Categorías
Así Crece

Beneficios del skateboarding para tu hijo

Beneficios del skateboarding para tu hijo

Patinando tu hijo se divertirá, mejorará su salud y es un deporte que puede motivarlo a conseguir cada vez más logros.

El skateboarding ya es un juego olímpico

El 21 de junio se celebra el Go Skateboarding Day en todo el mundo con actividades para promover este deporte.

El Skateboarding hace su debut en los Juegos Olímpicos de Tokio que se llevarán a cabo en 2020.

En Japón estará la World Skate International Federation y podrán participar hombres y mujeres en dos categorías: parque o calle.

Los jueces tomarán en cuenta la dificultad de los trucos, la velocidad, la originalidad, la ejecución de los movimientos.

La edad mínima para participar en juegos olímpicos es 16 años

La historia

Este deporte inició en 1940 en la costa oeste de Estados Unidos. A partir de 1980 se popularizó tanto el uso de las patinetas que se volvió parte de una cultura entre los jóvenes.

Al skateboarding, o andar en patineta también se le conoce como surfear sobre asfalto, ya que en este deporte se requiere de que una persona se deslice sobre una tabla sobre ruedas.

Beneficios del skateboarding para tu hijo

Toma en cuenta que un niño menor de 8 años de edad aún debe desarrollar más habilidad motriz para controlar la patineta, así que lo ideal es que para que tu hijo ande en patineta, deba ya tener equilibrio en una bicicleta.

Andar en patineta es una actividad aeróbica que da muchos beneficios al cuerpo.

Para fortalecer más el cuerpo, tu hijo debe realizar abdominales y sentadillas.

Consejos de seguridad

El skateboardig representa un alto riesgo, sigan estos consejos de seguridad:

  1. Siempre supervisa a tu hijo mientras está practicando
  2. Elijan una tabla de buena calidad
  3. Revisen que todas las llantas y tornillo estén bien colocados
  4. No intenten realizar trucos extremos si van empezando
  5. Practiquen en parques designados para el skateboarding.
  6. Usa tenis que tengan suela antideslizante.
  7. Usar siempre equipo de protección: casco, rodilleras, espinilleras, guantes, hombreras, protección para los codos y fajas protectoras de cintura.

Antes de que empiece a patinar, asegúrate de que tu hijo haga ejercicios de calentamiento para que sus  articulaciones se lubriquen y se reduzca el riesgo de lesiones, puede trotar al menos 10 minutos y mover los brazos, cuello y pies.

Cuando termine su sesión de patinaje, dile que haga ejercicios de enfriamiento, para que al siguiente día no le duela el cuerpo.

Tu hijo debe hacer deporte al menos una hora al día, todos los días.

¿A tu hijo le llama la atención andar en patineta?

Mira cómo desarrollar más las habilidades de tu hijo

Cómo estimular la creatividad de mi hijo

Categorías
Padres e Hijos

Evita que tu hijo se lastime la espalda con la mochila ¡Te decimos cómo!

Resulta de lo más común que tus hijos deban llevar una verdadera losa a sus espaldas, al estilo de El Pípila, cuando van a la escuela.

Cuadernos, libros y otros artículos son requeridos por las escuelas y diariamente tus hijos deben cargar con ellos. El excesivo peso de sus mochilas puede provocar en los niños diversas lesiones en la espalda. A continuación te damos algunos consejos para evitarlas:

+Que los artículos que carguen no sobrepasen el15% del peso de tu hijo o hija.

+Consíguele una mochila que sea proporcional al tamaño de la espalda y del ancho de sus hombros.

+Revisa que las correas de su mochila sean anchas, acolchonadas y ajustables.

+Procura que cargue sus útiles con ambos tirantes; si solo utiliza uno habrá desbalance e inclinación de su cuerpo, lo que puede provocarle lesiones.

Especial

+Dile a tu ‘peque’ que camine con la espalda recta para evitar lesiones en su columna vertebral

+Los útiles deben ir de forma equilibrada en la mochila: las cosas grandes y pesadas tienen estar cerca de la espalda, por mencionar un ejemplo.

+Las mochilas con rueditas son muy prácticas, pero busca aquellas que tengan llantas grandes para mantener el equilibrio.

+ Los niños deben realizar ejercicio para fortalecer y mantener flexibles los brazos y abdomen; de esta manera se evitarán lesiones músculo-esqueléticas

+Divídele la carga y haz que lleve cosas en las manos

Los malestares más comunes de la sobrecarga son: dolor de cabeza, cuello, hombros y espalda; mala postura, fatiga, desbalance muscular y adormecimiento de brazos.

Categorías
Salud

Mira el mal que hacen los hisopos en oídos de niños

Aunque no se puede descartar al hisopo como una gran herramienta valiosa en la procuración de una limpieza efectiva en los oídos, pueden convertirse en todo lo contrario si se ocupan de manera inadecuada en los niños.

De acuerdo con estudio federal, en Estados Unidos ingresaron a emergencias alrededor de 263 mil niños por lesiones en el oído provocadas por hisopos de algodón entre los años 1999 y 2012.

Estas lesiones equivalen a que al menos 12,500 niños se lesionan al año, lo que también se traduce en 34 casos diariamente.

“Los dos conceptos erróneos más importantes que escucho como otorrinolaringólogo son que el canal auditivo se debe limpiar en casa y que se deben usar hisopos de algodón para limpiarlo: ambas ideas son incorrectas”, señaló el doctor Kris Jatana, autor del estudio del Departamento de Otorrinolaringología Pediátrica del Hospital Pediátrico Nacional en Columbus, Ohio.

Especial

Jatana explicó que la limpieza no es necesaria como se cree y mucho menos con el uso de hisopos, pues normalmente los canales auditivos se asean solos; utilizar algún utensilio para hacerlo podría provocar graves daños.

“Usar hisopos de algodón para limpiar el canal auditivo no solo empuja al cerumen más cerca del tímpano, sino que hay un riesgo significativo de provocar una lesión entre menor y grave en el oído”, explicó el especialista.

Los casos registrados de lesiones indican que el 73% ocurrió por limpiar los oídos con hisopos, mientras que el 10% se debió a jugar con ellos; el restante 9% fue porque los niños se cayeron cuando tenían los hisopos en los oídos. La gran mayoría de los lesionados tenían menos de ocho años de edad, de los cuales el 40% de los casos eran menores de tres años.

Algunas de las lesiones más comunes que pueden ocurrir al utilizar hisopos son: Tímpano perforado, lesión de tejido blando, sensación de cuerpo extraño. También se pueden sufrir mareos, tener problemas de equilibrio y pérdida auditiva irreversible.