Categorías
Salud

Niños que duermen poco sufren mayor envejecimiento celular, estudios

Los malos hábitos de sueño no sólo repercuten en la energía de los niños, un estudio revela otros efectos sobre la salud de los niños que duermen poco.

Niños que duermen poco…

Los niños que han dormido poco no solo pueden resultar más quejumbrosos o distraídos, sino que sufrirían mayor envejecimiento celular, un proceso que podría tener efectos a largo plazo para la salud ya que sus telómeros son más cortos, según Sarah James y Daniel Notterman, de la Universidad de Princeton.

El equipo extrajo ADN de muestras de saliva de los niños y examinó la longitud de sus telómeros (los extremos de los cromosomas, cuya función principal es la estabilidad estructural de los cromosomas en las células eucariotas, la división celular y el tiempo de vida de las estirpes celulares) y se dieron cuenta que eran cortos.

Los telómeros cortos se relacionan con:

  • cáncer, enfermedades del corazón y deterioro cognitivo, y aunque estos niños no mostraron signos de estas enfermedades (probablemente debido a su corta edad),  pueden tener un mayor riesgo de desarrollar estos trastornos en la vida adulta.

Los investigadores no saben si el acortamiento de los telómeros puede revertirse con más sueño, pero señalan que el estudio reitera la importancia de dormir mucho y por ello recomendaron que los niños deben dormir entre 9 y 11 horas.

Te invitamos a leer acerca de este padecimiento:

10 síntomas de cáncer infantil que debes conocer

GATTY IMAGES

Categorías
Así Crece

Mi hijo tiene miedo de ir a dormir, ¿qué hago?

A los dos años de edad es normal que tu hijo tenga miedo de irse a dormir. ¡Tranquila! Aquí te decimos qué hacer.

¿Qué puedes hacer si tu hijo tiene miedo de ir a dormir?

De acuerdo con especialistas, a los dos años los niños pueden manifestar terrores nocturnos que les impidan dormir, incluso tener miedo de hacerlo. Aunque es una etapa normal y pasajera, es importante que tomes en cuenta lo siguiente para que tu hijo pueda dormir tranquilo:

1. Habla con tu hijo durante el día sobre lo que puede hacer cuando se presenta una pesadilla.

2. Regálale un objeto con el que se sienta seguro y cómodo, como un oso de peluche, una cobijita e incluso tu bufanda favorita.

Mira por qué un juguete puede consolar y dar seguridad a tu hijo

3. Antes de dormir, apaga las luces de su habitación y habla de las cosas que pueden parecer «terroríficas». Por ejemplo, si su abrigo parece un «fantasma», enséñale que no es así, incluso puedes cambiarlo de lugar para que se sienta más cómodo y seguro.

4. Evita las películas de terror, historias, o programas de televisión, especialmente antes de dormir.

5. Trata de usar una lámpara de noche,  así la habitación no quedará en completa oscuridad.

6. Si tu hijo despierta a mitad de la noche, trata de calmarlo, pero no lo lleves a tu habitación con la intención de calmarlo. Ya que esto dará lugar a la dependencia en lugar de desarrollar su habilidad de independencia.

7. Pregúntale a tu hijo sobre sus sueños y pesadillas, al hablar de ellos lo ayudará a conquistar sus miedos.

8. Felicita a tu hijo cuando se vaya a dormir por «ser valiente».

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

¿Qué son los terrores nocturnos?