Categorías
Ser Bebé

Cómo cuido el ombligo de mi recién nacido

Cómo cuido el ombligo de mi recién nacido

Los primeros días de nacido el pediatra te indicará los mejores cuidados, pero casi siempre, se recomienda aplicar merthiolate blanco que ayuda a que el área seque más rápido después del baño y siga cicatrizando. No le arde, no te preocupes; el cordón no tiene terminaciones nerviosas.

Cómo cuido el ombligo de mi recién nacido

  1. Evita seguir recomendaciones caseras porque podrían causarle una infección a tu bebé.
  2. No le pongas nada encima del ombligo de tu bebé, colocarle algún objeto podría favorecer la humedad causando alguna infección.
  3. No le aprietes el abdomen con fajas, podría darle cólico y reflujo.
  4. Si evitas que se cierre el orificio umbilical puede ocasionar a la larga una hernia.
  5. Trata de que su ombligo no se jale con la ropa.
  6. No dejes que el ombligo quede debajo del pañal porque puede infectarse con pipí o popó. Dobla el pañal para que quede por abajo de la cicatriz umbilical.
  7. Si el ombligo de tu bebé no se cae de forma natural en los primeros 15 días después de nacer, acude al pediatra para que lo revise.
  8. Lava de formasuave con agua y jabón neutro durante el baño.
  9. Seca muy bien el ombligo para evitar la humedad y cualquier riesgo de infección, lo que debes favorecer en realidad es que el cordón quede bien seco después del baño; puedes usar una toalla o gasa.

Si notas algún tipo de secreción o mal olor del ombligo de tu bebé, corre de inmediato al médico, podría tener una infección, esto es una señal de alarma.

Experta: Dra. Geraldine Loredo Fuentes, Médico general, doula y educadora perinatal y de lactancia maternal.

Foto: Getty Images

¿A los cuántos días se le cayó el ombligo a tu bebé?

¿Tu bebé tiene cólicos?

6 tips para calmar los cólicos del bebé

Categorías
Salud

Evita la resequedad en los ojos

Evita la resequedad en los ojos

Los altos niveles de contaminación y diversos factores afectan la salud de los ojos. Mira estos consejos para conservar una buena salud visual.

¿Qué son las lágrimas?

Las lágrimas son producidas por las glándulas lacrimales y transportadas a los ojos y tienen 95% de agua.

Hay 3 tipos de lágrimas:

1. Basales. Fluyen constantemente, mantienen los ojos sanos y lubricados y aseguran una visión clara.

2. Reflejas. Lavan de manera automática el ojo cuando le cae alguna sustancia extraña como pestañas o una basurita.

3. Emocionales. Se producen en respuesta a una emoción fuerte.

Los ojos se secan por distintos factores como:

  • La edad avanzada
  • Los cambios hormonales
  • La menopausia
  • La contaminación ambiental
  • Altos niveles de contaminación
  • Poca humedad en el ambiente
  • Fuertes corrientes de aire
  • El humo del cigarro
  • El hielo seco
  • Estar mucho tiempo frente al monitor de una computadora, tableta, televisión o celular
  • El uso de medicamentos como antihistamínicos o antidepresivos
  • Ciertas pomadas para el acné
  • Usar lentes de contacto sin quitárselos por mucho tiempo

¿Cómo saber si tengo los ojos resecos?

Pon atención si presentas alguno de estos síntomas:

Sensación rasposa
Ardor
Quemazón
Lagrimeo

Te interesa: Los mejores alimentos para la salud ocular

Evita la resequedad en los ojos

  1. Coloca el monitor de tu computadora lejos del nivel de tus ojos.
  2. Parpadea más seguido.
  3. Usa un humidificador cuando el aire esté seco.
  4. No te sientes frente o atrás del ventilador o del aire acondicionado.
  5. Come alimentos ricos en Omega-3 y ácidos grasos.
  6. El aceite de pescado te ayuda, entre otras cosas a disminuir las molestias de los ojos resecos.
  7. Usa lágrimas artificiales, consulta a tu médico, cuáles son las más recomendables para ti.

Cuidar la salud visual es importante, consulta a tu médico si tienes más dudas u otros síntomas.

¿Usas lentes de contacto?

¿Vives en una ciudad contaminada? Mira qué puedes hacer

Cuida tu salud ante los altos niveles de contaminación

 

Categorías
Belleza

20 consejos para un cabello sano, largo ¡y brillante!

20 consejos para un cabello sano, largo ¡y brillante! Tener el cabello que deseas, ¡es posible! Sigue estos tips para ti y toda tu familia.

El corte de pelo ideal para ti

¿Quieres cambiar de look? Los expertos dicen que debes jugar con tu cabello cuando esté limpio y seco, piensa en cómo lo vas a peinar, y toma en cuenta si lacio, ondulado, seco, fino….

  1. Elige una foto de lo que deseas, ten en cuenta que debe ser algo de acuerdo a tu tipo de cabello y rasgos faciales.
  2. Pídele al estilista consejos sobre cuidados y técnicas para mantener tu corte y pelo en buen estado, así como productos para tu tipo de pelo.

Un cabello saludable

Cada día el pelo pierde proteínas por eso se vuelve débil y quebradizo. Con el calor y la contaminación ambiental, tu pelo es propenso a quebrarse y a debilitarse.

20 consejos para un cabello sano, largo ¡y brillante!

  1. Cambia periódicamente el lado hacia el cual lo peinas  para que no esté expuesto al solo un mismo lado.
  2. Si vas a un lugar con mucho sol, protégelo con protectores solares para el cabello (con filtros UV) y usa sombrero.
  3. Usa acondicionadores para mantener el pelo hidratado.
  4. Si vives en un sitio con mucha humedad, usa productos que tengan silicona.
  5. Si vives en un lugar lluvioso, deja la secadora de pelo a un lado, ten en mente que lavarte el pelo diario y secarlo lo dañarán, prefiere secarlo al natural.
  6. En el embarazo, tu cabello luce más espectacular, asegúrate de tener una alimentación rica en vitaminas y usa tratamientos naturales.
  7. Comer sano es la clave para tener una cabellera fuerte, sana y abundante. Elige alimentos que contengan vitaminas del grupo B, ya que le dan fuerza, lo hacen más resistente, incrementan su brillo y sedosidad. Las encuentras en el huevo, lácteos, hígado, vísceras, carne, pollo, cerdo, atún y salmón. Todas las vitaminas del complejo B, que se encuentra en productos de origen animal  y leguminosas (frijoles, lentejas, habas, alubias…), en algunos cereales integrales (arroz, trigo, avena…), en el germen de trigo, los vegetales de hoja verde oscura, las setas y nueces. Puedes obtenerlas también de la espinaca, semillas de gira- sol, lechuga romana, col de Bruselas, berenjena, almendras, aguacate, arándanos, cerezas, champiñones, apio, berros, pimiento, cacahuate, jitomate, zanahoria, coliflor, papa, melón y guayaba.
  8. ¿Embarazada y quieres teñirte el cabello? Los expertos recomiendan que esperes hasta el cuarto mes de embarazo para teñirte el cabello, después de que tu bebé desarrolle la mayor parte de los órganos vitales. Deberás buscar tintes sin amoniaco y con sustancias naturales: aceite de oliva, jojoba, uva y aguacate, que protegen las fibras capilares y nutren el cuero cabelludo.
  9. Lava tu cabello sólo cinco días a la semana. 
  10. Utiliza champús y acondicionadores específicos para tu tipo de cabello. 
  11. Lávalo con agua tibia o fría para evitar que el calor lo deshidrate.
  12. Consulta al dermatólogo ante cualquier anomalía, como caída difusa o por zonas, caspa o seborrea e irritación en el cuero cabelludo.
  13. Evita frotar el cabello cuando lo estés secando.
  14. No lo desenredes con cepillo cuando esté mojado, mejor usa un peine de dientes anchos.
  15. Evita el uso de secadora lo más que puedas. 
  16. No es recomendable el cabello recogido, con trenzas o colas de caballo a diario.
  17. Elige champús con vitamina E, antioxidantes y filtro UV, que protegen el cabello y mantienen tu tono natural más brillante.
  18. Cepíllate en la noche, antes de dormir, para eliminar el polvo, las fibras capilares rotas y sueltas, así como las células muertas.
  19. Utiliza un cepillo de cerdas naturales para estimular el riego sanguíneo en el cuero cabelludo y en las raíces.
  20. Masajea el cuero cabelludo cada noche o antes de bañarte. Hazlo con unas gotitas de aceite esencial de jojoba o lavanda: estimulará la circulación en el cuero cabelludo.

Te interesa: Mascarillas para el cabello con aceite de coco

Tu tipo de cabello

Es importante que conozcas cómo es tu cuero cabelludo para darle el cuidado que necesita.

GRASO
Se ve seboso y apelmazado. Lava cada tercer día con un champú astringente sin sal y agua fría para cerrar los poros del cuero cabelludo, y así disminuir la secreción sebácea.

SECO
Es áspero, apagado y frágil. Para volverlo a la vida, lávalo cada tercer día con un champú y acondicionador hidratantes; luego aplica tratamientos ricos en vitamina B y queratina.

NORMAL
Se ve brillante y con mucho volumen. Para mantenerlo sano, lávalo diario con un champú suave, rico en vitaminas o proteínas, y aplica acondicionador para desenredarlo.

Ten en cuenta que el sol directo reseca tu cabello o aclara su color. Después de meterte a la alberca o al mar, enjuaga tu cabello con agua dulce para eliminar el cloro o el salitre. 

¿Usas alguna mascarilla natural para nutrir tu cabello?

Mira cómo cuidar el cabello de tu bebé

 

Categorías
Ser Familia

8 tips para cuidar a tu mascota del calor

Las altas temperaturas pueden afectar la salud de tu mascota, te damos 8 tips para cuidar a tu mascota del calor. 

Según datos del Meteorológico Nacional, esta temporada de calor será la más intensa de los últimos años y también a los animales les afecta.

Si tu mascota está expuesto al calor, también puede sufrir de:

  • Insolación
  • Quemaduras solares
  • Golpes de calor

Sigue estos 8 tips para cuidar a tu mascota del calor

1. Dale agua fresca

Revisa que siempre tenga agua en su plato y que el agua no esté caliente. Pon su bebedero en un lugar con sombra.

2. Cuídalo de los cambios de temperatura

Las mascotas no sudan, (la función humana que nos ayuda a regular la temperatura) entonces, no dejes que esté cerca de ventiladores o aires acondicionados.

3. Paséala con precaución

Debido a las altas temperaturas, el asfalto podría estar tan caliente que puede quemar sus patas u hocico. Saca a pasear a tu mascota cuando el sol haya bajado, a partir de las 6 de la tarde.

4. Manténla hidratado

Cuando pasees a tu mascota, lleva agua para mantenerlo hidratado.

5. Métela a bañar

En la temporada de calor pregunta al veterinario qué tan frecuente puedes bañar a tu mascota y sigue las indicaciones. Lo ideal es que lo bañes más seguido para refrescarlo.

6. Seca bien a tu mascota

Ayuda a tu mascota a secarse bien para evitar humedad, generación de hongos y problemas en la piel.

7. Córtale el pelo 

Lleva a tu mascota a que le recorten el pelo a no más de 3 centímetros. No lo rasures porque el pelo lo protege de las quemaduras solares.

8. Cuida su color de piel claro

Si tu mascota tiene un color de piel claro, pregúntale al veterinario por cuidados especiales.

¿Cómo saber si tu mascota tiene calor?

  • Si respira más rápido
  • Si tiene la lengua de afuera
  • Estira las patas traseras cuando toca el piso frío
  • Está más tranquilo de lo normal
  • Si busca sitios con sombra
  • Si toma mucha agua

Si notas algo raro en tu mascota, lo mejor es que lo lleves al veterinario de inmediato.

¿Qué mascotas tienes?

¿Tu hijo perdió a su mascota? Ayúdalo a enfrentar su muerte.

Categorías
Ser Familia

Trucos para un hogar libre de malos olores

Quizá cocinaste pescado o por alguna razón hay un mal olor en casa, sigue estos trucos para un hogar libre de malos olores.

Baño fresco

Es común que el baño huela a humedad.

1) Ventílalo diariamente.

2) Desinfecta la taza con cloro por lo menos una vez a la semana.

3) Limpia con producto de limpieza con tu aroma favorito (limón, lavanda, flores…)

Que entre el aire

Todos los días por la mañana debes ventilar las habitaciones. Esto sirve para refrescar el aire y evitar la humedad.

Microondas limpio

Al menos una vez a la semana debes limpiar el horno de microondas, pero si no se le quita un mal aroma, coloca adentro un recipiente de agua con limón, déjalo ahí medio día para que absorba los malos olores.

Te interesa: 5 razones para tener plantas en tu cocina

Refrigerador limpio

Evita que haya derrames y alimentos podridos. Haz una limpieza profunda al menos, una vez al mes. Si no se quita el mal olor coloca un molde con bicarbonato de sodio medio día.

Mascota aseada

Lava con frecuencia todos los espacios de tu mascota y báñala según los cuidados que te haya recomendado el veterinario.

Un hogar limpio y que con un aroma rico se queda en la memoria de tu hijo para siempre.

Danos un tip de limpieza que te sea efectivo

¿Saldrás de vacaciones? Evita los robos en tu hogar

Categorías
Embarazo

La importancia de tomar agua en el embarazo

Hidratar tu cuerpo ayuda a que te sientas mejor físicamente,  te decimos cuál es la importancia de tomar agua en el embarazo.

Si estás embarazada, prepara a tu cuerpo para los cambios de temperatura, así podrás disfrutar del sol y el calor si vas a salir de vacaciones. Es de vital importancia evitar los bochornos, los golpes de calor y la deshidratación en el embarazo.

La importancia de tomar agua en el embarazo

La hidratación es vital para tener una buena salud porque interviene en muchas funciones fisiológicas, como la buena digestión y una respiración adecuada, además de que ayuda a transportarle mejor los nutrientes a tu bebé.

Te interesa: Tips para hidratarte

¿Cómo sé cuánta agua necesito?

Todo depende de tu edad, sexo, estado de salud, de la temperatura y humedad del ambiente o de los esfuerzos físicos que hagas. Pero en el embarazo se recomienda tomar al menos un litro de agua, ya que por la gestación, tu cuerpo necesita que tomes líquidos de manera constante,consulta con tu médico la cantidad adecuada para ti.

Además del agua simple, el café, los jugos, caldos, lácteos, fruta y verduras también aportan agua a tu cuerpo.

Esta son las bebidas que te ayudarán a mantenerte hidratado en vacaciones:

  • Agua natural
  • Agua mineral
  • Jugos frutales naturales
  • Tés frutales
  • Lácteos
  • Leches vegetales
  • Infusiones frutales
  • Licuados o smoothies naturales
  • Bebidas sin azúcar

Ojo, toma bebidas saborizadas y refrescos con moderación porque pueden incrementar el riesgo de diabetes gestacional o sobrepeso y no te aportan una adecuada hidratación en el embarazo. 

¿Cuántos vasos de agua tomas al día?

Te interesa: ¿Quieres estar más guapa? Empieza a tomar agua