Categorías
Salud

No te imaginas los beneficios de masajear tus pies antes de dormir

Los buenos hábitos son duros de conseguir, pero este que te vamos a contar vale mucho la pena: masajear tus pies todas las noches antes de dormir. ¿Por qué? Descúbrelo. 

Tus pies tienen al menos 15 mil terminaciones nerviosas que se conectan con el resto de tu cuerpo. Si las estimulas correctamente, experimentarás muchos beneficios en tu salud.

Beneficios de masajear tus pies

  • Ayuda a eliminar el estrés y facilita la relajación física y mental.
  • Previene los dolores de cabeza y migrañas.
  • Estimula la circulación sanguínea.
  • Potencia el sistema inmunológico.
  • Equilibra y restituye los niveles de energía.
  • Ayuda a la eliminación de toxinas.
  • Tiene efectos de terapia preventiva.
  • Alivia los dolores
  • Estimula la creatividad, eleva el nivel de vitalidad y mejora el humor.

A esta técnica de estimular las terminaciones nerviosas en los pies se le conoce como reflexología, la cual justamente ubica puntos clave en tus pies que se conectan con las demás partes de tu cuerpo; al hacer esto puedes combatir ciertos padecimientos y favoreces a tu circulación sanguínea.

Algunos médicos especialistas recomiendan el uso de la reflexología para tratar ciertos males como el dolor de articulaciones, indigestión, migrañas, combate el estrés o evita el acné.

Además, tratar bien a tus pies disminuirá el riesgo de tener calambres y te inyectará de energía. ¿Qué te parece, lo harás todas noches?

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también: 

5 beneficios de mantener tus piernas arriba

 

Categorías
Ser Bebé

Mi bebé está estreñido, ¿qué hago?

Lo primero es identificar si tiene un verdadero caso de estreñimiento o un pseudoestreñimiento (disquecia infantil). Te cuento lo que necesitas hacer para averiguar si tu bebé está estreñido y cómo ayudarlo.  

¿Qué hacer si tu bebé está estreñido?

La disquecia infantil es una dificultad del bebé para relajar el esfínter anal al mismo tiempo que puja, por lo que tiene 10 minutos o más de pujo con esfuerzo, llanto intenso, se pone rojo e irritable y cuando evacúa, las heces son blandas o incluso líquidas.

En el estreñimiento las heces son de consistencia sólida y seca, además la frecuencia de las evacuaciones va disminuyendo al pasar de los días y puede o no estar acompañada de rastros de sangre.

Las causas más comunes varían con la edad y son entre otras: alimentación con fórmula, deshidratación, inicio de la alimentación complementaria, exceso de productos lácteos y astringentes o bajo consumo de fibra. En todo caso, un cambio de la dieta puede ser más que suficiente para aliviar el problema de base.

Aunque, mucho ojo, no olvides que hasta los seis meses, tu bebé solo debe ser alimentado con leche materna o en su defecto fórmula infantil. No es recomendable el uso de jugos, infusiones o agua en ellos. Un bebé de lactancia materna difícilmente estará estreñido por la fácil digestión de la misma. Si usas fórmula es posible que sea necesario cambiar de línea, pide a tu pediatra te ayude a encontrar la más adecuada para tu bebé.

Si tu bebé ya inicio alimentación complementaria, disminuye los alimentos como plátano, manzana, arroz y ofrece más durazno, ciruela, verduras o avena. Y no olvides que tu bebé también necesita agua, ten un vaso a la mano para que pueda tomarlo de manera frecuente.

Pero mientras el cambio de alimentación comienza a surtir efecto o si tu bebé aún se encuentra con lactancia exclusiva, puedes realizar algunas estrategias que ayuden a tu  bebé a mejorar la función intestinal, entre ellas:

  1. Masajes: hazle masajes en el abdomen iniciando del ombligo, yendo hacia afuera y haciendo una espiral con movimientos circulares hacia la derecha.
  2. Ejercicios: con tu bebé acostado boca arriba, lleva las piernas hacia el cuerpo , de modo que las rodillas queden flexionadas en contacto con el abdomen (como si hiciera cuclillas) y posteriormente, realiza movimientos alternados de las piernas en un movimiento de pedaleo de bicicleta.
  3. Ayúdalo a relajar el esfínter: el uso de supositorios de glicerina es común, pero, es más recomendable hacer un estímulo externo; este consiste en colocar al bebé boca arriba con las piernas hacia la cabeza (como cuando cambiamos el pañal) y frotar muy suavemente la circunferencia del esfínter anal, para que este se relaje y facilite la evacuación. Puedes realizarlo con aceite vegetal para que no haya fricción. Esta medida también es útil en el caso de disquecia.

Por Geraldine Loredo Fuentes, médico General, doula, educadora perinatal y de lactancia maternal.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

¿Papás primerizos? Estas son las molestias típicas de los recién nacidos

 

Categorías
Ser Familia

¿Cómo ayudar a quien sufre de dolor crónico?

El 85% de quienes padecen dolor crónico manifiestan tristeza, ansiedad y angustia. Estos síntomas dañan su calidad de vida, su autoestima y sus relaciones familiares. Necesitan de ayuda, empatía, comprensión y mucho amor. Si tu pareja, tu papá, mamá o tu mismo hijo está pasando por una situación así, ayúdalo con estos consejos.

Ayudar a quien sufre de dolor crónico

  1. Sigue fielmente las pautas y consejos del médico.
  2. Pide información a especialistas sobre su dolor, por qué le duele y qué lo mantiene. Sí, vuélvete una experta en el tema.
  3. Ayuda a tu familiar a olvidarse un poco del tema, con paciencia y sin reproches o regaños. Escúchalo, pero evita centrar las conversaciones en el dolor.
  4. Fomenta actividades diarias, sociales y de ocio con tu familiar, aunque le cueste, o se niegue: dile que te acompañe, que necesitas su presencia, que es algo que deseas hacer con él…
  5. Si su médico lo permite, hagan una rutina física juntos: caminar por la tarde, una actividad física de bajo impacto, vayan al parque… es un gran “antídoto” contra el dolor.
  6. Ayúdalo a reducir las emociones negativas (tristeza, ansiedad, rabia, frustración, etc.); le permitirá disminuir su percepción del dolor. Se vale enseñarle a trabajar estas emociones. 
  7. Aprende técnicas de relajación para contrarrestar la tensión que el dolor provoca.
  8. Sí, adapta tu vida: piensa en todo lo que puedes hacer para ser solidario con tu familiar, hacerlo sentir acompañado y amado, que es algo que necesita.
  9. Sí, también necesitarás aprender a identificar su posible manipulación; es importante entenderlo porque el sentirse frustrado e insatisfecho es normal en su condición, pero eso no significa que tú debas «sacrificarte».
  10. Si no puedes tú sola, busca ayuda de expertos, médicos, enfermeros, psicólogos.

Fuente: Área Humana, investigación en psicología.

Te ayudará leer también:

7 remedios contra la tristeza

12 consejos para ser feliz

FOTOS GETTY IMAGES

Categorías
Embarazo

5 cursos que te ayudarán a prepararte para recibir a tu bebé

Hay algunos cursos que a ti y a tu pareja les convendría tomar para vivir este momento del mejor modo: informados, conscientes de lo que ocurrirá y preparados con algunas técnicas para recibir a tu bebé que les facilitarán el proceso.

Asegúrense de tomarlos con profesionistas y en centros bien establecidos y avalados por alguna asociación o institución.

Curso prenatal.

Permite a los padres estar más informados sobre los procesos fisiológicos del cuerpo durante el embarazo y parto, incluso reducir el miedo que puede generarles el nacimiento de su bebé. Además, los especialistas les aclaran las miles de dudas que seguramente tienen y les enseñan técnicas para sobrellevar más tranquilos el momento del parto.

Yoga para embarazadas.

Ideal para que mamá trabaje la conciencia corporal y el respeto a sus emociones para sentirse más conectada consigo misma y con su bebé. Mientras no haya contraindicación médica, se puede iniciar a partir del tercer mes de gestación (semana 14).

Acomodando al bebé.

Este taller consiste en la enseñanza de técnicas de posicionamiento del bebé para evitar cesáreas innecesarias. Desde el inicio del embarazo, estas técnicas y posturas ayudan a que mamá identifique sola en qué posición está su bebé, asimismo, mejoran la flexibilidad de los tejidos, lo cual prepara el cuerpo para el trabajo de parto.

Técnicas de porteo.

Es una de las experiencias más placenteras que existen para ambos padres. Les enseñan cuáles son las reglas de seguridad y los diferentes tipos de porteo para que encuentren el que les conviene. Conocen más del fular, rebozo o mascada flexible, rígido, o de la bandolera, del mei tai, etcétera.

Lactancia.

A pesar de ser algo muy natural, hay veces que la lactancia puede complicarse en un inicio y vale mucho conocer desde ahora todo lo que tiene que ver con ella. Una doula te podrá ayudar mucho en este tema, enseñándote las técnicas correctas para dar el pecho.

FOTO GETTY IMAGES