Categorías
Padres e Hijos

5 tips para tener paciencia, paciencia y más paciencia

Antes de que pierdas el control con tu hijo, cierra los ojos y respira. Te damos 5 tips para tener paciencia, paciencia y más paciencia.

Hay veces en que tu hijo saca las peores emociones que hay dentro de ti, calma, recita en tu cabeza una y otra vez: paciencia, paciencia y más paciencia.

Gritar o dejar que tu enojo se desborde en tu hijo sólo te traerá tres problemas más:

* Te sentirás agotada

* Tu mente estará aturdida

* Tendrás la culpa de tratar mal a tu hijo

¿Cómo no gritar?

Sobre todo, no pierdas la paciencia y no olvides que tu actitud y las relaciones familiares dentro de tu hogar son un ejemplo para tu hijo.

Si sientes que vas a perder la cordura cuando tu hijo hace alguna travesura…

Sigue estas recomendaciones

1) Actúa, sin gritar. Si tu hijo hace algo que te molesta mucho, detén la acción despacio y sin arrebatos.

2) Cálmate. Si estás muy alterada, lo mejor es que dejes a tu hijo en un lugar seguro hasta que te tranquilices.

3) Desahógate. Respira hondo y suelta el aire con suavidad (exhala e inhala tanto como lo necesites).

4) Toma el control. Una vez que tú estés tranquila, podrás arreglar la situación.

5) Habla con tu hijo. Está bien dejarle ver a tu hijo que su acción te molestó, te hizo enojar, te hizo sentir triste o incluso llorar, él aprenderá a que mamá puede enojarse, y mucho, pero no muestres  descontrol frente a él.

Ten en mente que por más mal que haya hecho tu hijo no puedes darte el lujo de estallar. Los arrebatos no educan, al contrario, te alejan de tu hijo. No es bueno que te dejes llevar por el enojo, pero sí debes mostrar tu desagrado y poner límites claros.

¿Tu hijo ha agotado tu paciencia? ¿Qué haces para calmarte? ¿Le has dado un golpe?

Categorías
Así Crece

¿Cómo hacer un frasco relajante?

¿Cómo hacer un frasco relajante?

Conoce paso a paso cómo hacer un frasco relajante para tu hijo.

La comunicación con tu hijo, ¡es básica!

5 consejos para tener una buena comunicación con tu hijo

¿Cómo hacer un frasco relajante?

Los frascos relajantes sirven para que tu hijo reduzca su nivel de estrés, ansiedad o nerviosismo. Estos son los materiales e instrucciones para elaborar uno.

Materiales

  • 1 frasco de vidrio o plástico transparente
  • 2 Pegamentos con diamantina, de preferencia tornasol (color a tu elección)
  • 2 sobres de diamantina fina, de preferencia tornasol (color a tu elección)
  • ¼ de jarabe de maíz
  • 1 vaso de agua tibia
  • 1 silicón

Ayuda a tu hijo…

Potencia su autoestima desde pequeño

Instrucciones

  1. Vierte los ingredientes en el frasco en el siguiente orden: primero el jarabe de maíz (llenar 1/2 del frasco); posteriormente el agua (½ frasco) y el pegamento con diamantina.
  2. Mezcla con un batidor todos los ingredientes (de preferencia que sea de madera) hasta que todo quede completamente disuelto.
  3. Agrega poco a poco la diamantina y vuelve a batir. Ya que esté perfectamente revuelto, sella el tapón del frasco con silicón.

¡Listo! Ya tienes tu frasco relajante. Recuerda que tu hijo debe usarlo bajo tu supervisión.

¿Ti hijo tiene ansiedad?

Foto: Getty Images

Esto podría ayudarte…

5 acciones de los papás que generan ansiedad en sus hijos

 

 

 

 

 

Categorías
Así Crece

¿Qué hago con mi adolescente rebelde?

¿Qué hago con mi adolescente rebelde? Seguro es una pregunta que te has hecho una y mil veces…

¿Cuántos años de diferencia le llevas a tu hijo? Toma en cuenta que la diferencia generacional es importante y una de las causas que genera más conflictos entre adolescentes y papás.

¿Por qué se ha vuelto tan rebelde?

Hace apenas un par de años podías platicar con tu hijo con total libertad, veían películas juntos, te acompañaba al súper, te ayudaba a hacer labores del hogar sin rezongar, era dulce y amoroso contigo, pero, ¿qué pasó? La respuesta es muy simple: ahora necesita autoafirmarse. Tu hijo quiere demostrar que puede elegir qué hacer y qué no, que se respete su opinión.

La rebeldía de tu hijo es señal de que ha empezado a ser independiente.

Cuando tu hijo te reta, crea una especie de juego en el cual lo único que quiere es medir hasta dónde puede llegar. Ojo, por más que te rete, en el fondo, necesita tu ayuda y que lo orientes a tomar la mejor decisión.

La adolescencia es una etapa en la que papás e hijos pelean mucho, ¿te pasa?

¿Qué piensa un adolescente?

  • Que ya no es un niño 
  • Cree que ya es grande
  • Piensa que puede mandarse solo
  • Que no necesita el consejo de nadie

¿Qué hago con mi adolescente rebelde? ¿Qué necesita mi adolescente de mí?

En la adolescencia, la comunicación entre papás e hijos es limitada, ¿la razón? Nadie quiere ceder. Entonces, ¿qué hago con mi adolescente rebelde?

Primero, debes entender que si tu hijo se comporta como un rebelde insoportable es porque está atravesando por un mar de emociones y NO sabe qué hacer con ellas ni cómo comunicarlas.

Segundo, tu hijo lo que desea es ser independiente, ¿recuerdas como te sentías tú? ¿Por todo lo que pasaste en la adolescencia? Los jóvenes se vuelven “rebeldes” porque quieren ir en contra de las personas que son la autoridad. Tu adolescente necesita de ti…

Comprensión

Validación de sus sentimientos

NO quiere sermones, ni consejos, necesita que lo escuches

Se empático para que te permita entrar a su vida

Comunicarte con tu hijo, va más allá de las palabras, abrázalo, sonríe, hazle su platillo favorito, dile una palabra cálida, un te amo le hará sentir tu apoyo y amor

Busca formas creativas de comunicarte con tu hijo, quizá por medio de frases de su película favorita, juega videojuegos con él, haz algo que a él le guste

No insistas en que tienes la razón o la última palabra

No generes más frustración en tu hijo

Por más que te enfurezca, no le digas groserías y mucho menos, lo golpees

Evita ponerte al tú por tú, lo único que ganarás es que tu hijo siga haciendo o haga más actividades que a ti no te gustan

No llegues a la confrontación, ambos saldrán lastimados

Ármate de paciencia

Antes de gritarle a tu hijo, cierra los ojos y cuenta hasta 10, 15, la cantidad que sea necesaria

Tu hijo debe entender que necesita de una negociación en donde podrá exponer sus opiniones y deseos

No impongas actividades con autoritarismo, explícale el por qué de las cosas

Tu hijo no debe tenerte miedo, debe sentir por ti respeto y amor

Debes entender que tu hijo necesita espacio

Pon límites sin ser asfixiante

No le castigues las cosas que más «le duelen» como su celular, mejor haz que realice otras actividades como ayudar a lavar los platos o hacerse cargo de la mascota, una vez que acabe esas actividades, podrá usar el celular

Nunca permitas que te falte al respeto, dile que te lastima cada vez que hace esa acción y que entre la familia siempre debe haber respeto

No dejes que caiga en adicciones. Debes estar muy pendiente de las actividades que hace tu hijo, si percibes algo sospechoso, que cambia de actitud, que no come, que siempre trae ropa de manga larga o cuello alto, siempre viste de cierta forma o empieza a ocultarte cosas, ¡pon atención es un foco rojo!

Realiza actividades en familia tomando en cuenta lo que más le gusta a tu hijo

Propónle a tu hijo que sugiera las actividades del fin de semana

Conoce a sus amigos, debes estar muy pendiente de las personas más cercanas de tu hijo, de ser posible, conoce a los papás, hermanos de estos chicos…

Deja que tu hijo invite a sus amigos a tu casa y convive con ellos, te darás una idea de cómo son y en qué pasos puede andar metido tu hijo

No seas un papá o mamá posesivo, debes tener en mente que tu hijo no te pertenece

¿Qué hago si mi hijo todo el tiempo está pegado al celular o a la computadora?

Cada día te preguntas, ¿ahora qué hago con mi adolescente rebelde? Quizá recuerdes con nostalgia que “antes” jugabas más, hacías actividades al aire libre, tenías  horarios específicos para ver la televisión, te ponías a leer, a colorear, a armar un rompecabezas… Sí, eso fue “antes”, lo primero que debes hacer para vivir la adolescencia de tu hijo más feliz, es aceptar que el tiempo ha cambiado, que tu hijo hace cosas propias de su generación y del tiempo en el que le tocó vivir. Piensa que tú pusiste en sus manos ese dispositivo electrónico, y también debes ponerle ciertos límites, quizá de horarios, que para dormir debe dejar el celular en tu cuarto, que de vez en cuando revisarás sus conversaciones para ver que todo esté en orden, no es que no confíes en él, pero debe entender que hasta que sea mayor de edad, tú estás a cargo de su seguridad.

No sufras la adolescencia de tu hijo, es una etapa en donde necesita mucho de tu amor y comprensión.

¿Cuántos años tiene tu hijo?

Échale un ojo…

Ayuda a tu hijo adolescente con las redes sociales

 

Categorías
Así Crece

5 consejos para tener una buena comunicación con tu hijo

Sigue estos 5 consejos para tener una buena comunicación con tu hijo, si sientes que ya no te pone atención o no te cuenta sus problemas, aquí cómo reparar la situación. 

No permitas que sea víctima de tu estrés

Tu hijo no entiende por qué estás estresada, agobiada o nerviosa, aunque sea difícil, evita gritarle,  él no tiene la culpa. O, aunque haya hecho algo que no te encantó, no descargues tu frustración en él con gritos o amenazas.

Escúchalo con paciencia y amor

Si tu hijo comparte contigo sus creencias, historias, sueños o fantasías, escúchalo con atención, Por más “importante” que sea la actividad que estés haciendo, déjala y voltéalo a ver. Ponte a su nivel y escúchalo con atención, esto creará un vínculo fuerte de confianza, cariño y comprensión.

Lean antes de dormir

Este momento es muy preciado por tu hijo porque te tiene cerca y tiene toda tu atención. Además, le creas el hábito de leer y así ayudarás a que tenga un mejor descanso.

Pon un buen ejemplo

Lo que haces es más poderoso que tus palabras. Tu hijo te imita gracias a lo que observa de ti, él piensa que eres un ejemplo digno de seguir, así que ponlo en tu mente y sé la mejor versión de ti.¶

Respeta sus puntos de vista

Es muy importante que guíes a tu hijo sin que trates de imponerle tu forma de pensar. No le digas que lo que piensa es malo, juntos busquen una mejor forma de resolver algo.

Recuerda que tu mala actitud genera inseguridad en tu hijo, si le gritas o pegas, él dejará de sentir respeto por ti.

¿Tu hijo te cuenta todos sus «secretos»?

Mira estos nombres de cuentos de hada para tu hija

Categorías
Salud

Reduce el estrés con manzanilla

¿Te preocupa el trabajo? ¿Te abruma tu situación financiera? ¿Tu hijo te desespera a veces? ¿El quehacer de la casa nunca se acaba? Calma, tómate un respiro y reduce el estrés con manzanilla.

¿Qué es la manzanilla?

La manzanilla es una hierba medicinal conocida también como camomila, es originaria de Europa y es una flor que posee propiedades medicinales increíbles.

¿Cómo hacer un té de manzanilla?

Pon agua en una tetera y deja que hierva. Agrega dos cucharadas de flores enteras o finamente molidas al agua hirviendo. Deja que la manzanilla se infusione por 15 minutos, al final, cuélala y bebe en sorbitos lo más caliente que puedas.

La manzanilla puede ayudarte a aliviar 8 malestares

Adiós estrés

Si tú, tu hijo o algún miembro de tu familia es muy nervioso, dale una tacita de té por la mañana, ayudará a relajarse y a reducir los niveles de ansiedad. Tomen otra taza de té antes de acostarse.

Dolor de estómago

Sirve para calmar los dolores estomacales ya que relaja el músculo intestinal y desinflama.

Reduce el colesterol

Tomar una taza de té de manzanilla al día ayuda a reducir los niveles de colesterol en la sangre.

Duerme mejor

Cuando des vueltas y vueltas en la cama y te ataque el insomnio, prepárate una taza de té de manzanilla, te ayudará a conciliar el sueño.

Cólicos

Si cada mes te sientes mal por los cólicos menstruales, la manzanilla te ayudará a desinflamar ya que también tiene propiedades analgésicas.

Cura la infección de ojos

Si tu hijo tiene los ojos rojos, irritados o con conjuntivitis, usa un paño remojado con té de manzanilla tibio y pónselo un rato sobre los ojos cerrados, le limpiará y ayudará a reducir el malestar y refrescará los ojos.

Alivia el ardor de garganta

También sirve para calmar el ardor de garganta irritada ya que tiene propiedades antiinflamatorias. Con el té frío, se pueden hacer gárgaras que ayudan a aliviar el dolor.

Ayuda contra la gripa

Una taza de té de manzanilla caliente alivia los síntomas de la gripa y ayuda a reducir la inflamación de la nariz.

OJO EVÍTALA EN EL EMBARAZO

No se recomienda tomar manzanilla durante el embarazo ya que podría ocasionar contracciones o hasta un parto prematuro, mejor prefiere tés hechos de frutas.

Este té es útil si usas las flores secas de la planta o también funciona si preparas
el té con los sobres de la marca de tu preferencia.

¿Qué otros remedios naturales conoces para aliviar el estrés?

Te interesa: Todo sobre hierbas y especias antiestrés

Categorías
Especiales Salud

7 emociones que dañan a los niños

7 emociones que dañan a los niños

Especialistas te dicen por qué estas emociones dañan a los niños y su desarrollo.

7 emociones que dañan a los niños

No todas las emociones son positivas para el buen desarrollo de tu hijo, pero debes ayudarlo a reconocerlas para que pueda manejarlas y encontrar un equilibrio.

Miedo extremo
Ira
Tristeza
Ansiedad
Culpa
Berrinches
EstrésConoce esta enfermedad y sus síntomas…

¿Qué es el lupus?

Lo más importante es que al hablar de sus emociones le ayudes a manejarlas, lo cual se traducirá en una larga lista de beneficios:

  • Evitar que las reprima o las niegue
  • Prevenir que las somatice
  • Ayudarle en el aprendizaje (pues todo lo que se interioriza con emoción perdura para siempre)
  • Enseñarle a tomar decisiones

¿Cómo manejar las emociones?

Enojo

Todas las emociones son necesarias porque tienen una utilidad. Por eso no hay que negarlas. Ni siquiera las que, a primera vista, tienen connotaciones negativas, como el enojo, que en realidad es una reacción a la frustración, a sentirse atacado o no respetado, pero si se aprende a manejarlo bien no tiene por qué ser algo que lleve a la violencia.

Esto puede ayudarte…

5 tips para tener paciencia, paciencia y más paciencia

Miedo

Normalmente se expresa alejándonos de lo que produce temor. Pero también se puede sentir ante cualquier novedad, como cambiar de ciudad. ¿Cuál es la parte positiva de esta emoción? Que avisa de un potencial peligro. Sin embargo, si no se gestiona puede acabar perjudicando al niño. Por eso es buena idea que te diga lo que le da miedo, explicarle que también lo sientes a veces y que vas a estar ahí para que pueda tomarte de la mano y se sienta mejor.

Tristeza

Aparece como respuesta a una pérdida, ya sea de una persona (aunque sea una pérdida momentánea, como cuando mamá se va a trabajar) o de una expectativa, por ejemplo, cuando la tarde en el parque se cancela por la lluvia. Asimismo, hay niños que se niegan a sentirla, y lo que generan es tensión. Juan se ha quedado a dormir en casa de los abuelos y por la noche está triste porque extraña a su mami. A la abuela le da pena e intenta entretenerlo: le pone la tele, le cuenta un cuento…

Reconocer las emociones ayudará al buen desarrollo de tu hijo…

¿Tu hijo es muy enojón?

Foto: Getty Images

Esto podría ayudar a tu hijo…

Siestas, ¿qué hacer cuando tu hijo no quiere dormirlas?

Categorías
Especiales Salud

Actividad física, una forma de evitar y tratar la depresión infantil

Actividad física, una forma de evitar y tratar la depresión infantil

¡Manténlo activo! Una razón más para que tu hijo haga deporte desde pequeño.

Actividad física, una forma de evitar y tratar la depresión infantil

Diversos estudios han demostrado la capacidad que tiene el ejercicio para evitar la depresión entre adolescentes y adultos.

Sin embargo, se desconocía si el efecto es el mismo en los menores de edad.

Apoya a tu hijo…

Potencia su autoestima desde pequeño

Un nuevo estudio realizado en la Universidad Noruega de Ciencia y Tecnología (NTNU) y de Investigación Social de la NTNU comprobó que los niños que realizan actividad de moderada a vigorosa son menos propensos a desarrollar síntomas de depresión.

Se estima que, en cualquier etapa, alrededor del 5 por ciento de los niños y adolescentes padece depresión.

Niños con mayor riesgo

Los niños con estas condiciones están más propensos a deprimirse…

  • Problemas de aprendizaje
  • Conducta
  • Ansiedad
  • Déficit de atención
  • Estrés
  • Que han sufrido alguna pérdida
  • Si tiene una familia con antecedentes de depresión

 

Los síntomas de depresión

Los síntomas de depresión en niños no son necesariamente iguales a los de los adultos. Y los más comunes son:

  1. Llanto frecuente
  2. Enojo
  3. Hostilidad
  4. Pérdida de interés en actividades que antes disfrutaba
  5. Pérdida de apetito
  6. Cambio en los hábitos alimenticios
  7. Problemas para relacionarse
  8. Falta de comunicación
  9. Aislamiento social

Ayuda a tu hijo a comunicarse contigo…

5 consejos para tener una buena comunicación con tu hijo

 

El estudio

El nuevo estudio dio seguimiento a niños durante un periodo de 4 años para poder encontrar vínculos entre actividad física y síntomas de depresión.

Los datos fueron tomados de casi 800 niños de 6 años de edad al inicio del estudio. De las examinaciones de seguimiento, el equipo también recabó datos de 700 de esos niños cuando cumplieron 8 y 10 años de edad.

Mira cómo animar a tu hijo…

Llena la habitación de tu hijo con los colores del arcoíris y sube su ánimo

Aunque los investigadores creen que esto se debe a que el ser físicamente activo puede servir de distracción y disminuir los momentos para pensar en experiencias negativas.

El deporte ofrece una oportunidad de mejorar la autoestima y los niños físicamente activos pueden tener mayor integración social que los niños inactivos que no participan en deportes ni en eventos con niños de su edad.

¿Tu hijo hace deporte?

Foto: Getty Images

Esto puede ayudarte…

Lo que sí y no debes hacer cuando ayudas a tu hijo en su tarea

 

 

 

 

Categorías
Ser Familia

5 tips para leer con tu hijo menor de 3 años

5 tips para leer con tu hijo menor de 3 años

Leer con tu hijo menor de 3 años puede ser un reto por su baja concentración, pero seguro con estos tips disfrutarán más esos momentos.

5 tips para leer con tu hijo menor de 3 años

La lectura es uno de los mejores hábitos y legados que les puedes brindar a tu hijo, debido a que aporta grandes beneficios en su desarrollo.

¿Tu hijo ya va al maternal?

Dormir bien hace a tu hijo un mejor estudiante

No obstante, lo cierto es que cuando son menores de 3 años, no siempre es tarea sencilla porque aún no se concentran lo suficiente, por ello te damos estos tips:

1. Permite que él escoja el libro que desea, siéntese en un lugar cómodo y si también desea sostenerlo dale oportunidad de hacerlo, así crecerá su interés.

2.  Cuando leas con él, trata de que mire los textos y recorre las palabras con tu dedo, de esa manera comenzará a familiarizarse más con ella que con las ilustraciones.

Incluye este alimento en la dieta de tu hijo…

10 beneficios de comer aguacate

3. Al comenzar la historia o una nueva página, hazle notar las ilustraciones y pregúntale cómo piensa que sigue la historia o lo que cree que va a pasar para estimular su imaginación.

4. Haz divertida la lectura empleando diversas voces, tonos y expresiones, además de que cuando lo permita la historia, aprovecha para hace algunos cuantos efectos con el fin de capturar su atención.

5. Recuerda que su concentración aún se está desarrollando, así que lo ideal es leer durante periodos cortos entre 10 y 15 minutos cada día, o varias veces diario si te lo pide. Y lo más importante, si no disfruta esa historia, dense una pausa y elijan otra.

Recuerda que esta actividad, además de estrechar el lazo con tu hijo, le permitirá desarrollar muchas habilidades que serán de utilidad al entrar a la escuela, así como una gran imaginación y creatividad.

¿A tu hijo le gustan los cuentos?

Foto: Getty Images

Mira cómo ayudar a tu hijo…

Cómo estimular la creatividad de mi hijo

 

 

Categorías
Así Crece Salud

5 tips para combatir la caspa en niños

5 tips para combatir la caspa en niños

Te decimos qué medidas tomar con el fin de reducir la aparición y efectos del hongo que causa la caspa en los pequeños.

5 tips para combatir la caspa en niños

La caspa es generada por un hongo llamado malassezia, el cual crece de manera descontrolada en el cuero cabelludo y provoca que las células de la piel se eliminen de manera anormal en forma de escamas, lo que comúnmente caracteriza este padecimiento.

Conoce más de estas enfermedades…

Enfermedades autoinmunes en niños

Por lo general, la caspa se presenta después de la adolescencia; sin embargo existen casos durante la niñez, los cuales se deben en su mayoría a la falta de higiene y atención al cabello.

Por ello, si tu pequeño llega a presentar caspa, te damos estos tips para eliminarla:

1. Si las escamas son visibles, procura cepillar el cabello del niño antes de su baño para tratar de eliminarlas lo más posible.

 

2. Puedes aplicar un champú con medicamento contra la caspa, previo a haber consultado a su médico. Sólo lo emplearas algunos días de manera alternada con su champú regular, hasta que el problema disminuya.

Evita que tu hijo tenga piojos…

10 mitos sobre los piojos

3. Usar productos grasos o con base en aceites puede exacerbar el problema, tal es el caso de ciertos acondicionadores, por ello lo más recomendable es suspender de manera provisional su uso.

 

4. El estrés es considerado un factor que puede detonar o agravar el problema de la caspa, así que ayuda a relajarse a tu pequeño a través de actividades físicas o terapias.

 

5. Es importante tener mucha higiene tanto personal, como en los accesorios de tu pequeño, así que trata de lavar tanto toallas, ropa y peines para eliminar cualquier rastro del hongo.

Además de los anteriores consejos, se recomienda hablar con los pequeños para que comprendan que se trata de un padecimiento leve, que con el paso de los días irá disminuyendo hasta desaparecer, con el fin de que no sienta vergüenza ni ansiedad.  

¿Tu hijo ha tenido piojos?

Foto: Getty Images

Consiente a tu hijo…

Cómo hacer una pizza de sandía

 

Categorías
Ser Bebé

5 tips para una estimulación temprana efectiva

5 tips para una estimulación temprana efectiva

Cinco ingredientes imprescindibles para ayudar a tu bebé a desarrollar todo su potencial durante el primer año de vida.

5 tips para una estimulación temprana efectiva

Todos queremos que nuestros hijos estén preparados para prosperar, pero, cuidado: «Es posible que algunos padres estén obsesionados con la estimulación. Y puede ser contraproducente enseñar al niño cosas que aún no le corresponden», advierte Rosina Uriarte, directora del centro bilingüe de Estimulación temprana Brisbane.

Y entonces, ¿qué hay que hacer?

La experta nos saca de dudas: «Estimular a un niño significa ofrecerle estímulos que lo hagan feliz y lo apoyen en su desarrollo natural y esto lo hacemos todo el tiempo que estamos con él, y no saturarlo de actividades». Durante el primer año de vida hay unas etapas motoras que determinarán el futuro de esa personita.

Dichas etapas sientan las bases de habilidades posteriores. Esto es lo más importante a tener en cuenta en la estimulación de un cerebro tan joven.

1. Amor

El mejor estímulo para un niño es sentirse querido. No es posible el aprendizaje ni el correcto desarrollo cerebral sin equilibrio y bienestar emocional. Por eso es importante demostrarle amor incondicional. Con mucha ternura, muchos besos, muchas palabras cálidas y mucho contacto piel con piel. Que no te preocupe mimarlo en exceso. Es imposible malcriar a un niño por darle demasiado cariño.

Tu bebé podría sufrir de esto…

¿Qué es el síndrome del torniquete?

2. Tiempo

El objetivo, más que tratar de enseñarle cosas al bebé, es relacionarse con él, y para eso hace falta tiempo, tiempo para establecer un vínculo afectivo, para saber qué lo calma, qué lo pone nervioso, qué lo hace reír… ¿cómo lograrlo? Para aprender, el bebé necesita toda nuestra atención y ésta solo podemos dársela de verdad cuando nos dedicamos únicamente a él.

3. Diversión

Uno toma en brazos al bebé y piensa: «¿Qué hago?». La respuesta es sencilla: ¡Diviértete! esto es, jamás conviertas el juego en una obligación. Los niños disfrutan con todo lo que hagamos con ellos, especialmente si nosotros disfrutamos también. Para lograrlo juega sin reglas. Olvídate de listas de objetivos. «A ver… ayer ya trabajamos la estimulación visual, así que hoy toca a la capacidad auditiva». El juego debe ser espontáneo. Es algo natural en los bebés y es fundamental que tú también lo sientas así.

¿Tienes un niño? Mira cómo debes cuidar sus genitales…

Balanitis, ¿qué es y cómo se trata?

4. Seguridad

Para animarlo a aprender, también hay que proporcionarle un entorno seguro y adecuado a su edad. Está deseando tomarlo todo, desmenuzarlo, chuparlo, investigarlo…, pero es pequeño para saber lo que está bien y lo que está mal, o para entender por qué no debe tocar un enchufe. Sin exagerar.

La autonomía conlleva, a veces, situaciones que a los padres pueden parecernos peligrosas. Pero si les trasmitimos nuestros miedos, podemos alterar la confianza en sí mismos y en el mundo en el que se desenvuelven.

Su seguridad debe ser una prioridad, sin caer en el error de evitar que se muevan por miedo a caerse.

5. Respeto

Es cierto que los primeros años de vida determinan el resto y que es el momento de máximo desarrollo cerebral  y hay que aprovecharlo, pero eso no significa sobreestimular a los niños, cosa que ocurre cuando les pedimos que hagan algo cuando aún no han madurado lo suficiente.

Toma en cuenta que cuando forzamos a los niños a realizar algo que no quieren, que les aburre o les irrita.

¿Cuántos meses tiene tu bebé?

Foto: Getty Images

¿Has oído de esta enfermedad?

 

¿Qué es el lupus?