Categorías
Padres e Hijos

Si papá lava los trastes, su niña elegirá una profesión «no femenina», revela estudio

Un estudio publicado en Psychological Science reveló que existe una relación entre las tareas domésticas que hacen los papás y la carrera universitaria que escogen sus hijas. El resultado fue que las niñas tienden a escoger carreras estereotipadas como masculinas cuando sus papás se ocupan también de las labores domésticas.

La dinámica del estudio consistió en preguntar a los niños qué querían ser cuando crecieran. Las respuestas que dieron se clasificaron según las carreras «femeninas» por estereotipo y las «masculinas» por estereotipo. Como una madre o ama de casa que se queda en casa, o como un astronauta o director ejecutivo. También hubo respuestas de «carreras neutrales».

Te interesa: Hombres que lavan platos son más atractivos: la ciencia lo dice

Por otro lado, preguntaron a los papás y mamás quién hacía la mayor parte del trabajo doméstico, o si estaba dividido en partes iguales. De aquí, se hicieron las relaciones. ¿Los resultados?

  • Las niñas criadas en familias en las que el padre hacía igual o más tareas que la madre tendían a informar de metas profesionales más ambiciosas, incluidas las consideradas estereotípicamente masculinas.
  • Las niñas criadas en familias con roles de género más tradicionales, se inclinaban por profesiones «femeninas».

Cuéntanos qué opinas de este tema.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos leer también:

El éxito económico no depende de las calificaciones, revela estudio

Estudios demuestran que la voz de mamá genera felicidad en sus hijos

 

Categorías
Padres e Hijos

¿Cómo saber el sexo de tu bebé sin utilizar la ecografía?

El sexo de tu bebé puede ser determinado a partir de las 11 semanas de embarazo por medio de la ecografía. Sin embargo existen métodos antiguos que siguen siendo muy acertados, y si gustas puedes echar mano de ellos.

El Calendario Chino es uno de estos y quienes lo han utilizado dan constancia de su efectividad. Toma en cuenta factores como la edad de los progenitores y el mes en que ocurrió la concepción de tu futuro bebé.

El origen de este método surgió con la inquietud de poder escoger el sexo del bebé antes de engendrarlo. Para su utilización hay que tomar en cuenta la edad de la madre y el mes en el que se produce la concepción; ambas variables forman parte de una gráfica. La casilla que resulta de cruzar un mes con la edad de la madres es la que dicta el sexo del bebé.

Getty Images

Cuenta la historia que la tabla original pertenece a la dinastía Qing (entre los años 1644-1912) y desapareció en 1900 en el Palacio de Verano del emperador Guangxu

El instrumento habría sido llevado a Inglaterra, donde la corona británica lo tenía escondida como un tesoro. En 1972, el papel apareció en Austria, donde fue visto por un historiador chino que copió el contenido y lo publicó en un periódico de Taiwán. Desde entonces, se publica anualmente por el Almanaque de los Hacendados Chinos y está disponible en los hospitales chinos.

Este calendario está en función de las fases de la luna (de 28 días) y no por las del sol como el calendario gregoriano de Occidente. Para calcular la edad lunar de la madre solo hay que tener en cuenta que si cumple años en enero o febrero, debe sumar dos años a su edad actual. Si los cumple cualquier otro mes, deberá añadir solo un año. Así, si tiene 25 y cumple años uno de los dos primeros meses del año, tendrá que fijarse en la fila de los 27, pero si hubiera nacido en marzo, en la de los 26 años. En caso de no recordar la fecha exacta de la concepción, se puede calcular sumando 14 días a la fecha del primer día de la última menstruación.

¿Tú lo utilizarías?