho esfuerzo, constancia y pasión. Es por estas razones que lo hacen un baile ideal para que los niños lo practiquen desde que son pequeños.

Si tus hijos se sienten atraídos por practicar ballet, es una muy buena oportunidad para que se desarrollen física y mentalmente. Aquí te compartimos algunos de sus beneficios:

Beneficios físicos del ballet

  • Estimula la circulación sanguínea y el sistema respiratorio
  • Favorece la eliminación de grasas y el control de peso
  •  Ayuda a corregir la mala postura, o en su caso, la mejora
  •  Ejercita su coordinación, agilidad y equilibrio
  •  Puede corregir problemas como el pie plano
  •  Desarrolla la expresión corporal
  •  Beneficios mentales y emocionales del ballet
  •  Fortalece la memoria al repasar rutinas
  •  Estimula el oído y ejercita su apreciación musical
  •  Ayuda a socializar, a superar la timidez e incrementa su autoestima
  •  Tanto el baile como la música reducen síntomas de estrés o ansiedad
  •  Desarrolla sentido de responsabilidad

 No esperes más y pon a tus hijos a bailar este hermoso arte. ¡No se arrepentirán!

Por Josselin Melara

Categorías
Así Crece

Beneficios del fútbol americano para niños y recomendaciones para jugarlo

Se acerca el Super Bowl, uno de los eventos favoritos de niños y adultos. Seguramente a tu hijo le encanta y sueña con ser un jugador de fútbol americano estrella.

Déjanos contarte que el fútbol americano no sólo es divertido, sino que tiene grandes beneficios para la salud física y mental de niños y niñas. Aquí te los compartimos, junto con las recomendaciones que necesitas saber para comenzar a practicar este deporte.

Beneficios físicos del fútbol americano

  • Mejora la musculatura de extremidades (brazos y piernas) e incrementa y fortalece el tejido.
  • Desarrolla la capacidad pulmonar.
  • Aumenta la capacidad motora y la coordinación.
  • Se amplía la visión periférica.
  • Se desarrolla la densidad ósea de forma más óptima y le da solidez.
  • Oxigena la sangre y mejora la capacidad cardiovascular.

Beneficios mentales y emocionales

  • Estimula la capacidad de reacción.
  • Le da mayor seguridad e incrementa su autoestima.
  • Les enseña a ser responsables con su cuerpo y con el de los demás.
  • Les ayuda a socializar con otros niños.
  • La adrenalina que produce el juego reduce los niveles de estrés.
  • Sirve para canalizar la energía, por lo que es ideal para niños inquietos.

Recomendaciones para que tu hijo practique fútbol americano

  1. Lleva a tu hijo con su pediatra para que determine si tiene la edad y condiciones físicas necesarias para el entrenamiento que llevan los jugadores.
  2. Pregunta al entrenador sobre el equipo que necesitará. Es importante que sea de la talla adecuada para su mejor comodidad. Evita comprarle tallas más grandes.
  3. Inscríbelo en un lugar que tenga las instalaciones y equipo necesario para el bienestar de tu hijo (además de la cancha, debe haber vestidores y enfermería).

Practica con él las jugadas que vaya aprendiendo y bríndale seguridad.

Por Josselin Melara

Categorías
Ser Pareja

5 tips para compartir hobbies en pareja

Todos tenemos nuestros hobbies favoritos, y en muchas de las ocasiones, los compartimos en familia o con nuestra pareja. Sin embargo, no siempre es así. Hay parejas que se atraen por sus diferentes gustos, no obstante, esto puede llegar a ser un problema con el paso del tiempo si no existe un equilibrio o interés del uno por el otro.

Muchas parejas pactan acuerdos y pueden realizar sus hobbies, cada quien, en su tiempo y forma, aunque esto no desplaza una característica muy importante que toda sana relación debe tener: el interés por el otro.

Si los hobbies de tu pareja, o los tuyos, están causando un problema, no se trata de sacrificar, sino de comprender, formar parte y equilibrar. Aquí te damos 5 tips para que lo logren:

Todo hobbie tiene su lado positivo: es más fácil formar parte del hobbie de tu pareja si le encuentras un lado bueno y atractivo a lo que hace. ¿Ya pusiste atención? Tal vez te guste más de lo que crees.

Que tu meta sea apoyar: si ves que tu pareja es feliz con lo que hace, ¿por qué no apoyarlo? Verás que los dos se sienten más felices y motivados.

Respeta su tiempo: pueden llegar a un común acuerdo para realizar sus hobbies. Será una rutina mucho más agradable.

Pregúntale qué es lo que más le gusta de su hobbie: es una forma muy práctica de alcanzar a comprender por qué le gusta tanto lo que hace.

Forma parte: el que se “su hobbie” no significa que no puedas intentarlo. Anímate y lánzate también a la aventura.

Por Josselin Melara

Categorías
Ser Mamá

Beneficios del mindfulness para mejorar tu estilo de vida

El mindfulness es una técnica buenísima que podemos aplicar para cambiar nuestro estilo de vida. Sobre todo ahora que estamos estrenando año, y con él, una nueva vida llena de buenos propósitos y mejor actitud. Para lograrlo, es importante que reflexionemos profundamente sobre aquello que queremos y cómo podemos lograrlo. 

El mindfulness es una técnica que consiste en poner “atención plena” en nosotros mismos y en el momento que estamos viviendo. Es focalizar sobre nuestras emociones, sensaciones corporales, la respiración o el ambiente del que estamos rodeados (va desde los colores, los sonidos y hasta la temperatura).

Tomar conciencia del momento y del lugar en el que vivimos, fuera de los juicios, ayuda mucho a conocernos e interpretar cómo estamos viviendo y, por tanto, focalizar hacia dónde nos dirigimos y lo que queremos lograr. 

Te presentamos los beneficios que tiene el mindfulness para que te animes y comiences a practicarlo:

  1. Mejora la capacidad de concentración y atención, lo que lleva a una mayor eficiencia al realizar diversas tareas.
  2. Nos prepara para manejar de mejor manera las situaciones de estrés y estados de ansiedad, pues en la práctica se reducen los niveles de cortisol, hormona del estrés.  
  3. Cambia la percepción del dolor físico, convirtiéndolo en un mayor bienestar emocional.
  4. Favorece el descanso nocturno, logrando una mejor calidad de sueño.
  5. Mejora la inteligencia emocional, pues ayuda a afrontar los pensamientos y emociones, interpretando las situaciones con perspectivas, sin juzgar.

Por Josselin Melara

 

 

 

Categorías
Embarazo

¿Estas embarazada y haces deporte? ¡Sigue estos tips!

Que sigas practicando tu deporte durante tu embarazo sólo necesita de unos ajustes, sobre todo para cuidar de tu salud y la de tu bebé.

Muchas mujeres amamos hacer algún tipo de deporte y es un mito el que tengas que abandonar tu disciplina deportiva si estás embarazada, pero siempre debes seguir el consejo de tu ginecólogo.

La actividad física no sólo te ayudará a sentirte muy bien durante tu embarazo, también te sentirás más preparada para el momento del parto y te ayudará a recuperarte más rápido. Eso sí: para cuidar de tu salud y la de tu bebé necesitarás hacer unos ajustes a tu rutina.

Para que puedas seguir ejercitándote, cuidar tu salud y la de tu bebé, sigue estos tips:

  1. Consulta a tu ginecólogo: él te puede indicar tu estado de salud y qué tanto puedes hacer de ejercicio. Lo más seguro es que tengas que reducir el tiempo y el impacto de tu rutina física.
  2. Evita los cambios de temperatura: si sales a correr por las mañanas y hay mucha humedad en el ambiente, lo mejor es que cambies de horario. Igual, si hace mucho calor, puede ser peligroso, pues la energía calorífica se disipa con menos facilidad y la temperatura corporal aumenta. También debes evitar los climas fríos para ejercitarte y proteger muy bien tus extremidades.
  3. Toma agua: mantenerte hidratada es vital para que tu bebé se desarrolle saludablemente. Recuerda siempre tomar agua antes y después de hacer ejercicio.
  4. No te exijas tanto: subir demasiado de peso, asusta pero esto es un cambio normal en el cuerpo de todas las mujeres. Evita hacer ejercicio de más.
  5. Adaptación: no siempre llevarás la misma rutina en todo el embarazo. Poco a poco, tendrás que optar por ejercicio más ligero, y de hecho suspenderlo si te sientes mal.

Josselin Melara