Categorías
Ser Pareja

Nunca compartas esto con tu pareja, ¡ni por error!

La confianza entre las parejas es un elemento que no puede faltar para que todo resulte bien hasta que dure la relación, sin embargo, hay algunos detalles que es mejor no compartas con tu pareja, ya que la mayoría de los hombres suele sentirse atormentados con cierto tipo de información.

¿Qué es mejor no compartir con tu pareja?

Detalles sobre tus relaciones pasadas

El peor error que las mujeres cometen es hablar a detalle sobre sus relaciones pasadas. Y es que todos tenemos pasados, tenemos personas que quisimos y que nos quisieron, pero la realidad es que es tema del pasado y recordarlos podría provocar celos y un sentimiento de competencia de tu actual pareja por ser mejor que tu ex ante tus ojos.

Lo que todavía sientes por tu ex

Si consideras que todavía tienes sentimientos importantes hacia tu ex, compártelo con tu pareja, no se merece estar en segundo plano, de hecho, convendría en tal caso que primero superaras esa relación para poder estar emocionalmente disponible para un nuevo amor.

Pero, si de repente extrañas a tu ex, no compartas tal información. Los sentimientos complicados hacia las exparejas son completamente normales, pero muy personales.

Tu atracción hacia otros hombres

Es normal que de repente sientas atracción por algún hombre que te resulte interesante, al final del día eres humana, pero a menos de que sientas algo más allá y seas correspondida, háblalo con tu pareja, si no podrías incomodarlo al decirle cada cinco minutos que te gustó otro caballero.

Defectos mínimos de tu pareja

Todas las personas en el mundo tenemos defectos, es por eso que no tenemos derecho a juzgar a nuestra pareja y menos porque se trata de alguien con quien compartimos todo en la vida; el hacérselos notar a cada momento podría generar falta de seguridad y baja autoestima.

Historial de tu vida sexual

Algunas personas no tienen ningún problema en compartir este tipo de cosas. Pero otros no quieren conocer el historial sexual del otro. Aunque sí deberías compartirle los detalles de tu salud sexual, los pequeños momentos sexys podrían causar problemas. Tu pareja no quiere escuchar sobre todas tus aventuras sexuales, especialmente si fueron muy buenas.

¿Qué le puedo confiar a mi pareja? 

Pasatiempos favoritos, quienes son tus mejores amigos, deseos sexuales, miedos, gustos personales e información con la que te puede complementar y ayudar.

Por Fernando Martínez

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también: 

¿Cómo dañan las mentiras a una relación de pareja?

Categorías
Ser Pareja

¿Cómo dañan las mentiras a una relación de pareja?

¿Cómo dañan las mentiras a una relación de pareja?

Por Josselin Melara y Mayra Martínez

Las mentiras en una relación de pareja dañan ¡y mucho! Grande o pequeña, blanca o negra, provocan un daño que muchas veces resulta irreversible. Y es que destruyen una de las bases más importantes de toda relación: la confianza.

¿Cómo dañan las mentiras a una relación de pareja?

Mentir no sólo significa ocultar o tergiversar la realidad: también es burlarse de una persona, creyendo que esta es lo suficientemente ingenua como para creer lo que le decimos, y por lo cual, de una manera falsa, nos creemos superiores y con derecho de engañar a alguien que confía en nosotros y usar la manipulación. Visto así, ¡es más grave de lo que parece!

Mira cómo fortalecer a tu hijo…

Potencia su autoestima desde pequeño

Tipos de mentiras

Es cierto que hay de mentiras a mentiras. Pero, si lo reflexionamos, todo tipo de mentira es dañina con el paso del tiempo. Por ejemplo, las mentiras “blancas”, van destruyendo poco a poco nuestra imagen y la confianza que nos tienen los demás. Es como una bola de nieve que va colina abajo: va creciendo hasta hacerse un problema realmente grande.

En la pareja, las mentiras blancas tal vez no sean tan graves en un principio, pero van afectando los lazos afectivos si estas son recurrentes: “no te llamé porque me quedé dormida”; “me siento mal como para ir a verte” u otras mentiras blancas van construyendo una imagen que nuestra pareja va asociando con el desinterés que tenemos hacia ella.

Las mentiras grandes o negras pueden destruir nuestra relación en el momento de ser descubiertas. Estas normalmente van acompañadas de infidelidad, desequilibrios emocionales, celopatías, etc. Con ellas, se destruye por completo la confianza, la cual es muy difícil de volver a recuperar.

Mentirle a la pareja es lo mismo que no procurar su paz o tranquilidad. Y tampoco estamos procurando la nuestra, pues siempre estaremos buscando los medios de encubrir nuestro engaño, y esto resulta muy cansado. Y la mentira tiene la naturaleza de descubrirse a sí misma: la verdad, tarde o temprano, sale a la luz.

¿Tu relación se ha enfriado?

7 razones por las que se pierde el interés por la pareja

Cómo vencer el hábito de mentir

  1. Para vencer el hábito de mentir, o dejar atrás una mentira que no nos permite vivir tranquilos, es importante tener la voluntad de dejar de hacerlo, sin importar qué tan grande o pequeña es nuestra mentira.
  2. Si la mentira hacia nuestra pareja es debido a una infidelidad, lo mejor es ser sincero, para dejar atrás todo aquello por lo que le estamos ocultando la verdad. Al mentir, no sólo estamos engañando a una persona, sino a nosotros mismos, porque estamos recreando una realidad que no existe.
  3. Piensa que tampoco te gustaría que te hicieran lo mismo. Ponte en los zapatos de la otra persona.¿Descubriste a tu pareja en una mantira? ¡Enfréntalo! ¿Realmente cres que vale la pena vivir así?

Recuerda que no hay mejor relación de pareja que aquella que está construida con confianza, paz y amor. Construye algo así para ti, para ustedes. Lo merecen.

¿Sientes que tu pareja te miente?

Foto: Getty Images

¿Estás pasando por esta crisis?

Así debes de explicarle a tu hijo tu separación de pareja

 

Categorías
Ser Mamá

Luis Miguel, La Serie, 10 cosas que podrás ver de «El sol»

Luis Miguel, La Serie, 10 cosas que podrás ver de «El sol»

Hoy se estrena Luis Miguel, La Serie por Las Estrellas a las 21:30 horas, si no has podido verla, esta es una buena oportunidad para ver la vida íntima de «El sol» .

¿Te suena conocido?

Miniguía contra mentiras de mamá y papá

Luis Miguel, La Serie, 10 cosas que podrás ver de «El sol» 

¿Quién no recuerda a ese LuisMi bronceado, con sexy sonrisa y disfrutando de su casa en Acapulco? Canciones clásicas como «La Incondicional», «La chica del bikini azul», «Ahora te puedes marchar»… son iconos de toda una generación.

Hijo del cantautor español, Luisito Rey y de la actriz italiana Marcela Basteri, a los 11 años comenzó su carrera musical y tiene 22 álbumes de estudio. Con más de 36 años de carrera artística, una estrella en el paseo de la fama en Hollywoood y seis premios Grammy, estrenó su única serie oficial y autorizada. 

La serie

  1. Escrita por Daniel Krauze y dirigida por Humberto Hinojosa, «Luis Miguel, La Serie» tiene como protagonistas a: Diego Boneta, Óscar Jaenada, Camila Sodi, Juan Pablo Zurita, Paulina Dávila,Camila Sodi…
  2. Mejor conocido por su participación en exitosas producciones mexicanas y de Hollywood incluyendo Rock of Ages y Scream Queens, Diego Boneta protagoniza la serie como Luis Miguel.
  3. Oscar Jaenada, interpreta al papá de Luis Miguel, Luis Rey, es un galardonado actor español ganador del premio Goya que ha estelarizado exitosas películas como The Shadow, Snatched y próximamente Chaos Walking al lado de Tom Holland, actor que interpreta al superhéroe Spider-Man.
  4. Paulina Dávila, ha trabajado en películas y producciones televisivas, le da vida al primer amor de Luis Miguel.
  5. Camila Sodi, es actriz y cantante quien ha participado en numerosas películas, será una importante novia de Luis Miguel.
  6. Juan Pablo Zurita, uno de los influencers más populares de América Latina, será Alex, hermano de Luis Miguel.
  7. La serie también contará con el actor argentino César Bordón como Hugo López; la actriz mexicana Vanessa Bauche, como la directora de prensa Rosy Esquivel y el actor Andrés Almeida como el contador Armando Serna.

Esto puede hacerle daño a tu hijo…

Lo que siente un niño cuando sus papás le dicen mentiras

Lo que debes saber de la serie…

  • Es la versión oficialmente autorizada y basada en la vida de Luis Miguel.
  • Fue grabada en la Ciudad de México. 
  • Verás como Micky (como lo llaman sus familiares) encuentra un gran apoyo y seguridad al lado de su mamá Marcela(Anna Favella) y su hermano menor Alex (Juan Pablo “JuanPa” Zurita).
  • Sabrás que a los 11 años, con un talento natural como cantante, su papá, Luis Rey (Oscar Jaenada) desarrolló una campaña obsesiva para convertir a su hijo mayor en una superestrella, contrario al fracasado sueño de su propio éxito.
  • Conocerás las tragedias personales de las que nunca ha hablado, como la misteriosa desaparición de su mamá y el doloroso rompimiento con Luis Rey, su papá y manager, de quien Luis Miguel descubre detalles siniestros.
  • Hablarán de los sacrificios que tuvo que hacer para alcanzar el éxito.
  • Verás un recorrido desde su infancia a través de los años 80 y su gran éxito como artista en la década de los 90, mientras disfrutas de tus canciones favoritas.
  • Conocerás al hombre detrás de la estrella y cómo se convirtió en icono pop.
  • Verás de primera mano cómo la fama y la fortuna pueden cambiar a una familia.

¿Eres fan de LuisMi? Mira sus amores, excesos, conquistas y su mayor pasión: la música.

¿Te gusta la música de Luis Miguel?

Foto: cortesía Netflix

 ¿Puede ser tu caso?

¿Por qué decimos mentiras a los niños?

 

 

Categorías
Padres e Hijos

La razón por la que tu hijo está aferrado a su juguete

La razón por la que tu hijo está aferrado a su juguete

Por Judith Celis, psicoanalista y psicoterapeuta en padresestrella.com

Si te preguntas por qué tu hijo se niega a soltar un juguete en específico, la respuesta es… está aprendiendo a sobrevivir en el mundo por sí mismo. Es muy común que los niños pequeños se chupen los dedos, se aferren a un oso, un muñeco de peluche o repitan una melodía de manera constante.

Como papás, estas situaciones nos llaman la atención: a veces nos dan gracia y otras nos irritan. Sin embargo, estos objetos o fenómenos son relevantes en su desarrollo emocional.

La razón por la que tu hijo está aferrado a su juguete

Los recién nacidos requieren, para sobrevivir, que mamá o alguien esté cerca para satisfacer todas sus necesidades, tanto físicas como emocionales. En un primer momento no cuentan con una mente que les permita tolerar la espera, solo a partir de repetidas experiencias amorosas y asertivas en la satisfacción de sus necesidades lo asimilan.

Tal repetición ocasiona que el bebé empiece a generar dentro de él la ilusión de que siempre será igual… pero esto no dura mucho. Conforme pasan los meses, mamá empieza a frustrar —de manera inconsciente, natural y paulatina— al pequeño, comenzando el proceso de la desilusión: ahora ella no acude de inmediato a atenderlo y el bebé aprende, poco a poco, a tolerar más la espera y el displacer sabiendo, por experiencia, que la frustración es temporal y él tiene la capacidad de sobrevivir a ella.

Esta ilusión-desilusión es necesaria para el inicio de toda relación entre el niño y el mundo exterior, pero en el ínter, esa almohada que no deja, la frazadita que chupa o el peluche sin el que no puede conciliar el sueño son parte del mundo ajeno a él mismo con el cual está aprendiendo a relacionarse.

Este primer objeto simboliza de cierto modo a su mamá, quien ha dejado de estar al 100 con él para ayudarlo a sobrevivir. Es por eso que mientras su mente acepta esta desilusión, muchas veces su objeto favorito cobra aun más importancia.

Tu relación con su objeto favorito

Él lo elige, nadie puede imponérselo, ni tú misma.

Déjalo ponerlo a prueba: es normal que se enoje y trate de romperlo u olvidarlo, lo aviente desde grandes alturas y hasta intente cortarlo, ¡o triturarlo!

Observa cómo tu pequeño se siente salvaguardado por este objeto: el chupón hace que el niño se sienta satisfecho en cuanto a la alimentación, tal vez la cobijita cubra sus necesidades de contacto y la melodía de una canción de cuna lo haga sentir seguro y acompañado al intentar dormir en medio de la oscuridad.

Tu niño está al tanto de cada cambio que sufre su objeto: si lo vas a lavar o reparar debes avisarle para que sepa que no lo tendrá por un rato.

No intentes quitárselo: es mejor que no haya duelo por este objeto, debe de ir quedando paulatinamente en el olvido. Así supera esta “zona transicional” de manera satisfactoria y funcional.

¿Y si no tiene un objeto favorito?

Tal vez para este momento ya coincidimos en que el objeto y/o los fenómenos transicionales van más allá de un mero capricho de los niños: son tan importantes que ya no habrá un objeto como tal en sus vidas; solo gracias a ellos acceden al juego, la creatividad, el arte, aprendizaje, espiritualidad y cultura.

Cuando por alguna razón se complica el uso cotidiano y libre de estos objetos o fenómenos, se obstruye el desarrollo emocional; hay intolerancia a la separación, manifestándose en adicción, tendencia a las mentiras, búsqueda de satisfacción inmediata y dificultad para estar a solas.

Es importante que respetes este objeto, lo cuides mucho y le des el lugar especial que amerita en el desarrollo mental de tu hijo.

¿Tu hijo tiene un juguete inseparable?

Foto: Getty Images

¿Ya la viste con tu hijo?

Cómo Toy Story 4 empodera a tu hijo o hija

Categorías
Padres e Hijos

Miniguía contra mentiras de mamá y papá

¿Has tenido que decirle pequeñas mentiras blancas a tu hijo y luego, te has sentido mal contigo misma? La mayoría de los padres lo han hecho:

«regreso cuando termine tu caricatura (para que te puedas ir al trabajo),
tu papá se fue de vacaciones (cuando tú y él se enojaron), o Charly se fue
con sus amigos de fiesta (cuando su perrito ya murió)».

Pero esta reacción es normal porque todos los padres desean el bien para sus hijos, que no lloren ni sientan dolor. Sin embargo, quizá no sea una creencia tan benéfica porque tu hijo puede sentirse confundido al descubrir la verdad.

Por ello, los psicólogos recomiendan decir la verdad a los niños, siempre pensando en su edad y que esto es mejor que enseñarle a decir mentiras. Además, porque al final, decirle mentiras solo causa angustias, guardan tras de sí un secreto y siempre debes estar recordando lo que dijiste para no delatarte. Es algo cansado, ¿no?

Pero, ¿cómo hablarle con la verdad?

  • Sin darles detalles; lo puedes confundir entre tanta información.
  • Aclarando su duda concreta; así comprende mejor la respuesta.
  • Filtrando la información que consideras entenderá de acuerdo a su edad.
  • Preguntándote “qué tengo que decirle y si eso le va a aportar algo o lo va a afectar”.
  • Siguiendo tu intuición acerca de qué es lo mejor para tu hijo.
  • Infomándote del tema que quieras abordar con él.

Y, si ya le mentiste, qué puedes hacer

Primeros auxilios para casos mentirosos: Para esas ocasiones en las que se te salga una mentirita inconsciente, recurre a este consejo:

Aunque la consigna es no mentir, eres humano y puedes equivocarte. Tampoco se trata de sobreexigirte; nunca serás un padre o madre perfecto. Aprovecha este “desliz” para enseñar a tu peque que está bien equivocarse, aunque hay que reconocerlo, ofrecer disculpas y corregir.

  1. Escoge un momento tranquilo, normal, cotidiano; verá que no pasa nada, que equivocarse es válido, algo natural.
  2. Debes explicarle tu error en un tono muy casual, nunca solemne, porque lo interpretaría como algo grave.
  3. Usa una fórmula como esta: “amor, te acuerdas que el otro día te dije que… yo quiero decirte que a veces los adultos nos equivocamos… lo dije sin pensar. Me gustaría aclararte que eso fue una mentira, pero la verdad es que…. Lo siento.