Categorías
Belleza

8 hábitos que hacen un cambio radical en tu cutis

La piel está expuesta a diferentes factores que la deterioran, como los rayos ultravioleta (UV), las toxinas del ambiente o una mala alimentación. Ante ello, especialistas de la Fundación Mexicana para la Dermatología (FMD) recomiendan adoptar estos hábitos que te ayudarán en la salud y apariencia de tu cutis, sobre todo. 

Un cambio radical en tu cutis

La doctora Rossana Janina Llergo Valdez, Vicepresidenta de la FMD, refiere que los excesos de ciertas épocas del año, propician la formación de radicales libres, que afectan la salud de la piel.

“Modificamos nuestra alimentación y consumimos porciones grandes de platillos altos en calorías y olvidamos la ingesta de antioxidantes (frutas, verduras y granos, entre otros)”.

Estos factores propician la formación de radicales libres: “estos son moléculas que producen daño celular (oxidativo) al interactuar con las principales biomoléculas del organismo”.

Los radicales libres dañan paulatinamente el DNA a nivel celular, lo que genera mutaciones y favorece el desarrollo de cáncer a largo plazo. También ocasionan envejecimiento celular prematuro, por lo que la piel de personas jóvenes comienza a lucir opaca y arrugada.

“Afortunadamente existen medidas para contrarrestar estos efectos negativos. En primer lugar, debemos integrar sencillas acciones a nuestra rutina diaria de cuidado de la piel, que ayudarán a desintoxicarla y a mantenerla hidratada y saludable”, recomienda la doctora Llergo, especialista en cirugía dermatológica y dermato-oncología.

Para contrarrestar el efecto de los radicales libres en tu cutis, la Fundación Mexicana para la Dermatología hace las siguientes recomendaciones:

  1. Limpia diariamente la piel con un dermolimpiador que mantenga el pH ácido y favorezca a la humectación.
  2. Usa todos los días una crema humectante después del baño.
  3. Aplica cosméticos que ayuden a mantener la piel hidratada, y que disminuyan las líneas de expresión, mejoren la textura de la piel y disminuyan las manchas.
  4. Aplica un fotoprotector todos los días y reaplícalo cada 3 o 4 horas.
  5. Practica ejercicio de manera regular.
  6. Evita el cigarro.
  7. En la medida de lo posible, no consumas alimentos altos en proteínas y calorías.
  8. Aumenta el consumo de vegetales frescos.

Para mantener una piel sana es importante evitar remedios caseros y la automedicación. De acuerdo con la doctora Janina Llergo “se deben evitar procedimientos cosméticos, con la finalidad de lucir una piel radiante, en establecimientos no certificados”.

La FMD recomienda acudir con el dermatólogo, al menos, dos veces al año. Un especialista, además de atender las enfermedades de la piel, también nos asesorará para tener una rutina personalizada de cuidado diario.

Por Josselin Melara

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también: 

Síntomas de que el estrés está dañando tu piel

 

 

 

Categorías
Salud

Sarampión, conoce a fondo esta enfermedad

El sarampión es una enfermedad grave y tan contagiosa que suele producir epidemias (como la que recientemente se está viviendo en Estados Unidos); aunque, gracias a la vacuna, es prevenible.

Te invitamos a conocer en qué consiste esta enfermedad, sus modos de contagio, el tratamiento y síntomas. Si notas alguno en tu hijo, no dudes en acudir a su pediatra.

Lo que necesitas saber del sarampión

¿Causa?

Virus del sarampión.

¿Cómo son las lesiones?

Manchitas rojas al principio, después se descaman.

¿Dónde están? 

Salen en el tronco y, poco a poco, se van extendiendo a la cara (que tiene el aspecto de estar hinchada) y a las extremidades. En la cara las manchas se acumulan en los mofletes, alrededor de los ojos y detrás de las orejas. En el interior de la boca, en la cara interna de los labios y las mejillas pueden aparecer unos puntitos blancos, del tamaño de la cabeza de un alfiler, que se conocen como manchas de Koplik.

¿Cuánto duran?

Las lesiones se mantienen entre tres y cinco días. Después desaparecen en orden inverso al de su aparición. La recuperación completa se produce entre siete y diez días después del inicio del exantema.

Otros síntomas

Tres o cuatro días antes de la aparición del salpullido, el niño suele tener malestar general, fiebre, tos y dolor de garganta. Otros síntomas típicos del sarampión son molestias en los ojos, hinchazón en los párpados, fotofobia (le molesta mucho la luz) y enrojecimiento de la mucosa de la boca.

Periodo de incubación

El tiempo que transcurre desde que el virus entra en el cuerpo y el niño desarrolla la enfermedad es de entre una y dos semanas.

Periodo de contagio

Comienza unos días antes de aflorar las manchitas y se extiende hasta tres o cuatro días después de su aparición. La fase más contagiosa es antes del salpullido.

Modo de contagio

El sarampión es muy contagioso, se trasmite por vía aérea, a través de los estornudos, las toses y al hablar. Aunque afecta principalmente a niños, también pueden contraerlo adultos que no han sido vacunados ni se han enfermado anteriormente.

Tratamiento

No existe, hay que tratar los síntomas: la fiebre con antipiréticos y compresas frías (el paciente debe tomar muchos líquidos); el picor con crema hidratante; la fotofobia reduciendo la luz ambiental; la tos con antitusígenos.

Complicaciones

Puede llegar a producir conjuntivitis, otitis media (infección de oídos), neumonía y, en raros casos, encefalitis. Estas complicaciones son raras hoy en día. En los adultos el sarampión puede ser muy grave.

Vacuna

Es la llamada SRP o triple viral previene sarampión, rubéola y parotiditis. Es inyectable y se aplican dos dosis, una a los doce meses y la otra a los seis años de edad.

Por Felipe Salinas