Categorías
Ser Mamá

5 consejos para despedirte de tu hijo sin que llore

Si siempre que ya vas a salir de casa para ir a trabajar tu hijo comienza un gran berrinche, estos consejos son para ti. ¡Adiós lágrimas! Mira cómo despedirte de tu hijo sin que llore.

Es muy común que las mamás se sientan culpables cuando tienen que regresar al trabajo y tienen que separarse de sus hijos. Sin embargo, recuerda que ser una mujer profesionista no está peleado con tu papel de mamá, el que vayas a trabajar no significa que estés abandonando a tu hijo y mucho menos que esto provoque un daño emocional gravísimo e irreparable en él.

Al contrario, tienes la oportunidad de enseñar a tus hijos e hijas que eres una mujer que puede ser exitosa en lo laboral y ser la mejor mamá del mundo, ¡al mismo tiempo!

Si tu hijos está llevando mal tu ausencia, la solución no radica en que dejes de trabajar. Habla con él y explícale los motivos por los cuales vas a trabajar; habla con el corazón y verás como él te entenderá.

Cómo decir adiós sin que tu hijo llore

1. Un día antes prepara junto a tu hijo la cena, el lunch, revisa sus tareas, etc. El objetivo es que te hagas presente en su día a día.

2. Siempre sonríe cuando te vayas, evita las caras tristes y de preocupación. No hay por qué hacerlo, vas a trabajar y en la tarde regresarás contenta a casa. ¡Olvídate de la idea del abandono!

3. Cuando te despidas, dale un beso grande y dile que «disfrute su día», «qué la pase genial» en lugar de hacer un «drama» y decirle que los vas a extrañar o que la vida es injusta porque te vas.

4. No prolongues la despedida; entrar y salir sólo empeorará la situación. Si dices adiós, te marchas. Si tu hijo se queda muy mal, justo antes de irte prométele que llamarás en cuando llegues al trabajo (o antes de meterte en el coche) para comprobar que ya está jugando (y lo haces, claro).

5. Usa la tecnología a tu favor; llama para saber como va todo, mándale un mensaje donde le digas cuánto lo quieres, haz un video chistoso de tu trabajo, comparte con ellos tus logros, etc.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también: 

4 técnicas para serenarte y poder ayudar a tu hijo en berrinche

Categorías
Nutrición

7 tips para conservar la leche materna

Si ya tienes que volver a trabajar luego de tu licencia por maternidad y quieres seguir dando a tu bebé leche materna, es muy importante que sepas qué cuidados debes tener para conservarla. 

Si decidiste amamantar a tu bebé ¡muchas felicidades! Es un buen regalo que puedes darle, ya que tu leche contiene todos los nutrientes indispensables para que crezca y se mantenga sano y le trae mucho beneficios a tu hijo, como estos:

12 beneficios de la leche materna para tu bebé

Por lo mismo, de seguro quieres que tu bebé se beneficie tomando tu leche por el mayor tiempo posible. Sin embargo, ¿ya es hora de volver al trabajo? En este caso, tener un extractor de leche te podría ser muy útil. Sin embargo, debes saber cuáles son las claves para almacenar tu leche para que se mantenga fresca y no pierda sus nutrientes.

Para conservar la leche materna

1.Utiliza recipientes de vidrio o de plástico resistente que estén bien limpios y esterilizados.

2. También puedes utilizar bolsas especialmente creadas para guardar la leche materna.

3. Guarda la leche en pequeñas cantidades que coincidan con lo que toma tu pequeño. Esto debido a que cada vez que tu bebito toma leche del biberón, su saliva se mezcla con la leche. Por ello, debes evitar darle la leche que sobra de la toma anterior.

4. Escribe la fecha y la hora en la que te extrajiste la leche en cada recipiente con una etiqueta y un marcador no tóxico. Si tu bebé está en el hospital o en una guardería, marca cada bolsa con el nombre de tu tesoro.

5. Puedes combinar leche que te extraes en distintos días. Si haces esto, escribe la fecha del primer día que lo realizaste.

6. Si vas a usar la leche en un lapso de 8 días, puedes guardarla en el refrigerador.

7. Puedes agregar leche fresca a la que ya está refrigerada.

Con estos sencillos consejos, no tendrás de qué preocuparte si no puedes alimentar a tu pequeño personalmente, ya que a pesar de tu ausencia, recibirá los nutrientes necesarios para su sanos desarrollo. ¡Buena suerte!

Te invitamos a mirara nuestro video acerca de la lactancia: 

FOTO GETTY IMAGES

Categorías
Lactancia

¿Cómo iniciar la lactancia?

Lo ideal es amamantar al bebé en su primera hora de vida, pero si no te es posible, puedes iniciar la lactancia más tarde. Te decimos cómo disfrutar de esta etapa tan especial desde el nacimiento de tu bebé.

 ¿Cómo empezar la lactancia?

1. Conviene iniciar la lactancia a solas o en compañía de una persona cercana que te haga sentir cómoda, o bien con el apoyo de un experto en lactancia.

2. No tengas prisa. Algunos bebés se enganchan rápidamente, pero otros necesitan su tiempo. A veces es bueno disfrutar del contacto con tu hijo, él se va acercando al pezón olfateando y chupando, guiado por su instinto.

3. Ponte cómoda, ya sea acostada en la cama o sentada, con la espalda bien apoyada y el pie un poco elevado sobre un taburete bajo. Puedes dejar al bebé al pecho todo el tiempo que quiera. Cuanto más succione, más estimulará la producción de leche. Las primeras tomas son a veces un poco difíciles, pero luego, en general, los bebés acaban por soltar el pecho cuando no quieren más.

4. Ofrécele el pecho cada vez que esté despierto, activo o emita sonidos. No esperes a que llore, es un signo tardío de hambre y de que tiene poca glucosa en el cerebro.

5. Durante la noche,puedes amamantar acostada; resulta muy cómodo. A veces, al producirse una descarga hormonal de prolactina, a la madre la invade un sueño irresistible, necesario para su descanso y recuperación, y se queda dormida. No pasa nada. No es malo compartir la cama con el bebé siguiendo unas mínimas normas de seguridad.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también: 

Lactancia y bebé prematuro, todo lo que necesitas saber