Categorías
Ser Mamá

¡Ponle un alto a las críticas a tu forma de ser mamá!

Siempre habrá quien te va a criticar, por eso, lo mejor es no tomártela personal. Recuerda que cada persona habla desde su experiencia, por lo que en realidad la crítica es una mera “opinión”. Para mantenerte en paz frente a estas críticas a tu forma de ser mamá, te sugerimos hacer los siguiente.

¡Alto a las críticas!

  1. No reacciones de modo impulsivo; no te defiendas, no te justifiques, no agredas, no grites; escucha la opinión, saca lo que te pueda aportar y con lo demás, haz oídos sordos.
  2. Da respuestas asertivas, para poner límites: “lo voy a tener en cuenta, muchas gracias por tu comentario u opinión».
  3. Ignora los comentarios insolentes o que no te suman ni como persona ni como mamá. Una actitud positiva es aprender de quienes nos rodean, porque siempre hay algo nuevo que podemos conocer, pero si la crítica no es constructiva, nada hay ahí para tu crecimiento.
  4. Ríete de ti misma: si te dicen: “tu hijo es el único que no ha aprendido las tablas de multiplicar, no le haces repetirlas, ¿verdad?; tú puedes responder: “es que ni yo misma me las sé, ¡que cosa verdad!”. Esta técnica hasta sorprenderá a quien te critica porque se dará cuenta que no logró su cometido: lastimarte, controlarte o simplemente incomodarte.
  5. Cancela las críticas con acciones. Por ejemplo, si te dicen que eres una mamá muy olvidadiza porque se te pasan las juntas, o las fechas de entrega de las tareas de tu hijo, haz un análisis de lo que te están criticando: ¿esto que me dicen es verdad? Si tu respuesta es «No», ignora; ¿es sí?… pon manos a la obra para cambiar; hacerlo te ayudará a crecer como mamá y persona.
  6. Aprende a cancelar todo lo que te haga menos. No le des importancia a quien no te valora o te quiere herir. Pon en su lugar a cada persona, es decir, al criticón solo le corresponde un lugar en tu vida: fuera de ella.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer:

Famosas que han sido señaladas como «malas madres»

Categorías
Ser Pareja

“Si no hago esto, mi esposo se va a ir», ¿cómo quitarte este miedo?

Detrás de esta frase se esconde un miedo al abandono y una carencia de afecto. Esta es una  explicación del porqué en una relación de pareja puedes creer o sentir que si no eres bonita, esbelta, inteligente…»tu esposo se va a ir». Mira cómo ponerle fin a este pensamiento que puede lastimarte. 

El miedo al abandono es un sentimiento que nace desde la infancia, tal vez porque alguno de los padres o ambos no estuvieron, o porque no se recibió la atención y el amor que todo niño necesita. Entonces, de adultos, se manifiesta el temor permanente de perder el afecto de aquellos que están cerca.

¿Cómo superar este miedo?

  1. Reemplaza este miedo por emociones positivas; cuando lo sientas, no lo evites ni te reclames, piensa en otra cosa que te haga sentir mejor.
  2. Acepta que nadie puede controlar la vida de otra persona, si tu esposo se va a ir, lo hará sin importar tu condición física, emocional, intelectual, económica…
  3. Aprende a confiar en ti misma y ver tus virtudes; la primera en querer estar contigo eres tú misma. Si estás segura de ti, podrás decir: “bueno, él está conmigo porque tengo mucho de valioso; si decide que ya no quiere estar conmigo, lo extrañaré pero saldré adelante sin él”.
  4. Mira tu miedo al abandono de frente, lo sientes y no es malo. Sólo necesitas reconocerlo y observar los momentos en que se activa para que no te traiga problemas del tipo: ceder a la manipulación, estar en relaciones tóxicas, aceptar la violencia… sólo a cambio de afecto y de que no te abandonen.
  5. Evita pensar en lo peor que te puede pasar, o lo peor de los demás o de ti misma. Esto atrae a tu vida negatividad. Enfócate en tus fortalezas y en todo lo positivo que puedes crear para tu vida y la de tu hijo.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer: 

Esto es lo que una mamá soltera hace para salir adelante

Categorías
Ser Mamá

Esto es lo que una mamá soltera hace para salir adelante

¿Estás pasando por una separación, tu pareja no hizo responsable de su hijo, decidiste tener a tu bebé sola? Tú tienes la capacidad para salir adelante por ti misma. Trabaja en estas características que los psicólogos han hallado en quienes han demostrado poseer un carácter resilente.

La resilencia es la habilidad que algunas personas poseen para resurgir de la adversidad, adaptarse, recuperarse y tener una vida productiva. Mira cómo las mamás solteras desarrollan esta habilidad. De hecho, quienes son resilentes, transforman la tragedia en crecimiento en progreso y salen fortalecidos de la experiencia.

¿Cómo salir adelante siendo una mamá soltera?

  1. Trabaja en tu creatividad e ingenio para solucionar cada uno de los conflictos que se te presenten.
  2. Busca ayuda cuando no puedas sola.
  3. Sostén la convicción de que eres capaz de salir adelante y manejar tus emeociones para adaptarte a cualquier situación que se te presente.
  4. Crea tu red de apoyo, con amigas, compañeras del trabajo, tu jefa, tu mamá… mírate como parte de un grupo social que estará ahí para cuando tú lo necesistes.
  5. Trabaja en tu espiritualidad, con tu ser interior, que es quien te dará la fortaleza interna para sostenerte, seguir, superar lo que hoy te vulnera y, sobre todo, ser la mamá que tu hijo se merece: fuerte, tenaz y decidida.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer:

Ventajas para tu hijo de ser una mamá sin pareja

Categorías
Ser Mamá

5 cosas que te están impidiendo disfrutar el ser mamá

Estás cada día de tu vida con culpa por dejar a tu hijo con sus abuelos o por llegar tarde a casa; estás en tu oficina y en la mente tienes todos los pendientes de la escuela de tu niño o las recomendaciones que su maestra te dijo para que avance en su desempeño; quizá piensas que nadie te puede ayudar porque “si no lo haces tú no saldrá bien”… Lo mejor en este caso es que te preguntes si realmente disfrutas el ser mamá.

Revisa estos nueve puntos que tal vez te están impidiendo gozar de tu maternidad, de tu hijo y de tu familia al máximo. Ponlos en análisis, ve si te checan y pon manos a la obra: ¡hay que cambiarlos!

¿Disfrutas el ser mamá?

Eres muy autocrítica.

Sueles fijarte en todos tus defectos como mamá. Te exiges y te esfuerzas tanto que cuando no cumples lo que te propusiste o esperabas te deprimes. Lo mismo ocurre cuando tu hijo no cumple con las expectativas escolares, pues eso te hace sentir que es por tu culpa. Nada es perfecto, justo esta es la idea que debes comenzar a trabajar.

Sueles autoabandonarte.

¿Cuándo fue la última vez que dijiste “amorcito, aquí está tu hijo, me voy a pasear”. Estás tan al pendiente todo el tiempo de tu hijo que te olvidas de tus necesidades. Las necesidades de tu niño son primordiales, pero nada pasa si al menos una vez al mes te permites olvidarte que eres mamá. Di “no puedo”. Para lograrlo necesitas trabajar mucho tu angustia por la opinión ajena, la crítica de los demás, o de si te dan o no su reconocimiento.

Te autosaboteas.

Tiendes a mirar lo que tienen los demás y perder de vista todo con lo que tú cuentas. De hecho, piensas que los otros son mejores que tú: tu amiga es mejor mamá, tu vecina es mejor mamá, ellas tienen hijos bien portados… En tu cabeza tal parece que solo habita la carencia. Necesitas empezar a llenarte de lo bello que ya tienes en la vida: tu hijo, único e irrepetible.

Te aíslas.

En tu afán de ser la mamá perfecta y que todo lo puede, puedes estar alejando a los demás de tu mundo, pues además te sientes poco valorado y ayudada. Pero si no les dices cómo te sientes y, sobre todo, que necesitas de su ayuda, ellos nunca sabrán que te hacen falta. Expresa lo que necesitas.

Autodevaluación.

Al final, tanto cansancio te lleva a cometer errores en todos tus entornos y a no rendir lo necesario. Tu gran temor se hace realidad. Y entonces, te descalificas más y eso te deprime más. No te permitas llegar a este punto. Aprende a conocerte y date el respiro que necesites cuando te haga falta, para parar y descansar.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer:

Mamá burnout, ¿quién es ella y por qué ha llegado a tal condición?

 

Categorías
Ser Mamá

Bebé on demand, un programa sobre el sueño de ser mamá

Bebé on demand, un programa sobre el sueño de ser mamá, habla de diferentes métodos para concebir.

La periodista y escritora argentina Luciana Mantero viajó a México, Argentina y Colombia para reunir distintas opiniones y testimonios, a favor y en contra, sobre los métodos de asistencia reproductiva en un programa especial llamado “Bebé on demand”.

Bebé on demand

El programa hablará sobre el avance de la tecnología par ayudar a la concepción, podrás ver historias de personas cuyo deseo por ser papás es muy grande, quienes buscan varias alternativas y sus opciones para superar escenarios complejos.

A veces el ser papá o mamá implica un camino lleno de obstáculos.

¿Qué tipo de historias verás?

La periodista retrata la realidad de las nuevas familias y el mundo de la reproducción asistida.

Podrás ver cómo funciona el método ROPA (Recepción de Ovocitos de la Pareja)

El proceso de vientre subrogado

La fertilización in vitro

El ser mamá soltera por elección

La historia de una mujer de 40 años que después de once intentos, finalmente logró embarazarse de mellizos

Para algunas mujeres, ser mamá es un gran sueño y varias deben de pasar muchos obstáculos para lograrlo.

¿Cómo fue tu historia para convertirte en mamá?

¿Tienes mala memoria en el embarazo? Mira por qué

Foto: Getty Images