Categorías
Padres e Hijos Ser Familia

Beneficios de los juegos de mesa para toda tu familia

Beneficios de los juegos de mesa para toda tu familia

Por Josselin Melara y Mayra Martínez

Los juegos de mesa son una de las actividades favoritas para pasar un divertido día en familia. Y, además de entretenidos, estos tienen grandes beneficios para chicos y grandes. Aquí te decimos cuáles son. ¡A jugar!

Prepara estas sopas para tu familia…

5 sopas que le encantarán a tu familia

Beneficios de los juegos de mesa para toda tu familia

Enseña a respetar reglas
Una forma divertida de aprender a poner límites y respetar reglas, son los juegos de mesa. Los niños descubren que sin reglas no hay diversión, y que estas aplican por igual para todos los jugadores.

Nos vuelven más analíticos
Tanto chicos como grandes nos esforzamos por ganar una partida, lo que significa que se desarrolla y/o agudiza la capacidad de análisis.

Sentido de cooperación
Muchos de los juegos de mesa implican hacer equipo, lo cual contribuye a que los participantes mejoren su sentido de cooperación y trabajo en equipo.

Tolerancia hacia la frustración
A los niños les encanta sentirse campeones y eso lo motiva mucho, pero también es importante que aprendan que no siempre se gana y que aprendan a frustrarse de manera saludable. Los juegos de mesa son una herramienta muy útil para estos casos.

Mejoran la memoria y la concentración
En cada partida y/o tirada, los niños se esfuerzan por recordar reglas, sucesos e incluso practican sumas y restas.

Aprenden a tomar decisiones
Un juego de mesa implica riesgos y, por tanto, toma de decisiones. Los niños practican esta noción que les será muy útil para su desarrollo.

¿Qué te parece? No olvides incluir juegos de mesa por las tardes o los fines de semana.

¿Cuál es el juego favorito de tu hijo?

Foto: Getty Images

Ayuda a tu hijo…

Cómo estimular la creatividad de mi hijo

 

 

Categorías
Padres e Hijos Ser Pareja

¿Qué hacer si tu hijo te descubre teniendo sexo?

¿Qué hacer si tu hijo te descubre teniendo sexo?

Por Rodrigo González y Mayra Martínez

Conoce la opinión de dos especialistas en crianza sobre esta cuestión. Además, ¿presienten los hijos cuando sus padres tienen sexo?

Sexo y niños en casa

Con chicos en la casa, el sexo en la pareja cambia. Antes de cada encuentro, además de sortear el cansancio, habrá que buscar el momento y el lugar indicados.

Y, de todos modos, quedará la duda sobre si tu hijo «presiente» que algo está sucediendo. Por otro lado, siempre existe la posibilidad de que tu hijo los atrapé “in fraganti”.

Sexo en el embarazo

“Si la pareja tiene sexo durante el embarazo, el bebé percibe, lo vive. Porque ellos también experimentan los afectos y el placer. Durante sus primeros meses de vida, si los papás tienen sexo al lado suyo, también lo registrarán y hasta lo sentirán, porque en esa etapa cuentan con una sensibilidad expandida”, resume Melina Bronfman, especialista en desarrollo infantil, crianza respetuosa y fisiológica.

Esto podría interesarte…

9 claves para tener una pareja estable a través de los años

¿Qué hacer si tu hijo te descubre teniendo sexo?

Cuando los padres retomen sus relaciones, “es conveniente preservar al bebé de esa situación de intimidad que tienen los adultos. Hay que tener en cuenta que el sexo es una manera de ejercer el placer y su hijo no debe estar expuesto”, agrega Bronfman.

¿Qué pasa si el bebé duerme todavía con ellos? “Eso no significa que asista a las relaciones sexuales de los adultos. Si los grandes deciden colechar -o sea, prepararon un espacio donde el niño va a tener un contacto visual o táctil con sus papás- el consejo es que tengan en ese lapso sus encuentros en otro espacio que no sea su cama», agrega Bronfman.

“Es cierto que la mayoría venimos de una relación y los hijos intuyen la sexualidad de los padres. Por eso, a medida que van creciendo y de acuerdo a su capacidad de entendimiento es importante hablar con ellos, sin caer en explicaciones fantásticas (como el antiguo cuento de la semillita), que puede llevarlos a una representación poco positiva”, sugiere Mauricio Strugo, psicólogo especialista en parejas y familias.

¿Has hecho esto con tu pareja?

Siete ventajas de dormir desnudos en pareja

Por más cuidados, puede suceder que sean descubiertos por su hijo

¿Qué hacer?

“Hay que hablar con el niño o la niña. Explicarle que estaban haciendo el amor, que es una manera que tienen los grandes de darse cariño, que es algo que seguramente ahora no le gustó, pero cuando crezca lo va a entender”, explica Bronfman.

Consejo del experto

TIP para la próxima: tomar mejores precauciones. Por ejemplo, cerrar la puerta con llave.

Confiar en que tu hijo no se va a despertar, tampoco es buena opción. “Las leyes de Murphy existen y cuanto menos queremos o necesitamos que se despierte, seguro lo va a hacer”, concluye Bronfman.

¿Tu hijo los ha sorprendido?

Foto: Getty Images

¿Así pasa con tu pareja?

Jueves: el día en que tus hormonas te predisponen para estar en pareja

Categorías
Así Crece

7 formas para criar niños y niñas independientes y seguros

Sentirse seguros de sí mismos les permitirá lograr sus sueños y metas. Y esto nos es cuestión de género; tanto niños como niñas merecen tener una vida llena de satisfacción, bienestar y felicidad. Mira cómo lograr criar niños y niñas independientes y seguros.

Ayuda a tu hijo a convertirse en una persona independientes y segura de sí misma, capaz de cuidar de sí; ¡eso lo hará también saber cuidar de los otros, en el mundo!

Hazle saber que es capaz de cualquier cosa

¡Ayúdale a darse cuenta de sus fortalezas! Es lindo decirle lo hermosa o guapo que es, pero además hazle saber que es inteligente, capaz y con un enorme potencial para hacer realidad sus sueños.

Celebra sus logros

Todos los niños necesitan ser valorados, ¡hazlo tanto con tu hijo como con tu pequeña! Y también busca la oportunidad para demostrarle que es capaz de hacer lo mismo que cualquier otro niño o niña. Cuéntale de importantes mujeres médicos, científicos, líderes, empresarias y políticas; o de exitosos bailarines, gimnastas, músicos, artistas…

Fomenta su independencia

Anímalos a probar cosas nuevas, arriesgarse a nuevos retos y que intenten resolver las cosas por sí mismos. Hazle saber que confías en él o ella, en sus decisiones y en que es capaz de hacer lo que le apasione. ¡Si descubres una habilidad por algo, como un deporte, las matemáticas o la ciencia, ¡busca actividades que refuercen su talento!

Deja que falle

¡De los errores también se aprende! Puedes enseñarle que no siempre será fácil, pero debe confiar en sus propias capacidades y aprender a manejar la decepción, esto le  ayudará a intentarlo de nuevo.

Déjalos pensar

Según una obra del Dr. Janet Rose Wojtalik llamada Los Siete Secretos de Parenting Girls, sugiere que los padres pidan las opiniones de sus hijos sobre cualquier tema: ¿Qué piensas de eso? ¿Por qué crees que pasó? ¿Cómo darse cuenta de eso? Tu atención y aprobación le darán la confianza para expresar sus pensamientos siempre.

Equidad en casa

Tu hijo e hija son tus mejores imitadores. Cuando las niñas ven a que su padre participa en las labores de la casa, asumen que el género  no importa y el trabajo de una familia debe ser equitativo. Si tu hijo ve que papá respeta el trabajo de su mamá, existe amor entre ustedes y su mamá es una imagen de independencia, ¡él se convertirá en un hombre fuerte e independiente, capaz de valorar al género femenino, además.

Darse a respetar

Aunque es un tema muy importante para niñas y niños, hazles saber que su cuerpo es su templo, su mayor tesoro y que nadie puede lastimarlos. ¡La violencia no debe estar permitida, ni de juego!

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

8 cosas que NO debes permitir le digan a tu hijo varón

 

 

Categorías
Ser Mamá

8 cosas que NO debes permitir le digan a tu hijo varón

Los varones crecen con estereotipos sobre lo que no puede hacer un niño; a diferencia de las niñas que sufren críticas sobre su cuerpo, a ellos la sociedad les dice las cosas que no está bien que hagan. Por eso, mira estas cosas que no debes permitir le digan a tu hijo varón.

Tampoco se las digas tú…

Como mamá, deseas con todo tu corazón que tu hijo crezca sano, física y emocionalmente; que se sienta bien. Y justamente por esto, es importante no solo alimentar su cuerpo, también su corazón, ayudándolo a aceptarse, reconocerse, amarse a sí mismo.

Tu hijo, sea niña o niño, necesita crecer sano y libre para ser él mismo, capaz de elegir qué creer, sentir, decir… Respetando a los demás, pero siempre actuando en pro de su bienestar, sin preocuparse del qué dirán o de las expectativas sociales que pueden llegar a pesar mucho sobre sus hombros.

Mira, pensando en esto te dejamos esta otra nota donde justamente hablamos de la importancia de ayudarlos a ser libres…

La importancia de darle más libertad a tu hijo

Y bueno, estos son las cosas NO debes permitir le digan a tu hijo:

1.“Sólo las niñas lloran”

Obviamente cualquier niño o niña se ve “feo” llorando, pero esta es una manera de expresar sus emociones, y debemos dejar que lo hagan. ¡Ojo! Hay mucha diferencia entre llorar y hacer un berrinche.

2. «Pelear a golpes esta forma de solucionar los problemas con otros niños»

Tu hijo no es “menos hombre” por solucionar sus problemas hablando, como padres debemos dejar de fomentar el bullying en todas sus expresiones.

3. “Jugar con muñecas es cosa de niñas”

Que tu hijo juegue con muñecas lo ayudará a ser más empático con sus hermanos menores y otros bebés, así como con sus hijos en el futuro.

4. “Las tareas del hogar son cosas de mujeres”

Es importante que inculques en tus hijos varones y niñas que deben ayudar con las tareas de la casa, pues tiene grandes beneficios para su desarrollo e integración a la sociedad.

5. Si agrede a una niña “es porque le gusta”

Si notas que tu hijo quiere llamar la atención de una niña, dale opciones razonables como darle regalos o hacer cumplidos. No fomentes que la moleste, pues así le indicas que la violencia contra la mujer está bien.

“6. El rosa es un color de niñas”

Si tu hijo quiere una prenda de vestir rosa, está bien, dejemos de fomentar los estereotipos.

7. “El cabello largo es cosa de mujeres”

Ya sea en vacaciones o que en la escuela se lo permitan, deja a tu hijo experimentar con su estilo, ello le ayuda a crear y establecer su personalidad.

“8. Tienes que practicar futbol”

Fomenta en tu hijo el hábito del deporte, cualquiera que él elija, recuerda que todas las disciplinas requieren de esfuerzo físico que le ayudará a crecer sano.

Si algo te causa conflicto sobre lo que tu hijo escucha en la escuela o dentro de tu familia y requieres ayuda, no dudes en buscar a un psicólogo infantil;
él sabrá como ayudarte.

Por Odethe Figueroa

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

7 formas para criar niños y niñas independientes y seguros

 

Categorías
Corazón

3 sanas formas de expresar amor que tu hijo debe aprender

Está en ti, como mamá o papá, enseñar a tu hijo a expresar amor de modo positivo; si aprende a vincularse de esta forma, llenará su vida de momentos y personas de gran valía y plenitud.

Sigmund Freud decía que “infancia es destino” y, si esto es cierto, significa que la calidad de amor a la que se acostumbre tu hijo de pequeño será la calidad de amor que busque y provea cuando sea adulto. Y eso sí que es destino.

Sanas formas de expresar amor

BESOS

  • Implican emociones, sensaciones, mensajes químicos, intercambios de información olfativa, táctil y psíquica que permiten detectar la compatibilidad con otras personas.
  • Activan el centro cerebral del placer, lo que nos hace sentirnos más cercanos a las personas.
  • Implican una vulnerabilidad del espacio vital que no debe llevarse a cabo con cualquiera: deben ser personas apreciadas, cercanas, confiables y genuinas.
  • Respeta y avala la decisión de tu hijo sobre a quién besar y a quién no para que cuando no estés cerca, él pueda cuidarse a sí mismo.
  • Enseña a tu hijo que los besos en la boca están destinados nada más para la pareja.
  • Cuando los niños son pequeños demuestran su cariño a través de los besos, son uno de sus regalos más valiosos; reconócelos, agradécelos y nunca, aunque estés enojada, los rechaces.

ABRAZOS

  • Los humanos nacemos sin la noción de nuestros límites corporales; a través del contacto logramos establecer un concepto mental con nuestro cuerpo y sus necesidades de afecto.
  • Cuando abrazas a tu pequeño le transmites varios mensajes: desde comprensión y cariño hasta contención e inclusión.
  • Los niños que son abrazados constantemente por sus padres aprenden a sentirse amados y seguros, lo que se traduce en autonomía, amor propio y preocupación por las demás personas en su adultez.
  • Facilitan la recuperación de su equilibrio en un berrinche; alguien fuerte, capaz e interesado en su bienestar le ayuda a contener su agresión, cordura e identidad.
  • Los abrazos cariñosos provocan una mayor secreción de serotonina, y reducen los sentimientos de enfado y apatía.
  • Los abrazos nos permiten expresar todo tipo de sentimientos sin tener que hablar. Es una forma instintiva e inconsciente por la cual dos personas se comunican de manera profunda. Cuando no sepas qué decirle a tu hijo, dale un abrazo.

“TE QUIERO”

  • Escucharlo le ayudará a saberse valioso, que merece ser amado. Así se relacionará con los demás.
  • Estas palabras aumentan la conexión emocional, formando un canal de confianza y diálogo entre quienes se las dicen.
  • Cuando le dices “te quiero” generas un ambiente de tranquilidad, seguridad y felicidad. Esa es la base de la salud mental.
  • No hay mejor manera de reconocer sus aciertos y alentar las conductas que le sean beneficiosas que a través del “te quiero”.
  • Permite construir una relación positiva donde las personas se sienten con toda certidumbre admiradas, respetadas y aceptadas.
  • Tu hijo reproducirá tu forma de expresar emociones y afectos: sé un modelo asertivo, amoroso y sin miedo a exteriorizar emociones.

Por Judith Celis, psicoterapeuta y bloguera en padresestrella.com

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

Niños amados serán adultos que sabrán dar y recibir amor

Categorías
Nutrición

5 cosas que necesitas sí o sí conocer del ácido fólico antes de tomarlo

Desempeña un papel primordial en el embarazo: el ácido fólico reduce el riesgo de tener un hijo con espina bífida, graves anomalías del corazón y otros defectos. Estas alteraciones se producen en las primeras semanas de gestación, cuando la mujer aún no sabe que está esperando un hijo. Si empieza a tomar ácido fólico cuando el embarazo se ha confirmado, es tarde para prevenir esos defectos.

  1. ¿Durante cuánto tiempo antes debes tomarlo?

Como mínimo durante un mes antes. Dado que es imposible saber cuándo va a producirse la concepción, la futura madre debe tomar esta vitamina cuando la pareja todavía no ha dejado de utilizar un método anticonceptivo seguro. Solamente de esta forma la mujer podrá estar completamente segura de que está tomando ácido fólico durante las primeras etapas del desarrollo embrionario de su hijo.

2. ¿Pasa algo por tomarlo mucho tiempo debido a que el embarazo no llega?

No solamente no pasa nada, sino que es bueno para la mujer. El consumo de dosis bajas de ácido fólico en la edad adulta reduce el riesgo de padecer problemas cardiovasculares y, muy posiblemente, de cáncer de colon.

3. ¿Hasta que mes hay que tomarlo?

Para prevenir defectos congénitos sólo es necesario ingerir ácido fólico hasta el final de la semana 14 de gestación, contando desde el primer día de la última regla.

4. ¿Por qué en algunos casos hay que tomarlo a lo largo de toda la gestación?

En algunas situaciones, cuando la embarazada tiene anemia el médico le recomienda seguir tomando ácido fólico. No hay ningún problema. Ciertos estudios han demostrado que esta vitamina puede disminuir el riesgo de complicaciones durante el embarazo, como las alteraciones placentarias o la hipertensión.

5. ¿Cuál es la dosis sugerida?

Depende de las circunstancias de cada pareja. Si han tenido un hijo afectado de espina bífida u otro defecto del tubo neural (lo han perdido durante la gestación), la mujer debe tomar una pastilla de 4 miligramos. Si no tiene antecedentes familiares de esos defectos, basta con que tome 0,4 mg.

6. ¿No basta con el que se encuentra en los alimentos?

Algunas frutas y verduras contienen ácido fólico, pero esta vitamina se disuelve en el agua de la cocción y se destruye con el calor. Por tanto se tendría que consumir cinco o más raciones de verdura o fruta todos los días, para estar segura de tomar suficiente. Pero como esto es difícil, se recomienda ingerirlo en pastillas. En ciertos países se ha añadido ácido fólico a la harina para asegurarse de que esta vitamina llega a toda la población. Una medida preventiva adicional consiste en alimentarse bien antes del embarazo.

Categorías
Salud

10 razones por las que los niños deberían practicar pilates

¿Sabías que los pilates ayudan a mejorar la concentración? Conoce otras ventajas por las que los niños deberían practicar pilates y a tu hijo lo ayudarían a tener un mejor rendimiento escolar. 

Fomentar en los niños el deporte y la actividad física es fundamental para que tengan hábitos sanos en la vida adulta. Actualmente los niños pasan mucho tiempo frente a la computadora o dispositivos móviles, ¡no se mueven! Esto tiene como consecuencia problemas graves de salud como el sobrepeso y la obesidad.

En este sentido, los Pilates ayudan a los niños no solo a tener buena condición física, también los ayuda a mejorar su concentración y a eliminar el estrés.

Te damos 10 razones para que tu hijo practique Pilates

1. Perfecciona su postura, creando una consciencia de postura corporal.

2. Mejora su concentración, lo que deriva en un mayor grado de atención y por ende, tienen un mejor rendimiento escolar.

3. Son complemento de otras actividades físicas y sobre todo para mejorar su rendimiento deportivo.

4. Ayuda a prevenir desviaciones (como la escoliosis) de la columna vertebral al fortalecerse la musculatura de la espalda.

5. Aumenta su movilidad. El cuerpo humano no está hecho para estar sentado ya que la columna soporta más presión cuando uno está sentado en una silla que cuando se encuentra de pie.

6. Son perfectos para que los niños tengan balance y simetría corporal y para que aprendan a conocer su cuerpo que está en constante cambio, gracias a los ejercicios de equilibrio.

7. Incrementan su flexibilidad, lo que significa que los niños logran un mayor rango de movimiento y agilidad.

8. Mejora la coordinación motora gruesa. Les ayuda a moverse con gracia y a tener un uso adecuado de su cuerpo sin ningún tipo de ?torpeza?.

9. Se reduce el sedentarismo y por consiguiente la obesidad infantil.

10. Desarrolla la autoestima y la confianza en sí mismos, ayudando a que se relacionen mejor con otros niños y adultos, y se integren en otras actividades, tales como teatro, danza, canto y declamación, entre otras.

FOTO GETTY IMAGES

Ayuda a tu hijo a elegir un deporte según su personalidad, así lo iniciará con gusto y lo continuará como una disciplina que le permitirá desarrollar toda una serie de beneficios sociales y emocionales para su vida adulta. Te dejamos estos tips: 

Te invitamos a leer también: 

¿Por qué es importante que tus peques practiquen algún deporte?

Categorías
Padres e Hijos

5 acciones de los papás que generan ansiedad en sus hijos

La ansiedad, estrés, miedos, inseguridades y problemas de conducta son cada vez más frecuentes en los niños. Y una de las causas que se ha encontrado son algunas acciones de los papás. Te compartimos cuáles son estas acciones para que revises si podrías estar haciendo alguna de ellas. 

Aunque todas estas acciones de los papás  son sin querer y con el afán de proteger a sus hijos, recuerda que los extremos pueden ser contraproducentes.

Estas acciones resultan tóxicas en la crianza y aquí te decimos cuáles son:

La sobreprotección

Ésta les causa daños emocionales a los pequeños y los hace ser incapaces de hacer algo por sí mismos, por lo que son desconfiados y el tener que intentar algo, sin ayuda de mamá o papá les genera ansiedad y sentimientos de inseguridad. Debemos protegerlos, pero darles libertad de explorar, de vivir, de conocer y de tomar sus propias decisiones.

Permisividad

Cuando los padres permiten que los niños hagan lo que quieran también puede ser una causa de ansiedad ya que en el fondo tienen un sentimiento de abandono emocional por parte de sus padres así como una poca atención en sus obligaciones como padres y eso lo resienten los niños.

Autoridad implacable

Es el polo opuesto de la permisividad y en estos casos una autoridad fuerte hace que los niños sientan ansiedad porque no les permitirán ser ellos mismos, quieren hacer cosas pero todo les causa miedo por ser regañados y  también sentirán abandono emocional porque pensarán que su criterio y sus opiniones nunca son correctos.

Constantes críticas

Las críticas constructivas hacen en los niños y adultos que aprendan y crezcan, pero cuando son agresivas y constantes no resultan para nada benéficas. La crítica constante en forma de acusación, comparación o señalamiento negativo genera sentimientos de inseguridad e incapacidad a los niños. Además, será tanta su inseguridad que dejarán de esforzarse para lograr nuevas metas.

No dejarlos decidir

Hay que permitir a los niños que sean capaces de poder dar su opinión y tomar sus propias decisiones siempre teniendo una comunicación directa con él, así ellos se sentirán que son importantes para la familia.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también: 

Identifica cuáles son los tipos de ansiedad que afectan tu vida diaria

 

Categorías
Así Crece

¿Tu hijo golpea a sus compañeros de la escuela? Aplica estos trucos

Hasta que aprenda a hablar, es muy probable que tengas un hijo que golpea a otros niños, que recurra a la fuerza para expresar su disgusto. ¿Cómo debes reaccionar? Necesitas intervenir para tratar de controlar las agresiones de tu hijo y ayudarlo a expresar sus emociones.

Sobre todo en los más pequeños, quienes a causa de que aún no son capaces de expresarse con palabras, recurren a los golpes como la única y eficaz vía para manifestar su enfado y sus frustraciones, también para hacer valer sus derechos: cuando otros les arrebatan sus juguetes o destruyen sus construcciones, intentan defenderse como pueden: unos lo hacen pegando y otros, escupiendo, mordiendo, arañando o jalando del pelo.

¿Qué hacer para evitar que tu hijo  golpee a sus compañeros de la escuela u otros niños?

Enseñarle reacciones pacíficas

Si los padres dicen a su hijo que no debe pegar y, al mismo tiempo, lo golpean en la mano por haber roto algo o tomado lo que no debía, el pequeño está recibiendo dos mensajes contradictorios que no hacen sino confundirlo. Los niños aprenden por imitación y necesitan tener un modelo que les enseñe a relacionarse con los demás de una forma socialmente aceptable. Lo que los padres deben transmitir a los hijos es que los conflictos siempre pueden solucionarse de una forma pacífica, mediante el uso de la palabra, y que no hay lugar para las agresiones.

Que diga No

En cuanto el niño empieza a balbucear los primeros vocablos, se le puede enseñar a decir “no” para impedir, por ejemplo, que otros tomen sus juguetes, también, para evitar ser agredido. Esto lo ayuda a expresar su inconformidad sin tener que pasar a la acción, por tanto, es una correcta alternativa a los golpes. Más adelante, se puede ir completando su vocabulario con expresiones como “es mío”, “¡vete!”, “dámelo”, “no quiero” o “¡déjame!” para hacerse respetar.

Desaprobar su conducta

Cuando un niño le pega a otro, basta con que los padres le hagan saber, de forma rápida y clara, que no aprueban sus agresiones. Lo que nunca deben hacer es decirle cosas como “eres muy malo” o “ya no te queremos”. Primero, porque el pequeño necesita tener la seguridad de que el amor de sus padres es incondicional (“te quiero, pero no me gusta que pegues”) y, en segundo lugar, porque si se siente avergonzado, es probable que aumente su enojo y no quiera colaborar.

Dejarlo convivir con otros niños

Su comportamiento tampoco debe ser motivo para prohibirle jugar con otros niños. En realidad, lo esperable en un niño tan pequeño es que todavía no esté preparado para jugar en grupo ni sepa aún compartir sus cosas con los demás. Sería un error pretender lo contrario. Sin embargo, a pesar de ello, el niño necesita la presencia de sus semejantes, ya que solo si tiene la posibilidad de estar en compañía de otros niños, puede aprender también a comportarse en grupo y a respetar a los demás.

Que resuelva solo sus peleas

Conviene conceder a los pequeños la oportunidad de que intenten solucionar a solas sus disputas, pero bajo la mirada atenta de un adulto que pueda actuar de inmediato si fuera preciso. El niño está aprendiendo a ser independiente y a separarse de mamá, debe asimismo aprender a elaborar una rivalidad que es natural en el ser humano. Cuando dos niños se enfrascan en una pelea, siempre que su integridad física no corra peligro, es preferible contar hasta diez antes de intervenir.

Cambiar lo que está haciendo

Una manera realmente efectiva de “frenar” a un niño pegalón sin tener que separarlo del grupo es animarlo a cambiar de actividad. De esta forma, es muy probable que olvide enseguida el motivo de la pelea y se concentre entusiasmado y feliz en el nuevo juego. ¡Y asunto arreglado!

Brindarle un entorno de comprensión

Es, sin lugar a dudas, el mejor antídoto contra la agresividad infantil. Esto nada tiene que ver con permitir que los pequeños puedan hacer todo lo que se les antoje. Una educación excesivamente complaciente y permisiva resulta tan inapropiada y perjudicial para ellos como un ambiente demasiado rígido y autoritario que frustra constantemente todas sus expectativas.

Dejarlo expresar sus sentimientos

Es negativo transmitir a los niños mensajes como “no llores”, “los niños berrinchudos son feos”, “no seas encimoso”; lo mejor es dejarlos expresar libremente sus sentimientos, sobre todo durante el juego: si están alegres, abrazan, acarician y dan besitos a sus muñecos, está bien. Abrazarlos, darles mimos, acariciarlos y besarlos, está bien. Es una forma de enseñarlos a ser amorosos en lugar de agresivos.

Si tu hijo tiene esta conducta, lo mejor es saber si es propenso a convertirse en un niño bully o ya los es: 

 

¿Cómo saber si mi hijo hace bullying?

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

Niños violentos con sus padres, ¿por qué ocurre?