Categorías
Así Crece

¿Qué hago con mi adolescente rebelde?

¿Qué hago con mi adolescente rebelde? Seguro es una pregunta que te has hecho una y mil veces…

¿Cuántos años de diferencia le llevas a tu hijo? Toma en cuenta que la diferencia generacional es importante y una de las causas que genera más conflictos entre adolescentes y papás.

¿Por qué se ha vuelto tan rebelde?

Hace apenas un par de años podías platicar con tu hijo con total libertad, veían películas juntos, te acompañaba al súper, te ayudaba a hacer labores del hogar sin rezongar, era dulce y amoroso contigo, pero, ¿qué pasó? La respuesta es muy simple: ahora necesita autoafirmarse. Tu hijo quiere demostrar que puede elegir qué hacer y qué no, que se respete su opinión.

La rebeldía de tu hijo es señal de que ha empezado a ser independiente.

Cuando tu hijo te reta, crea una especie de juego en el cual lo único que quiere es medir hasta dónde puede llegar. Ojo, por más que te rete, en el fondo, necesita tu ayuda y que lo orientes a tomar la mejor decisión.

La adolescencia es una etapa en la que papás e hijos pelean mucho, ¿te pasa?

¿Qué piensa un adolescente?

  • Que ya no es un niño 
  • Cree que ya es grande
  • Piensa que puede mandarse solo
  • Que no necesita el consejo de nadie

¿Qué hago con mi adolescente rebelde? ¿Qué necesita mi adolescente de mí?

En la adolescencia, la comunicación entre papás e hijos es limitada, ¿la razón? Nadie quiere ceder. Entonces, ¿qué hago con mi adolescente rebelde?

Primero, debes entender que si tu hijo se comporta como un rebelde insoportable es porque está atravesando por un mar de emociones y NO sabe qué hacer con ellas ni cómo comunicarlas.

Segundo, tu hijo lo que desea es ser independiente, ¿recuerdas como te sentías tú? ¿Por todo lo que pasaste en la adolescencia? Los jóvenes se vuelven “rebeldes” porque quieren ir en contra de las personas que son la autoridad. Tu adolescente necesita de ti…

Comprensión

Validación de sus sentimientos

NO quiere sermones, ni consejos, necesita que lo escuches

Se empático para que te permita entrar a su vida

Comunicarte con tu hijo, va más allá de las palabras, abrázalo, sonríe, hazle su platillo favorito, dile una palabra cálida, un te amo le hará sentir tu apoyo y amor

Busca formas creativas de comunicarte con tu hijo, quizá por medio de frases de su película favorita, juega videojuegos con él, haz algo que a él le guste

No insistas en que tienes la razón o la última palabra

No generes más frustración en tu hijo

Por más que te enfurezca, no le digas groserías y mucho menos, lo golpees

Evita ponerte al tú por tú, lo único que ganarás es que tu hijo siga haciendo o haga más actividades que a ti no te gustan

No llegues a la confrontación, ambos saldrán lastimados

Ármate de paciencia

Antes de gritarle a tu hijo, cierra los ojos y cuenta hasta 10, 15, la cantidad que sea necesaria

Tu hijo debe entender que necesita de una negociación en donde podrá exponer sus opiniones y deseos

No impongas actividades con autoritarismo, explícale el por qué de las cosas

Tu hijo no debe tenerte miedo, debe sentir por ti respeto y amor

Debes entender que tu hijo necesita espacio

Pon límites sin ser asfixiante

No le castigues las cosas que más «le duelen» como su celular, mejor haz que realice otras actividades como ayudar a lavar los platos o hacerse cargo de la mascota, una vez que acabe esas actividades, podrá usar el celular

Nunca permitas que te falte al respeto, dile que te lastima cada vez que hace esa acción y que entre la familia siempre debe haber respeto

No dejes que caiga en adicciones. Debes estar muy pendiente de las actividades que hace tu hijo, si percibes algo sospechoso, que cambia de actitud, que no come, que siempre trae ropa de manga larga o cuello alto, siempre viste de cierta forma o empieza a ocultarte cosas, ¡pon atención es un foco rojo!

Realiza actividades en familia tomando en cuenta lo que más le gusta a tu hijo

Propónle a tu hijo que sugiera las actividades del fin de semana

Conoce a sus amigos, debes estar muy pendiente de las personas más cercanas de tu hijo, de ser posible, conoce a los papás, hermanos de estos chicos…

Deja que tu hijo invite a sus amigos a tu casa y convive con ellos, te darás una idea de cómo son y en qué pasos puede andar metido tu hijo

No seas un papá o mamá posesivo, debes tener en mente que tu hijo no te pertenece

¿Qué hago si mi hijo todo el tiempo está pegado al celular o a la computadora?

Cada día te preguntas, ¿ahora qué hago con mi adolescente rebelde? Quizá recuerdes con nostalgia que “antes” jugabas más, hacías actividades al aire libre, tenías  horarios específicos para ver la televisión, te ponías a leer, a colorear, a armar un rompecabezas… Sí, eso fue “antes”, lo primero que debes hacer para vivir la adolescencia de tu hijo más feliz, es aceptar que el tiempo ha cambiado, que tu hijo hace cosas propias de su generación y del tiempo en el que le tocó vivir. Piensa que tú pusiste en sus manos ese dispositivo electrónico, y también debes ponerle ciertos límites, quizá de horarios, que para dormir debe dejar el celular en tu cuarto, que de vez en cuando revisarás sus conversaciones para ver que todo esté en orden, no es que no confíes en él, pero debe entender que hasta que sea mayor de edad, tú estás a cargo de su seguridad.

No sufras la adolescencia de tu hijo, es una etapa en donde necesita mucho de tu amor y comprensión.

¿Cuántos años tiene tu hijo?

Échale un ojo…

Ayuda a tu hijo adolescente con las redes sociales

 

Categorías
Padres e Hijos Ser Bebé

5 tips para decirle NO a tu hijo

5 tips para decirle NO a tu hijo

Todo le llama la atención y no tiene noción del peligro. ¿Conclusión? Hay que estar todo el día detrás de él para evitar accidentes.

5 tips para decirle NO a tu hijo

La lista de cosas peligrosas o inadecuadas que se le pueden ocurrir a un pequeño es tan larga como los minutos que anda por ahí correteando.

Esto podría interesarte…

7 razones por las que se pierde el interés por la pareja

El universo de posibilidades a cada paso es ilimitado: «Oh, un árbol, voy a ver qué hay dentro de este agujerito. Vaya, ¿qué son estos animalitos negros? ¿Se comen?». Así debes explicarle que hay cosas que no se pueden hacer:

1. Dale información adecuada y precisa

«Si metemos los dedos en los cajones o entre las puertas y cerramos, los deditos se machucan» (lo puedes ilustrar con una zanahoria, que aunque resulta un poco impactante, cuando el pequeño ya ha tenido algún accidente, funciona).

2. Enseñarle a hacer las cosas bien

Subir y bajar un escalón, bajarse de la cama (con la barriga apoyada en el colchón y deslizando los pies hacia abajo), empujar las puertas suavemente, cerrar los cajones con las manitas en el tirador, son algunas acciones que puedes «ensayar» con él.

3. Modificar el espacio

El que amerita la ocasión. Todavía es pequeño para eludir según qué tentaciones y por ese motivo es mejor que retires de su vista todo aquello que puedas anticipar como un futuro «no toques eso» (desde objetos de porcelana hasta aparatos eléctricos  o medicinas).

También es el momento de proteger los espacios (venden cierres para cajones y tapas de inodoro, topes para las ventanas, protectores para enchufes, etc.).

¿Tu hijo hace berrinches?

Controla los berrinches sin perder la paciencia

4. Distracción

A veces es necesario llevar a cabo un «cambio de escenario». No se trata de un castigo y por tanto no debes enfadarte ni plantearlo como tal («nos vamos al parque porque no paras de tocar la computadora de papá»), si no de un cambio de aires que ayude al pequeño a interesarse por otras cosas más adecuadas.

5. Distinguir entre situaciones negociables y aquellas que no lo son

Si tu hijo es menor de 3 años, no puedes hablar de «negociación», pero sí puedes hacer un acto de reflexión sobre qué cosas puedes permitirle y cuáles claramente no.

Explícale con palabras sencillas a tu hijo las consecuencias de ciertas cosas.

¿Le pones límites a tu hijo?

Foto: Getty Images

Esto podría ayudarte…

5 tips para tener paciencia, paciencia y más paciencia

Categorías
Ser Bebé

Mi bebé ya camina, ¿y ahora?

Mi bebé ya camina, ¿y ahora?

Al fin ya dio sus primeros pasos, pero ¿ahora qué sigue en su desarrollo? ¡Descúbrelo!

Los bebés no empiezan a caminar de un día para otro. Antes de dar sus primeros pasos, el bebé empezará a gatear, luego de pondrá de pie, caminará agarrado de los muebles, se caerá, y cuando al fin domine todos los obstáculos, caminará libre y solo.

Mi bebé ya camina, ¿y ahora?

Los primeros pasos de tu hijo siempre son un motivo de alegría para la familia. Indican un escalón más en su desarrollo motriz. Por otro lado, el hecho de que el bebé gane autonomía para desplazarse, abre la puerta a una serie de riesgos que pueden poner en peligro su seguridad y  su salud.

Medidas de seguridad

Según las estadísticas, el mayor número de accidentes en la infancia se producen cuando el niño comienza a caminar. Por esta razón, es necesario que en esta nueva etapa consideres algunas medidas de seguridad con el fin de prevenir los peligros a los que estará expuesto tu hijo.

  • No olvides que tu hijo aunque ya no sea un bebé, aún requiere de tu apoyo y vigilancia. 
  • Mantente al pendiente cuando se desplace por la casa. Recuerda que sus primeros movimientos son un tanto incontrolados y aún le falta alcanzar el equilibrio necesario para caminar sin problemas. 
  • Elige zapatos cómodos y ligeros, además busca aquellos con suela antiderrapante para evitar caídas. Aquí te decimos cómo elegir el mejor calzado infantil. 
  • Permite que tu bebé explore todos los rincones de la casa, no sin antes corroborar que todos los espacios son seguros. 
  • Evita dejar sillas o escaleras al alcance de tu bebé.
  • Coloca protectores en las esquinas de mesas y muebles para prevenir golpes.
  • Fija las alfombras al suelo para que tu bebé no se resbale.
  • Coloca barreras para impedir que tu bebé se acerque a la cocina, al baño, escaleras, etc.
  • Evita que tu bebé se quede solo en la bañera,  esto no debe ocurrir ni un segundo. El riesgo de ahogamiento es latente.
  • Aleja de él productos de limpieza, medicinas, cosméticos, etc., para evitar posibles intoxicaciones.
  • Cuida que no se caiga, aunque es algo que pasa con frecuencia. ¡Cuídalo! Una caída grave puede hacerle tener miedo a caminar y retroceder en su proceso de autonomía.
  • Motiva a tu bebé a que camine más y más.

Si tu bebé ya camina, la práctica le dará más seguridad y por lo tanto más confianza en sus pasos. 

¿A qué edad empezó a caminar tu bebé?

Foto: Getty Images

Este platillo le gustará a tu bebé…

4 ricas papillas de zanahoria para tu bebé

Categorías
Ser Bebé

4 tips para cuidar la cabecita del bebé

4 tips para cuidar la cabecita del bebé

Por Berenice Villatoro y Mayra Martínez

La cabecita de tu bebé es muy frágil y delicada, pero eso no significa que no puedas acariciarla. Simplemente hay que seguir unos sencillos consejos.

Al cargar al recién nacido en brazos es muy importante sujetarle bien la cabeza con una mano tras ella, hasta que el niño sea capaz de sostenerla por sí solo, evitando movimientos bruscos del cuello y zarandeos.

4 tips para cuidar la cabecita del bebé

  1. No se debe nunca sacudir a un bebé, ni jugando ni por enfado ni para que se calme. Lo que nos puede parecer una sacudida suave puede no serlo objetivamente, especialmente si se actúa por irritación, ya que se le puede provocar una contusión cerebral.
  2. Las andaderas son una causa frecuente de golpes en la cabeza en lactantes, por lo que se desaconseja su uso. Pueden ser motivo de accidentes, algunos de gravedad, afectando a la cabeza en el 75% de los casos. La gran movilidad que la andadera le brinda al bebé dificulta que podamos acudir en su auxilio mientras ocurre el accidente. Los estudios demuestran que la mayoría de estos accidentes tienen lugar en presencia de un adulto.
  3. En el coche es fundamental colocar a los niños en sillitas de seguridad de acuerdo a su peso y etapa para que queden correctamente sujetos, por si llegara a haber un accidente, tu hijo estará bien protegido de alguna contusión grave.
  4. Nunca dejes al bebé ni un segundo solito sobre tu cama. Es común que se te olvidó el pañal, ropita, biberón o cualquier cosa y se vuelve «fácil» dejarlo solo un segundo en la cama, pero basta ese segundo para que los accidentes ocurran, porque, por más pequeño que sea tu bebé, se mueve y cuando menos lo esperes, podría caerse y hacerse un grave daño.

Se han reportado miles de casos de recién nacidos con fractura de cráneo debido a esas caídas inesperadas, cuida mucho a tu bebé.

¿Se te ha caído tu bebé de la cama?

Con estos consejos, evita que tu bebé se roce…

¿Cómo limpiar a tu bebé para prevenir la dermatitis de pañal?

Categorías
Ser Familia

Que tipo de regaño das a tu hijo

Que tipo de regaño das a tu hijo

Claro que tienes el derecho de comunicar a tu hijo lo que no te gusta de él, pero procura hacerlo del mejor modo. Si la relación entre ambos es buena, los regaños no hacen daño, pero para que sean eficaces necesitas…

Claves para un regaño «positivo»

• Regañar lo menos posible.

• No “aproveches” para traer a colación otros desacuerdos.

• No te extiendas: si dura mucho, tu niño se rebelará y pensará que “su pecado” no era para tanto.

• Siempre debes hacerlo sentir incondicionalmente querido.

¿Sirven los regaños?

Sin duda te ocurre: tu hijo hace algo que no debe o no hace lo que debe y enseguida lo regañas. Posiblemente también pasa que, después de un tiempo, se le olvida y vuelve a caer en la misma conducta; ¡pareciera que “es inmune a los sermones”! Ten presente: el mundo de los niños no es el mismo que el de los adultos; ellos dan rienda suelta a su curiosidad. ¿Qué hacer entonces cuando pinta la puerta del clóset? ¿Cómo reaccionar cuando no hace la tarea? Entonces, ¿qué tipo de regaño das a tu hijo?

La ineficacia de los regaños se debe, en parte, a que los niños se acostumbran a la forma peculiar en que sus papás los regañan; comprenden enseguida cuando solo son truenos sin relámpagos. Por ellos, entre los distintos estilos del regaño (y enojo) paterno, existen formas benignas y otras peligrosas, unas que funcionan más y otras que funcionan… “nada”.

Los niños siguen un mecanismo universal: si son alabados tratarán de superarse todavía más; en cambio, si solo reciben reproches perderán todas las ganas de esforzarse.

Que tipo de regaño das a tu hijo

Criticón

Nada de lo que tu hijo hace te parece bien; todo es criticable: desde el primer dibujo (“¡Le faltan las manos!”) hasta las calificaciones escolares (“¿Solo sacaste dos dieces?”). Tu personalidad negativa puede llegar a envenenar el ambiente más alegre, ten cuidado sin darte cuenta, puedes lastimar mucho a tu hijo y familia.

Amenazador

Se trata de una forma algo anticuada, aunque en la actualidad ha cambiado un poco de estilo. En lugar de frases como: “Verás cuando me quite el cinturón”, ahora amenazas a tu hijo con afirmaciones tan absurdas como: “Nunca más verás la televisión”. Pregúntate: ¿si nunca cumples tus advertencias, vale la pena hacerlas? Será mejor educar con disciplina positiva.

Distraído

Das la impresión de que regañas a tu hijo, pero sin ningún interés en obtener un resultado. Mientras hablas con tus amigos, lanza desganadas advertencias: “No te subas ahí, deja eso…” y sigues platicando tranquilo. Ten en mente que tus reproches no sirven de mucho y pueden dar al niño la percepción de que apenas te interesas por él.

Pacífico-explosivo

Cuando nació tu hijo juraste que nunca le pegarías, pero de vez en cuando tus nervios te traicionan; te arrepientes y todo termina en abrazo. ¡Ojo! Si tus explosiones de ira son frecuentes pueden causarle un sentimiento de inseguridad a tu hijo.

Pedagógico

Cualquier pequeña advertencia se convierte en un discurso sobre el comportamiento humano en general. Procura tener en cuenta que las explicaciones solo tienen sentido si el niño está dispuesto a oírlas, no le des sermones.

¿Qué puedes hacer en lugar de regañar?

Cada halago es para tu hijo la confirmación de que lo quieres, esta es la mejor forma de hacerlo:

• Alaba solo aquello que realmente lo merece (siempre hay algo).

• Interésate por lo que tu niño hace, formula preguntas y observa su desarrollo. Solo lo que se conoce bien a bien se puede aplaudir de forma honesta.

• Muestra alegría por cada uno de sus logros. Si de cinco palabras solo una está bien escrita, celebra la que está bien en vez de reprocharle las cuatro que están mal.

• Dosifica los elogios para no convertir a tu niño en un “elogioadicto”.

• Muestra en todo momento una fe inquebrantable en tu pequeño: “Tú puedes hacerlo”.

Recuerda que un elogio, vale más que 1000 reproches.

¿Regañas mucho a tu hijo?

Foto: Getty Images

Fuente: este artículo salió publicado en la versión impresa de la Revista Padres e Hijos en Febrero de 2018.

Quizá necesites un poco de ayuda…

Pensamientos positivos que te ayudan a ser mejor mamá

Categorías
Celebs

El hijo de 3 años de este cantante murió en su alberca

El hijo de 3 años de este cantante murió en su alberca, una terrible noticia.

El cantante de música Country, Granger Smith anunció en su cuenta de Instagram que su hijo más pequeño, de 3 años, River Kelly Smith murió por un accidente en la alberca de su casa.

El hijo de 3 años de este cantante murió en su alberca

El pequeño River se ahogó en la alberca familiar. El cantante y su esposa decidieron donar los órganos a niños que esperaban un trasplante para darles una oportunidad de vida y pidió a sus familiares y fans que en lugar de regalos o flores, hagan donaciones el Dell Children’s Medical Center en Texas, en honor a su hijo.

¿Quién es Granger Smith?

El cantante Granger Kelly Smith tiene 40 años y su nombre artístico es Earl Dibbles Jr. es compositor y cantante que tiene nueva álbumes de estudio. Nació en Dallas, Texas y desde los 14 años le interesó la música. Aprendió solo a tocar la guitarra y a los 19 años se mudó a Nashville, Tennessee (la capital del country) para seguir su sueño en la música.

 

View this post on Instagram

 

I have to deliver unthinkable news. We’ve lost our youngest son, River Kelly Smith. Following a tragic accident, and despite doctor’s best efforts, he was unable to be revived. Amber and I made the decision to say our last goodbyes and donate his organs so that other children will be given a second chance at life. Our family is devastated and heartbroken, but we take solace in knowing he is with his Heavenly Father. Riv was special. Everyone that met him knew that immediately. The joy he brought to our lives cannot be expressed and his light will be forever in our hearts. If there are words to say more, I cannot find them in this moment. Love the ones close to you. There has never been a more difficult moment for us than this. . . In lieu of flowers or gifts, please send donations to Dell Children’s Medical Center in River’s name. The doctors, nurses and staff have been incredible.

A post shared by Granger Smith (@grangersmith) on


Lo que puedes hacer para evitar accidentes en una alberca

Nunca, por ningún motivo permitas que tu hijo esté solo en la alberca, ni por un segundo, siempre debe haber un adulto acompañándolo, aún si sabe nadar, los accidentes pueden pasar en un abrir y cerrar de ojos.

Golpes, calambres, mareos e irritación de ojos son las lesiones más comunes en la piscina. Aquí te decimos qué hacer.

Calambres

Es cuando los músculos de la pierna, el muslo o el pie se contraen. El peque llora y se queja de que le duele mucho una pierna.

¿Qué hacer?

Primero debes sacarlo de la alberca. Estira su pierna y los dedos, después fricciona su piel con suavidad. Masajea hasta que el dolor haya cesado.

Golpes

Si tu hijo se resbala y se golpea con el borde de la piscina.

¿Qué hacer?

Si está herido: lava la lesión en la ducha con agua y jabón, desinféctala con y déjala al aire. Si no tiene heridas: aplica hielo envuelto en un paño sobre la lesión. Si se queja de dolor, dale un analgésico.

Mareos y malestar general

Son los síntomas de lo que popularmente se conoce como corte de digestión, algo que puede suceder cuando tu hijo se baña o hace ejercicio físico intenso poco después de haber comido.

¿Qué hacer?

Tranquilízalo, pídele que descanse hasta que se le pase el malestar y no permitas que vuelva a entrar en la alberca. Si no mejora, llévalo al centro médico.

Ojos irritados

Ocurre cuando el agua tiene una cantidad excesiva de cloro.

¿Qué hacer?

Lávale la cara con abundante agua de la llave y llévalo a un centro médico, ya que una dosis elevada de cloro puede causar problemas graves.

Vigila en todo momento a tus hijos. Si es pequeño, disfruta con él del agua y si es mayor, quédate cerca mientras juega en la piscina.

¿Qué haces para que tu hijo esté seguro en una alberca?

Foto: Instagram Granger Smith

¿Tu hijo ya sabe nadar?

Tips para aprender a nadar

Categorías
Ser Mamá

Amiga tira a bebé ¡y se ríe!

Amiga tira a bebé ¡y se ríe! ¿Qué harías tú?

¿Como mamá primeriza ha cruzado por tu mente el temor a que tu bebé se te caiga? Es común que los primeros días te sientas un poco insegura en cómo agarrar a tu bebé, es tan frágil, es tan pequeño…

Amiga tira a bebé ¡y se ríe!

Una mamá en Estados Unidos reportó en sus redes sociales que su mejor amiga tiró a su nena de cuatro meses y estaba muy confundida porque lo único que le dijo su amiga fue: «Lo siento y comenzó a reírse».

La mamá de la bebé comentó que en ese momento se quedó en shock y no pudo decirle nada a su amiga, lo único que hizo fue tomar en brazos a su bebé.

La mamá pedía un consejo a sus amigos de redes sociales para que la orientaran para saber si debía decirle algo a su amiga o sólo aceptar que los accidentes ocurren. ¿Cómo hubieras reaccionad?

Cuida la cabecita de tu bebé

La mayoría de las personas sabe que la cabeza de un bebé es muy frágil y debe tratarse con mucho cuidado. Sigue estos consejos:

  1. Al cargar al recién nacido en brazos es muy importante sujetarle bien la cabeza con una mano atrás, hasta que el niño sea capaz de sostenerla por sí solo, evitando movimientos bruscos del cuello y zarandeos.
  2. No se debe nunca sacudir a un bebé, ni jugando ni por enfado ni para que se calme, podría provocarle una contusión cerebral.
  3. Las andaderas son una causa frecuente de golpes en la cabeza en lactantes. La andadera podría dificultar que podamos acudir en su auxilio mientras ocurre el accidente. Los estudios demuestran que la mayoría de estos accidentes tienen lugar en presencia de un adulto.
  4. En el coche es fundamental colocar a los niños en sillitas de seguridad especiales para la etapa y peso de tu hijo y ademas, debe estar correctamente sujeta.
  5. A medida que tu hijo crece, siempre que practique deporte (bicicleta, patinaje…) debe hacerlo equipado con un casco adecuado. 

La cabeza de tu bebé es muy frágil pero con tus cuidados y amor, todo saldrá bien.

¿Tú qué harías en un caso así?

Te recomendamos:

Evita accidentes cuando tu bebé aprenda a caminar

Tips para prevenir accidentes en la cuna

¿Qué hacer en el caso de quemaduras?

Categorías
Así Crece

¿Tu hijo tiene el síndrome del emperador?

¿Tu hijo tiene el síndrome del emperador? Pon atención porque quizá tenga una tendencia a la violencia.

¿Tu hijo tiene el síndrome del emperador?

A estas actitudes en un niño, se le denominan como «síndrome del emperador» porque por lo general, un emperador es una persona que gobierna para sí mismo, se siente el centro del universo y no toma en cuenta a los demás.

Le cuesta generar empatía con los demás

No siente culpa ni arrepentimiento sincero cuando hizo algo mal

Su comportamiento es déspota hacia sus papás, sobre todo con mamá

Te ha dicho «mamá tonta» o «papá tonto»

La razón o causa

Quizá tu hijo ha vivido pérdidas importantes o traumas que no fueron solucionados en su momento.

Como papá o mamá quizá deseas que tu hijo sea lo que tú no lograste.

Cuando tu hijo se enoja mucho saca su ira al pegar, morder u ofender.

En la familia tienen tendencias narcisistas.

6 consejos para saber cómo reaccionar

  1. Ten paciencia.
  2. Dile frases como «cuando me dices eso o me pegas, me haces daño, me haces sentir triste y yo te quiero mucho, podemos resolver las cosas de una forma diferente…».
  3. Piensa que tu hijo no sabe reprimir sus frustraciones y no sabe comunicar qué siente de una forma efectiva.
  4. Debes dejarle claro que la violencia no es lo correcto, calma, tu respuesta es clave: con ella desactivarás la conducta violenta como forma de canalizar su enojo.
  5. Pregúntale por qué te lo dijo, qué siente, si algo le afecta.
  6. Pregúntale en dónde escuchó la palabra (si en casa no es algo común)

¿Tu hijo te ha dicho «mamá tonta»?

Mira cómo evitar los golpes y gritos en casa

Categorías
Así Crece

¿Cómo curo los moretones a mi hijo?

¿Cómo curo los moretones a mi hijo? Si a tu hijo le salen moretones con frecuencia, mira estos consejos.

Es común que tu hijo presente moretones en el cuerpo debido a las actividades físicas que hace todos los días, suelen rasparse o caer con frecuencia, pero puedes aliviar su color púrpura y la sensación de dolor.

¿Qué son los moretones?

Aparecen debido a un golpe que dañó algunos vasos sanguíneos pequeños, cuando se rompen, la sangre se filtra hacia los tejidos creando marcas de color púrpura oscuro.

Las niñas son más propensas que los niños, ya que tienen la epidermis más delgada con menos colágeno protector.

¿Por qué salen?

Es posible que tu hijo presente más moretones por falta de hierro, proteínas o está muy expuesto al sol sin protector solar, recuerda que tu hijo debe tener una alimentación rica en nutrientes y balanceada. El uso de protector solar es muy importante para cuidar su delicada piel.

¿Cómo aliviar los moretones?

Aplica compresas frías en la zona afectada. Después de dos días, ponle toallas tibias para ayudar a  aumentar el lujo sanguíneo y que la sangre se reabsorba más rápido.

Si tu hijo presenta algún malestar en el cuerpo, llévalo al doctor para descartar alguna enfermedad grave.

¿A tu hijo le salen muchos moretones?

Haz esto si tu hijo se golpea la cabeza

Categorías
Salud

Esto es lo que debes hacer si tu hijo se golpea la cabeza

Los niños pequeños son muy propensos a caerse y pegarse en la cabeza. Cualquier golpe de este tipo necesita vigilancia de 2 a 4 horas. El trauma de cráneo origina las consultas más comunes en pediatría y se encuentran entre las cinco causas de evaluación en el área de urgencias.

A continuación te decimos a lo que debes prestar mucha atención si tu pequeño se golpea la cabeza:

Vómito: Estos golpes provocan mucho dolor, por lo que tu pequeño llorará y en consecuencia generará muchas secreciones. Si vomita una vez no hay por qué alarmarse, pero si lo hace varias veces entonces hay que llevarlo al médico.

PEXELS

Cambios en su conducta: Si observas que tu hijo o hija se comporta de forma rara es muy importante que se lo comentes al doctor. Presta mucha atención si camina chueco, habla con dificultad, etcétera.

Que no pare de llorar. Si después de 15 a 20 minutos el pequeñín sigue con llanto intenso, entonces debes apurarte para llevarlo con el médico.

Recuerda que los hematomas (chipotes) son muy aparatosos, pero eso no quiere decir que exista daño dentro de la cabeza. Por le contrario, si el ‘chichón’ es muy grande, es muy probable que su cráneo lo haya protegido de una lesión mayor.