Categorías
Cine para tus hijos

Lo que debes saber antes de llevar a tu hijo a ver Avengers Endgame

Lo que debes saber antes de llevar a tu hijo a ver Avengers Endgame para que no te pongas en aprietos.

Sin duda, tu hijo es fan de los superhéroes de Marvel y querrá ver el desenlace de la emocionante historia de los Avengers en donde sus personajes favoritos como Hulk, Spider-Man, Iron-Man, Thor, Capitán América… unen fuerzas para derrotar a Thanos.

La historia

Hay que recordar que en Avengers Infinity War (que salió en 2018), Thanos eliminó al 50% de las personas del planeta Tierra en su deseo de hacer un mejor universo. Entonces, los Vengadores que quedaron en la Tierra harán hasta lo imposible por deshacer los malévolos planes de Thanos.

Lo que debes saber antes de llevar a tu hijo a ver Avengers Endgame

Si tienes un niño menor de seis años y muere por ver Avengers Endgame toma las siguientes precauciones:

  • Ten en mente que la película dura 3  horas.
  • Si tu hijo no se queda sentado por mucho tiempo, podrías verte en la necesidad de salirte de la sala.
  • Si tu hijo es aún muy pequeño podría estar inquieto y llorar, por lo cual tendrás que abandonar la sala por completo.
  • A los niños siempre les da sed, por consiguiente ganas de ir al baño y tu no querrás perderte ni un segundo de este emocionante desenlace.
  • Quizá tu hijo te haga varias preguntas durante la película, por las escenas de acción y drama y en el cine no es posible hablar.
  • ALERTA SPÓILER: en esta película, ¡el Capítán América dice groserías! Así que si es el ejemplo a seguir de tu hijo, podría imitarlo o sorprenderse con su lenguaje, tendrás que explicarle por qué lo hace el Cap.
  • No hay escenas de sexo ni escenas tan violentas, ni sangre tan explícita (aunque sí hay muertes y mucha, mucha destrucción).
  • No lleves a tu hijo enfermo de gripa o con algún malestar, no la pasará bien.
  • Antes de ir al cine coman bien y asegúrate de que tu hijo vaya al baño antes de que empiece la función.
  • Trata de comprar en la dulcería alguna botana que no provoque ganas de ir al baño rápido.
  • La película tiene escenas dramáticas en las que quizá se te salga una lágrima y tu hijo podría preguntarte, «¿por qué lloras, mami?».
  • ALERTA SPÓILER: un superhéroe muy importante se nos va, tu hijo podría impactarse mucho y requerirá de que luego platiques con él.

Si tu hijo aguanta la película de Avengers Infinity War o cualquier de superhéroes de principio a fin sin pararse, ¡ya la hiciste! De todos modos, velo preparando para que no tengan que salirse de la sala en algún momento.

OJO: no hay escena postcréditos, así que puedes sentirte tranquilo de abandonar la sala en cuanto empiecen los créditos largos.

¿De cuál superhéroe de Marvel es fan tu hijo?

¿Viste la película de Capitana Marvel? Carol Danvers es muy importante

 

Categorías
Padres e Hijos

Tips para enseñarle a tu hijo a ir al baño

Si tu hijo dejó los pañales y ya es un experto en la nica, es momento de dar el último paso y enseñarle a ir al baño

Si tu hijo ya cumplió los 18 meses, es momento de dar los primeros pasos para que aprenda a ir al baño. Según la Academia Americana de Pediatría, es entre los 18 y 36 meses de edad que casi todos los niños están listos para ir al baño solos. Cuando lo logran, adquieren mayor independencia y se acercan a la dinámica familiar.

Algunos de los indicadores que te avisarán cuándo es buen momento para orientar a tu pequeño o pequeña a empezar a usar el baño, son los siguientes: entienden instrucciones sencillas, se visten y desvisten ellos solos, avisan o tocan su calzón entrenador o pañal cuando sienten la necesidad de evacuar además de hacerlo regular y predeciblemente.

A continuación, algunos tips que te servirán, sin duda, para que el proceso de enseñanza para usar el baño, sea, en vez de una tarea titánica, un procedimiento sencillo, y porqué no, divertido.

Primero permite que entre contigo al baño para explicarle cómo funciona la taza. Posteriormente enséñale a sentarse como si se trata de una silla normal. Deja que lo haga primero con ropa y después en calzones. Vístelo con prendas que pueda quitarse fácilmente y evita prendas que se abrochen de la entrepierna.

Si es niño, al inicio es común que haga fuera y se desmotive. Para contrarrestarlo, arroja pequeñas hojas secas de árbol y pídele que trate de atinarles ¡Será divertido!

Es importante que no hagas bromas ni uses palabras o expresiones negativas como «huele feo», pues podrías avergonzarlo y generar un problema cuando tenga que pedirle ayuda a alguien más. No lo obligues a quedarse más tiempo del que él o ella quiera. Antes de subirlo por primera vez, coloca un asiento a su medida y un banco que pueda tocar con los pies, esto lo ayudará a sentirse más seguro y estable.

Para que supere el miedo de ver que las cosas desaparecen, arroja pequeñas basuras al retrete y activa la palanca para que se familiarice con el sonido. También procura tener juguetes y libros en el baño para que se entretenga, quédate con él o ella, platiquen sobre su caricatura o algún tema del momento.

Por último, acompáñalo siempre hasta que te pida lo contrario y de vez en cuando, pregúntale si quiere que estés ahí o si prefiere ir solo o sola.

Si tiene entre cuatro y cinco años y aún no logra dejar el pañal, consulta al pediatra para descartar un problema de incontinencia o enuresis. Recuerda que él es el único capacitado para darte soluciones sobre su salud.

TEXTO: RODRIGO GONZÁLEZ