Categorías
Nutrición

Cuida tus huesos

Cuida tus huesos

Los huesos requieren un flujo constante de calcio, proteínas y minerales. Incluye estos alimentos ricos en nutrientes en tu dieta diaria.

Cuida tus huesos

Los seres humanos tenemos 300 huesos al nacer y, conforme pasa el tiempo, unos se unen a otros para formar el esqueleto adulto, que tiene 206.

Se requiere más que leche para fortificar tu esqueleto, y los científIcos están descubriendo que otras vitaminas y minerales también son importantes para mantenerte libre de fracturas, tanto ahora como en una edad más avanzada.

Alimentos nutritivos

Consume alimentos ricos en estos nutrientes: magnesio, fósforo, potasio, fluoruro, magnesio, cobre, boro, hierro, zinc y vitaminas A, D, K, C y B.

Calcio

El calcio es el mineral más importante para el proceso de remodelación del hueso; sin embargo, es necesaria una alimentación equilibrada para que su absorción sea la correcta. También mantiene saludables dientes y encías. Consúmelo en: leche, queso blanco, vegetales de hojas verdes, leguminosas, mantequilla, yogur, pescado (sobre todo salmón y sardinas) y prefiere la soya a las harinas blancas.

¿Consumes leche?

Beneficios de la leche durante el embarazo

Las mujeres que consumen grandes cantidades de calcio en su dieta viven más tiempo porque mantienen sus huesos sanos. Toma en cuenta que las mujeres embarazadas y lactantes requieren 1.200 mg de calcio al día. Una dieta variada que incluya vegetales y granos enteros es crucial para tener huesos sanos durante mucho tiempo.

Vitamina D

Se encarga de fijar el calcio y el fósforo en huesos y dientes. Se puede fabricar en la piel por la acción de los rayos solares sobre el colesterol: tan sólo son necesarios 15 minutos de exposición al sol al día (con protector solar). Consúmela en: pescados azules, lácteos y yema de huevo.

Inulina

Eleva la absorción del calcio. La encuentras en: las cebollas, espárragos, alcachofas y plátanos.

Fitato

Previene la pérdida de minerales. Consúmelo en: nueces y granos enteros.

Zinc

Este mineral protege los huesos. Una investigación del Instituto de Medicina de Estados Unidos demuestra que niveles bajos de zinc se asocian con huesos frágiles en mujeres de edad media. Consúmelo en: sirloin magro: una porción de 120 g de este corte (o de animales alimentados con pasto o granos) proporciona más de la mitad del valor diario de zinc.

Vitamina K

Ayuda a que tu cuerpo transporte calcio y lo metabolice en tu esqueleto. Algunos estudios encontraron que la vitamina K no sólo mejora la densidad mineral ósea en personas con osteoporosis, sino que también disminuye el riesgo de fracturas. Consúmela en: moras azules, fresas, brócoli, hojas verdes y oscuras como el kale o la espinaca.

Mira qué comer para ayudar a tu hígado…

Alimentos que ayudan a mantener tu hígado sano

Grandes enemigos de tus huesos

  • La osteoporosis
  • El sedentarismo

    Los desórdenes alimenticios
  • El estrés

    El tabaco, alcohol, café en exceso y fármacos
  • Dietas muy estrictas
  • Consumo de refrescos carbonatados
  • Exceso de ejercicio físico
  • Demasiada sal, azúcar y alimentos dulces
ESTE ARTÍCULO FUE PUBLICADO POR PRIMERA VEZ EN LA EDICIÓN DE OCTUBRE DE LA REVISTA PADRES E HIJOS

Fortalecer tus huesos desde que eres joven, te evitará padecer osteoporosis y otras enfermedades.

¿Cómo cuidas tus huesos?

Foto: Getty Images

Cómo cuidar a tu corazón…

9 tips para cuidar la salud de tu corazón

Categorías
Salud

4 tips de alimentación para la diabetes infantil

4 tips de alimentación para la diabetes infantil

¿Tu hijo padece diabetes? Te decimos qué tipo de alimentos se recomiendan y con cuáles se debe tener cuidado.

Toma en cuenta esto…

Alimentos que ayudan a mantener tu hígado sano

4 tips de alimentación para la diabetes infantil

Todos los niños necesitan alimentos que les ayuden a tener buena salud, crecimiento normal y un peso saludable, especialmente aquellos pequeños que padecen diabetes, ya que deben balancear su consumo de carbohidratos con su insulina, además de cuidar sus niveles de actividad para mantener sus niveles de azúcar en la sangre bajo control.

Una de las claves para una vida de calidad para los pequeños que padecen diabetes infantil radica en la alimentación, ya que si bien no son niños especiales o diferentes, sí requieren ciertos cuidados con su dieta.

Por ello, te damos las siguientes recomendaciones sobre lo que deben consumir o cuidar:

1. Lácteos

La leche y el yogur deben ser descremados o semi, porque así tienen menos grasa, pero proporcionan igualmente energía, proteínas, calcio vitamina A y en menor cantidad otras vitaminas y minerales.

2. Carbohidratos

En realidad no existe una cantidad exacta que un pequeño debe comer. La cantidad que un niño necesita por día depende de la edad, el tamaño, la meta de peso, el nivel de ejercicio, los medicamentos y otros asuntos médicos que deben consultarse con un especialista.

Cuida también el corazón de tu hijo…

Los mejores alimentos para cuidar el corazón de tu hijo

3. Proteínas

Alrededor del 10% al 20% de las calorías que consume un pequeño deben venir de la proteína. Trata de que su consumo sea en su mayoría carnes magras como pollo o pavo.

4. Muy pocos antojos dulces

Existen alimentos que los niños con diabetes deben comer de forma moderada, en porciones controladas, tales como el pan, pastas, postres, dulces, helados y algunas verduras como la zanahoria.

Si tu pequeño padece diabetes tipo 1, es importante que tenga los controles médicos necesarios, así como la asesoría de un especialista en nutrición para que le pueda brindar una dieta según sus características y necesidades. 

¿Tu hijo padece diabetes?

Foto: Getty Images

Este postre es fácil de hacer y nutritivo…

Cómo hacer una pizza de sandía

Categorías
Ser Mamá

¿Debo tener una dieta especial durante la lactancia?

¿Debo tener una dieta especial durante la lactancia?

Durante la lactancia es importante poner atención a las cantidades y comer más alimentos naturales y sanos, y menos aquellos que no aportan mucho a tu organismo, como los alimentos procesados.

Si quieres esperar para tener otro bebé, mira esto…

¿Qué anticonceptivo te conviene para después del parto?

¿Debo tener una dieta especial durante la lactancia?

Necesitas saber que tu cuerpo quema alrededor de 500 kilocalorías diariamente. Hay quienes creen que ciertos alimentos durante la lactancia ayudan a la producción de leche, sin embargo no hay evidencias de que eso sea cierto.

Lo que sí está comprobado es que alimentar a tu bebé aumenta la producción de leche.

Trata de evitar estos alimentos:

Estos alimentos podrían poner irritable a tu bebé o que sufra de cólicos.

  • Fritos
  • Grasosos
  • Lácteos
  • Irritantes
  • Comida picante o muy condimentada
  • Refrescos
  • Café
  • Tés de hierbas (prefiere los frutales)
  • Bebidas alcohólicas
  • Chocolate en grandes cantidades
  • Mariscos y pescados crudos
  • Alimentos ricos en azúcar

Mira cómo vivir la cuarentena…

4 tips para relajarte en cuarentena

Se recomienda no consumir bebidas alcohólicas durante la lactancia porque sí se pasa a la leche. Si hay una ocasión especial y decides beber algo, no debe ser más que una copa de vino o una cerveza pequeña. Para reducir la exposición de tu bebé al alcohol, evita dar el pecho de dos a tres horas después de que consumiste tu copa de vino. No es necesario que te saques la leche y la descartes.

Recuerda, se recomienda establecer la lactancia materna durante las primeras seis semanas de vida del bebé, es decir, que el bebé tome la leche directamente del pecho de su mamá. Pronto empezarás a conocerlo bien y cómo se comunica contigo. Te sentirás con más confianza de responder a las necesidades de tu bebé y alimentando esa relación de apego con él.

De esta manera el bebé le dirá a mamá cuánta leche producir para satisfacerlo. Una dieta saludable es tu mejor aliada. Come y bebe líquidos según tu cuerpo te lo pida.

Recuerda que en época de calor, tu bebé también sentirá mucha sed y pedirá más leche.

¿Has notado que algún alimento le cae pesado a tu bebé?

Foto: Getty Images

Esta información puede servirte…

Mitos de la lactancia

Categorías
Nutrición

Beneficios de consumir probióticos

Beneficios de consumir probióticos

Los probióticos son bacterias saludables que nuestra flora intestinal necesita para mantenerse en buen estado.

Y la flora intestinal a su vez ayuda a digerir los alimentos, procesar los nutrientes, sintetizar las vitaminas y estimular las defensas.

También fortalece al sistema inmunológico y reduce los niveles de colesterol en la sangre.

Beneficios de consumir probióticos

Ayudan a conservar el pH y crean un ambiente inhóspito para los organismos peligrosos.

Contra las enfermedades

Los probióticos también ayudan a combatir los siguientes padecimientos:

  • Colitis
  • Gastritis
  • Diarrea infecciosa por alimentos
  • Rotavirus
  • Úlcera estomacal
  • Enterocolitis
  • Alergias
  • Estreñimiento
  • Intolerancia a la lactosa
  • Infecciones genitales y urinarias en mujeres
  • Cáncer

Prepara este platillo a tu hijo…

Hot cakes de avena con plátano, ¡le encantarán a tu familia!

Alimentos ricos en probióticos

Podemos encontrarlos principalmente en:

  • Yogurt
  • Quesos
  • Bebidas Fermentadas
  • Suplementos Alimenticios y medicamentos

No hay edad para consumirlos, lo pueden hacer desde los más pequeños hasta los más adultos.

¿Llevas una alimentación balanceada?

Foto: Getty Images

Incluye estos cereales en la alimentación de tu hijo…

Los 4 mejores cereales para que tu hijo desayune

Categorías
Embarazo

Beneficios de la leche durante el embarazo

Es una de las principales fuentes de calcio, que junto con la vitamina D y la lactosa, favorece una absorción más completa. Y el calcio es clave durante el embarazo y el periodo de lactancia porque el bebé en desarrollo necesita de él para formar huesos y dientes, así como también para el desarrollo de su corazón, nervios y músculos. Te platicamos de todos los beneficios de la leche para ti y tu bebé. 

La leche durante el embarazo

El consumo adecuado de calcio por parte de la mujer embarazada puede reducir el riesgo de hipertensión arterial e incluso de preeclampsia, complicación médica del embarazo que se asocia a la hipertensión inducida durante la gestación y está vinculada a elevados niveles de proteína en la orina.

Para obtener todo el calcio que se necesita durante el embarazo, se debe beber tres vasos de leche descremada de 8 onzas (24 onzas, o casi 3/4 de litro) todos los días, o comer una buena variedad de otros alimentos ricos en calcio, como yogur, queso, verduras de hojas verde oscuro (col, espinacas), almendras y jugo de naranja enriquecido con calcio.

Se puede beber leche descremada o semidescremada durante el embarazo. No es necesario que se beba leche entera porque contiene grandes porciones de grasa saturada, la cual no es buena ni para el corazón ni para la salud en general de las embarazadas. Para reducir las grasas saturadas en la alimentación de las futuras mamás, lo mejor es que se opte por la leche semidescremada (con 1 por ciento de grasa) o totalmente descremada.

Lo más recomendable es que las grasas que coman las mamás sean grasas saludables, como las que contienen los pescados (los que sean seguros de comer durante el embarazo) y algunos vegetales como el aguacate. Otras fuentes de grasas sanas son los aceites de oliva, linaza, nueces, frutos secos, las mantequillas de frutos secos como el cacahuate, almendra y avellana.

La leche de soya también es una buena alternativa con bajo contenido de grasa, y se puede usar en lugar de la leche de vaca. Sólo hay que percatarse de elegir marcas que la fortifiquen agregándole calcio.

Revisa qué son las leches vegetales y cuál es la mejor para una adecuada nutrición.

Lo que aporta la leche a tu nutrición:

  • Es una de las principales fuentes de calcio, que junto con la vitamina D y la lactosa, favorece una absorción más completa. Solamente es deficitaria en hierro.
  • La grasa de la leche tiene importantes proporciones de ácidos grasos de cadena corta y media que facilitan su digestibilidad.
  • La composición grasa de la leche está representada sobre todo por triglicéridos, fosfolípidos y lípidos insaponificables, entre los que destacan el colesterol, pigmentos (sobre todo carotenoides), antioxidantes (tocoferoles) y vitaminas A, D y E.
  • Las proteínas lácteas son de alto valor biológico, ya que presentan todos los aminoácidos esenciales para cubrir las necesidades de una persona.
  • El principal hidrato de carbono en su composición es la lactosa (formada por glucosa y galactosa), lo que la convierte en un alimento a evitar en caso de intolerancia a la lactosa.

Por Rodrigo González

FOTO FETTY IMAGES

Te invitamos a preparar esta receta rica en calcio:

Smoothie de fresa para huesos fuertes

 

Categorías
Salud

Alimentos posparto que debes consumir

Alimentos posparto que debes consumir

Por Berenice Villatoro y Mayra Martínez

Una de las grandes preocupaciones de muchas mamás después de dar a luz, además de mantener al bebé saludable y bien cuidado, es recuperar su figura. Con estos consejos de alimentación, ¡puedes lograrlo!

Alimentos posparto que debes consumir

Seguro te preocupa recuperar tu peso lo más pronto posible, pero, lo recomendable es hacerlo poco a poco, ya que lo principal es dejar que tu cuerpo se recupere del estrés del parto, así que las dietas quedan definitivamente descartadas al menos los primeros 40 días a partir del nacimiento de tu bebé ya que si no consumes los nutrientes necesarios, se puede afectar la calidad y cantidad de leche.

Te interesa: Tips de alimentación durante la lactancia

Los mejores alimentos

Es mejor consumir alimentos altos en hierro, como carne y legumbres, para recuperar la pérdida de sangre del parto y evitar aquellos alimentos que puedan hacerle daño al bebé durante la lactancia. Después de dar a luz, necesitas 20 gramos de fibra al día, así como vitaminas.

Fibra insoluble:
* Granos completos o fortificados
* Pan integral
* Arroz
* Salvado de trigo
* Zanahorias
* Proteína vegetal
* Frutas y verduras frescas

Alimentos no recomendados

Existen alimentos posparto que debes evitar los primeros 5 días después de que haya nacido tu bebé, en especial ten cuidado en el consumo de lácteos, porque le pueden causar cólicos a tu bebé a través de la lactancia.

* Maíz
* Papas
* Brócoli
* Cebolla
* Coliflor
* Bebidas fermentadas
* Café
* Azúcares dietéticos y simples
* Lentejas

La lactancia materna te ayuda a recuperar tu peso

Amamantar a tu bebé no sólo trae grandes beneficios para su crecimiento y desarrollo, también te ayuda a ti a perder algunos kilos que generaste durante el embarazo, prevenir el cáncer de mama y de ovarios, una alimentación posparto equilibrada traerá efectos positivos en tu figura.

Los líquidos son fundamentales

No hay mejor forma de recuperar los líquidos perdidos durante el parto que ingiriendo más líquidos, así que es recomendable tomar de 8 a 10 vasos grandes con agua diarios; si no toleras el agua simple, prepara  infusiones frutales añadiendo rodajas  de fresas, pepinos o algún cítrico, trata de no agregar azúcar.

El agua te ayudará con el estreñimiento, uno de los padecimientos más comunes después del parto.

Los nutriólogos recomiendan 5 porciones de vegetales y frutas, 7 de proteína, 7 de granos enteros, 3 de lácteos y 3 de grasas no saturadas.

¿Cuál es tu platillo favorito?

Foto: Getty Images

 

Categorías
Nutrición

5 alimentos que evitan que tu hijo se enferme

5 alimentos que evitan que tu hijo se enferme

Por Berenice Villatoro y Mayra Martínez

Una dieta saludable fortalece las defensas de tu hijo y lo protege de enfermedades, mira qué puedes incluir en su alimentación…

Tener una buena nutrición en las primeras etapas de vida es fundamental para un sano crecimiento y desarrollo, así como para fortalecer el sistema inmunológico de tu hijo. Hay alimentos que poseen propiedades que le ayudarán a desarrollar las defensas necesarias para prevenir enfermedades e infecciones.

Te interesa: 8 alimentos que refuerzan tu sistema inmunológico

5 alimentos que evitan que tu hijo se enferme

Vitamina A

Previene infecciones respiratorias y el cáncer, mejora la visión nocturna.
Lo encuentras en estos alimentos: hígado, mantequilla, huevo y lácteos; verduras de color verde o anaranjado: zanahorias, calabazas, camote, brócoli y espinaca; frutas: melón, albaricoque y cerezas.

Hierro

Interviene en la formación de la hemoglobina y de los glóbulos rojos, así como en la actividad enzimática del organismo.
Lo encuentras en estos alimentos: carnes rojas, vísceras, yema de huevo, hortalizas de hoja verde y frutos secos.

TE INTERESA: Prepárale esta papilla a tu bebé…

Estas recetas de harina de arroz le encantarán a tu bebé

Zinc

Evita el deterioro del timo, glándula endocrina fundamental para el sistema inmunológico ya que allí maduran los linfocitos.
Lo encuentras en estos alimentos: huevo, pescado, hígado de ternera, cereales integrales y legumbres.

Fibra

favorece el crecimiento de bífido-bacterias que viven en el intestino y que previenen la aparición de ciertas enfermedades.
Lo encuentras en estos alimentos: frutas frescas y deshidratadas, frutos secos, hortalizas, legumbres y verduras.

Selenio

Su déficit afecta la inmunidad, puesto que disminuye la actividad bactericida (respuesta de los anticuerpos frente a tóxicos) y el desarrollo de glóbulos blancos.
Lo encuentras en estos alimentos: carne, pollo, pescado, cereales, huevos, frutas y verduras.

Recuerda que una buena nutrición ayuda a tu hijo a estar saludable.

¿Cuál es la verdura favorita de tu hijo?

Mira este truco…

Trucos para que tu hijo coma espinacas

Categorías
Salud

Cómo evitar los gases o flatulencias

Cómo evitar los gases o flatulencias, aquí te decimos ya que son molestos y a veces, te dan vergüenza si despiden un olor feo, ¿o no?

Los gases, también conocidos como flatulencias o meteorismos se forman porque se acumula aire en el intestino debido a varias razones que afectan la buena digestión.

Estos alimentos te provocan gases

Estos alimentos provocan gases porque se digieren más lento o con dificultad:

  • Alimentos picantes
  • Col
  • El café
  • Los frijoles
  • Coliflor
  • Productos lácteos 
  • Habas
  • Las papas
  • Chícharos
  • Alimentos ricos en azúcares
  • Garbanzos
  • Ajo
  • Cebolla
  • Bebidas carbonatadas

Gases en el embarazo

En el embarazo hay una mayor retención de gases. ¿A qué se debe? Por la influencia de la hormona progesterona, que disminuye los movimientos intestinales, y, por el aumento del tamaño del útero, que comprime los intestinos.

¿Por qué se producen los gases?

1) Por la absorción normal de pequeñas cantidades de aire, mientras se come o traga saliva.

2) Por comer alimentos que provocan gases.

3) Por las bacterias del aparato digestivo, que producen gas cuando se hace la digestión.

4) Por el estrés. El estar bajo situaciones de estrés hace que los intestinos produzcan gases.

¿Cómo evitar los gases en el embarazo?

  1. Come sentada y despacio.
  2. Mastica lento y bien para no tragar aire.
  3. No te acuestes después de comer.
  4. Evita alimentos flatulentos como la coliflor, brócoli…) y las bebidas gaseosas.
  5. Come una porción de plátano, arroz o zanahoria si no tienes estreñimiento.
  6. Ayuda a tu flora intestinal comiendo yogur.

Consejos para evitar los gases (si no estás embarazada)

Come lento.

Haz comidas más frecuentes, pero menos abundantes.

No comas en exceso.

Evita el estreñimiento, incrementa el consumo de fibra.

Toma más agua.

Ve al baño cuando tengas ganas.

Come fruta fresca.

No tomes laxantes si no te los receta un médico.

Haz ejercicio, la actividad física favorece el tránsito del gas por el tubo digestivo, es recomendable caminar lento después de comer.

Haz abdominales, un abdomen tonificado facilita la digestión.

Toma té de manzanilla ya que impide la formación de gases y alivia el dolor.

Si sigues una buena dieta alimenticia puede reducirlos y aliviar las molestias

Toma regularmente leche deslactosada.

Consulta al doctor si…

Los gases te producen dolor o calambres.

Te duran más de dos semanas.

Te provocan estreñimiento o diarrea.

Presentas fuertes dolores en la parte superior del abdomen.

Experimentas una pérdida de peso o apetito.

Defecas con un olor muy penetrante, con apariencia aceitosa o sangre.

Los gases no son una enfermedad pero si son molestos y hasta dolorosos, también pueden ser causados si sufres de: insuficiencia pancreática, obstrucción intestinal, síndrome del intestino irritable, estreñimiento y diarrea.

¿Tienes muchos gases?

La manzanilla te aporta grandes beneficios, mira..

Reduce el estrés con manzanilla

Categorías
Belleza

20 consejos para un cabello sano, largo ¡y brillante!

20 consejos para un cabello sano, largo ¡y brillante! Tener el cabello que deseas, ¡es posible! Sigue estos tips para ti y toda tu familia.

El corte de pelo ideal para ti

¿Quieres cambiar de look? Los expertos dicen que debes jugar con tu cabello cuando esté limpio y seco, piensa en cómo lo vas a peinar, y toma en cuenta si lacio, ondulado, seco, fino….

  1. Elige una foto de lo que deseas, ten en cuenta que debe ser algo de acuerdo a tu tipo de cabello y rasgos faciales.
  2. Pídele al estilista consejos sobre cuidados y técnicas para mantener tu corte y pelo en buen estado, así como productos para tu tipo de pelo.

Un cabello saludable

Cada día el pelo pierde proteínas por eso se vuelve débil y quebradizo. Con el calor y la contaminación ambiental, tu pelo es propenso a quebrarse y a debilitarse.

20 consejos para un cabello sano, largo ¡y brillante!

  1. Cambia periódicamente el lado hacia el cual lo peinas  para que no esté expuesto al solo un mismo lado.
  2. Si vas a un lugar con mucho sol, protégelo con protectores solares para el cabello (con filtros UV) y usa sombrero.
  3. Usa acondicionadores para mantener el pelo hidratado.
  4. Si vives en un sitio con mucha humedad, usa productos que tengan silicona.
  5. Si vives en un lugar lluvioso, deja la secadora de pelo a un lado, ten en mente que lavarte el pelo diario y secarlo lo dañarán, prefiere secarlo al natural.
  6. En el embarazo, tu cabello luce más espectacular, asegúrate de tener una alimentación rica en vitaminas y usa tratamientos naturales.
  7. Comer sano es la clave para tener una cabellera fuerte, sana y abundante. Elige alimentos que contengan vitaminas del grupo B, ya que le dan fuerza, lo hacen más resistente, incrementan su brillo y sedosidad. Las encuentras en el huevo, lácteos, hígado, vísceras, carne, pollo, cerdo, atún y salmón. Todas las vitaminas del complejo B, que se encuentra en productos de origen animal  y leguminosas (frijoles, lentejas, habas, alubias…), en algunos cereales integrales (arroz, trigo, avena…), en el germen de trigo, los vegetales de hoja verde oscura, las setas y nueces. Puedes obtenerlas también de la espinaca, semillas de gira- sol, lechuga romana, col de Bruselas, berenjena, almendras, aguacate, arándanos, cerezas, champiñones, apio, berros, pimiento, cacahuate, jitomate, zanahoria, coliflor, papa, melón y guayaba.
  8. ¿Embarazada y quieres teñirte el cabello? Los expertos recomiendan que esperes hasta el cuarto mes de embarazo para teñirte el cabello, después de que tu bebé desarrolle la mayor parte de los órganos vitales. Deberás buscar tintes sin amoniaco y con sustancias naturales: aceite de oliva, jojoba, uva y aguacate, que protegen las fibras capilares y nutren el cuero cabelludo.
  9. Lava tu cabello sólo cinco días a la semana. 
  10. Utiliza champús y acondicionadores específicos para tu tipo de cabello. 
  11. Lávalo con agua tibia o fría para evitar que el calor lo deshidrate.
  12. Consulta al dermatólogo ante cualquier anomalía, como caída difusa o por zonas, caspa o seborrea e irritación en el cuero cabelludo.
  13. Evita frotar el cabello cuando lo estés secando.
  14. No lo desenredes con cepillo cuando esté mojado, mejor usa un peine de dientes anchos.
  15. Evita el uso de secadora lo más que puedas. 
  16. No es recomendable el cabello recogido, con trenzas o colas de caballo a diario.
  17. Elige champús con vitamina E, antioxidantes y filtro UV, que protegen el cabello y mantienen tu tono natural más brillante.
  18. Cepíllate en la noche, antes de dormir, para eliminar el polvo, las fibras capilares rotas y sueltas, así como las células muertas.
  19. Utiliza un cepillo de cerdas naturales para estimular el riego sanguíneo en el cuero cabelludo y en las raíces.
  20. Masajea el cuero cabelludo cada noche o antes de bañarte. Hazlo con unas gotitas de aceite esencial de jojoba o lavanda: estimulará la circulación en el cuero cabelludo.

Te interesa: Mascarillas para el cabello con aceite de coco

Tu tipo de cabello

Es importante que conozcas cómo es tu cuero cabelludo para darle el cuidado que necesita.

GRASO
Se ve seboso y apelmazado. Lava cada tercer día con un champú astringente sin sal y agua fría para cerrar los poros del cuero cabelludo, y así disminuir la secreción sebácea.

SECO
Es áspero, apagado y frágil. Para volverlo a la vida, lávalo cada tercer día con un champú y acondicionador hidratantes; luego aplica tratamientos ricos en vitamina B y queratina.

NORMAL
Se ve brillante y con mucho volumen. Para mantenerlo sano, lávalo diario con un champú suave, rico en vitaminas o proteínas, y aplica acondicionador para desenredarlo.

Ten en cuenta que el sol directo reseca tu cabello o aclara su color. Después de meterte a la alberca o al mar, enjuaga tu cabello con agua dulce para eliminar el cloro o el salitre. 

¿Usas alguna mascarilla natural para nutrir tu cabello?

Mira cómo cuidar el cabello de tu bebé