Categorías
Así Crece

¿Qué tipos de hermanos son tus hijos?

Los hermanos representan las primeras interacciones sociales de los niños. ¿Sabes qué tipo de hermanos son tus hijos? ¡Identifícalos! Ayúdalos a llevarse mejor y a crecer el amor entre ellos. 

Todos los niños son diferentes, así como sus personalidades, por ello te describimos a continuación…

Los tipos de hermanos más representativos:
 

El amigo
Este tipo de hermano siempre está dispuesto a escuchar, cuidar a los hermanos menores y jugar con ellos. Nunca defraudará la confianza de alguien y siempre estará para cuando lo necesiten.

El Bully
Este tipo de hermano es el que golpea o simplemente molesta por juego.

El protegido
Suele ser el hermano más pequeño. Generalmente, es quien resulta más útil para convencer a los papás de algo. Es el más protegido de papá y mamá para que no se aprovechen de él.

El bribón
Es el típico hermano que siempre echa de cabeza y no desaprovecha oportunidad para poner a cualquiera de sus hermanos en evidencia con sus padres.

El cómplice  
Ambos pueden cubrirse el uno al otro, puede ayudar a inventar pretextos y no delega a sus demás hermanos o amigos.

La fashionista
Es la  hermana que siempre está al último grito de la moda, leyendo revistas juveniles y revisando lo ‘trendy’ de la semana.

La popular
Es la típica hermana que siempre está lista para salir con sus amigas y cuando un hermano le pide que le presente a unas de sus amigos, ella no lo permite y se molesta.

Te invitamos a leer también:

Amor de hermanos, ¡un mundo de emociones que los beneficia!

 

Categorías
Así Crece

¿Príncipe destronado? Ayuda a tu hijo mayor a adaptarse a la llegada de su hermano

La llegada de su hermano es un cambio muy fuerte para el primer hijo, pero tu amor y paciencia pueden facilitarle el proceso de convertirse en el hijo mayor.

Los niños mayores se adaptan mejor a la llegada del nuevo bebé cuando los papás compensan con atención y tiempo extra la dedicación de las mamás a los recién nacidos. Aquí algunos tips para que tu hijo no se sienta excluido con la llegada del nuevo integrante de la familia.

¿Cómo ayudar a tu hijo mayor a adaptarse a la llegada de su hermano?

1. Permítele tener contacto con el bebé, si es posible desde su nacimiento, explicándole que puede acariciarlo con cuidado para evitar que se lastime, y supervisa siempre que sea así.

2. En el primer encuentro, dirígete al bebé para presentarle a su hermano mayor, mencionando que este es un niño al que toda la familia quiere mucho y del que podrá aprender muchas cosas.

3. Nunca lo rechaces, reprendas bruscamente o corras de la habitación por motivos relacionados con el recién nacido. Si es tosco con el bebé, solo recuérdale que su hermanito es muy chico y necesita que él, como hermano mayor, lo quiera y cuide. Insiste en que por más grande, sabe muchas cosas que el bebé necesita aprender.

4. No lo compares con el bebé de modo que enfatices defectos o virtudes de cualquiera de los dos.

5. Pídele que cuide a su hermanito por periodos cortos, siempre y cuando estés segura de que no tendrá con él una conducta hostil, y muéstrate muy agradecida cada vez que lo haga, si es posible con un pequeño premio, como su postre favorito.

Te invitamos a leer también: 

Crea entre tus hijos una buena relación de hermanos

 

Categorías
Padres e Hijos

¿Por qué tu hijo mayor no debe estar el día del nacimiento de su hermano menor?

Si tu hijo mayor es menor de siete años, lo mejor es que no presencie el día en que su mamá entre en labor de parto ni que acuda al hospital cuando mamá ya esté en recuperación después del parto o cesárea. Te explicamos por qué no debe estar el día del nacimiento de su hermano menor. 

El día del nacimiento de su hermano menor

  1. Puede pensar que están lastimando a su mamá; lo cual lo haría querer consolarla, aferrarse a ella y hacer berrinche si lo apartan justo cuando mamá debe estar enfocada en su proceso de parto.
  2. Podría empezar a sentir celos de toda la atención y protagonismo que genera su futuro hermano menor; atención que un niño tan pequeño aún demanda de sus papás y que difícilmente entiende no obtener.
  3. A esta edad aún no es capaz de entender lo que está ocurriendo en realidad. Puede sentir miedo al ver a su mamá «sufriendo», quejarse, gritar o llorar por las contracciones y podría interpretar que ella está en peligro y que la puede perder; y el mayor miedo de un niño pequeño es que sus padres no estén, se vayan y no los vuelva a ver: ¿quién lo cuidará?

¿Tiene entre 8 y 14 años?

En caso de que tu hijo mayor esté en este rango de edad, si bien ya puede entender que este momento de dolor para mamá es natural y normal del proceso del nacimiento o labor de parto, conviene que te preguntes acerca de cómo reaccionará sobre todo si tienen que enfrentar un caso de emergencia. También, considera qué tan cómoda te sentirás al tener a tu hijo mayor observándote y si deseas que tenga este recuerdo de la llegada de su hermano menor.

Fuente: Voy a ser papá, de Armin A. Brott.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer estos consejos para ayudar a tu hijo mayor a entender este momento:

Cómo le digo a mi hijo mayor que tendrá un hermanito

 

Categorías
Embarazo

Cómo le digo a mi hijo mayor que tendrá un hermanito

Cómo le digo a mi hijo mayor que tendrá un hermanito

¿Vas a tener otro bebé? ¿Ronda por tu cabeza el saber cómo reaccionará tu hijo mayor? ¿Qué harás para ponerle atención a los dos? ¿Cómo se adaptará tu familia a este nuevo integrante?

Cómo le digo a mi hijo mayor que tendrá un hermanito

1) Platica con tu hijo sobre la llegada de su hermanito.

2) Con palabras sencillas que él pueda entender explícale cómo crece el bebé.

3) Entre todos, decoren la habitación del bebé o preparen sus cosas para recibirlo.

4) Enséñale fotos de cuando estuviste embarazada de él y de cuando él nació.

5) Si puedes, enséñale videos de bebés recién nacidos para que se familiarice con ellos. Dile que por el momento todos deben estar al pendiente del bebé porque es pequeñito, que sólo come, duerme y llora la mayor parte del tiempo.

6) Si tu bebé está por dejar el pañal, prefiere que lo deje antes de que nazca su hermanito o déjalo para unos meses después, no lo presiones.

7) Explícale a tu hijo que cuando nazca su hermanito no podrá estar con mamá o papá y que mientras lo cuidará su abuelita, tía…

8) Si en el hospital dan la oportunidad de que tu hijo mayor visite al bebé recién nacido, que lo haga. Muchas parejas optan por comprar un detalle para que el bebé “se lo dé” a su hermanito, puede ser algo lindo para tu hijo mayor.

9) Ya que conozca a su hermanito, tú y tu pareja deben abrazar mucho a su hijo mayor.

10) Los niños pequeños podrían sentir celos del hermanito, pero a partir de los 4 años, los niños desean tener un hermano. Aunque sea complicado por la rutina y cuidados del nuevo bebé, nunca apartes a tu hijo mayor, ni le des responsabilidades que no le corresponden, sí puede ayudarte a traer un pañal o crema, pero nunca cuidarlo o cargarlo, sólo por ser el hermano mayor.

11) Háblale de todas las cosas lindas que podrán hacer juntos cuando crezcan como jugar, ir al parque, viajar…

12) Dile a tu hermano mayor que platique mucho con el bebé, que le cuente historias o comparta anécdotas, eso irá reforzando los lazos como hermanos.

Según la edad de tu hijo…

Si tiene menos de 2 años 

Quizá no entienda de qué se trate, pero vean fotos y videos de bebés para que se dé una idea.

Tiene entre 2 y 4 años

Podría sentir celos por compartir la atención de sus papás. Busca algún libro sobre los hermanos mayores, o una película a la serie en donde se ilustre este especial cuidado. Puedes comprarle a tu hijo o hija un muñeco al que deba cuidar, jueguen a que es el bebé, denle el biberón, cambien su pañal…

De 4 a más años

Tu hijo puede sentir celos, habla con él sobre todo lo lindo que es ser el hermano mayor, explícale sobre tu relación con tus propios hermanos y dile que tú nunca lo vas a dejar de querer. Cuando nazca el hermanito, pregúntale seguido a tu hijo mayor cómo se siente, qué piensa del bebé, si le gusta o no…

Tu hijo querrá llamar tu atención

Es natural que tu hijo mayor quiera llamar tu atención de forma equivocada, es decir, no haciendo caso, portándose mal… Lo que puedes hacer es decirle claro que esa no es la forma de llamar tu atención, que tú lo amas, pero debe entender que él ya fue bebé y que ahora es turno de su hermanito. Felicita a tu hijo mayor cada vez que se porte bien.

Toma en cuenta que tu hijo puede tener alguna regresión, es decir, volver a hacerse del baño en el pantalón, querrá tomar leche en mamila, que lo arrulles para dormir… Habla con él sin gritos, golpes ni castigos, lo único que tu hijo quiere es estar seguro de tu amor, de que lo quieres y el bebé no es un intruso.

Ojo, nunca permitas que por celos tu hijo mayor le haga daño al bebé, para evitar esto, date tu espacio para disfrutar sólo con tu hijo mayor, sin el bebé. Deja encargado al bebé una hora y sal con tu hijo mayor al parque, vayan por un helado, jueguen, vayan al cine, no dejes de lado tu relación con tu hijo.

¿Qué piensa tu hijo de su hermanito?

¿Viste esta noticia?

Rapero le regala a hijo un reloj de 36 mil dólares

Categorías
Especiales

Crea entre tus hijos una buena relación de hermanos

La rivalidad entre los hermanos suele ser natural porque están compitiendo no solo por el amor de mamá, también por su fuente de supervivencia. Justo por ello, está en tus manos ayudarlos a tener una buena relación de hermanos.

Te damos algunos consejos para ayudarlos

Establece alianzas: si mamá tiene que atender al bebé, papá y el hermano mayor pueden hacer todos esos planes que tenían pendientes.

Evita las injusticias de terceros (familiares o amigos): al mayor más regalos porque, total, el pequeño no se entera. O viceversa.

Protégelos de las comparaciones que minan la autoestima y generan competitividad entre hermanos: «mira, el bebé está calladito, a ver si tú haces lo mismo».

Abre la comunicación: escúchalos al mostrar sus sentimientos respecto a sus hermanos. Enséñales a expresarse y a hacerse respetar sin violencia.

Hazlos sentir orgullosos del lugar que cada uno ocupa en la familia: adecua los derechos y obligaciones a la edad y el carácter de tus hijos.

Pasa tiempo en exclusiva con cada uno de ellos.