Categorías
Padres e Hijos

¿Cuáles son las mejores razas de perros para convivir con niños?

Si te gustan los perros y estás pensando en tener una mascota para la familia. ¡Sigue leyendo! Estas son las mejores razas de perros para convivir con niños.

Los perros son los mejores amigos del hombre y pueden ser los mejores compañeros para los niños. Pero definitivamente, hay razas que son mejor opción que otras. Además, es importante considerar que hay razas que son mejores como protectores, otros para jugar con ellos y otras que son perfectas por su paciencia con los pequeños.

Las mejores razas de perros para convivir con niños

Los expertos recomiendan además, que los cuando menos sea el niño, más grande debe ser el perro. Y para ellos, estos son las mejores opciones de perros mascotas para una familia con niños:

Pastor alemán

Su serenidad, inteligencia y facilidad de adiestramiento hacen de él una extraordinaria niñera para los más pequeños.

Pit bull

A pesar de su terrible fama, el pit bull terrier es un magnífico perro niñera. Su aspecto tosco y peligroso oculta un gran corazón y una infinita paciencia con los niños.

Golden Retriever

Es un perro muy dulce con los más pequeños, está considerado como una niñera ideal para los niños, y una mascota excelente para toda la familia. Su inteligencia, afabilidad, templanza y cuidado con los más pequeños es única.

Gran Danés

Es un perro muy protector, gentil y bonachón con los niños, pero que mantiene a raya solo con su poderosa presencia a cualquier individuo que pretenda molestar a los niños.

Bóxer

El el eterno cachorro, ya que le encanta jugar. Es divertido, cariñoso, bonachón, pero es también muy buen protector.

Collie

Tiene una gran paciencia, pero debido a su pelo largo, es mejor para niños ya conscientes de los cuidados y que midan sus juegos. Es un excelente guardián.

Beagle

Es un perro ideal para niños hiperactivos, ya que tiene gran energía Es un perro muy fácil de adiestrar, con lo cual el niño con el que comparta juegos y enseñarle todos los trucos que se le ocurran.

Labrador

Es el perfecto compañero de fatigas de tu hijo o bien preadolescente. Se trata de una de las razas más inteligentes del mundo canino. Es muy fuerte y activo, a la vez que delicado con los niños.

Te invitamos a leer:

Beneficios de que tu hijo tenga un perro, ¡desde bebé!

GETTY IMAGES

Categorías
Padres e Hijos

9 cosas que debes hacer para evitar que un perro muerda a tu hijo

Son muchos casos de niños que son atacados por uno o varios perros y que, incluso, llegan a la muerte. Por eso, lo mejor es enseñar a tu hijo estas «reglas de convivencia» para evitar que un perro lo muerda. 

Para evitar que un perro lo muerda

  1. Dile a tu hijo que nunca debe quitarle su comida al perro, menos arrebatársela del hocico.
  2. Tampoco debe abrazar al perro, uno de los motivos principales para que un perro muerda al niño es que éstos suelen mostrar su afecto al animal de este modo porque así lo hace con sus padres, pero en el lenguaje canino esto no es así.
  3. Impídele acercarse a perros desconocidos.
  4. Cuando los niños ven perritos, suelen correr hacia ellos a acariciarlos y abrazarlos, un tanto despavoridos, pero a los perros esto los estresa; si un perro se siente agobiado, puede asustarse o enfadarse. Evitalo.
  5. Muéstrale cómo actuar frente a un perro alterado en la calle o que no conozca: debe moverse lentamente cuando pase cerca de él, nunca correr  y si el perro lo persigue, debe quedarse inmóvil y alejarse muy lentamente.
  6.  Si va a dar a su perro algo de comer con su mano, debe hacerlo con los dedos y el pulgar juntos, porque así es más difícil que el perro no se confunda respecto de qué es la comida (es decir, que la comida no son los dedos).
  7. Déjale claro que no puede confiarse de ningún perro, aunque lo vea herido en la calle o sea el propio; el animalito puede estar enfadado, hambriento o asustado y reaccionar agresivo.
  8. Asegúrate de que tu hijo aprenda los signos de aviso de que un perro puede morder, como que gruña, retroceda o arrugue la nariz.
  9. Ayuda a tu hijo a entender qué cosas pueden asustar o enfadar a un perro, como acorralarlo o molestarlo cuando duerme. O estas otras: mirarlo fijamente, abalanzarse sobre el perro, jalarle la cola o las orejas, gritarle, abrazarlo y meterle los dedos en sus orejas u hocico.

Lo más importante, nunca dejes a tu hijo sin vigilancia, solo, con un perro o en un lugar donde sepas que hay perros, por más que sepas io te digan que no son agresivos. 

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer:

¿Le regalo un perrito a mi hijo?