Categorías
Padres e Hijos Ser Mamá

Inspírate en los ganadores del Oscar y asegura que tu hijo tenga éxito en la vida

Los ganadores del Oscar son una fuente de inspiración para guiar tu camino como mamá o papá y asegurar que tu hijo consiga el éxito en la profesión en la que quiera dedicarse en un futuro. El discurso de actores ganadores del Oscar, como Rami Malek, ganador del Oscar a Mejor Actor por “Bohemian Rhapsody”, Olivia Colman, ganadora del Oscar como Mejor Actriz por la película “La Favorita”, Lady Gaga ganadora del Oscar por Mejor Música Original con la canción “Shallow” de “Nace una estrella”, Spike Lee por Mejor Guión Adaptado por la cinta “Blackkklansman”, por mencionar a algunos, coincidieron en un punto muy relevante en su discurso al recibir el premio de la Academia: todos agradecieron la labor, el apoyo y el amor de sus papás, en especial de su mamá.

Esto es muy relevante en la educación de tu hijo y puedes retomarlo de forma positiva porque debes tener en mente que para que tu hijo consiga éxito en la vida, desde recién nacido necesita sentir que pertenece a una familia sólida, estable e incondicional, que siempre permanecerá a su lado (la mayoría de las actrices y actores nominados llevó a su mamá a la ceremonia de la entrega del Oscar como agradecimiento,  porque gracias a ella, ellos habían logrado llegar ahí).

La estrecha relación con mamá es vital, a través de la forma de tratarlo, le transmites quién es tu hijo desde recién nacido: darle pecho no tiene sólo una función nutritiva, sino también de contacto y comunicación. A través de este acercamiento profundo tu hijo construye su yo, su personalidad, la base de la autoestima. Cada vez que tu bebé reclama pecho, no es necesariamente porque tenga hambre, también puede ser porque se siente solo o asustado, o porque tiene ganas de estar contigo, su mamá.

La autoestima se basa en el convencimiento de que uno mismo puede resolver sus necesidades. Por eso debes respetar el ritmo y las demandas de tu bebé, ya que cuando comunica una necesidad y ésta queda satisfecha, tu hijo se siente poderoso, en cambio, si como mamá no le haces caso, lo obligas a adaptar tu ritmo, a comer o a dormir, entonces su confianza en sí mismo quedará mermada, pues no estará seguro de si sus sensaciones son reales. El resultado: con el tiempo se irá convirtiendo en un ser pasivo, inseguro e indeciso que espera a que le den lo que necesita en lugar de ir a buscarlo.

Aparte de las necesidades básicas de comida y abrigo los niños necesitan también cariño, apoyo y estructura. El amor debe ser incondicional. Bajo ningún motivo, aunque estés muy enojada le digas a tu hijo: “Te portaste muy mal, ya no te quiero”. La necesidad de cariño es igual o más importante que la de comida, por eso dale amor libremente.

5 tips para darle amor incondicional a tu hijo

* Favorece las decisiones e iniciativas positivas de tu hijo.

* Platica de forma calmada los comportamientos negativos (lo que no te gusta que haga).

* Enseña a tu hijo a negociar.

* Evita el “porque lo digo yo», porque no es una forma constructiva de contestar a tu hijo. Delimita sus acciones dentro de un marco seguro, positivo con libertad y sentido común.

* Enseña a tu hijo a reconocer sus errores.

Busca más tips avalados por expertos en el Especial “Amo a mi hijo” de la edición impresa del mes de Febrero de Padres e Hijos.