Categorías
Ser Mamá

5 consejos para despedirte de tu hijo sin que llore

Si siempre que ya vas a salir de casa para ir a trabajar tu hijo comienza un gran berrinche, estos consejos son para ti. ¡Adiós lágrimas! Mira cómo despedirte de tu hijo sin que llore.

Es muy común que las mamás se sientan culpables cuando tienen que regresar al trabajo y tienen que separarse de sus hijos. Sin embargo, recuerda que ser una mujer profesionista no está peleado con tu papel de mamá, el que vayas a trabajar no significa que estés abandonando a tu hijo y mucho menos que esto provoque un daño emocional gravísimo e irreparable en él.

Al contrario, tienes la oportunidad de enseñar a tus hijos e hijas que eres una mujer que puede ser exitosa en lo laboral y ser la mejor mamá del mundo, ¡al mismo tiempo!

Si tu hijos está llevando mal tu ausencia, la solución no radica en que dejes de trabajar. Habla con él y explícale los motivos por los cuales vas a trabajar; habla con el corazón y verás como él te entenderá.

Cómo decir adiós sin que tu hijo llore

1. Un día antes prepara junto a tu hijo la cena, el lunch, revisa sus tareas, etc. El objetivo es que te hagas presente en su día a día.

2. Siempre sonríe cuando te vayas, evita las caras tristes y de preocupación. No hay por qué hacerlo, vas a trabajar y en la tarde regresarás contenta a casa. ¡Olvídate de la idea del abandono!

3. Cuando te despidas, dale un beso grande y dile que «disfrute su día», «qué la pase genial» en lugar de hacer un «drama» y decirle que los vas a extrañar o que la vida es injusta porque te vas.

4. No prolongues la despedida; entrar y salir sólo empeorará la situación. Si dices adiós, te marchas. Si tu hijo se queda muy mal, justo antes de irte prométele que llamarás en cuando llegues al trabajo (o antes de meterte en el coche) para comprobar que ya está jugando (y lo haces, claro).

5. Usa la tecnología a tu favor; llama para saber como va todo, mándale un mensaje donde le digas cuánto lo quieres, haz un video chistoso de tu trabajo, comparte con ellos tus logros, etc.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también: 

4 técnicas para serenarte y poder ayudar a tu hijo en berrinche

Categorías
Nutrición

7 tips para conservar la leche materna

Si ya tienes que volver a trabajar luego de tu licencia por maternidad y quieres seguir dando a tu bebé leche materna, es muy importante que sepas qué cuidados debes tener para conservarla. 

Si decidiste amamantar a tu bebé ¡muchas felicidades! Es un buen regalo que puedes darle, ya que tu leche contiene todos los nutrientes indispensables para que crezca y se mantenga sano y le trae mucho beneficios a tu hijo, como estos:

12 beneficios de la leche materna para tu bebé

Por lo mismo, de seguro quieres que tu bebé se beneficie tomando tu leche por el mayor tiempo posible. Sin embargo, ¿ya es hora de volver al trabajo? En este caso, tener un extractor de leche te podría ser muy útil. Sin embargo, debes saber cuáles son las claves para almacenar tu leche para que se mantenga fresca y no pierda sus nutrientes.

Para conservar la leche materna

1.Utiliza recipientes de vidrio o de plástico resistente que estén bien limpios y esterilizados.

2. También puedes utilizar bolsas especialmente creadas para guardar la leche materna.

3. Guarda la leche en pequeñas cantidades que coincidan con lo que toma tu pequeño. Esto debido a que cada vez que tu bebito toma leche del biberón, su saliva se mezcla con la leche. Por ello, debes evitar darle la leche que sobra de la toma anterior.

4. Escribe la fecha y la hora en la que te extrajiste la leche en cada recipiente con una etiqueta y un marcador no tóxico. Si tu bebé está en el hospital o en una guardería, marca cada bolsa con el nombre de tu tesoro.

5. Puedes combinar leche que te extraes en distintos días. Si haces esto, escribe la fecha del primer día que lo realizaste.

6. Si vas a usar la leche en un lapso de 8 días, puedes guardarla en el refrigerador.

7. Puedes agregar leche fresca a la que ya está refrigerada.

Con estos sencillos consejos, no tendrás de qué preocuparte si no puedes alimentar a tu pequeño personalmente, ya que a pesar de tu ausencia, recibirá los nutrientes necesarios para su sanos desarrollo. ¡Buena suerte!

Te invitamos a mirara nuestro video acerca de la lactancia: 

FOTO GETTY IMAGES

Categorías
Ser Mamá

Tips para organizar tu maternidad y tu trabajo

Tips para organizar tu maternidad y tu trabajo

Por Rodrigo González y Mayra Martínez

Tú puedes conciliar tu maternidad y tu trabajo; solo necesitas organizar tus actividades y tu tiempo. Te compartimos estos tips.

Cuida los horarios de sueño de tu hijo…

Dormir bien hace a tu hijo un mejor estudiante

Tomar la decisión de ser mamá o profesionista no debe ser excluyente, debido a que ambas actividades pueden combinarse a la perfección, sólo es cuestión de que lleves una correcta organización de tus actividades, señaló la psicóloga Luz María Huerta, de la Clínica de Asistencia a Pacientes de la Sociedad Psicoanalítica de México (SPM).

Tips para organizar tu maternidad y tu trabajo

  1. Lleva una agenda con todas tus actividades.
  2. Date un espacio para disfrutarte a ti misma. Lee un libro, ve una película, arréglate para verte bonita, haz ejercicio, entre otras.
  3. No descuides la relación de pareja. Lleva una buena comunicación y divídanse las labores del hogar.
  4. Ve a tus amigas. Los terapeutas indican que pasar tiempo con las personas que nos hacen sentir bien, ayuda a elevar el buen humor.
  5. Dedica horarios específicos para tu profesión, tus hijos y las labores domésticas. Evita combinarlas.

Luz María Huerta señala que las únicas desventajas a las que se enfrenta una mamá profesionista son el estrés, la ansiedad y el desgaste energético, por la cantidad de cosas que se deben hacer para desempeñar correctamente las actividades en el trabajo y con la familia.

Beneficios de que mamá trabaje

No obstante, existen muchos beneficios que se obtienen al ser una mamá profesionista, la especialista cita las siguientes:

  • Existen grandes satisfacciones a nivel personal y laboral
  • Otorgas una mejor educación a tus hijos
  • Ayudas a cubrir las necesidades básicas y más de tus hijos
  • Obtienes grandes reconocimientos a nivel personal y profesional
  • Mejoras tu autoestima y la de tus hijos

La psicóloga Luz María Huerta recomienda que tengas un plan y organización en tus actividades, y evites sentimientos como frustración, depresión, ansiedad e incluso insatisfacción en la vida.

Si decides ser una mamá profesionista tendrás muchas alegrías y te sentirás muy orgullosa de todo lo que haces. 

¿Eres mamá y trabajas?

Foto: Getty Images

¿Te sientes agotada?

5 cosas que te están impidiendo disfrutar el ser mamá

Categorías
Ser Mamá

Tips para trabajar como mamá freelance

Tips para trabajar como mamá freelance, ¡genera ingresos y sigue con tu desarrollo profesional!

¿Sientes que tus días duran 36 horas? ¿Que te desdoblas en dos personas? ¿Cuántas veces llamas a casa para preguntar por tu hijo mientras trabajas frente a la computadora? Aquí algunas soluciones al gran dilema hijo-trabajo.

Mamá trabajadora

Como mamá, tienes derecho a combinar tu profesión con tu familia e hijo sin remordimiento de conciencia, aunque sabemos que la maternidad es complicada para las mujeres que trabajan fuera del hogar. ¿Por qué? Porque debes cumplir laboralmente al ritmo de siempre; por otro, ser mamá, con todo lo que conlleva: más tareas domésticas, más acuerdos que hacer con la pareja, organización del cuidado del bebé…

¿Sientes culpa por trabajar?

Trabajar quizá puede generar en ti un sentimiento de culpa y te lleve a pensar que, pese a todos tus intentos, no atiendes a tu hijo como deberías.

Estudios revelan que los niños no se ven perjudicados por la ausencia diaria de mamá siempre y cuando sus cuidadores primarios le den estabilidad y amor, pero no te preocupes, no hay diferencias en el desarrollo intelectual, social y emocional entre los hijos de mujeres trabajadoras y no trabajadoras.

Ten en mente que trabajar en una oficina quizá te sea complicado, porque debes considerar:

* El tiempo y forma de traslado de tu casa al trabajo

* Seguir las reglas de la oficina y jefes

* Cumplir con los horarios

* Pedir días de vacaciones o permisos si tu hijo se enferma o para cumplir con actividades escolares

HOME OFFICE

Si te es posible, plantea a tu jefe hacer el trabajo desde casa o alternar con la oficina según las tareas a hacer. Claro, no es lo mismo trabajar en un ambiente laboral que crearlo en tu propio hogar; tendrás que encontrar espacios dónde concentrarte, pero poder cuidar a tu hijo lo compensa.

De empleada a mamá empresaria

Decide formar tu propia empresa. ¿En qué área eres buena? ¿Cuál es tu especialidad? Con un teléfono y una computadora puedes organizarte bien desde casa mientras te ocupas de tu hijo.

Es bueno que tengas en mente que…

• Tu pareja también debe compartir las responsabilidades (citas con médicos, reuniones en la escuela…).

• Renuncia al perfeccionismo y asume que es muy agotador ser una supermujer: mamá, esposa y trabajadora perfecta en todo, relájate.

• Evita pensar en el tiempo que no le dedicas a tu hijo, sino en el que lo puedes atender: fines de semana, hora del baño, paseo en el coche…

• No intentes superar el sentimiento de culpa consintiendo en exceso o comprando al niño todo lo que se le antoje.

• Infórmate en tu trabajo de todo acerca de los permisos, como por enfermedad del niño.

Tips para trabajar como mamá freelance

5 de cada 10 mujeres freelance tienen formación universitaria en áreas como: redacción, marketing, programación, diseño y soporte administrativo.

Trabajar como freelance es una opción para:

  • Integrar la maternidad con tu desarrollo profesional
  • Tener más control de tu tiempo
  • Pasar más tiempo con tu familia
  • Generar ingresos
  • Crear comunidad con otras mamás trabajadoras
  • Aprender a organizarte más

Equilibrar la maternidad con el trabajo puede ser complicado, pero lo que cuenta es que sigas cumpliendo tus sueños y tu hijo vea que eres una persona feliz, ese será un buen ejemplo para él.

¿Trabajas como freelance?

Te puede interesar…

5 consejos para tener una buena comunicación con tu hijo

Categorías
Salud

Tips para cuidar la alimentación de tu hijo en este regreso a clases

Volvemos a la rutina y es un muy buen momento para comenzar nuevos hábitos con opciones saludables; te damos estos tips para cuidar la alimentación de tu hijo en este regreso a clases. 

Como papás, una de nuestras prioridades es cuidar la nutrición del niño desde la primera infancia, pues esto juega un papel fundamental en su predisposición a desarrollar enfermedades cuando crezcan. Vigilar su alimentación mientras están en casa puede resultar sencillo, pero cuando es época de volver a la escuela la situación se complica un poco.

Si este tema del lunch te preocupa… ¡relax!; aprender cómo brindar a tu hijo la mejor alimentación es más fácil de lo que crees. La Dra. Maya Adams, profesora de Stanford, desarrolló un curso ideal para este tipo de casos llamado «Cocina y Nutrición para los más chicos»en Coursera,  donde aprenderemos cuál es la dieta ideal para los niños y cómo preparar platillos sencillos y deliciosos.

A continuación, te compartimos algunos de sus tips para que logremos que el lunch sea su momento preferido del día:

El secreto está en cuidar las porciones.

No tienes que negarle a tu hijo un dulce o botana, como Maya Adams dice: «si practicas la moderación ningún alimento está prohibido, solamente necesitas crear un buen equilibrio entre carbohidratos, proteínas y grasas.

Aprende a elegir los mejores productos.

Lo mejor es que aprendas a leer las etiquetas, ya que esto te ayudará a identificar más rápido los productos saludables. Además, recuerda que entre menos alimentos con etiquetas consumas es mejor, porque esto significa que estás dando a tu familia productos frescos.

Recuerda que la familia es un equipo.

Ellos son tus mejores aliados para preparar un lunch rápido y saludable, para lograrlo incluye a tu pequeño en la preparación de sus comidas con cosas sencillas como armar un sándwich o lavar la fruta. Lo más importante es que siempre promuevas un espacio divertido y relajado alrededor de los alimentos, por lo que, aunque estés contra el tiempo, permítete disfrutar del momento en un ambiente entretenido y de unión.

La clave está en la planeación.

A veces puede resultar complicado porque con los niños lo que hoy les gustaba mañana ya no, y viceversa, pero un poco de organización nunca viene mal. Trata de enseñarle a tus hijos que hay un orden para la semana, dándoles siempre un espacio para disfrutar de algún antojo durante el día o el fin de semana.

La comida es más que sólo comida.

No es secreto que en ocasiones ellos solamente quieren comer rápido para ir a jugar, por lo que debes esforzate en inculcar a tu hijo que comer es un momento para cuidar de su cuerpo, ayudarlo a crecer y adquirir la energía que necesita para continuar con sus momentos favoritos del día.

Por Berenice Villatoro