Categorías
Ser Bebé

¿Mi bebé puede escucharme desde la pancita?

¿Mi bebé puede escucharme desde la pancita?

El oído es uno de los sentidos que más evoluciona dentro del útero. Tu bebé es capaz de percibir y reconocer sonidos y voces. Te damos todos los detalles.

¿Mi bebé puede escucharme desde la pancita?

Tu bebé ya puede percibir sonidos procedentes directo e ti o del exterior desde la semana 16, aunque los oídos no se desarrollan completamente hasta el sexto mes de gestación.

Mira cómo hablarle a tu bebé…

14 consejos para consentir a tu bebé in utero

¿Puede escucharme?

Investigaciones han demostrado que al poner una grabación con la voz de mamá, la frecuencia cardiaca del bebé in utero aumenta.

Tu bebé manifiesta que escucha al moverse como reacción a los latidos de tu corazón, los ruidos intestinales durante la gestación o el paso de la sangre a través del cordón umbilical.

También se sobresalta con los portazos y se agita o se calma según la música que escuchas.

Cuando tu bebé escucha, cambia su frecuencia cardiaca o se mueve dando vueltas, extendiendo y encogiendo brazos y piernas o abriendo y cerrando los ojos. 

¿Tu bebé se mueve cuando le hablas?

Foto: Getty Images

Conéctate con tu bebé…

7 claves para una buena comunicación con tu bebé in utero

Categorías
Ser Mamá

Estudios demuestran que la voz de mamá genera felicidad en sus hijos

¿Qué sientes cuando tu mamá te habla? Esa emoción de seguridad ocasionada por la sensación de protección que tu mamá te despierta es la misma que siente tu hijo. Por ello, no solo es capaz de reconocer tu voz de mamá, también de sentir paz, confort y felicidad cuando la escucha.  

Tu voz es un abrazo para su corazón

Un estudio de la Universidad de Chicago reveló que tan solo con escuchar la voz de mamá a través del teléfono los hijos segregan oxitocina, la hormona de la felicidad.

El estudio se hizo en tres grupos de niñas entre 12 y 17 años de edad, quienes estaban bajo una situación estresante. El primer grupo recibió una llamada de su mamá, el segundo, un abrazo de su mamá y el tercero no tuvo ningún contacto con ella.

Los resultados: el primer y segundo grupo tuvieron un incremento de oxitocina, lo que les generó la sensación de bienestar y alivio. Mientras que las chicas del tercer grupo no manifestaron reacción alguna, incluso cuando habían visto una película emotiva.

Te interesa: Alimentos que te hacen feliz