Categorías
Embarazo

5 cursos que te ayudarán a prepararte para recibir a tu bebé

Hay algunos cursos que a ti y a tu pareja les convendría tomar para vivir este momento del mejor modo: informados, conscientes de lo que ocurrirá y preparados con algunas técnicas para recibir a tu bebé que les facilitarán el proceso.

Asegúrense de tomarlos con profesionistas y en centros bien establecidos y avalados por alguna asociación o institución.

Curso prenatal.

Permite a los padres estar más informados sobre los procesos fisiológicos del cuerpo durante el embarazo y parto, incluso reducir el miedo que puede generarles el nacimiento de su bebé. Además, los especialistas les aclaran las miles de dudas que seguramente tienen y les enseñan técnicas para sobrellevar más tranquilos el momento del parto.

Yoga para embarazadas.

Ideal para que mamá trabaje la conciencia corporal y el respeto a sus emociones para sentirse más conectada consigo misma y con su bebé. Mientras no haya contraindicación médica, se puede iniciar a partir del tercer mes de gestación (semana 14).

Acomodando al bebé.

Este taller consiste en la enseñanza de técnicas de posicionamiento del bebé para evitar cesáreas innecesarias. Desde el inicio del embarazo, estas técnicas y posturas ayudan a que mamá identifique sola en qué posición está su bebé, asimismo, mejoran la flexibilidad de los tejidos, lo cual prepara el cuerpo para el trabajo de parto.

Técnicas de porteo.

Es una de las experiencias más placenteras que existen para ambos padres. Les enseñan cuáles son las reglas de seguridad y los diferentes tipos de porteo para que encuentren el que les conviene. Conocen más del fular, rebozo o mascada flexible, rígido, o de la bandolera, del mei tai, etcétera.

Lactancia.

A pesar de ser algo muy natural, hay veces que la lactancia puede complicarse en un inicio y vale mucho conocer desde ahora todo lo que tiene que ver con ella. Una doula te podrá ayudar mucho en este tema, enseñándote las técnicas correctas para dar el pecho.

FOTO GETTY IMAGES

Categorías
Embarazo

¿Ya tienes a tu doula? Es vital para vivir un parto menos doloroso

Será tu inseperable guía, amiga y motivadora en el embarazo; vital para que aprendas cómo tener un parto menos doloroso, también durante la lactancia;   experiencias únicas que pueden vivirse de mejor manera con apoyo emocional, físico y educativo de una persona capacitada: tu doula.

Doula significa “mujer que está al servicio”. Su propósito es ayudar a las parejas a tener una experiencia de la parentalidad segura, memorable y empoderada.

¿Para que tener una doula?

1. Resuelve las dudas y capacita a los futuros papás.

No proporciona ningún tipo de atención médica. Sin embargo, está bien preparada en muchos aspectos médicos. Ayuda a obtener una mejor comprensión de los procedimientos y las posibles complicaciones en el embarazo, en el nacimiento o durante la lactancia.

2. Facilita a la madre experimentar un parto positivo y seguro.

Le proporciona comodidad con técnicas para el alivio del dolor: de respiración, relajación, masajes y posiciones en trabajo de parto; la alienta y ayuda a cumplir deseos específicos que podría tener para el nacimiento de su bebé.

3. Ayuda a reducir el estrés y la ansiedad durante el parto.

Gracias a los masajes se estimula la producción de oxitocina natural. La glándula pituitaria secreta oxitocina natural al corriente sanguíneo (que causa contracciones uterinas) y el cerebro (que resulta en sentimientos de bienestar y somnolencia, junto con un umbral de dolor más alto).

4. Enseña al papá a sostener emocionalmente a su pareja antes, durante y después del parto.

Lo alienta a utilizar técnicas de confort e interviene cuando él requiere un descanso o disfrutar la experiencia sin la presión de tener que recordar todo lo que aprendió en la clase de parto.

5. Para una madre en cesárea, es un apoyo constante y estímulo.

La doula estará atenta a ella en todo momento, haciéndole saber lo que está pasando durante el procedimiento.

6. Acompaña a la mujer durante la lactancia.

Preparándola y orientándola ante cualquier duda o complicación.