Categorías
Padres e Hijos

Hijos, videojuegos y cómo sobrellevarlos

Los videojuegos pueden ser un dolor de cabeza para las mamás y papás porque los hijos quieren pasar muchas horas frente a la pantalla jugándolos; mejor sigue estos tips para saber cómo permitir a tu hijo usar los videojuegos, con límites sanos. 

Los videojuegos pueden tener ciertas ventajas como el incremento mental y la coordinación motriz, la ubicación espacial y la buena memoria de nuestros hijos.

También desarrollan la imaginación e incluso muchos son educativos. Sin embargo, es necesario establecer reglas para que las cosas no se salgan de control. La aplicación de control parental que ahora incluyen varias consolas pueden ser de gran ayuda.

Claudia Ortega, pedagoga de la Universidad Panamericana de México, aborda el rol de los padres de familia al elegir el título indicado para los menores:

«Es importante identificar qué tipo de videojuegos están jugando y no satanizarlos, porque habrá los que desarrollen las habilidades de pensamiento, pero otros dan un mensaje de violencia o tienen lenguaje explícito» indicó la especialista.

«Los niños y adolescentes no se detienen en eso, pero es papel del adulto revisar y permitir que los hijos lo utilicen y después, poner el tiempo que lo van a ocupar».

Otra especialista, Erika Acosta, que también es pedagoga, confirma que hay que cuidar no sólo que los menores no elijan los títulos nocivos, sino que también no vean a los adultos usándolos.

«Cuando son más grandes, de 8 a 10 años, poner un acuerdo de 45 minutos, una hora o media, lo que los papás autoricen, y que en más pequeños no se debe negociar cuánto tiempo se usará» sugirió la pedagoga.

Por otro lado, la psicoterapeuta Laura Gil, dice que se debe evitar el uso de videojuegos como entretenimiento para los niños en edad preescolar, pues pueden retrasar su desarrollo madurativo.

«El niño menor de 6 años debe jugar con otras cosas, deben hacer uso de sus sistema motriz, necesitan correr, aprender a brincar, coordinar sus movimientos, todo eso lo hace naturalmente cuando se está jugando. Para que su cerebro madure, los niños necesitan jugar con su cuerpo, jugar activamente», sentenció.

Por Rodrigo González

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también: 

Beneficios de los videojuegos para niños

Categorías
Ser Familia

El respeto a los abuelos, ¡un valor que no se debe perder!

Pueden ser consentidores y cariñosos, o bien, distantes y solemnes. Los abuelos son esenciales en el cuidado de los hijos y fuente de grandes valores para ellos. Justo por eso el respeto hacia los abuelos es importante, aprendamos a cultivarlo. 

Se estima que en nuestro país, alrededor de tres millones de abuelitos se hacen cargo de los nietos mientras papá, mamá o ambos, salen a trabajar. Por lo tanto, el papel que desempeñan y el impacto de los «abues de hoy» va mucho más allá de la imagen tradicional que conocemos e, incluso, para muchos niños representan sus segundos padres.

La edad promedio más joven para convertirse en abuelo es a los 40 años, por lo que la distancia generacional se ve disminuida y los vínculos con los hijos de sus hijos pueden ser más estrechos y de mayor comunicación, además de este factor, con el incremento de la esperanza de vida, muchos padres pueden conocer en persona no sólo al bisnieto, sino también al tataranieto.

Inculcar el respeto a los abuelos

Existe un cuento narrado por Jorge Bucay que habla sobre la disputa que había en un pueblo para dejar vivir o no a un árbol que comenzaba a crecer junto al más viejo. Entre las opiniones divididas, los habitantes fueron con el sabio para pedir un consejo y éste les hizo ver que tanto uno como el otro se necesitan para cumplir su propósito: el primero para renovar y el segundo para retirarse.

Y aunque hemos hablado de que los abuelos de hoy no necesariamente implican una connotación de vejez, las personas de la tercera edad que podrían considerarse como abuelitos colectivos de alguna manera integran la herencia de nuestra sociedad.

Por ello, un elemento para la formación de valores básicos en sus pequeños es la de instruirles el respeto hacia la vejez en general, por encima de cualquier discapacidad o apariencia propias de esta edad, y reconocer su valor por la experiencia de vida y trayectoria, tal como ocurre en ciertas culturas donde los más longevos de la comunidad son los grandes consejeros y merecedores de tributos.

Consejos para mejorar la relación con los abuelos

Existen algunas situaciones que podrían afectar la relación de respeto con los abuelos y que conviene reflexionar para mejorar la dinámica entre abuelos y nietos, tales como:

El abuelo difícil. De repente el abuelo o la abuela no manifiestan una disposición cariñosa hacia los nietos, y aunque no se podría hacer un diagnóstico general del por qué ocurre esto, lo importante es evitar la construcción de una mala imagen de ellos hacia los niños, y tal vez justificarlos con algún elemento propio de su edad que les esté ocurriendo, por ejemplo: que se comporta así porque padece algún dolor o porque ha perdido alguna habilidad y eso, a veces, lo hace particularmente irritable.

La relación de papá o mamá con los abuelos. Es común que existan abuelitos que de pronto determinen reglas de conducta hacia los niños, interfiriendo y contradiciendo a las que ya han establecido papá y mamá. Sobre este escenario, resulta prudente que ustedes acuerden un límite siempre y cuando sea de manera afectiva. Según sea el caso, pueden consultar a un profesional para convertir esta situación en una oportunidad de comunicación.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

El momento en que tu hijo entiende que es parte de una familia

Categorías
Ser Familia

15 tips para evitar los mareos en auto

15 tips para evitar los mareos en auto

Es común que los niños sientan mareos al viajar en coche, incluso en trayectos cortos. Aquí te decimos cómo evitarlos.

¿Por qué se marean los niños?

Más de la mitad de los niños de 2 a 12 años se siente indispuesto al viajar en coche. Antes de esa edad es más raro -viajan casi siempre dormidos-, y llegando a la pubertad, prácticamente todos dejan de marearse.

Este trastorno se produce porque los niños pequeños aún no tienen completamente desarrollado el sentido del equilibrio (en concreto, el laberinto, el órgano situado en el oído que regula este sentido), lo que hace que sientan con mayor intensidad las continuas aceleraciones y desaceleraciones del vehículo, por lo que reciben señales contradictorias de diferentes centros sensoriales haciendo que se mareen con más facilidad.

Principales síntomas

  • Palidez
  • Sudoración
  • Malestar general
  • Dolor de estómago
  • Dolor de cabeza
  • Mareos
  • Vómitos 

15 tips para evitar los mareos en auto

Antes de viajar

1. Ventila bien el auto, sobre todo si se fuma en él. Pero tampoco uses un aromatizante demasiado fuerte, ya que ese olor también les puede molestar.

2. Si vas a comenzar el trayecto justo después del desayuno, no des a tu hijo leche, sustitúyela por un lácteo sólido como el queso. Con los líquidos pueden vomitar más fácilmente.

3. Procura que no coma en exceso, no es bueno llevar el estómago lleno, aunque tampoco vacío.

4. Puedes darle algún medicamento para el mareo. Antes de elegir alguna opción, consulta a tu pediatra.

5. Prepara una bolsa con varios cambios de ropa para cambiarlo si vomita y se mancha. También puedes llevar algún trapo y agua por si ensucia el coche. Viajar con ese mal olor, además de desagradable, puede provocar vuelva a vomitar.

6. Lleva en el coche, una bolsa o un cubo donde pueda vomitar si le dan ganas. Así evitarás que se ensucie él o el coche.

Durante el viaje

7. Siempre que sea posible, siéntalo en la parte central del coche (es el lugar que menos se mueve) con su silla bien sujeta y el cinturón de seguridad.

8. Deja una ventana ligeramente abierta, así permites que el aire se renueve o ten el aire acondicionado fuerte, el clima frío, ayuda.

9. No fumes en el coche, el olor probablemente le revuelva el estómago.

Mira cómo disfrutar tu viaje en familia…

Haz un road trip con tu hijo, eleva tu ánimo con este viaje en corto

10. Prepara actividades para realizar durante el trayecto para que se mantenga ocupado. Juegos, adivinanzas, canciones, pero ninguna que incluya leer ni videojuegos o películas, esto suele marear a los niños.

11. Dile que no mire a los lados y que mantenga la vista fija en algún punto del horizonte que esté delante del coche. Teniendo una referencia visual fija, marearse es más difícil.

12. Maneja con suavidad, evita frenar sin  mesura. Si pasan por una zona de curvas, tómalas sin brusquedad y lo más despacio que puedas. 

13. Evita el calor excesivo dentro del coche, pon el aire acondicionado.

14. Dale un caramelo, siempre ayuda a prevenir las náuseas.

15. Detén el auto cada 2 o 3 horas, ya que permite descansar al conductor y a todos los tripulantes.

Ahora sí, ¡buen viaje en familia!

Foto: Getty Images

Esta  información podría salvar su vida…

Lo que debes tener en cuenta al manejar en carretera

 

 

 

 

 

 

 

Categorías
Especiales

7 beneficios emocionales para tu hijo de los disfraces

Descubre las siete lecciones que tu hijo aprende con este divertido momento. El juego en la infancia es indispensable para que tu hijo logre un adecuado desarrollo socio-emocional. Por ello es necesario incorporar tiempos de juego libre en sus agendas y poner a su alcance ciertos elementos, como los disfraces. Conoce varios de sus beneficios emocionales para tu hijo. 

Beneficios emocionales de los disfraces

1) Usar disfraces fomementa su IMAGINACIÓN.

Gracias a ellos pueden ser maquinistas de un ferrocarril, superhéroes, bailarinas, un animal… porque alientan su creatividad, un crecimiento muy importante en su capacidad para solucionar problemas. No necesitas grandes atuendos para que se dejen llevar por sus fantasías; incluso un tubo de papel de baño puede bastar para representar su mundo interior.

2) Tener una infancia feliz, llena de gratas experiencias y constantes sensaciones de gozo son la base de la SALUD MENTAL.

Cuando tu hijo juega libre y con alegría, su bagaje de buenos momentos crece y se consolida. Bríndale espacios seguros en los que dé rienda suelta a su imaginación sin regaños o peleas; donde grite, cante, trepe y corra sin riesgos.

3) Fomenta la EMPATÍA. Sólo poniéndose en el papel de otro -el personaje-puede entender las emociones que vive.

Cuando un niño se disfraza de papá o maestra y se percata de que poner orden entre otros niños no es algo tan fácil, se sensibiliza e invita a que sus acciones resulten menos egocéntricas. Lo anterior facilitará su adaptación familiar, escolar y social.

4) Permiten METABOLIZAR emociones que, aunque normales, los pequeños viven como agresivas.

Un ejemplo: cuando un niño se descalabra y posteriormente juega al doctor por semanas. Si permites este tipo de juegos y pones a su alcance material para que actúe sus fantasías angustiosas, tanto la intensidad como la repetición desaparecerán poco a poco.

DE VEZ EN CUANDO MAQUÍLLATE O PONTE UN SOMBRERO Y ÚNETE A LOS JUEGOS DE TU HIJO: NO SÓLO PASARÁS UN BUEN RATO Y CONECTARÁS CON ÉL, TAMBIÉN ENTENDERÁS MÁS QUÉ CRUZA POR SU MENTE Y LOGRARÁS AMARLO MÁS.

5) Utilizar disfraces es una de las formas en que tu hijo manifiesta emociones voraces, ENVIDIOSAS y hasta agresivas sin consecuencias, de manera lúdica e inofensiva.

Al jugar con disfraces puede practicar hasta dónde se siente cómodo siendo amoroso, agresivo, rebelde, curioso, locuaz e incluso intrépido: también puede expresar su ternura a través del juego.

6) Los niños, por medio del juego de roles, buscan identificarse con CUALIDADES de personas o personajes.

Una niña juega a ser la Mujer Maravilla y rescata a sus hermanos, o un niño se disfraza de bombero y entra sin miedo a una casa en llamas para salvar a una mascota en apuros; ella se identifica con la autonomía e inteligencia del personaje y él con la valentía que observa en el bombero.

7) Fomenta en tu hijo una AUTOESTIMA sana y elevada.

Gracias a estos juegos un día es un exitoso restaurantero; otro, un cantante y luego un espía encubierto que vence a la peor red de malandrines del planeta. Al vivir este tipo de juegos como su realidad, cada éxito, reto superado y miedo conquistado se vuelven parte de un autoconcepto positivo y fortalecido ahora y cuando sea adulto.

Por Judith Celis, psicoterapeuta y bloguera en padresestrella.com

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

Beneficios de la magia para tu hijo

 

 

Categorías
Especiales

Fomenta en tu hijo el sentido del humor

Reír y provocar risa es uno de los mejores inventos para socializar y lidiar con situaciones difíciles. El sentido del humor te ayuda a no tomarte las situaciones de vida tan a pecho y tener una actitud positiva para dar solución a los conflictos que se te presenten. Por eso, es importante fomentar en tu hijo el sentido del humor. 

Fomenta en tu hijo el sentido del humor

Un niño con sentido del humor es capaz de hacer amistades duraderas, ser querido por sus iguales y extender esa «buena onda» a sus relaciones adultas para administrar con mayor éxito las frustraciones, evitar los conflictos y, en definitiva, sufrir menos y disfrutar más. Además, el sentido del humor está relacionado con la inteligencia, la autoestima, la creatividad y la resolución de problemas.

Al principio…

En los primeros meses la risa de los bebés se estimula con juegos físicos (cosquillas, etc.,) pero muy pronto, a los seis o siete meses, cuando los bebés empiezan a entender un poco el mundo que les rodea, les encanta ver lo conocido dado la vuelta, es decir, comienzan a disfrutar de la esencia misma del humor.

Cuando los pequeños se dan cuenta de algo «chistoso» es una señal clara de que están desarrollando habilidades intelectuales importantes. Por eso es buena idea celebrar sus risas.

Guapo como papá, gracioso como mamá

Los papás y mamás que se ríen fácil y frecuentemente con sus hijos entienden que el humor es una herramienta sin igual a la hora de relacionarse con sus pequeños, y muy útil también para imponer disciplina evitando el conflicto.Además, la complicidad que crean las risas y los buenos momentos es una especie de lenguaje íntimo.

¿El sentido del humor se aprende o hereda?

Algunos niños parecen haber nacido con un carácter chispeante y positivo y otros en cambio parecen serios desde chiquitines, sin embargo los expertos en psicología infantil afirman que el humor puede ser enseñado y aprendido. En esto se parece a un músculo que debe ser trabajado regularmente. Y no se trata de apuntar al peque a un curso de monólogos para bebés? el truco: ser su mejor modelo. Esto no quiere decir añadir a la ya difícil tarea de ser padres la obligación de ser graciosos. Es mucho más sencillo y liberador: permitirnos hacer el ridículo (sí, eso que nos pide el cuerpo a veces y nuestro mundo adulto nos coarta).

Sin prisa (pero con risa)

Lo bueno de la paternidad es que tenemos años para desarrollar nuestro propio sentido del humor mientras nuestro público crece: podemos empezar con un material sencillo de humor físico cuando son bebés, para luego pasar a cantar ?Que llueva, que llueva? con una ridícula voz de pato, continuar con una escena en la que nos ponemos un zapato en la cabeza y un sombrero en el pie.

La casa familiar no tiene que convertirse en un programa de comedia pero conviene recordar que ser padres no tiene que ser grave ?con tanto consejo sobre cómo cuidar al bebé- y que hay mucho espacio para el juego y la diversión.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

Juegos para estimular la risa de tu bebé

 

 

Categorías
Especiales

Tips para organizar la primera pijamada de tu hija

¿Tu hija quiere invitar a sus amigas de la escuela a casa? ¡Qué mejor que organizarles una pijamada! Te damos algunas ideas para que la primera pijamada de tu hija con sus amigas sea una noche increíble.

Aunque ya no es tan común escuchar de ellas, las pijamadas son una perfecta ocasión para que tu hija pase una noche genial con sus amigas. Claro, si bien es cierto que es más tradicional entre niñas, no olvides que los niños también pueden divertirse mucho. Si quieres organizarles una, aquí te dejamos algunas ideas:

La primera pijamada de tu hija

1. Antes que nada, avisa a los respectivos padres la idea, para que no haya ningún tipo de inconveniente, además podrán ayudarte a organizarla y a preparar las pijamas de los pequeños para la ocasión.

2. Una excelente idea es hacer pijamadas temáticas, así que además de llevar su tradicional pijama, podrán llevar algún disfraz o accesorios.

3. Prepara algunos bocadillos para la ocasión, pero considera que es por la noche, así que procura que sean ligeros, sin tanta azúcar o adulce, pero que les encanten. Una buena alternativa es optar por las versiones mini de platillos como hot dogs, galletas con atún, paletas de cereales, etc.

4. La locación es fundamental, más si se trata de algo temático. Puedes decorar la habitación de tus pequeños con algunos motivos, nada complicado pero te aseguramos que les encantarán.

5. Organiza varios juegos, recuerda que por la hora, lo mejor será que se lleven a cabo en el interior de la casa. Son ideales juegos como hacer figuras con luz y sombras, guerra de almohadas, karaoke, cambios de disfraces, entre otros.

6. Una excelente actividad en una pijamada es contar historias, tanto fantásticas como de terror, lo cual hará volar la imaginación de los pequeños y seguro se divertirán.

Recuerda que se trata de una noche muy especial para tu hija o hijo, así que también permítele pasar el tiempo por su cuenta sin supervisión todo el tiempo; no obstante también debes acordar con ellos ciertos límites, como la hora de comer, el tipo de lenguaje y permisos. 

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también: 

Beneficios de la magia para tu hijo

Categorías
Especiales

Juegos para estimular la risa de tu bebé

La risa de tu bebé es, en realidad, una alegría compartida. Tú, la mamá, eres su principal fuente de felicidad. Y viceversa. Lo dicen todos los padres: la risa de un hijo es el sonido más maravilloso que se puede escuchar. Te presentamos cuatro juegos que te harán pasar grandes momentos y estimular la risa de tu bebé. 

Juegos para estimular la risa de tu bebé

1. La selva:

A gatas en el suelo, enfrente del niño, cantas «Soy un elefante que camina despacio hacia adelante». Camina hacia él con pasos lentos y torpes. «Soy un cangrejo y de lado y rápido me alejo» y te alejas con pasos rápidos de lado. «Soy avestruz, me voy corriendo para que no me alcances» y lo provocas para que vaya detrás de ti (a gatas o corriendo).

2. Cosquillas:

necesitas plumas, brochas de maquillaje, algodón, telas suaves y algunos popotes. Dale alguna de estas cosas para que te imite y le vas haciendo cosquillas con cada una de ellas en la carita, cuello, manos, pancita, espalda y pies. Con el popote sopla suavemente en las manos, cuello o brazos (evita la cara porque resulta un poco molesto).

3. Globos vibrantes:

infla un globo pequeño y coloca una parte en la cara u oreja del niño y la opuesta en tu boca. Vocaliza o habla despacio (vocales, onomatopeyas de animales y objetos, palabras de dos sílabas) y así tu bebé percibirá las vibraciones. Se sorprenderá, le hará reír y querrá repetir o, incluso, hacerlo él.

4. El barco:

coloca a tu nene boca abajo sobre una pelota grande de playa, Pilates o un cojín de igual tamaño, de manera que no toque el suelo, sujétalo bien y balancéalo hacia un lado y hacia otro, hacia atrás y hacia adelante mientras cantas: «Vamos para un lado, vamos para el otro, este barco se mueve mucho; corre, corre, papi ¡que te alcanzo!». Te pones delante de rodillas y corres cuando el niño vaya al frente para atraparte.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también: 

Divertidos juegos para que tu hijo aprenda vocabulario

 

Categorías
Ser Familia

Ideas para disfrutar las vacaciones en casa con tu hijo

¿Esta ocasión no fue posible ir a un destino, o no pudiste tomar tu días de descanso y ahora, pasarán las vacaciones en casa? No hay tema, hay mucho que puedes hacer sea que todos van a estar en casa o solo puedas compartir los fines de semana con tus hijos durante las vacaciones.

Como sea es una perfecta oportunidad para compartir tiempo con tus niños, conocerlos más y afianzar más su lazo afectivo.

Lo primero: planear

1. Haz una agenda para las vacaciones. Cuándo irán al cine, qué día cocinarán en casa, qué restaurantes quieren conocer, a cuáles museos irán… Debes poner todas las actividades que les gustaría concluir y qué día las realizarán.
2. Elige el menú para sus comidas en casa. Que cada uno escoja el platillo que más le gusta; así sabrán un poco más de su gustos. Sé permisivo, este es un tiempo para darse libertad, incluso en los alimentos.
3. Divide las tareas en casa. Aunque son vacaciones, las tareas del hogar están ahí y hay que solucionarlas. Qué mejor modo que hacerlo en conjunto, justo ahora que están en casa. Será una lección de colaboración en equipo.
4. Inscríbete en un curso con ellos. Puede ser meditación, natación, de cocina o de inglés, o un coaching vivencial para padres e hijos.

Ideas para que tus peques y tú se diviertan en casa

1. La piscina. A los niños les suele encantar; el agua los divierte y además los cansa mucho, por lo que luego aceptarán con gusto alguna actividad más tranquila
como jugar con construcciones, a las cartas, juegos de mesa, pintar o leer cuentos.
2. Películas, videojuegos, series, apps… Muchos niños pueden pasar horas entretenidos con estas opciones; recuerda que el abuso nunca será bueno y que también son un modo de enseñarles límites.
3. Amiguitos en casa. A partir de los cuatro años les ayuda socializar y pasar algunos ratos fuera del círculo más familiar, ya que los anima a descubrir mundos nuevos y a sentirse poco a poco más autónomos.
4. Doña Manualidades. No les tengas miedo, será muy divertido. Encuentra tutoriales en video en nuestra FanPage; están facilísimos.
5. Chefs por un día. Les fascina cocinar porque descubren un montón de texturas. Pregunta a la abuela una receta fácil para hacer junto con ellos.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer:

10 cosas que puedes hacer estas vacaciones para darle amor a tu hijo

 

 

 

Categorías
Padres e Hijos

10 reglas de oro para jugar con tu hijo

10 reglas de oro para jugar con tu hijo

Por Berenice Villatoro y Mayra Martínez

Descubre la importancia del juego para el buen desarrollo de tu bebé.

El juego es la actividad primordial en la vida de tu hijo, pues no juega solo para divertirse, sino también para aprender. Además, muchos médicos lo consideran como termómetro de la salud: un niño que juega está sano física, mental y emocionalmente. A través del juego, los chicos aprenden a relacionarse con el mundo, desarrollan su imaginación, imitan a otros niños y a sus papás. También ponen en marcha muchos factores como el lenguaje, desarrollo mental, movimiento, capacidad social, etc.

Mira cómo conectarte con tu bebé in útero

Despierta su inteligencia desde tu vientre, ¡con música!

10 reglas de oro para jugar con tu hijo

  1. Conéctate con tu pequeño a través de la mirada y las caricias.
  2. Revisa si está en el momento adecuado para jugar, primero debe haber comido, dormido bien y, si es el caso, tener limpio su pañal.
  3. Busca un área iluminada y en la que ambos se sientan cómodos.
  4. Apaga los aparatos que pueda robar tu atención. Recuerda que toda tu atención debe estar enfocada en tu hijo y la hora del juego.
  5. Pon música tranquila o alegre que los haga bailar.
  6. Usen ropa cómoda para jugar en el piso.
  7. Conviértete otra vez en niña y echa a volar tu imaginación.
  8. Busca sacarle una carcajada a tu hijo; lo guardará en su memoria como una gran experiencia compartida.
  9. Tomen turnos, pues esto le enseña a respetar a los demás.
  10. Procura el factor sorpresa y estimular su lenguaje.

Jugar con tu hijo te da la oportunidad de conocer cómo y qué piensa, escúchalo con atención.

¿Cuál es el juego favorito de tu hijo?

Foto: Getty Images

Mira cómo ayudar a tu hijo a usar su imaginación

Cómo estimular la creatividad de mi hijo

Categorías
Así Crece

Beneficios de que tu hijo juegue bajo la lluvia

Beneficios de que tu hijo juegue bajo la lluvia

La luz solar es necesaria para que la piel fabrique vitamina D, no importa que esté nublado, si tu hijo disfruta de actividades al aire libre un par de horas a la semana, le hará bien.

Beneficios de que tu hijo juegue bajo la lluvia

Ten en mente que tu hijo puede columpiarse y jugar aún cuando llueva, aunque se ensucie o se moje, tu hijo debe moverse y gritar para liberar su energía.

A casi todos los niños les atrae el agua. Saltar en los charcos los divierte muchísimo y hace ejercicio. Si tu hijo lo disfruta, no lo regañes, mejor, llegando a casa, dale un baño con agua calientita para que no se enferme.

El contacto con la naturaleza le hará estar de mejor humor.

Sentir que es libre lo ayudará a aumentar su confianza y autoestima.

Jugar bajo la lluvia le hará pensar en que no hay limitantes para la diversión.

Kit para disfrutar de la lluvia

  • Paraguas
  • Botas de lluvia
  • Impermeable
  • Pantalón de mezclilla

Tips para después de mojarse

  1. Llegando a casa hay que bañarlo de inmediato con agua caliente.
  2. Vístelo con ropa de manga larga de algodón y su pijama.
  3. Frota sus pies con alcohol y ponle un par de calcetines.
  4. Si lo crees pertinente, dale un analgésico contra la fiebre para reforzar sus defensas.
  5. Por la mañana, dale un desayuno rico en cítricos y abrígalo si el día está nublado.

Juegos para divertirse bajo la lluvia

Saltar charcos.
Brincar charcos sin pisarlos
Contar los charcos del camino
Dar un paseo sintiendo cómo las gotas de lluvia caen en la cara.
Observar su alrededor, como los gusanos que salen, el color de las plantas, cómo se refugian los pajaritos…
Vayan en busca de un arcoíris.
Crear un barquito de papel y ver cómo va por el agua.
Sacar a jugar algunos juguetes y que un charco sea “su alberca”, de preferencia si es un charco en el jardín de tu casa.
Usar hojas, madera o piedras y dejarlas en charcos para observar si flotan o se hunden.

Recuerda que las actividades al aire libre son importantes para tu hijo, el que le des confianza y libertad, lo ayudarán a crecer sano y fuerte.

¿Dejas que tu hijo juegue bajo la  lluvia?

Foto: Getty Images

Podrías estarle haciendo daño a tu hijo…

7 comentarios que eliminan la creatividad de tu hijo