Categorías
Nutrición Salud

Alimentos que incrementan su energía

Alimentos que incrementan su energía

Lo que comen en casa puede influir en el estado de ánimo de toda la familia. Conoce qué alimentos les pueden ayudar a sentirse mejor.

Alimentos que incrementan su energía

La alimentación juega un papel muy importante en nuestra salud. De acuerdo con investigaciones médicas se ha descubierto que a través de una buena nutrición se pueden:

  • Prevenir numerosos padecimientos crónico-degenerativos
  • Evitar la diabetes, hipertensión y obesidad
  • Mejorar el estado de ánimo y da más energía

Come más aguacate, mira por qué…

10 beneficios de comer aguacate

La realidad

Omitir ciertos alimentos en nuestra dieta pueden hacernos sentir cansancio, fatiga y depresión. Lo ideal sería que en la dieta de toda la familia incluyéramos una amplia y suficiente variedad de alimentos, ya que la cantidad y el tipo de nutrimentos que contienen como vitaminas, minerales, hidratos de carbono, grasas y proteínas, pueden influir en nuestro estado de ánimo y energía.

La mejor combinación

Para mejorar nuestro estado de ánimo, debemos incluir:

Carbohidratos

Alimentos ricos en carbohidratos ya que son necesarios para incrementar los niveles de serotonina en nuestro cerebro, un neurotransmisor asociado al buen humor. Los puedes encontrar en los cereales integrales (trigo, arroz, avena…), papa; y productos como pasta, galletas y panes hechos de harina integral.

Proteína

Proteína como pollo, pescado y pavo, que contienen triptófano,  considerado un relajante natural y es precursor de la serotonina. También  triptófano los frijoles, los higos, las castañas, la avena, la calabaza, el ajo, la cebolla y los cítricos tienen triptófano.

Juntos, la proteína y los carbohidratos incrementan el buen humor. Como un buen ejemplo consumir leche, que es una buena fuente tanto de proteína como de carbohidratos; o bien, combinar queso con fruta o frijoles con arroz.

Mira cómo incluir proteína en la dieta de tu hijo…

3 buenas razones para incluir carnes frías en la alimentación de tu familia

Evita

Comer alimentos  ricos en  grasa y/o azúcar.

Ingerir demasiada comida, es preferible consumir porciones más pequeñas de alimentos y con más frecuencia, así ayudamos a acelerar nuestro metabolismo.

Consumir comida procesada, ya que esta puede hacernos sentir mal y cansados; además favorecen el incremento de peso y el desarrollo de enfermedades crónicas.

Tomar bebidas con cafeína después por la tarde, y si tomas alcohol, no bebas más de una copa al día.

Con estos alimentos cuida a tu piel…

Alimentos para una piel joven

Para un mejor efecto

  1. Siéntate a comer con calma y sin prisas.
  2. Mastica la comida despacio, para ayudar a tu estómago e intestinos a tener una mejor digestión, además el cerebro tarda 20 minutos en registrar que el estómago está lleno.
  3. Disfruta lo que comes, percibe el aroma y sabor de los platillos.
  4. Ten conversaciones alegres y agradables, eviten los temas serios o de trabajo mientras comes.

¿Qué alimentos le gustan a tu hijo?

Foto: Getty Images

Incluye más fibra en su alimentación…

Fibra, cómo incluirla en la dieta de tu familia

Categorías
Ser Mamá

Recupera tu figura después del embarazo

Recupera tu figura después del embarazo

Por Miguel Soria y Mayra Martínez

Aquí te decimos como recuperar tu figura después del embarazo.

¿Te sientes triste?

6 cosas que puede hacer papá para ayudar contra la depresión posparto

Recupera tu figura después del embarazo

Los tres primeros meses después de dar a luz son el momento ideal para establecer rutinas de alimentación y actividad física, y perder el sobrepeso ganado durante el embarazo, siempre bajo la supervisión y aprobación de tu médico.

Sí a la lactancia materna
Según la Asociación Americana de Pediatría, cuanto más tiempo se amamante, más peso se pierde.

Buena alimentación
Elige alimentos saludables de todos los grupos, para que tengas todos los nutrientes necesarios.

Evita las grasas
Procura no comer alimentos ricos en grasas y sal.

Haz actividad física
Si tu médico lo indica, empieza con una rutina de ejercicio.

Cuida tu salud para poder darle lo mejor de ti a tu bebé.

¿Cuánto subiste en el embarazo?

Foto: Getty Images

¿Te has sentido así?

12 consejos para evitar la ansiedad

 

Categorías
Salud

6 tips para prevenir la obesidad en tu hijo

6 tips para prevenir la obesidad en tu hijo

Por Berenice Villatoro y Mayra Martínez

Alimentación balanceada y ejercicio son la fórmula ideal para evitar este padecimiento.

México ocupa el primer lugar en obesidad infantil, seguido de Estados Unidos. La razón es que 1 de cada 5 menores de 2 a 5 años padecen sobrepeso u obesidad, reveló el Primer informe de Políticas de prevención de la obesidad para niños menores de 5 años, publicado por el Instituto de Medicina Estadounidense.

6 tips para prevenir la obesidad en tu hijo

Por ello, te damos algunas recomendaciones para prevenir que tu hijo padezca de sobrepeso:

1. Ingerir sólidos antes de tiempo. Los estudios demuestran que los bebés alimentados con leche de fórmula y a los que se les da alimentos sólidos antes de los 4 meses de edad tienen mayor riesgo de padecer obesidad.

2. Dar leche materna por más tiempo. De acuerdo con el consejo de la Academia Americana de Pediatría, la lactancia debe prolongarse hasta el año de edad y no sólo administrarse durante los primeros 6 meses, ya que los bebés aún no adquieren los nutrientes necesarios para desarrollarse adecuadamente.

3. Reduce los alimentos ricos en grasas y azúcar. Si desde tu casa procuras que en la alacena y despensa haya productos saludables, tu hijo comerá eso que encuentre. Procura que sean cereales integrales y alimentos ricos en fibra.

Mira cómo hacerle un postre saludable a tu hijo

Cómo hacer paletas de hielo de sandía

4. Muévete. Es necesario que los adultos alienten a los menores a realizar algún deporte. Como padres de familia programen tiempos para jugar al aire libre, correr y/o crear un hábito de actividad física.

5. Eres lo que comes. Otra recomendación es que como adulto, des un ejemplo de una nutrición saludable, por lo que debes alentar a los niños a consumir frutas, verduras, proteínas magras, granos integrales y lácteos bajos en grasa o sin grasa.

6. 8 horas de sueño. Cuando los niños duermen entre 8 y 10 horas al día, tienen menos probabilidades de subir de peso; al tener un descanso pleno se hace mejor elección de los alimentos y no se come de más.

De acuerdo con el Instituto de medicina estadounidense, los niños con obesidad tienen,  alteraciones metabólicas en la insulina, enzimas del hígado y colesterol; problemas usualmente detectados en adultos mayores. Además, su autoestima y rendimiento escolar disminuyen. Por ello, es importante prevenir el sobrepeso y obesidad infantil. 

¿Tu hijo es propenso a padecer sobrepeso?

Foto: Getty Images

Incluye estos jugos en el desayuno de tu hijo

Tips para hacer jugos saludables y aprovechar su valor nutricional

 

Categorías
Salud

Tips para reducir el riesgo de preeclampsia

Para mantener tu salud, así como la del bebé que esperas, es importante cuidar lo que comes. Sólo así disminuirás el riesgo de padecer enfermedades, las cuales aparecen con frecuencia durante la gestación, como la preeclampsia.

¿Qué es?

Es una condición que va más allá de padecer una presión arterial alta o hipertensión; también se produce una pérdida de proteínas en la orina. De hecho, si solo hay hipertensión no suele hablarse de preeclampsia.

Por lo general sucede después de la semana 20 de gestación, es decir, a finales del segundo o tercer trimestre.

Hay una mayor predisposición de padecerla en las mujeres que tienen más de 35 o menos de 18 años o quienes han generado embarazos múltiples (gemelos o más). O si tienen obesidad al momento de quedar embarazadas, antecedentes de diabetes, hipertensión arterial o enfermedad renal.

Prevención

Una de las mejores formas de prevenir la preeclampsia es mediante una dieta equilibrada y saludable que incluya alimentos naturales (frutas y verduras frescas, cortes magros de preferencia de pollo, pescado o pavo, productos lácteos descremados) y con alto contenido de fibra (cereales como la avena, trigo, cebada, centeno, semillas oleaginosas y leguminosas.

Evita los alimentos con elevadas cantidades de sal o que contengan conservadores hechos con sodio (comida enlatada o con aditivos como glutamato monosódico), en sí, trata de evitar el consumo de comida chatarra e industrializada, embutidos, quesos añejos y grasosos, azúcares y harinas refinadas.

Tips para reducir tu consumo de sal

Consumir sal en exceso contribuye a que el organismo retenga más líquidos, lo cual produce una mayor compresión en las arterias y provoca el aumento de la presión arterial.

  1. A la hora de cocinar utiliza hierbas o especias, para sazonar tus alimentos, como: hojas de romero, albahaca, salvia, laurel, pimienta, ajo, cebolla.
  2. Evita consumir carnes ahumadas o embutidos como jamón, tocino, salchichas y pescados en conservas como atún o sardinas. Así como carnes secas como la machaca.
  3. Prefiere los quesos frescos como panela, requesón o cottage; evita los duros, grasosos y añejos, tales como manchego, parmesano y Chihuahua.
  4. No abuses de productos salados, entre ellos, aceitunas, frutos secos y preparaciones que vengan en conservas o encurtidos.
  5. No coloques el salero en la mesa para evitar la tentación de añadir sal a tus platillos.
  6. Restringe el consumo de enlatados o industrializados porque los conservadores que contienen estos productos están hechos a base de sodio y, además, poseen una gran cantidad de grasas saturadas, lo cual puede elevar los niveles de presión arterial. Se recomienda ingerirlos sólo una vez a la semana, pero si tienes sobrepeso u obesidad evítalos por completo.
  7. Elimina el líquido de los vegetales enlatados y enjuágalos con bastante agua antes de consumirlos.
  8. Recuerda que la cátsup, la mostaza y otras salsas comerciales que compras en el súper ya contienen sal en su composición.
  9. Lee las etiquetas de los productos que adquieras, rechaza aquellos que no muestren con claridad las cantidades de ingredientes ni nutrimentos que contienen.
  10. Evita preparaciones como empanizados, capeados o fritos en grasa.
  11. Prefiere consumir alimentos naturales libres de conservadores o aditivos.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

Cómo evitar un parto prematuro

Categorías
Nutrición

¿Decidida a bajar de peso? Libérate de las tentaciones «engordadoras»

Tal objetivo amerita que hagas una depuración en tu alacena y en toda tu cocina para eliminar lo que ya no va con el nuevo estilo de alimentación que necesitas para bajar de peso. Te decimos lo que ya no necesitarás. 

  1. Todas las fuentes gluten, incluyendo granos enteros y el pan de cualquier tipo de grano entero, junto con fideos, pastas, pastelitos, productos de panadería y cereales.
  2. Todo lo que contenga carbohidratos procesados, azúcar y almidón: maíz, camotes, papas, pasteles, donas, bocadillos azucarados, dulces, barras energéticas, helados, yogur congelado, sorbetes, mermeladas, gelatinas, alimentos en conserva, cátsup, quesos para untar procesados, jugos, frutas secas, bebidas energéticas, refrescos, alimentos fritos, miel agave, azúcar blanca y morena, jarabe de maíz y jarabe de maple.
  3. Alimentos empacados y etiquetados como «sin grasa» o «bajos en grasa» (salvo que sean auténticos y entren en el protocolo, como el agua, la mostaza y el vinagre balsámico).
  4. Margarina, grasas vegetales y cualquier marca comercial de aceite de cocina (sea de soya, de maíz, de canola, de cacahuate, de cártamo, de semilla de uva, de girasol, de arroz o de germen de trigo), incluso si son orgánicos.
  5. Soya sin fermentar (tofu o leche de soya) y alimentos procesados con soya; busca «proteína aislada de soya» en las listas de ingredientes y evita los quesos, las hamburguesas, los hot-dogs, el yogur y los helados fabricados con soya.
  6. Si tienes productos con la etiqueta «sin gluten», te cuidado. hay algunos que son seguros porque, para empezar, jamás contuvieron gluten. pero hay muchos otros que son etiquetados así porque fueron procesados: su gluten ha sido remplazado por algún otro ingrediente, como la maicena, la harina de maíz o el almidón de arroz, de papa o de tapioca, los cuales pueden ser igual de agresivos y elevan en exceso el nivel de azúcar en la sangre, además de que pueden tener residuos de gluten.

FOTO GETTY IMAGES

Categorías
Nutrición

Alimentos que previenen un derrame cerebral

Incluye estos alimentos en tu alimentación diaria y te ayudarán a evitar un derrame cerebral

La clave para evitar un derrame cerebral es mantener tus arterias sanas para disminuir el riesgo de sufrir un infarto o un derrame cerebral. Sigue estas recomendaciones de los expertos:

* Controla tu peso

* Practica ejercicio

* No fumes ni consumas alcohol

* Baja tu nivel de estrés

* Lleva una dieta balanceada e incluye en tu alimentación:

Pescado, aguacate, aceitunas, nueces y aceite de coco; contienen grasas saludables que lubrican las arterias.

Jugo de arándanos ya que previene la formación de coágulos, tomar  un vaso todos los días reduce las probabilidades de padecer de enfermedades cardíacas o un derrame cerebral.

Cúrcuma y jengibre porque disminuyen la acumulación de placa en las arterias y dilatan los vasos sanguíneos.

Alimentos ricos en potasio ya que aumentan tu pulso y frecuencia respiratoria, además de que este mineral dilata los vasos sanguíneos y reduce la presión arterial, come más plátanos, papas o espinacas cocidas y vegetales de hoja verde.

De tres a cinco porciones de frutas y verduras al día.

Pocas grasas de origen animal (queso, leche, mantequilla…).

Más grasas saludables (aceite de oliva, maíz y soya, aguacate, nueces, almendras, cacahuates…).

Más fibra (nopales, avena…).

Alimentos al vapor o asados no fritos.

Menos carne roja.

Una manzana al día te mantendrá sano.

Jitomate porque tiene licopeno, un antioxidante que ayuda a evitar la obstrucción arterial causada por el colesterol, comer uno al día ayuda a combatir derrames cerebrales y enfermedades del corazón.

Fresas, son buenas para tu corazón ya que médicos de la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard, comprobaron que la vitamina C de las fresas evita el padecer de enfermedades cardíacas y derrame cerebral.

Menos carbohidratos para reducir su presión arterial.

Cuatro porciones de productos lácteos bajos en grasa al día, para reducir las probabilidades de sufrir un derrame cerebral.