Categorías
Ser Familia

La importancia de darle más libertad a tu hijo

La importancia de darle más libertad a tu hijo

Los rasguños, moretones, costras y demás eran comunes en nosotros y cada vez se ven menos en los niños, ¿por qué? La mayoría de las veces no los dejamos libres por temor.

La importancia de darle más libertad a tu hijo

Cuántas veces le dices a tu hijo: “No hagas eso porque te vas a caer”, “No toques aquello porque te puedes lastimar”, entre otras frases. Y ante cualquier conato de caída, estamos ahí para evitarles el golpe.

Y aunque como padres estamos orgullosos de que nuestros hijos no sean un catálogo de heridas, puede que ello no resulte tan benéfico para su desarrollo.

Mira cómo ayudar a tu hijo…

Cómo estimular la creatividad de mi hijo

La pedagoga italiana María Montessori animaba a los niños a correr bajo la lluvia y a meterse en los charcos, algo que por nada del mundo haríamos hoy en día, y por el contrario los vamos haciendo más “maduros” y nos enorgullecemos.

Estos cuidados excesivos no permiten que los niños desarrollen instintos básicos, como:

  • Correr ante el peligro
  • Controlarse ante situaciones de estrés
  • Estar alerta de su entorno
  • Disfrutar del mundo que les rodea
  • Aprender sobre las cosas que hay a su alrededor

No temas a alentar a tu hijo a correr, a trepar los árboles, jugar bajo la lluvia, etc. comparte con él estos momentos para que los guarde por siempre en su memoria.

Mira esto…

Beneficios de que tu hijo juegue bajo la lluvia

Categorías
Ser Mamá

Cómo ser más libre

Cómo ser más libre ante un mundo que te exige tanto

A veces, como mamá te preocupas de más y cargas con el peso de todo y de todos. Mira cómo sentirte más libre, relajada y feliz.

Cómo ser más libre

No te castigues

No te digas frases negativas como “soy tonta”, no te insultes ni lastimes ni preocupes de más por ese problema que tuviste.  Aprende del error, dale la vuelta y sigue.

Sonríe todos los días

Si haces las cosas con alegría, tendrás más energía. Si generas buena vibra, obtendrás lo mismo de regreso.

No critiques

Mejor acepta a las personas como son, hablar mal de otros habla de una debilidad.

Consiente a tu interior

Puedes practicar respiración o mindfulness, para recolectar tu vida y ponerla en equilibrio.

Cree en ti

Tú tienes la clave para lograr todo lo que quieres hacer, es cosa de que te pongas en acción y pienses en cómo sí.

Valora lo que tienes

Cada que te acuestes por la noche, da gracias por todo lo bueno que te pasó en el día.

Quiérete

Consiéntete, date un masaje, ponte una mascarilla, date tiempo para ti.

Sé flexible

Quizá no todo se dé como lo esperabas, pero ir aceptando los cambios de la vida es lo que te hará fluir.

Piensa positivo

Es fácil ahogarse en un vaso con agua, lo mejor es que tomes con cierta perspectiva cada situación y trates de sacarle el mejor jugo.

¿Qué situación te estresa?

Esto puede interesarte…

Ayuda a tu hijo a estudiar mejor

Categorías
Padres e Hijos

Qué hacer para que tu hijo disfrute el arte

Qué hacer para que tu hijo disfrute el arte, esto es posible si sigues estos sencillos consejos.

Visitar un museo debe resultar divertido para tu hijo, así ayudarás a que durante toda su vida, aprecie el arte.

Qué hacer para que tu hijo disfrute el arte

1. No lo vean como una obligación

Si la sola idea de visitar un museo hace que tu hijo se moleste o haga berrinche, no lo obligues, si lo haces sólo conseguirás quitarle el gusto por apreciar lo valioso de los cuadros y obras.

2. Crea buenas expectativas

Habla con tu hijo y explícale que irán a visitar a un museo, si es la primera vez que van, explícale qué podrá ver allí. Así fomentarás la curiosidad, crearás sorpresa y tu hijo tendrá ganas de descubrir ese nuevo lugar.

3. Vaya a una exposición llamativa para él

Debes partir de la edad de tu hijo y de sus intereses. Quizá para un niño menor de cinco años le sea difícil apreciar el arte prehispánico pero tal vez pueda divertirle una exposición llena de colores o cuadros de figuras que él entienda.

4. Ayúdalo a apreciar el arte

Si ves que un cuadro le llama más la atención que otros, pregúntale qué ve, pídele que te describa el cuadro, que te diga los colores, qué le gusta más…

5. Si tiene dudas, ayúdalo

Quizá no seas un experto en historia del arte pero puedes ayudarte con las referencias y museografía de las exposiciones para explicarle a tu hijo alguna de sus inquietudes.

6. Busca temas divertidos

Lo mejor para que tu hijo disfrute de la experiencia y quiera seguir visitando museos es que busques alguna exposición que sea especial para niños o que sea de algún tema de interés para tu hijo, como dinosaurios, animales, el chocolate, objetos, juguetes…

7. Mide el tiempo

Por lo general, los niños menores de 10 años se desesperan rápido, así que por más que quieras estar medio día apreciando la exposición, debes tener en mente que una hora es el tiempo ideal para que tu hijo esté contento.

8. Disfruten el arte en familia

Quizá después de su visita al museo y si tu hijo quedó con interés en algún tema, pintor u obra puedan ampliar la información yendo a una biblioteca o a otro museo que comparta un tema en especial.

9. Usa palabras sencillas

Si vas a hablarle a tu hijo de alguna corriente de arte, asegúrate de hacerlo en palabras sencillas que tu hijo pueda entender, sino, él dejará de ponerte atención o se quedará  muy confundido.

10. Déjenlo para otra ocasión

Hay ocasiones en las que por la importancia de la exposición, el museo puede estar muy lleno impidiendo que tu hijo aprecie bien las obras. Si es así, váyanse, ya será en otra ocasión que puedan visitar la exposición, busquen un día y un horario con menos afluencia de personas.

11. Un buen ejemplo

Quizá alguno de los cuadros que vean en la exposición sea de algún pintor o artista que empezó a hacer arte desde niño, y esta historia pueda inspirar a tu hijo.

12. Una gran experiencia

Cuando regresen a casa, reúne materiales con los que tu hijo pueda hacer su propia obra de arte, dale libertad de hacer lo que él quiera y después, pon su cuadro en un lugar especial de la casa.

Toma en cuenta que hay museos que están diseñados especialmente para los niños o que en ciertos días del mes ofrecen programas o actividades infantiles.

Créditos foto:

APARIENCIA DESNUDA:EL DESEO Y EL OBJETO EN LA OBRA DE MARCEL DUCHAMP YJEFF KOONS, AUN19.MAY.–29.SEP.2019APPEARANCE STRIPPED BARE:DESIRE AND THE OBJECT IN THE WORK OF MARCEL DUCHAMPAND JEFF KOONS, EVEN19.MAY.–29.SEP.2019

Vista de la exposición Apariencia desnuda: El deseo y el objeto en la obra de Marcel Duchamp y Jeff Koons, aun Museo Jumex, 2019. Foto:MoritzBernoully

Te puede interesar…

Los mejores museos para niños de la CDMX

Categorías
Padres e Hijos

Escuelas-bosque, ¿imaginas a tu hijo estudiando en medio de árboles y ríos?

Es una nueva tendencia en países como Dinamarca y Alemania que pretende armonizar la convivencia del ser humano con la naturaleza. Las escuelas-bosque son una propuesta pedagógica que traslada a los niños a un ambiente donde puede sentirse libre, experimentar más sensaciones y aprender de la mano de la naturaleza. 

Los beneficios demostrados de las escuelas-bosque

Según nota de Pijama Surf, existen actualmente por lo menos seis escuelas de este tipo en Cataluña, España. Los estudiantes suelen tener de 3 a 6 años y se utilizan elementos naturales como piedras, semillas y animales para enseñar cosas que van desde «las matemáticas hasta lenguaje o psicomotricidad, sin pupitre alguno». Los beneficios que se han encontrado:

  1. Más contacto con la naturaleza y menos uso  de la tecnología o la mediatización.
  2. Incrementa la confianza y la resiliencia de los niños.
  3. Los niños se vuelven conscientes de su entorno. Empiezan a saber los nombres de las plantas, a entender el comportamiento de ciertos animales y, posiblemente, incluso de ciertos fenómenos naturales.
  4. Contrarresta el ensimismamiento que suele ser parte de una sociedad individualista o de una crianza «sobreprotectora».
  5. Fomenta que los niños exploren el mundo.

¿Qué opinas de estas escuelas, te gustaría que tu niño pudiese asistir a una de ellas? 

Mira estas ideas para ayudar a tu hijo para desconectar con la tecnología.

FOTO GETTY IMAGES

Categorías
Embarazo

Tengo muchos antojos, ¿y ahora qué?

Estás embarazada, todo el tiempo tienes ganas de comer dulces o snacks salados… Si viene a tu mente «tengo muchos antojos, ¿y ahora qué? Sigue leyendo.

¿Qué son los antojos?

No se sabe con certeza por qué durante el embarazo el 90 % de las mujeres experimentan deseos de comer algunos alimentos especiales.

Para saber más

El aspecto nutricional dice que una mujer embarazada requiere un alimento específico porque el bebé requiere algún nutriente. Entonces, los antojos son una manifestación de una deficiencia que el cuerpo debe cubrir. Por ejemplo, si tienes antojo de un alimento dulce, es porque tu cuerpo requiere energía.

Mito: se dice que si no cumples con tus antojos, tu hijo nacerá con una mancha, no lo creas.

El aspecto emocional menciona que es la forma en la que una mujer embarazada expresa sus necesidades afectivas ante su familia y pareja.

La ciencia dice que los antojos se deben a alteraciones fisiológicas que se sufren por el alboroto hormonal. También por eso, puedes estar más sensible del sentido del olfato o en el gusto.

¿Por qué muero por un dulce o un pan?

Los dulces y los carbohidratos son los antojos más populares. La razón es por que el bebé necesita glucosa para crecer y la insulina es la hormona que mejor estimula este crecimiento.

Alimentos salados

Los alimentos salados se relacionan con el aumento en el volumen de sangre, que requiere más sodio para mantener un adecuado balance de fluidos.

Cubos de hielo o bebidas heladas

El hielo funciona como anestésico del vómito, humedece la saliva y permite tragarla con mayor facilidad. También se cree que el gusto por el hielo es un signo de anemia por deficiencia de hierro.

¿Los antojos representan riesgos?

No hay motivo para no darte un antojo, siempre y cuando lo hagas con moderación.

No creas que estar embarazada es tener la libertad de comer todo lo que se antoje porque podrías sufrir de:

Sobrepeso

Deficiencias en la nutrición

Problemas dentales

Diabetes gestacional

¿Son demasiados tus antojos?

Si no puedes controlar tus antojos y sientes que se apoderan de ti…

1) Consulta a tu medico.

2) Trata de distraerte.

3) Haz ejercicio, si tu doctor lo recomienda.

4) Teje algo para tu bebé.

5) Leer artículos y libros interesantes sobre el embarazo y tu bebé.

Trucos para calmar antojos dulces

Si tienes antojo de helado, congela yogur en moldecitos, será un postre dulce y te dará calcio.

Prefiere fruta seca, pan con un poco de mermelada, jugo de fruta o una galleta integral.

Come semillas como nueces, pistaches o cacahuates.

Consume pequeñas porciones de antojos de vez en cuando.

No confundas tus necesidades emocionales con la necesidad de comer.

Antojos exóticos

Si tienes antojos exóticos, como comer tierra húmeda, gis, pegamento… Evítalos al máximo, significa que tienes una deficiencia de ciertos minerales, díselo a tu doctor de inmediato.

Mi pareja también tiene antojos

El papá desde su inconsciente, se compromete tanto contigo en el embarazo que también empieza a presentar antojos.

¿Por qué ya no me gusta algo que me encantaba?

Si antes disfrutabas de ciertos alimentos y ahora, embarazada no los toleras o te dan asco, naúseas, sientes el estómago revuelto o dolor de cabeza es debido a las hormonas que cambian el pH en los sentidos del gusto y el olfato, lo cual provoca que los sabores y olores se perciban de manera diferente. Si detectas olores y sabores que te provocan malestares, evítalos al máximo, cuando nazca tu bebé, todo volverá a la normalidad.

A medida que tu embarazo avance, tus antojos disminuirán después del tercer mes, pero si no pasa, no te preocupes, consiéntete de vez en cuando.

¿Cuál ha sido tu mayor antojo?